BÉLGICA 2

Bruselas – Parte II

 

Atomium

 

            Siguiendo con las visitas altamente recomendables en la capital belga y europea, destacaría las siguientes.

            Entre los muchos templos con que lógicamente cuenta Bruselas, ciudad predominante aunque no exclusivamente católica, destacaría los de Sainte Catherine, cuya torre negra formaba parte de la antigua y desaparecida muralla, la reconstruida St. Jean-Baptiste-au-Béginague, cuya fachada es de las más hermosas del país y fue puesta en pie tras un incendio hace diez años, Notre Dame de la Chapelle, que supuestamente albergó cinco fragmentos de la Cruz de Cristo, la enorme Basílica de Koekelbeg (modernista y la quinta mayor del mundo) y, por supuesto, la majestuosa Catedral barroca de San Miguel y Santa Gúdula, con su enorme órgano colgante, sus espectaculares vidrieras y su barroco púlpito.

      

Bruselas   catedral

 

Bruselas   interior catedral

 

Bruselas   interior catedral 2

 

             Aunque en las dos últimas ocasiones no entré a los Musées Royaux des Beaux-Arts (sí lo había hecho en mi anterior visita a Bruselas), os recomiendo que os deis una vuelta por esa magnífica pinacoteca y también por el contiguo Museo Magritte, una debilidad personal. En este último está prohibido tomar fotografías, por cierto.

 

Bruselas   Magritte

 

            De muy distinta índole es el Museo Belga del Cómic (Centre Belgue de la Bande Dessinée) aunque comprendo que hace falta cierto grado de frikismo para pagar los 8 euros que cuesta la entrada. Dado que tampoco es que se trate de un museo muy espectacular, quizás os baste con acceder de forma gratuita al hall del Museo -donde podréis fotografiaros junto al cohete lunar de Tintín- o a la tienda, en la que puede adquirirse desde cómics (muy pocos en español y, en concreto, los de Tintín exclusivamente en formato pequeño y al precio unitario de 6 euros) hasta posters (los que reproducen las portadas de los cómics de Hergé costaban 18 euros cada uno) o figuritas que oscilaban entre los 4 y los 1000 euros. En todo caso, a mis amigos Luis y Raúl les mereció la pena aunque sólo fuese por recibir unas descargas eléctricas en el cerebro o por poder “enfrentarse” a Lucky Luke.

 

Museo del Comic 1

 

Museo del Comic 2

 

Museo del Comic 3

 

            Sin embargo, el que más me llamó la atención fue el Institut Royal des Sciences Naturelles, junto al edificio del Parlamento Europeo, que presenta la mayor colección de dinosaurios de Europa en una sala colosal, acristalada y muy bien acondicionada. En ella podréis ver los impresionantes esqueletos de un agresivo T-rex, de un triceratops e incluso de un gigantesco diplodocus, entre otras muchas especies. No menos interesantes son la “Sala de las ballenas”, que cuenta con el esqueleto de una ballena azul y de un cachalote entre otros muchos, o las salas dedicadas al Ártico o la Antártida. Todo ello dentro de un museo que se jacta de que en él tienen cabida todos los animales que existen o han existido en el planeta. La entrada cuesta 7 euros.

 

Bruselas   dinosaurios

 

Bruselas   dinosaurios 2

 

            Una debilidad personal es la Basílica del Sagrado Corazón, una visita que con frecuencia dejan de hacer quienes acuden a la capital europea debido a que está algo alejada del resto de monumentos de paso obligado. Ubicada sobre una colina, destaca por su espectacular cúpula verde y no falta quien califica su particular estilo arquitectónico de Art-Déco religioso.

 

Bruselas Basílica Sagrado Corazon

 

            Por último, habrá a quien el Atomium le deje frío pero a mí me impresiona esa magnífica y espectacular estructura por tópica que resulte y  considero dinero bien invertido el pago de una entrada para subir hasta arriba aunque los horarios son algo rácanos pues cierra a las 18:00 pero no permiten el acceso después de las 17:30, hora máxima de venta de entradas. Debo recordar que esta enorme estructura de más de cien metros de altura fue construida con motivo de la Exposición Universal de 1958, por lo que, aún siendo muy posterior, comparte origen con la Tour Eiffel de París y, como ella, se ha convertido en emblema de su ciudad.

 

Atomium 2

 

            Un consejo que quizás os resulte útil; una vez dentro del Atomium, existen dos formas de subir a lo alto:

-          Por unas escaleras, que os permitirán ver el interior de la estructura.

-          Utilizando el ascensor y esperando las largas colas (aunque no comparables con las de la citada Tour Eiffel parisina) que permiten utilizarlo.

Por desgracia, esta última opción es la única que permite acceder a las estupendas vistas que se divisan desde la parte más alta y también la única manera de llegar hasta el exclusivo restaurante que allí se ubica. No se permite la entrada al mismo salvo que se acredite la reserva, por cierto.

 

 

 

 

 

BÉLGICA 1: Bruselas - Parte I:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/126-belgica-1-bruselas-parte-i

BÉLGICA 3: Lovaina y Amberes:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/128-belgica-3-lovaina-y-amberes

BÉLGICA 4: Gante y Brujas:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/129-belgica-4-gante-y-brujas

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar