CHINA 4

Hangzhou

 

Hangzhou Colina que volo 4

 

 

El insigne Marco Polo, que se prodigó bastante por tierras chinas, afirmó de Hangzhou, una de las siete antiguas capitales de China, que era la ciudad más refinada y lujosa del mundo.

Del mismo modo, en el Medievo Hangzhou era conocida como “el Paraíso Terrenal” pero eso fue antes de que la mayor parte de sus edificaciones antiguas se perdieran durante la Rebelión Taiping, una guerra civil que tuvo lugar a mediados del siglo XIX.

No fue lo único que se perdió en esta guerra, considerada la más sangrienta de la Historia hasta la Segunda Guerra Mundial, con un desorbitado número de bajas que se calcula (con una notoria falta de precisión) entre los 20 y los 30 millones de personas.

En ella se enfrentaron las fuerzas imperiales de la dinastía Qing y el Reino Celestial de la Gran Paz, un estado revolucionario teocrático gobernado por un místico cristiano llamado Hong Xiuquan, que se declaró hermano menor de Jesucristo y se proclamó rey. La feroz contienda se decantó gracias al apoyo prestado al imperio Qing por las potencias occidentales, que determinó el suicidio de Xiunquan.

Reducidos así de forma drástica los encantos que glosara Marco Polo, apenas si subsiste la calle Qing He Fang de la antigua belleza de la ciudad pero, por fortuna, la espectacularidad de su entorno permanece inalterable, lo que la convierte en el destino preferido para las lunas de miel de los chinos y también para sus vacaciones.

Construida junto al bello y amplio Lago del Oeste, la región es pródiga en paisajes deslumbrantes y ofrece numerosas posibilidades a cuál más cautivadora: desde pagodas hasta esculturas en la roca pasando por plantaciones de té o históricos mausoleos.

En otro orden de cosas, Hangzhou, con una población de 9 millones que duplica a la de Madrid, parece querer honrar los elogios del mercader veneciano representando el auge de una nueva economía basada en la tecnología y el software, en contraposición a la inquietante desaceleración económica del resto del país.

Y es que mientras la bolsa china se desploma y su economía experimenta una involución más que significativa, el crecimiento económico de la provincia de Zhejiang, de la que es capital Hangzhou (el “Silicon Valley chino”), se disparaba durante el primer trimestre de 2015 en un estratosférico 8’2%.

 

UN ENTORNO NATURAL INCOMPARABLE

 

Hangzhou se halla a unos 180 kilómetros de Shanghai y la forma más cómoda de llegar desde allí es por tren, ya que el trayecto dura en torno a una hora. Algo más del doble es lo habitual para traslados en autobús.

Y una vez instalados en la ciudad, debo reiterar que lo más atractivo está a su alrededor, más que en su interior.

 

Hangzhou lago paseo

 

El Lago del Oeste, para empezar, se encuentra a escasos 4 kilómetros del casco urbano, resultando particularmente agradable la caminata junto a sus aguas si la climatología la permite.

 

Hangzhou lago paseo 3

 

Hangzhou lago paseo 2

 

Muchos prefieren hacer el recorrido en bicicleta de alquiler o en unos minúsculos autobuses que se mueven entre los jardines como si tal cosa y a los que a veces hay que esquivar con la misma precaución con que lo haríamos en mitad de la calzada.

Una curiosidad: existen hasta 36 lagos del Oeste en China (¡viva la imaginación!) pero el de Hangzhou es, con mucho, el más famoso de todos.

Tiene una extensión de unos 6 kilómetros cuadrados y una profundidad media de 5 metros que lo hace perfectamente navegable, permitiendo acercarse en barca a alguna de sus bonitas islas.

La UNESCO otorga al Lago del Oeste la consideración de Patrimonio de la Humanidad en base a su paisaje cultural, al que atribuye la inspiración de poetas, pensadores y artistas desde el siglo IX.

Y es que, además de las colinas y bosques que lo rodean, en este bucólico lugar abundan los antiguos pabellones, las esculturas en el agua y los puentes de media luna.

Tan hermoso paisaje está coronado desde lo alto por la atractiva figura de la pagoda Léifeng.

 

Hangzhou pagoda desde lago

 

Por la noche se ofrecen en el lago espectáculos de luz y sonido en la que una serie de personajes interpreta una historia para los asistentes pero mucho me temo que no dispuse de tiempo para asistir a ninguno.

 

MAUSOLEO YUE FEI

 

El Templo Yuewang, como suelen denominarlo los chinos, se erige al pie de la colina Qixia y conserva los restos del heroico general Yue Fei y de su hijo.

 

Hangzhou Mausoleo Yue Fei

 

Hangzhou tumbas Yue Fei e hijo

 

Victorioso en un gran número de batallas, luchó para la Dinastía Song del Sur contra la invasión de la Dinastía Jin de los Jurchen y parece ser que nunca fue derrotado debido a sus habilidades tácticas.

 

Hangzhou Yue Fei 2

 

Según la leyenda, la madre de Yue Fei le tatuó en la espalda los cuatro ideogramas que significan “sirve a tu país con lealtad” antes de que partiera para unirse al ejército.

 

Hangzhou tatuaje general

 

Fue víctima de las intrigas del corrupto funcionario Qin Hui, que aceptó sobornos de la Dinastía Jin y persuadió al Emperador Gaozong para convocar a Yue Fei en la capital. Fue arrestado y luego ejecutado sin ningún cargo (“no hace falta”).

Humilde, leal y virtuoso, todavía hoy se le honra como un ejemplo de patriotismo. Tanto es así que el Gobierno Chino tuvo que prohibir los salivazos que sufrían las cuatro estatuas arrodilladas de los responsables de la muerte del general: el ministro del emperador, su esposa, el gobernador de la ciudad y el verdugo.

 

Hangzhou traidores 2

 

En el Pabellón de la Memoria se exhibe una grandiosa estatua del general Yue Fei que no puede dejar de visitarse.

 

Hangzhou estatua general

 

 

EL PICO QUE VOLÓ AQUÍ

 

Según la tradición, en el siglo IV el monje budista Huili viajó desde la India hasta Hangzhou y se sorprendió al ver la colina Feilai Feng pues creyó reconocer en ella una parte del monte Gridhrakuta (Monte de los Buitres). Tan convencido estaba de que se trataba del mismo que pensó que sólo podría haber llegado hasta allí volando.

La cuestión es que la colina entera constituye un santuario budista en el que más de trescientas esculturas de Buda aparecen esculpidas sobre la roca o en el interior de sus numerosas grietas.

 

Hangzhou Colina que volo

 

Hangzhou Colina cueva

 

Una de las más famosas es la del Buda que ríe, también conocido como el Maitreya o el Buda del futuro.

 

Hangzhou colina Buda 2

 

Personalmente opino que este conjunto de esculturas realizadas en la piedra caliza tienen poco que envidiarle a las famosas Grutas de Longmen en Luoyang, excepción hecha del impresionante Buda Vairochana, cuyas gigantescas dimensiones no encuentran réplica en las esculturas de Hangzhou.

 

Hangzhou Colina que volo 6

 

Por lo demás, hasta el entorno natural resulta más estimulante aquí que en Luoyang, recordando (al menos por las imágenes que uno ha tenido ocasión de ver) a los paisajes camboyanos de Angkor repletos de belleza y misterio.

 

Hangzhou Colina que volo 5

 

Hangzhou Colina que volo 2

 

Una lástima que reverberen en mi memoria no como recuerdos directos, ya que nunca he visitado Camboya, sino a través de los espectaculares exteriores de la por otra parte infumable “Lara Croft:- Tomb Raider”.

 

TEMPLO LINGYIN

 

El Templo del Alma Escondida se encuentra en el valle que forman la colina Feilai Feng y el Pico Norte, al noroeste del Lago Oeste.

Es el templo de mayor tamaño de cuantos pueden encontrarse en Hangzhou y también se incluye entre los templos budistas más importantes de toda China.

 

Hangzhou Templo Lingyin 2

 

Fue construido en el siglo IV por el monje indio Huili y prosperó durante el Periodo de las Cinco Dinastías hasta llegar a contar con 9 edificios, 18 torres y 72 salones. Con 1,300 habitaciones, lo ocupaban más de 3,000 monjes.

Restaurado en diversas ocasiones, la última de ellas ha sido bastante reciente y, al parecer, lo ha devuelto a su estilo original.

Entre los salones que lo conforman brilla con luz propia el llamado Salón del Rey Celestial, en el cual encontramos, como en la colina contigua, una estatua de Maitreya, el Buda obeso y sonriente.

El principal es, sin embargo, el Salón del Gran Héroe, en el que puede contemplarse una magnífica estatua del fundador Sakyamuni, con un tamaño de 19 metros de altura. La figura se encuentra sentada sobre una flor de loto de más de 10 metros de altura, entre grandes columnas rojas y diversos murales.

Un servidor tuvo la fortuna de realizar la visita al templo en plena celebración, con amplia presencia de monjes y de fieles entonando los cánticos tradicionales.

 

Hangzhou templo Lingyin

 

Hangzhou templo Lingyin monjes

 

 

PAGODA DE LAS SEIS ARMONÍAS

 

Construida en el año 970, se encuentra junto al río Qiantang, sobre cuyas orillas reina desde la cumbre de la montaña Yuelun.

De hecho, las vistas sobre el río son espectaculares desde lo alto de la pagoda pero también las panorámicas sobre los bosques y colinas cercanos así como sobre la propia ciudad de Hangzhou.

 

Hangzhou pagoda vistas

 

Hangzhou pagoda vistas 3

 

Hangzhou pagoda vistas 2

 

Originalmente de madera, fue reconstruida con ladrillo casi doscientos años más tarde, pasando de sus nueve pisos iniciales a siete, con la consiguiente pérdida de altura. La actual es de 60 metros.

Lo chocante es que se puede llegar hasta los pies de la pagoda utilizando unas modernas escaleras mecánicas y, dentro de ella, también es posible ascender en ascensor.

 

Hangzhou pagoda escaleras mecanicas

 

Aunque en el pasado ejerció de monasterio, su principal función fue siempre servir de faro para las embarcaciones que surcaban las aguas del río e incluso hizo las veces de refugio para quienes pretendían escapar a sus temibles crecidas.

Salones de té y tiendas de regalo ocupan ahora el lugar de algunas de las antiguas dependencias y también es posible encontrar en uno de los pabellones una exposición dedicada a la Historia de las Pagodas en China.

 

Hangzhou pagoda museo 2

 

Hangzhou pagoda museo

 

 

PLANTACIONES DE TÉ

 

Resulta más que interesante cuando uno se encuentra en la zona de Hangzhou la visita a una plantación de té.

 

Hangzhou colinas de te

 

En ellas, además de gozar de los preciosos paisajes que ofrecen las colinas repletas de plantas de té, se puede asistir a una explicación breve y muy interesante acerca del proceso de recolección y tratamiento de las hojas para la fabricación del excelente té Longjing.

 

Hangzhou plantacion de te

 

Hangzhou plantacion de te 2

 

En la plantación que tuve ocasión de visitar, tras la consistente explicación de la relaciones públicas de la misma (en un magnífico inglés, debo añadir) me deleité recorriendo la tienda contigua. En ella pude adquirir algunos productos relacionados con el té que os recomiendo encarecidamente. Sobre todo las galletas hechas de té, que pueden encontrarse con nombres como Hangzhou pastries o crispy cakes.

 

Galletas de te

 

 

 

 

 

 

CHINA 1: Shanghai - Parte I:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/228-china-1-shanghai-parte-i

CHINA 2: Shanghai – Parte II:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/229-china-2-shanghai-parte-ii

CHINA 3: Suzhou y Tongli:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/231-china-3-suzhou-y-tongli

CHINA 5: Xi’An:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/235-china-5-xi-an

CHINA 6: Luoyang:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/237-china-6-luoyang

CHINA 7: Pekín – Parte I:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/238-china-7-pekin-parte-i

CHINA 8: Pekín – Parte II:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/241-china-8-pekin-parte-ii

CHINA 9: Pekín – Parte III:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/243-china-9-pekin-parte-iii

CHINA 10: La Gran Muralla China:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/245-china-10-gran-muralla-china

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar