MALLORCA 2

Valldemossa, Na Foradada, Deià, Sòller, Lluc

 

Valldemossa   panoramica

 

 

RUTA 1: VALLDEMOSSA, NA FORADADA, DEIÀ, SÓLLER Y LLUC

 

Valldemossa

 

            En el invierno de 1838 el pianista polaco Federico Chopin llegó a Valldemossa acompañado de su amante Aurora Dudevant, poetisa más conocida por el masculino nombre de George Sand.

            La pareja ocupó durante unos meses dos modestas celdas en la Cartuja que todavía hoy existe en magnífico estado de conservación aunque no es posible alojarse en ella como lo hicieron otros ilustres personajes.

            Entre ellos el perseguido Gaspar Melchor de Jovellanos (luego encarcelado en Bellver), Miguel de Unamuno o Rubén Darío, del que tuve ocasión de contemplar en la biblioteca de la propia Cartuja algún relato breve escrito de su puño y letra.

            Lo que sí se puede es visitar, como comentaba, este “Monasterio de la Real Cartuja” que data del siglo XV.

 

Cartuja Valldemossa

 

            Además de la visita al mismo, la entrada incluye la visita a sus jardines, salones, celda prioral, botica y biblioteca al nada módico precio de 8'5 euros.

            Excluye, en cambio, la entrada a la celda número 4 que supuestamente ocupó Chopin durante su estancia en Valldemosa.

            Digo lo de supuestamente porque la cuestión de cuál de las celdas alojó al pianista fue motivo no sólo de controversia sino incluso de litigio judicial entre los diferentes “dueños” de las celdas de la cartuja.

            Como también lo fue la autenticidad del piano que se afirmaba Chopin hizo traer expresamente desde Polonia. El fallo de un juez balear estableció que el instrumento en cuestión era posterior a esa época.

            Extraños pleitos al margen, lo único cierto es que si queréis penetrar los misterios de la celda nº 4, sea o no la que realmente albergó al célebre compositor, tendréis que apoquinar otros 3'5 euros además de la entrada general.

            Esta última sí permite asistir, en el elegante Palacio del Rey Sancho que se ubica frente a la cartuja, a los diferentes conciertos de piano que tienen lugar con frecuencia en el mismo y que duran alrededor de quince minutos.

            Eso sí, todavía resuena en mis oídos la pregunta que cierta dama realizó a la taquillera, dejándola tan atónita como a un servidor: “pero ¿toca él?” (y sí, ese “él” era Chopin).

            Por último, merece la pena pasear por las pintorescas calles de la población, repleta de agradables sorpresas en cada rincón.

 

Valldemossa   plaza

 

 

Na Foradada

 

            También llamada “Sa Foradada” (literalmente, “la agujereada”), se trata de ua roca con un agujero en su centro que está bañada por el mar, en el extremo de la Sierra Tramontana y junto a la carretera que une Valldemosa con Deià, a tres kilómetros y medio de esta última.

 

Na Foradada

 

            Para no saltarse el desvío debéis estar atentos a una señal que indica “Residencia del Archiduque Luis Salvador”. Ésta, llamada Son Marroig, es visitable en algunas épocas aunque no estaba abierta cuando yo la visité en marzo de 2014.

            Ello no impedía el libre acceso al espacioso parking, a las inmediaciones de la propia Son Marroig y, por supuesto, al mirador desde el que se puede admirar la espectacularidad de la citada “Na Foradada”.

            Allí mismo se ubica un restaurante que se promociona como el de “mejores vistas de toda Europa”. No sé si tanto pero sin duda son unas vistas impresionantes aunque poco puedo decir del establecimiento pues, aunque estaba abierto, mi visita no coincidió con una hora propicia para comer.

 

Na Foradada 2

 

 

Deià

 

            En un término municipal en el que ha invertido el mismísimo Michael Douglas (que posee una lujosa mansión), resulta muy recomendable pasar unas horas recorriendo las empinadas calles y disfrutando de la gastronomía local.

            A unos 30 kilómetros de Palma, resguardada de los vientos del norte por el monte Puig y dominada por una iglesia -la de San Juan Bautista- que la preside desde lo alto, Deià rinde homenaje a William Waldren, un arqueólogo neoyorkino responsable de importantes excavaciones en la zona de la Tramuntana.

            Waldren fundó el Museo Arqueológico de la población, que todavía permanece en funcionamiento. Pintor abstracto, escultor y ceramista, a su muerte fue enterrado en el cementerio de Deià. Frente a la iglesia de la localidad, en la que por cierto sigue residiendo su familia, se erige una estatua conmemorativa de su labor.

            Pero Douglas y Waldren no son ni mucho menos las únicas celebridades ligadas a esta pequeña y pintoresca población mallorquina. En el citado cementerio municipal -desde el cual se divisan magníficas vistas panorámicas del entorno- reposan también los restos de Robert Graves, escritor inglés a quien inmortalizó la novela “Yo, Claudio”. La que fue su casa durante más de medio siglo es ahora un museo.

 

Deia

 

            Dentro del amplio abanico de restaurantes ubicados en Deià, un servidor desembarcó -asesorado por una lugareña- en “Las Palmeras”, un notable establecimiento sito junto a la propia carretera que cruza el pueblo y que se anuncia como lugar de “cocina mallorquina e italiana”.

 

Port de Sòller

 

            Más atractivo que la población de Sóller, de la que dista 3 Km, es su animado puerto natural, muy urbanizado y desde el cual se divisa el cercano faro y el mar abierto.

 

Port de Soller 5

 

Port de Soller 6

 

            En un bonito paseo repleto de cafeterías, apartamentos y bares es posible dar una vuelta junto a las vías del tren de Palma, que sigue transitando a lo largo del paseo.

 

Port de Soller 2

 

            Y también encontrarse con sorpresas como la que exhibe este balcón.

 

Port de Soller 1

 

 

Santuario de Santa María de Lluc

 

            Se encuentra -como todos los destinos incluidos en esta ruta nº 1- en la Sierra de Tramuntana y está considerado el lugar de peregrinaje por antonomasia en la isla, ya que en su Basílica alberga a la Virgen de Lluc, patrona de Mallorca.

 

LLuc 1

 

El santuario asiste, una vez al año, a la multitudinaria marcha que más de 50.000 fieles protagonizan desde Palma, a nada menos que 48 Km de distancia.

 

Lluc 3

 

Lluc 2

 

            Por otra parte, el lugar cuenta con una modesta y sobria hospedería para los amantes de la paz y la tranquilidad, ya que se encuentra en una zona bastante alejada de cualquier núcleo urbano.

 

Lluc 4

 

 

 

 

 

 

MALLORCA 1: Palma de Mallorca y rutas por la isla:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/166-mallorca-1-palma-de-mallorca-y-rutas-por-la-isla 

MALLORCA 3: Pollença, Mirador Colomer, Formentor y Alcudia:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/168-mallorca-3-pollenca-mirador-colomer-formentor-y-alcudia

MALLORCA 4: Capdepera, Cala Rajada, Coves del Drach y Coves d’Artà:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/169-mallorca-4-capdepera-cala-rajada-coves-del-drach-y-coves-d-arta

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar