HOLANDA 3

Afsluitdijk, Alkmaar y Zaanse Schans

 

 Zaanse portada

 

AFSLUITDIJK, EL GRAN DIQUE

 

El Afsluitdijk (literalmente “dique de cierre”) conecta el norte de Holanda con la región de Frisia, como resultado del proyecto que cerró el peligroso Mar del Sur, convirtiéndolo en un lago artificial: el IJsselmeer.  (que antaño fue el peligroso Mar del Sur), al que el dique separa ahora del pequeño mar de Frisia.

 

Dique cartel

 

Dicho proyecto se debió a Cornelis Lely, ingeniero hidráulico y ministro de transporte, obras públicas y dominación del agua. Se inició en 1927 y duró únicamente cinco años.

Sobre el dique diseñado por Lely discurre una rectísima autopista de 32 km de largo y 90 m de ancho, con dos carriles por sentido y un carril adicional para bicicletas.

 

Dique 3

 

La obra de ingeniería resulta impresionante y merece la pena recorrer los 64 kilómetros arriba y abajo sólo para poder apreciar su envergadura.

 

Dique 4

 

Como también la merece aparcar en las inmediaciones de la estatua erigida en homenaje al propio Lely, no tanto para apreciarla como para echar un detenido vistazo al mar, que lo rodea todo hasta donde se  pierde la vista.

 

Dique estatua

 

Dique vista del agua

 

Dique 1

 

 

ALKMAAR

Con un mercado del queso tan famoso como el de Edam, que en este caso tiene lugar cada viernes de 10:00 a 12:30 h. aunque sólo desde el primer viernes de abril hasta el primero de septiembre, Alkmaar es una población de poco menos de 100.000 habitantes.

 

Alkmaar canal 2

 

Uno se queda perplejo cuando es informado de que esta pequeña ciudad cuenta nada menos que con 400 monumentos significativos, si bien es fácil deducir que no todos cuentan con la misma importancia.

En cualquier caso, es más que aconsejable pasear por su centro histórico, cruzando sus canales y disfrutando de aquello que va saliéndonos al paso. Pero, puestos a quedarnos con algunos lugares especialmente merecedores de un vistazo más detenido, propondría los siguientes.

- El Ayuntamiento (Stadhuis), un edificio gótico vistosamente decorado con rayas horizontales blancas y negras, presenta una bonita escalinata en la misma fachada, además de contar con una alta torre.

 

Alkmaar ayuntamiento

 

Alkmaar ayuntamiento torre

 

- El Museo del Queso (Kaasmuseum), en la Plaza del Peso, albergado por un edificio renacentista llamado literalmente “Edificio del Peso Público” (Waaggebouw).

 

Alkmaar Edificio Peso Publico

 

Alkmaar Edificio Peso Publico 2

 

- La St. Joseph Kerk, una iglesia bastante moderna, de principios del XX, pero erigida en un bonito lugar junto a uno de los canales.

 

Alkmaar St Josephkerk

 

- La Iglesia de San Lorenzo (St. Laurenskerk), por el contrario, es la más antigua de la ciudad y cuenta además con dos órganos del siglo XVI. Con todo, no acabo de acostumbrarme al interior de los templos protestantes, en los que, además de resultar un tanto fríos desde un punto de vista espiritual, puede uno encontrar todo tipo de objetos sin relación alguna con el culto.

 

Alkmaar organo

 

Alkmaar San Lorenzo techo

 

- Varios molinos diseminados a lo largo de la ciudad y además bastante distantes entre sí.

 

Alkmaar molino y edificio

 

Alkmaar molino

 

Una cosa que no tuve ocasión de visitar pero que no debería perderse quien sea fan de la mítica banda de Liverpool es el Museo de los Beatles. Parece ser que es muy pequeño -apenas 100 metros cuadrados- y se debe al empeño de un par de fanáticos seguidores del grupo, que han ido recopilando material a lo largo de los años. No en vano fue en Alkmaar donde se fabricó la primera guitarra de John Lennon.

Y para los futboleros, siempre podéis visitar el AFAS Stadion, donde disputa sus encuentros el AZ.

 

Alkmaar estadio

 

 

ZAANSE SCHANS

 

Entra dentro de lo posible que vuestro periplo por tierras holandesas se cierre con un número ridículo de “avistamientos” de molinos, ya que cada vez escasean más, habida cuenta de la necesidad cada vez menor de su uso.

Sin embargo, para evitar que ello ocurra, siempre es posible acercarse a este complejo descaradamente orientado a la explotación turística que responde al no menos complejo nombre de Zaanse Schans.

 

Zaanse molinos junto al agua 1

 

Incluido, por razones obvias, en muchas de las rutas organizadas por las agencias de turismo, no resulta tan sencillo encontrar el lugar cuando te mueves por tus medios con la única ayuda del GPS, debido principalmente a que no se trata de una población sino de un barrio artificialmente construido en las inmediaciones de Zaandam.

 

Zaanse molinos 1

 

Los molinos que la conforman datan de más de 200 años de antigüedad y, tras ser trasladados a este emplazamiento y después de su preceptiva restauración, están todavía en uso, lo que ciertamente hace más interesante la visita.

 

Zaanse molino en uso

 

 

Como interesante resulta averiguar los distintos cometidos de cada uno de los molinos, ya que mientras unos están dedicados a fabricar aceite o mostaza, otros por el contrario desempeñan funciones de aserradero, como éste de color verde:

 

Zaanse molino verde

 

Ni que decir tiene que el complejo resulta estéticamente muy atractivo, ya que el paraje natural es muy hermoso y también lo son las casas tradicionales construidas en él y los propios molinos, todo lo cual ofrece como resultado un sinfín de bonitas fotografías a cargo del millón de visitantes que la recorren cada año.

 

Zaanse paraje

 

Zaanse molinos junto al agua 3

 

Zaanse casas 2

 

El acceso a esta especie de museo preindustrial al aire libre que en realidad es Zaanse Schans resulta gratuito pero no lo es el aparcamiento, cuyo precio resulta de lo más peculiar, según se estacione en él durante un período inferior a media hora (apenas 1 euro) o durante un período superior: 7’5 euros en todos los casos.

También se cobra el acceso a algunos de los molinos aunque, una vez allí, considero que merece la pena ver al menos uno para hacerse una idea más aproximada de su estructura y de su forma de funcionamiento.

 

Zaanse interior molino 1

 

Zaanse interior molino 3

 

Algunos de los edificios han sido adoptados por artesanos que fabrican artículos de lo más diverso, desde zuecos a quesos, los cuales es posible comprar allí mismo. Igualmente es posible encontrar aquí un pequeño astillero y hasta un taller de peltre.

 

 

 

 

 

 

 

HOLANDA 1: Amsterdam:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/349-holanda-1-amsterdam

HOLANDA 2: Edam, Marken, Volendam y Haarlem:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/351-holanda-2-edam-marken-volendam-y-haarlem

HOLANDA 4: Delft, Den Haag (La Haya) y Utrecht:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/363-holanda-4-delft-den-haag-la-haya-y-utrecht

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar