EGIPTO 3

El Valle de los Reyes y el Templo de Hatshepsut

 

Hatshepsut panoramico

 

TRASLADO AL VALLE

 

Lo primero que llama la atención en esta visita (que particularmente realicé partiendo de la embarcación con la que surcábamos el río Nilo) es la moderna, ancha y bien asfaltada carretera que atraviesa el desierto en dirección al legendario Valle, lo que aporta mayores dosis de comodidad pero va claramente en detrimento del romanticismo de la experiencia.

Ello se hace especialmente patente cuando se pasa bajo la casa en la que se alojó, durante largos años, el arqueólogo inglés Howard Carter, descubridor de la fastuosa tumba de Tutankhamon.

 

Casa de Howard Carter

 

Resulta imposible no recordar tanta referencia literaria (incluyendo las satíricas notas de Arthur Phillips en “El egiptólogo” pero también muchos otros referentes de mayor seriedad) cuando se avista la curiosa construcción que dio cobijo a Carter.

Contemplando la casa del arqueólogo, erigida sobre un polvoriento cerro, desde el moderno autobús que se desplaza sobre una calzada recién alquitranada, debe recurrirse a un notable ejercicio de imaginación para ubicar al británico a lomos de su burro desplazándose sobre las arenas, un día sí y al otro también, hacia el lugar donde consumía su vida a la espera de la gloria que le esperaba.

Llegados al lugar en que ha de abandonarse el autobús (no importa a qué hora lleguéis, nunca seréis los primeros), os veréis arrastrados por las masas de ansiosos turistas que cruzan los tornos y se lanzan hacia los pequeños trenes que nos conducirán desde las taquillas hasta la zona del valle en que se hayan las tumbas.

Debo destacar el hecho de que los conductores de dichos trenes parecen todos ellos sin excepción pilotos frustrados de Fórmula 1, por lo que os aconsejo que os agarréis bien a los asideros laterales si no queréis volver a casa con algún hueso de menos.

Valga el consejo especialmente para quienes viajen en el último vagón del convoy pues no es infrecuente ver el “efecto tijera” que tanto conocen y temen los conductores de trailers y vehículos articulados en general.

 

LAS TUMBAS

 

Después de superar, con mejor o peor talante, la pésima noticia de la prohibición de tomar fotos en las tumbas del Valle, hay que tomar de inmediato una decisión.

En 2010 el número total de tumbas encontradas en el lugar ascendía a 62 pero, aparte de que no todas son visitables, la entrada da derecho a visitar únicamente tres de ellas, por lo que es interesante recabar la opinión del guía para que nos ofrezca diferentes opciones. Las someras descripciones que nos hará sobre las tumbas más significativas deberían bastar para decidir entre ellas.

Por ejemplo, es frecuente el consejo de descartar la tumba de Tutankhamon pues, al parecer, no resulta especialmente llamativa. Sin embargo, hay quien la ha visitado y comenta que la visita es emocionante.

No digo que sorteéis las tumbas a visitar porque eso sería muy frívolo pero sí deberíais fijaros algún criterio a la hora de decidirlo. Por ejemplo:

• Períodos de las tumbas (cada uno se corresponde con un tipo de decoración distinto)

• Importancia histórica de los faraones que estén enterrados allí

• Elementos distintivos de las tumbas de los que tengáis conocimiento o que podáis recabar de vuestro guía

A propósito de guías, por los días en que realicé la visita habían sancionado contundentemente a uno de ellos, al hacerle responsable de que uno de los miembros de su grupo hubiese contravenido las normas del lugar, realizando una fotografía en el interior de una de las tumbas.

A algunas de ellas, por cierto, se desciende mediante empinadas escaleras hasta estancias poco iluminadas que hacen problemática su visita a quienes padezcan claustrofobia.

En otras no viene mal el uso de linternas y los vigilantes te la prestan sin el menor problema… aunque luego, a tu salida, te requieren la preceptiva propina, como está mandado.

Otras, en fin, presentan un escaso desnivel desde la puerta de acceso y no suponen el menor problema a niños o ancianos si se hallan entre los visitantes.

Éstas son las tres que finalmente visité:

A) Tumba de RAMSÉS III.- Se trata del último gran faraón y su reinado tuvo lugar durante el final del Imperio Nuevo. Este fue el faraón responsable de la construcción del templo de Medinet Habu y su tumba está recomendada, entre otras cosas, por conservar la cámara de pilares más hermosa y también por contener las famosas imágenes de los “arpistas ciegos” (al final, son estos pequeños detalles los que te hacen decidirte a favor de unas y en detrimento de otras, ya que no es necesario que os diga que todas merecen mucho la pena).

B) Tumba de SETI I.- Este exitoso rey guerrero, que fue capaz de conquistar las vecinas Palestina, Siria y Fenicia, presenta una de las tumbas más grandes de todo el Valle, que también está considerada entre las más bellas. Mide más de 100 m. de larga y presenta pinturas de gran colorido y bajorrelieves de gran refinamiento.

C) Tumba de RAMSÉS IX.- Este faraón reinó en una época de gran inestabilidad, con guerras continuas y hambre generalizada pero el hecho de incluir su tumba entre mis elecciones se debió al hecho de que conserva las espectaculares escenas del “Libro de la noche”.

Debo comentaros que todas las tumbas –con la única excepción de la ya citada de Tutanhkamon- fueron saqueadas en una u otra época.

Afortunadamente, el descubrimiento de Howard Carter fue tardío (en 1922), lo que por cierto otorga más valor a su hallazgo, y de inmediato se tomaron las medidas oportunas para proteger su tesoro, que en su práctica totalidad reposa en la actualidad en el Museo Egipcio de El Cairo, como ya comenté al hablar de la ciudad.

En las proximidades de este valle se encuentra el llamado Valle de las Reinas, donde eran enterradas las familias reales.

Pero también bastante cerca de allí tenemos la oportunidad de visitar DEIR EL BAHARI, con su monumental..:

 

TEMPLO DE HATSHEPSUT

 

Deir el Bahari constituye un complejo de templos funerarios y tumbas que fue mandado construir por la propia reina Hatshepsut.

 

Hapsepshut 3

 

Esposa de Tutmosis II, este faraón de género femenino asumió la regencia durante la minoría de edad de quien había de ser nombrado Tutmosis III y que no era hijo suyo sino de una concubina del faraón.

Su reinado fue próspero y, al parecer, aceptado de buen grado incluso por su desposeído hijastro. En la Historia del Egipto Antiguo fue la tercera reina-faraón de quien se tiene noticia.

 

Hatshepsut 5

 

En cuanto a su templo, es el más importante de los construidos en Deir el Bahari y su estampa es mítica y espectacular, como un Pamukkale artificial de terrazas tendidas.

Sus enormes terrazas y sus altas y armoniosas columnas se confunden con la montaña en la cual está excavada.

 

Hapsepshut

 

Pueden observarse en él las capillas escasamente profundas de Anubis y de Hathor. Han desaparecido, en cambio, los estanques que poseía en su primer estrato.

Como en el Valle de los Reyes, también hay trenecillos que te conducen desde la entrada hasta el Templo pero, contrariamente a la visita anterior, aquí puede optarse perfectamente por hacerse el trayecto a pie, dado que es muy corto y hay referencia visual constante del objetivo a alcanzar.

El único hándicap es el tremendo calor de la zona, ya que el sol cae a plomo incluso en el mes de marzo, que fue cuando yo la visité.

 

Hapsepshut 2

 

Afortunadamente, y al igual que en el Valle de los Reyes, en la zona de la entrada existe una gran terraza con muchas mesas que ofrece toda clase de refrigerios al sufrido viajero.

Por último, os comento que es bastante probable que os acompañen a alguna de las tiendas de artículos de alabastro que existen en las proximidades, en las que podréis encontrar desde figuras de Anubis hasta máscaras de Tutankhamon e incluso órganos sexuales masculinos de diferentes tamaños (sic).

Junto a la entrada de una de estas tiendas un grupo de niños se dedicó a pedirnos golosinas y bolígrafos, dos artículos muy demandados por la chiquillería del país, según nos habían advertido, por lo cual íbamos convenientemente pertrechados (eso sí, si pensáis realizar la visita al Pueblo Nubio, os aconsejo que guardéis unas cuantas chucherías para entonces).

A cambio, algunos de nuestros compañeros recibieron de los niños ciertos fósiles muy interesantes aunque no soy nada aficionado a aceptar ese tipo de presentes. Sobre todo después de que el año pasado un ciudadano español fuese recluido en una cárcel turca durante más de un mes después de habérsele encontrado en el equipaje una piedra teóricamente insustancial que había obtenido en un tenderete por tan sólo diez euros.

 

 

 

EGIPTO 1: El Cairo, luces y sombras:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/99-egipto-1-el-cairo

EGIPTO 2: Pirámides de Giza:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/100-egipto-2-piramides-de-giza

EGIPTO 4: Templo de Dendera:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/102-egipto-4-templo-de-dendera

EGIPTO 5: Templo de Luxor:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/270-egipto-5-templo-de-luxor

EGIPTO 6: Templo de Karnak:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/273-egipto-6-templo-de-karnak

EGIPTO 7: Templo de Medineth Habu y Colosos de Memnón:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/274-egipto-7-medinet-habu-y-colosos-de-memnon

EGIPTO 8: Cruceros por el Nilo: de Luxor a Asuán:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/275-egipto-8-cruceros-por-el-nilo-de-luxor-a-asuan

EGIPTO 9: Abu Simbel:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/277-egipto-9-abu-simbel

EGIPTO 10: Templo de Kom Ombo:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/278-egipto-10-templo-de-kom-ombo

EGIPTO 11: Templo de Edfú:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/283-egipto-11-templo-de-edfu

EGIPTO 12: Templo de Philae:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/284-egipto-12-templo-de-philae

EGIPTO 13. Visitando un poblado nubio:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/287-egipto-13-visitando-un-poblado-nubio

EGIPTO 14: Menfis y Saqqara:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/288-egipto-14-menfis-y-saqqara

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar