CAMBOYA 1

Templos de Angkor Wat y Ta Prohm

 

Portada Camboya 1

 

LLEGANDO A CAMBOYA

 

La provincia de Siem Reap está situada al noroeste de Camboya, siendo esta ciudad la cuarta más poblada del país pese a no alcanzar los 200.000 habitantes.

Sin embargo, el hecho de que sea éste el lugar en el que se halla Angkor, un extenso complejo de antiguos templos Jemer, convierte al aeropuerto de Siem Reap en el más visitado de Camboya, por delante del de la capital Phnom Penh.

Para entrar al país, la opción más cómoda estriba en hacerlo por avión desde la vecina Tailandia. Desde Bangkok hay un vuelo que alcanza apenas la hora de duración y los precios suelen ser accesibles con Air Asia.

 

Avion en vuelo

 

Cuestión muy a tener en cuenta es la del visado. Y es que uno ha de descender del avión con 30 dólares americanos y una fotografía, además de con la hoja de visado que nos darán durante el vuelo y que debemos haber cumplimentado para entonces.

Al menos una docena de funcionarios se harán cargo de nuestro pasaporte, que recibirá el preceptivo sello antes de sernos devuelto para pasar a un segundo control en el que se nos tomarán más fotografías y también las huellas digitales.

Igualmente hay que hacer referencia al tema sanitario. Pese a que la región de los templos no es particularmente peligrosa, Camboya se halla dentro de una zona del Sudeste asiático muy azotada por enfermedades tan inquietantes como la fiebre tifoidea, que cada año arroja la aterradora cifra de más de veinte millones de muertos.

Esto no debe ser obstáculo para dejar de realizar uno de los viajes más fascinantes que se puedan proyectar pues existen vacunas –inyectadas o en pastillas- de probada eficacia contra la enfermedad en cuestión.

También contra otras susceptibles de aparecer en la región como el tifus o la malaria, si bien no son nada frecuentes, al contrario que el molesto dengue.

En cualquier caso, un par de recomendaciones se hacen inevitables aunque respondan al más simple sentido común:

- Es imprescindible el uso de repelentes contra insectos y no es mala idea recurrir a los más potentes, que pueden adquirirse tanto en el país como en Tailandia, de donde probablemente procederemos. En cualquier caso, la experiencia ha demostrado que es suficiente con el “Goibi” que podemos encontrar en cualquier farmacia española.

- Prohibición absoluta de beber agua no embotellada. Puede reforzarse esta medida absteniéndose de usar el agua del grifo al lavarnos los dientes y tampoco está de más que tengamos la precaución de cerrar la boca mientras nos duchamos aunque, en realidad, los hoteles de gran categoría que alberga Siem Reap poseen sus propias plantas de tratamiento de agua.

- Puede ser conveniente vacunarse contra el tétanos por si sufrimos alguna pequeña herida mientras permanezcamos en Camboya, lo que podría traernos problemas más adelante.

- Puestos a recomendar, la ropa debe ser muy liviana porque el calor es realmente asfixiante y el calzado cómodo aunque todo es llano y sin obstáculos, de modo que lo mejor es llevar zapatillas de montaña.

- Por lo que respecta a los pantalones, no siempre es una ventaja llevarlos cortos, pudiéndose optar por pantalones largos y frescos que protejan la piel de nuestras piernas tanto del sol como de los insectos.

- Debe llevarse siempre a mano un chubasquero o un paraguas pequeño porque las tormentas no avisan y son más bien contundentes, de modo que te dejan empapado de pies a cabeza y en muchos casos a considerable distancia del hotel (máxime teniendo en cuenta lo malas y lentas que son las carreteras). No está de más dejar una segunda muda en la mochila o en la furgoneta si se ha contratado un chófer. 

Hablando de esto último, una opción más que interesante la constituye precisamente la de alquilar una furgoneta con chófer y un guía en español para que nos acompañen los días en que vayamos a permanecer allí. Hay que tener en cuenta que, al igual que en China y otros países de la zona, a los extranjeros les está prohibido conducir coches en Camboya.

 

Furgoneta

 

En función del número de personas que compongan el grupo puede salir por un buen precio.

Así, para nuestro grupo, formado por seis personas y que visitó los templos durante tres días del mes de agosto de 2016, el precio por persona ascendió a 90 euros.

Más económico por supuesto resulta tomar un tuk-tuk cada vez que vayáis a los templos, previa negociación con el conductor. Otra cosa es que consigáis aclararos con él aunque el personal de recepción de los hoteles, tremendamente amable, puede ayudaros a negociar el precio.

E incluso podréis subir en elefante en algunos de los templos más cercanos para realizar ciertos trayectos no muy largos, si bien no tengo la menor idea de lo que puede costar eso en dólares.

 

Elefantes como transporte

 

Para visitar los templos es preceptivo adquirir unos pases que se venden en las oficinas situadas en la carretera que une a aquéllos con la ciudad de Siem Reap. Dichos pases pueden ser de 1 día, de 3 días y de una semana.

Personalmente opté por el de tres días de visita, que podían distribuirse a lo largo de un máximo de seis.

En las oficinas te toman una fotografía al inicio del primer día y ésta se incorpora al pase, del que deberemos ir acompañados en todo momento pues, al llegar a cada uno de los templos, un empleado se cerciorará de que disponemos de él y de que sus fechas son correctas.

 

Pase templos Angkor

 

El precio de dicho pase subió curiosamente apenas dos semanas después de mi visita aunque ya llevaban varios años sin alterarlo. De hecho, el de 3 días pasó de los 40 dólares (la única moneda que se acepta a los extranjeros) a 55, según creo.

El precio de dicho pase subió curiosamente apenas dos semanas después de mi visita aunque ya llevaban varios años sin alterarlo. De hecho, el de 3 días pasó de los 40 dólares (la única moneda que se acepta a los extranjeros) a 55, según creo.

En cuanto a la gastronomía del país, no es muy diferente a la de los países del entorno, destacando entre los platos autóctonos el Amok, a base de pollo preparado con leche de coco, curry y especias, o el K’tieu, una sopa agridulce con piña, tomates y pescado. En todo caso, el arroz blanco y las verduras suelen ser ingredientes habituales.

 

Comida jemer

 

También hay algunos desayunos camboyanos típicos como el Chok Nom Bahn, unos fideos de arroz con salsa curry verde, o el Bai Saik Ch’rouk, que consiste en arroz con cerdo frito pero debo confesarme poco aficionado a degustar cosas tan contundentes cuando estoy recién levantado.

 

 

TEMPLO DE ANGKOR WAT

 

A escasos 7 kilómetros de Siem Reap se encuentra este templo, el más conocido de cuantos pueden encontrarse en Camboya y también el más espectacular aunque en dura competencia con algunas otras maravillas de la región.

 

Angkor Wat con reflejo

 

Construido a principios del siglo XII durante el reinado de Suryavarman II, Angkor Wat es la máxima expresión arquitectónica del poderoso Imperio Jemer que dominó desde Birmania (la actual Myanmar) hasta Malasia, incluyendo Vietnam y Camboya.

Según algunos estudiosos como el erudito francés George Coedès, este templo constituye una réplica terrenal del Universo: la torre central simboliza el monte Meru (una montaña mítica en la cosmogonía hindú) y sus 5 torres principales se corresponden con los picos del mismo.

 

Angkor Wat 1

 

Según esta misma teoría, la pared exterior representa las montañas al borde del mundo y el foso que lo rodea hace lo propio con los océanos.

En cualquier caso, el templo está considerado la construcción religiosa más grande de todo el mundo, ocupando un rectángulo de casi 200 hectáreas, rodeado por una muralla de cinco kilómetros y medio de perímetro y por un foso de 200 metros de ancho en el que los niños de la región acostumbran a bañarse.

 

Angkor Wat niños nadando

 

Muy bien conservado, Angkor Wat alcanza los 65 metros de altura y su panorámica desde el otro lado foso resulta tan impresionante como divisar una ciudad perdida en medio de la jungla.

 

Angkor Wat desde foso 2

 

Gigantescos leones y serpientes de siete cabezas custodian la entrada al recinto.

 

Angkor Wat leon y serpiente

 

Angkor Wat acceso

 

Más adelante, en el enorme patio atravesado por una calzada, dos grandes estanques capturan el reflejo de las torres principales del templo.

 

Angkor Wat enmarcado

 

Angkor Wat 2

 

Angkor Wat reflejo y caballo

 

Galerías cubiertas en forma de cruz, con columnas cuadradas, forman cuatro patios con cuencas pavimentadas y escalones.

 

Angkor Wat patio

 

Angkor Wat monje

 

Angkor Wat patio 2

 

Tres son los niveles de dichas galerías, careciendo el tercero y más alto –aquel al que sólo tenían acceso el rey y el sumo sacerdote- de la majestuosidad de las de los dos primeros niveles.

 

Angkor Wat bailarinas

 

Angkor Wat relieves

 

El conjunto lo completan las bibliotecas, los templos menores y las terrazas integradas entre las torres.

 

Angkor Wat torre

 

Angkor Wat biblioteca

 

Resulta emocionante contemplar desde lo alto la forma casi mágica en la que las construcciones pétreas del conjunto se funden armoniosamente con el salvaje entorno natural, lo que explica que durante varios siglos todos estos templos fuesen olvidados por los hombres.

 

Angkor Wat entrada desde arriba

 

Angkor Wat y selva

 

 

TEMPLO DE TA PROHM

 

Situado a un kilómetro escaso de la Puerta de la Victoria -una de las principales de la antigua ciudad de Angkor Thom-, este templo budista ha sido parcialmente devorado por la jungla, ofreciendo un espectacular aspecto de ciudad perdida.

 

Ta Prohm 1

 

Ta Prohm arboles

 

Fue construido por Javagarman VII en honor de su madre y, en la actualidad, las gigantescas raíces de banianos e higueras se entrelazan con sus pilares de piedra en tanto que las poderosas ramas llenas de hojas llegan a crear un techo natural sobre las estructuras del templo.

 

Ta Prohm raices

 

Ta Prohm 2

 

Aquí se rodó una famosa secuencia de “Tomb Raider”, la mediocre película de aventuras en la que Angelina Jolie interpreta a la heroína de videojuego Lara Croft.

 

Ta Prohm Tomb Raider

 

La visita de la actriz (de actualidad este año a causa de su reciente separación de Brad Pitt) fue todo un acontecimiento en Camboya y tuvo como epílogo la adopción de una niña camboyana por parte de la Jolie.

En cualquier caso no resulta necesario preguntarle a los guías dónde hay que fotografiarse para recrear la famosa escena de la doctora Croft pues ellos os lo harán saber de buen grado.

 

Servidor en Ta Prohm

 

Fundado originalmente como monasterio y escuela, Ta Prohm apenas ha sido reconstruido, conservando por tanto una cierta mística.

 

Ta Prohm sin reconstruir

 

Ta Prohm escultura

 

Ta Prohm fortaleza

 

Por otra parte, su arquitectura es completamente distinta al resto de templos de Angkor pues consiste en una larga cadena de edificios de una sola planta, conectados por pasajes y galerías.

 

Ta Prohm cadena edificios

 

Ta Prohm cadena edificios 2

 

Ta Prohm pasajes

 

Rodeado por un imponente muro, ello no ha evitado que enormes árboles con enredaderas crezcan entre sus edificios, envolviéndolos con sus poderosas raíces que llegan a romper sus paredes.

 

Ta Prohm muro

 

Las valiosas joyas que contuvo en templo –más de 500 kilos de oro, 40.000 perlas y miles de piedras preciosas- fueron “rescatadas” de las ruinas durante las primeras exploraciones.

 

Ta Prohm salida

 

 

 

 

 

 

 

CAMBOYA 2: Angkor Thom, Bayón y Baphuon:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/341-camboya-2-angkor-thom-bayon-y-baphuon

CAMBOYA 3: Beng Mealea y el “Grupo” de Roluos:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/343-camboya-3-beng-mealea-y-el-grupo-de-roluos

CAMBOYA 4: Templos de Preah Khan, Neak Pean y Ta Som:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/345-camboya-4-templos-de-preah-khan-neak-pean-y-ta-som

CAMBOYA 5: Mebon Oriental y Banteay Srei

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/354-camboya-5-templos-de-mebon-oriental-y-banteay-srei

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar