ALEMANIA 1

Berlín – Parte I

 

Puerta de Brandenburgo 2

 

 

LOS DOS BERLINES

 

Berlín constituye un caso único dentro del conjunto de capitales europeas.

Privada de su capitalidad y escindida en dos partes tras la derrota de Alemania en la II Guerra Mundial, no fue hasta la “caída del Muro” que recuperó su unidad.

            Son visibles todavía algunos fragmentos de dicho Muro a lo largo de la ciudad y también los puntos en que se producía el tránsito de la zona aliada (estadounidense, británica y francesa) al Berlín Este controlado por los soviéticos.

           

Muro 1

 

Muro 3

 

            Los más llamativos entre estos últimos son la monumental Puerta de Brandenburgo en la Plaza de París y el Check Point Charlie en la Friedrichstraße.

            Por si alguien se lo pregunta, las formas Strasse y Straße se utilizan indistintamente y esa grafía –la ß- no guarda relación alguna con la beta griega y carece de connotaciones políticas encaminadas a olvidar a las tristemente famosas SS nazis.

         En cualquier caso, la singularidad de Berlín aparece reflejada en una curiosa circunstancia; dado que durante casi medio siglo estuvo dividida en dos, dos son también los ayuntamientos con que cuenta la ciudad. Así como con dos catedrales o dos  zoológicos, por poner tan sólo algunos ejemplos de su dualidad.

            Por lo que respecta al Muro, fue levantado en una sola noche –la del 12 al 13 de agosto de 1961- para frenar el flujo de refugiados que huían de la zona comunista a la aliada. Caería en otra noche histórica pero mucho más festiva: la del 9 al 10 de noviembre de 1989, veintiocho años después.

 

LA PUERTA DE BRANDENBURGO

 

            La puerta está situada en la Plaza de París, al final de la avenida Under den Linden y al principio de los jardines de Tiergarten.

 

Puerta de Brandenburgo de dia

 

            Construida en 1791 para conmemorar la victoria de la Paz sobre las armas, está algo más que inspirada en la Acrópolis ateniense.

            Cuatro años más tarde recibiría la cuadriga de bronce que conduce la diosa Victoria y que corona a la puerta desde entonces aunque la actual es una réplica pues la original fue destruida durante la contienda mundial.

            No fue esa la única vicisitud vivida por la estatua, ya que en 1806 Napoleón ordenó que fuera desmontada y transportada a París, donde pensaba exhibirla como símbolo de su victoria en tierras prusianas aunque no llegaría a ver cumplido su deseo pues Wellington se cruzó en su camino en la belga Waterloo.

            Precisamente en la Plaza de París coexisten también otros puntos de interés. A saber:

- el hotel Adlon, en el que el detective Bernie Gunther (protagonista de las novelas de Philip Kerr en la saga “Berlin noir”) trabajó durante un tiempo y más tristemente famoso en la vida real por cierta escena protagonizada por el ya desaparecido Michael Jackson, quien casi dejó caer a su hijo por la ventana.

 

Hotel Adlon

 

- el punto de contacto con los guías de la empresa SANDEMANs NEW Europe, que ofrecen magníficas visitas guiadas por la ciudad. Totalmente recomendables a tenor de mi experiencia.

- el edificio de la sucursal del DZ Bank, de Frank O. Gehry, en el que vale la pena entrar.

 

DC Bank

 

 

GENDARMENMARKT PLATZ Y BEBELPLATZ

 

            Dos iglesias gemelas se oponen a ambos extremos de la amplia y concurrida plaza Gendarmenmarkt: una luterana y otra reformista francesa, ya que a ambas les otorgó tal privilegio el rey Federico I de Prusia como símbolo patente de la libertad religiosa proclamada en el  país.

 

Gendarmenmarkt Platz edificio central

 

            Cuando visité Berlín era posible distinguir ambas iglesias únicamente por el hecho de que una de las dos estaba en obras.

 

Gendarmenmarkt Platz iglesia con obras

 

Gendarmenmarkt Platz iglesia sin obras

 

            Es una zona agradable para pasear y en sus inmediaciones se encuentran un buen número de terrazas para cenar y una tienda Ampelman, en la que es posible adquirir un sinfín de objetos relacionados con esta figura propia de los semáforos de la antigua Alemania Oriental que, tras la caída del Muro, ha sido adoptada con inusitado entusiasmo por todos los berlineses.

 

Ampelman

 

Ampelman 2

 

Ampelman 3

 

            En las proximidades de esta plaza se encuentra la no menos célebre Bebelplatz aunque ésta lo sea por razones más siniestras pues en ella tuvo lugar la quema de libros durante la noche del 10 de mayo de 1933.

            Actualmente una losa de cristal transparente permite ver una estantería que ocupa aproximadamente el volumen de los libros que se debieron consumir entre las llamas aquella triste noche. Junto a ella puede leerse una placa conmemorativa de tan funesta efemérides.

 

Bebelplatz placa conmemorativa

 

            Pero no todo es siniestro en la plaza pues la misma está rodeada por edificios tan distinguidos como la Ópera de Berlín, la catedral católica de Santa Eudivigis y la Universidad Humboldt.

 

Bebelplatz Universidad

 

 

EL CHECK POINT CHARLIE

 

            Aunque para muchos visitantes hay algo de ridículo y paródico en la recreación que se hace actualmente de este paso mítico entre los “dos Berlines”, personalmente me parece una buena forma de contemplarla con cierta aproximación sin tener que ser muy imaginativo.

 

Checkpoint Charlie

 

            Puesto de tránsito obligado durante tres décadas, todavía se pueden ver los enormes carteles que advertían de la salida de la zona aliada y de la entrada en la zona de control soviético y viceversa.

 

Checkpoint Charlie cartel

 

            En las inmediaciones se exhiben grandes fotografías de enorme valor histórico como la visita de Kennedy a la ciudad en plena guerra fría.

 

Checkpoint Charlie foto JFK

 

            A tenor de las fotografías de la época, algunas de las cuales pueden contemplarse en el propio Museo del Check Point Charlie que se encuentra en sus inmediaciones, debo decir que la caseta actual es prácticamente idéntica, por lo que ha primado el rigor histórico.

            También aparecen los típicos sacos de arena que recuerdan aquellos terribles días de octubre de 1961 en que en este mismo punto los tanques aliados estuvieron a pocos metros de sus homólogos soviéticos, amenazando unos y otros con desencadenar la III Guerra Mundial.

 

Checkpoint Charlie tanques enfrentados

 

            En cuanto a los soldados, en este caso se trata de actores convenientemente disfrazados con los que es posible fotografiarse. Previo pago, claro.

 

Checkpoint Charlie con foto sovietica

 

            Puede que se trate de una frivolidad pero como mínimo contribuye a recordar al viejo Berlín de la posguerra.

            Por otra parte, en esta zona menudean los pequeños fragmentos del antiguo Muro decorados con motivos actuales y más o menos festivos.

 

Muro fragmento decorado

 

Muro fragmento decorado 2

 

 

 

 

 

ALEMANIA 2 - Berlín - Parte II:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/202-alemania-2-berlin-parte-ii

ALEMANIA 3: Berlín - Parte III:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/207-alemania-3-berlin-parte-iii

ALEMANIA 4: Potsdam:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/209-alemania-4-potsdam

ALEMANIA 5: Dresde:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/210-alemania-5-dresde

ALEMANIA 6: Erfurt y Nuremberg:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/211-alemania-6-erfurt-y-nuremberg

ALEMANIA 7: Munich y Neuschwanstein (castillo del Rey Loco):

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/212-alemania-7-munich-y-neuschwanstein

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar