TAILANDIA 1

Bangkok – Parte I

 

Portada Tailandia 1

 

ALGUNAS NOCIONES SOBRE TAILANDIA

 

Aunque son sus playas –como la masificada Phuket- las que le han otorgado fama, Tailandia es mucho más que eso.

En el norte, por ejemplo, pueden visitarse fascinantes templos, tanto en Chiang Rai (en especial, las ruinas de los templos de Chiang Saen) como en Chiang Mai.

También puede recorrerse espectaculares espacios naturales cuajados de cascadas y compartir en ellos diversas experiencias con elefantes.

Incluso puede uno sumergirse en la historia del país, visitando la pequeña Sukhotai o lo que queda de la antigua capital Ayuthaya.

Una posibilidad más, entre otras muchas, estriba en acercarse al famoso Puente sobre el río Kwai en Kanchanaburi.

Por supuesto, para los más urbanitas siempre quedará Bangkok, donde viven seis millones y medio de habitantes de los 67 que constituyen la población total del país.

La moneda local en Tailandia es el bath (cada 37 baths equivalen aproximadamente a un euro) y sólo puede adquirirse una vez en el país.

No resulta difícil encontrar oficinas de cambio en los aeropuertos y hoteles e incluso en algunos centros comerciales. Las diferencias de cambio entre dichas oficinas son, sin embargo, significativas.

Por otra parte, los billetes de avión entre las capitales españolas y Bangkok tienen un precio muy razonable, comparativamente con otros destinos del sudeste asiático, lo que convierte a la capital tailandesa en un punto de partida más que interesante.

Con la suficiente antelación en la compra, un billete de ida y vuelta puede estar por debajo de los 600 euros.

En cuanto a la forma de moverse por el país, resulta aconsejable alquilar furgonetas con conductor si se quiere viajar al norte mientras que en el interior de Bangkok se dispone de metro, taxi (que, al igual que los buenos hoteles de la ciudad, no son ni mucho menos tan baratos como cupiera esperar) o tuk tuk.

 

LA CAPITAL, BANGKOK

 

El paisaje urbano de la capital tailandesa recuerda poderosamente al de la china Shanghai.

Tal vez se deba al aspecto de sus arrabales o a la presencia de estructuras metálicas elevadas que sobrevuelan sus atestadas avenidas.

 

Calle 1

 

Calle 2

 

Tren elevado

 

O quizás dicha similitud resida en el contraste entre sus barrios de casas bajas y calzadas en precario estado con sus modernos rascacielos en los barrios más opulentos.

Tradición y futurismo conviven aquí como en la megalópolis china, alternando miseria y glamour.

Algunos elementos fácilmente diferenciadores son la profusión de tuk tuks en las calles o la presencia permanente en las mismas de grandes fotografías de la pareja real. De hecho, la reciente muerte del monarca, apenas unos meses después de mi visita, originó una gran consternación entre los tailandeses.

En cualquier caso, como es fácil suponer, Bangkok tiene su propia personalidad, además de una atmósfera peculiar que la pone en relación con otros muchos lugares.

 

Peculiaridad

 

Así, por ejemplo, el Parque Lumpini tiene algo más que reminiscencias del Central Park neoyorkino aunque con un sello distintivo: está poblado por un sinfín de lagartos monitor gigantes que semejan cocodrilos.

 

Parque Lumpini 1

 

Parque Lumpini 2

 

Mide casi 58 hectáreas que incluyen dos kilómetros y medio de caminos pedestres, varios parques infantiles y un lago artificial por el que se puede navegar en pequeñas embarcaciones de alquiler.

 

Parque Lumpini 3

 

Parque Lumpini 4

 

Parque Lumpini 5

 

Parque Lumpini lagarto 3

 

Es en el lago donde viven estos llamativos lagartos, a los que está terminantemente prohibido alimentar, a causa de su agresividad.

 

Parque Lumpini lagarto 2

 

Parque Lumpini lagarto

 

El Lumpini fue creado en 1920 por el Rey Rama VI en terrenos propiedad de la familia real, razón por la cual se conserva una estatua del monarca junto a una de las entradas.

A propósito; el parque toma su nombre de Lumbini, la población nepalí en la que nació Buda.

Además de un pulmón verde para la ciudad, se trata de un lugar idóneo para hacer deporte o para contemplar a quienes practican tai chi, yoga, atletismo, ciclismo, aerobic o hasta halterofilia.

Una curiosidad que sorprende al recién llegado es la emisión por los altavoces del himno nacional en dos momentos puntuales del día (las ocho de la mañana y las seis de la tarde), que obliga a todos a interrumpir sus actividades para escucharlo en completa inmovilidad.

 

Parque Lumpini quietos

 

Por último, el parque es también escenario de muchos conciertos de música clásica que se ofrecen de forma gratuita; generalmente, los domingos por la tarde.

Otro lugar peculiar en la ciudad lo constituye la Casa-Museo de Jim Thompson, un arquitecto estadounidense y antiguo agente de la OSS (la antecesora de la CIA) que decidió quedarse en Tailandia después de contribuir a su liberación en la Segunda Guerra Mundial.

 

Jim Thompson casa

 

Thompson creó entonces una exitosa empresa destinada a dar a conocer y distribuir la seda tailandesa por todo el mundo.

Este personaje, que suscita un gran afecto en el país, de cuya vida social participaba activamente, desapareció en 1967 durante un viaje por la vecina Malasia.

Su cuerpo nunca fue encontrado y tampoco existe dato alguno que sustente las diferentes hipótesis acerca de su desaparición.

Dejó como legado un complejo formado por seis antiguas casas de teca, que hizo transportar desde Ayutthaya (a 80 kilómetros al norte de Bangkok) y desde otros puntos del país.

Sus paredes están ensambladas entre sí sin usar clavos, al estilo tailandés y la construcción se eleva del suelo para protegerla de las frecuentes inundaciones.

Puede visitarse mediante el pago de una entrada aunque las explicaciones de los guías se ofrecen en inglés o francés pero no en español.

 

Jim Thompson flores

 

El contenido de la casa, que está rigurosamente prohibido fotografiar, incluye desde un bello mobiliario hasta una extraordinaria colección de arte asiático, tanto de Tailandia como de muchos otros países por los que Thompson viajó.

 

Jim Thompson arte asiatico

 

Jim Thompson arte asiatico 2

 

La entrada también da derecho a pasear por los jardines, en uno de los cuales encontramos a un huésped un tanto especial: se trata de un pez tremendamente agresivo que se lanza contra la mano de que ose introducirla en el agua.

 

Jim Thompson jardines

 

Jim Thompson estanque

 

Jim Thompson pez

 

Mención aparte merece el espléndido restaurante de la Jim Thompson House, un lugar decorado de forma agradable que ofrece por un precio muy moderado algunos de los platos más exquisitos de la gastronomía tailandesa, magníficamente presentados además.

 

Jim Thompson restaurante

 

Un buen ejemplo es el Khao Pad Saparod; servido en una piña previamente vaciada, consiste en un plato de arroz frito, acompañado de langostinos pelados, pollo, piña cortada en tacos, anacardos igualmente fritos y un poco de curry.

 

Jim Thompson comida

 

Por último podremos saciar nuestra sed consumista en la contigua tienda de Jim Thompson, en la que pueden adquirirse artículos exclusivos de esta prestigiosa marca.

Y, si tenemos suerte, también es posible encontrarse con una exhibición de baile tradicional a cargo de unas jovencitas ataviadas con el traje típico thai.

 

Jim Thompson bailarinas

 

 

WAT ARUN

 

Junto a la orilla occidental del río Chao Phraya se alza el hinduista “Templo del Amanecer”, sobre lo que un día fue otro templo de rito budista.

Su estupa gigante, de 82 metros de alto y 234 de ancho, fue construida con posterioridad y resulta fácilmente visible desde el otro lado del anchísimo río navegable.

 

 Canal y obras

 

Actualmente y desde 2013, el templo se encuentra en obras, lo que lo sume en un feo mar de antiestéticos andamios, sin impedir eso sí su visita.

 

Wat Arun obras

 

Wat Arun obras 2

 

Wat Arun estatua

 

El único hándicap es la prohibición momentánea de ascender a lo alto de la estupa central, con lo que nos perdemos una magnífica panorámica sobre el río y la ciudad.

 

Wat Arun escaleras

 

Dicha estupa está rodeada por otras ocho del mismo estilo Khmer (o jemer) observado en Camboya y su torre blanca, coronada por el tridente de Shiva, representa al Monte Meru de la mitología hindú.

 

Wat Arun 3

 

Wat Arun 2

 

Wat Arun estatua dorada

 

En cuanto a sus paredes exteriores, están profusamente decoradas con fragmentos de todo tipo de porcelana china y con trozos de conchas marinas.

 

Wat Arun ceramica

 

Wat Arun ceramica 2

 

Wat Arun ceramica 3

 

El complejo cuenta con varios edificios en los que es posible sorprender alguna ceremonia budista.

 

Wat Arun templete

 

Wat Arun monjes

 

Una vez recorrido el complejo de Wat Arun, puede cruzarse a la orilla oriental del Chao Phraya en una de las modestas barcazas que hacen las veces de transbordador, lo que apenas nos llevará unos minutos y sólo nos costará unos céntimos de euro.

 

Canal 1

 

Canal 2

 

Canal 3

 

Canal 4

 

Canal 5

 

 

 

 

 

 

 

 

TAILANDIA 2: Bangkok – Parte II:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/390-tailandia-2-bangkok-parte-ii

TAILANDIA 3: Bangkok – Parte III:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/391-tailandia-3-bangkok-parte-iii

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar