TENERIFE 2

La Orotava, Parque del Teide, Los Gigantes y Masca

 

Teide y Roque de Garcia 2

 

Uno de los mayores atractivos que comporta la visita a la isla de Tenerife consiste en llegarse hasta el TEIDE, el pico más alto de toda la geografía española con sus 3.718 metros.

El volcán (el tercero más alto del mundo desde su base, únicamente superado por otros dos, ambos en el archipiélago de Hawai) es visible desde gran parte de la isla, incluyendo el Puerto de la Cruz. En cuanto al parque que lo contiene, está ubicado en el mismísimo centro de la misma.

En las dos ocasiones en que lo he visitado lo abordé desde el Puerto de la Cruz, atravesando La Orotava y subiendo por una carretera de numerosas curvas en pendiente (quienes se pongan nerviosos conduciendo en estas circunstancias deberán optar por alguno de los muchos autobuses que te trasladan hasta la zona pero particularmente soy partidario de contar siempre con un coche de alquiler que te permita una total autonomía), con un paisaje espectacular que combina la muy urbanizada costa con una naturaleza indómita y semitropical.

  

LA OROTAVA

 

            De camino hacia el parque y en medio del Valle de la Orotava es de visita obligada esta hermosa localidad de escalofriantes cuestas cuyo casco antiguo está declarado conjunto histórico-artístico.

Su famosa Casa de los Balcones alberga uno de los complejos artesanales de calados más importantes del archipiélago canario, a la vez que realiza funciones de enseñanza y divulgación cultural. La visita de su Museo costumbrista es una buena excusa para contemplar una magnífica muestra de patios canarios.

 

La Orotava   Casa de los Balcones

 

            Enfrente mismo se encuentra la Casa del Turista (o “de Molina”), un antiguo convento ahora convertido en tienda de souvenirs en cuya terraza se puede admirar una muestra de alfombra de tierra volcánica.

Igualmente destaca por su sabor la fastuosa Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, el más destacado templo barroco de las islas y el que suelen escoger las autoridades locales cuando se celebran fechas señaladas como la Pascua.

 

La Orotava   iglesia

 

 

EL PARQUE DEL TEIDE

 

Una vez reanudéis la marcha hacia el centro de la isla os aconsejo que hagáis alguna parada durante el trayecto a fin de poder fotografiar al Teide sobre las nubes que habitualmente cubren su falda. Obtendréis imágenes bellísimas.

A medida que se suceden los carteles indicadores del paraje y la altitud, esta última se va incrementando, llegando pronto a situarse por encima de los 2.000 metros.

Las “calderas” suponen una parada obligatoria y existen zonas donde poder detener el coche sin peligro para caminar sobre ese paisaje casi extraterrestre que nos recuerda la naturaleza volcánica de la isla.

 

Canyadas del Teide

 

Aunque no he podido corroborarlo oficialmente, se supone que en estos parajes se rodaron algunas de las secuencias iniciales de la película “El planeta de los simios” protagonizada por Charlton Heston. Dado que siempre ando a la caza de exteriores cinematográficos relevantes, me hizo bastante ilusión corretear por allí.

Todo lo contrario que lo que aconteció al llegar a la base del teleférico y comprobar que el acceso estaba cerrado. Una simpática señorita –con el agradable y cantarín acento que tienen las hospitalarias gentes de esta isla- me informó de que se hallaban en obras y tardarían entre diez y quince días en volver a abrir las instalaciones, lo cual supuso un importante contratiempo con el que espero no tengáis que lidiar cuando visitéis Tenerife.

            Cuatro años después volví a encontrarme con el mismo hándicap: teleféricos “no operativos” aunque no se especificaran los motivos, de manera que sigo teniendo como asignatura pendiente la ascensión al Teide.

Tuve pues que hacer de tripas corazón y llegar hasta la zona del Roque de García, esa mole rocosa que, en línea con la cima del Teide, constituye la imagen más fotografiada de toda la isla. Y que, además, aparecía en los antiguos billetes de mil pesetas.

Deberéis hacer cola para poder lograr la foto de rigor pero lo cierto es que hay muchos otros ángulos igualmente interesantes y menos concurridos desde los que se pueden hacer fotografías tanto o más atractivas.

 

Parque del Teide

 

En este estratégico lugar se ha erigido un Parador Nacional pero, como suele ocurrirme con los de “nueva planta”, no me resultó nada atrayente, al menos en lo que hace a su exterior, más bien anodino. Debe ser que los asocio más bien con antiguos castillos o monasterios rehabilitados (nada que ver, por tanto, con los de Sigüenza, Oropesa, Tortosa o Chinchón, por poner sólo unos ejemplos).

            De todos modos, la gastronomía de su restaurante sí resultó espectacular, destacando algunos platos suculentos como el arroz caldoso Bomba con verduras de temporada y queso de cabra, los medallones de solomillo de cerdo ibérico con salsa de pimienta verde, atadillo de verdura y pastel de papas (“patatas” para los peninsulares) o los buñuelos de plátano con chocolate caliente y helado de vainilla.

 

Arroz con queso de cabra

 

Descendiendo del parque del Teide por el lado contrario, en dirección a Los Gigantes, me encontré con la agradable sorpresa de toparme con las “Llanuras de Ucanca”, escenario del inicio y el final de otra interesante película: la española “Intacto”. Ni que decir tiene que descendí del coche para hacer unas cuantas fotos, mientras esquivaba a los perros de los muchos cazadores que se dan cita en la zona con sus camionetas equipadas con jaulas.

 

Ucanca

 

Más adelante en nuestra ruta, un color negro, tiznado, nos avisa de que estamos en las “Narices del Teide”, las bocas volcánicas que vertieron las últimas erupciones, en la vertiente del Pico Viejo, que desde aquí se ve estupendamente.

 

LOS GIGANTES

 

Estos espectaculares acantilados, de entre 500 y 600 metros de pared vertical, constituyen uno de los paisajes más interesantes del lado oeste de la isla.

 

Los Gigantes

 

A su sombra ha crecido una población que cuenta con un puerto deportivo, numerosos restaurantes, algunas empresas que proporcionan excursiones (marítimas para avistar cetáceos o terrestres en forma de trekking hasta la cercana Masca) así como una oficina de información turística donde conocimos a la simpática Sara, de acento inequívocamente canario y preciosos ojos entre azules y plateados que denotaban el origen nórdico de sus progenitores.

            En mi más reciente visita -además de descubrir que, tras mi primera estancia en la zona, Los Gigantes se habían constituido en localizaciones para el remake de “Furia de titanes”- embarqué en el puerto para realizar una excursión de dos horas que tenía como objeto avistar sobre todo delfines (cuatro años antes había hecho lo propio en la playa de los Cristianos en busca de ballenas).

 

Delfines en Los Gigantes

 

 

MASCA

 

Desde Santiago del Teide (no muy lejos de Los Gigantes) y por una carretera escarpada que desafiará vuestra pericia como conductores se llega a la brumosa y preciosa aldea (aquí las llaman “caseríos”) de Masca.

 

Masca 1

 

La leyenda le atribuye rango de refugio de piratas y lo cierto es que bien podría serlo por su ubicación, escondida entre montañas y rodeada de un verdor insondable. A tres horas a pie se llega a la Bahía de Masca, donde te depositan las embarcaciones que te traen desde Los Gigantes si es que has contratado la excursión.

Después de poner a prueba nuestras rodillas en la exploración del pequeño municipio, que cuenta con la minúscula Iglesia de la Inmaculada Concepción y con al menos cinco restaurantes (casi más que viviendas), nos decidimos por “La Piedra” (teléfono 922 86 31 13 y cierra los domingos).

Se trata de un local regentado por una simpática pareja y que cuenta con una doble terraza además de la sala principal que comparte con la barra. Cuentan con un curioso montacargas que lleva los platos desde la cocina –en la planta inferior, al igual que los aseos- hasta la propia terraza.

Allí tuvimos ocasión de degustar el queso asado con mojo, el queso asado con miel, las croquetas de carne o los bocadillos de queso fresco con jamón. Una delicia para el paladar, especialmente en un entorno tan privilegiado aunque el sol, cuando salía de entre las muchas nubes, nos atizara con fuerza. Una tarta de Santiago (no muy canaria, cierto es) o unas “galletas” mucho más típicas redondearon el precio de la comida a unos 13 euros por barba.

 

TURISMO “DE RIESGO”

 

Una vez se deja atrás El Palmar, llegamos hasta Buenavista del Norte y allí surge un dilema.

Si pretendéis visitar el extremo nordeste de la isla, hasta Punta Teno, os encontráis con unos enormes carteles (hasta cuatro, uno de ellos en español) que rezan: “Camino cortado. Peligro extremo de desprendimientos, especialmente en días con lluvia o viento”.

Si deseáis afrontarlo, es siempre bajo vuestra exclusiva responsabilidad. No hay agentes que os reconvengan ni barreras que os impidan físicamente el paso pero ahí queda el aviso.

Nosotros –quién sabe si de forma un tanto imprudente- decidimos llegar hasta el final, por lo que una vez sobrepasada una zona repleta de bananos, afrontamos con escasa compañía de coches una carretera cuajada de riscos desprendidos (algunos realmente grandes) y con túneles (uno de ellos bastante largo) desprovistos de la menor luz o señal reflectante.

El final del trayecto, donde sí había varios coches aparcados y unos cuantos turistas disfrutando del paisaje, no es lo más espectacular que haya visto en mi vida pero sí resultaba razonablemente atractivo, con un faro, una costa bastante escarpada y la consabida gravilla negra en la playa.

 

Zona peligrosa

 

Hubo que desandar lo andado y desafiar una vez más los peligros de la ruta, que afortunadamente no nos dio ningún susto ni nos planteó ningún problema especial, con excepción de una enorme roca que hubo que sortear a la entrada de uno de los túneles.

 

 

 

 

TENERIFE 1: Puerto de la Cruz:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/107-tenerife-1-puerto-de-la-cruz

TENERIFE 3: Garachico, Icod de los Vinos, La Laguna, Santa Cruz y Playa de los Cristianos:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/109-tenerife-3-garachico-icod-de-los-vinos-la-laguna-santa-cruz-playa-de-los-cristianos

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar