POR TIERRAS DE PONTEVEDRA 2

Villanueva de Arosa, Cambados y Combarro

 

Vilanova portada

 

En el norte de la provincia de Pontevedra, una zona de las Rías Baixas muy apreciada por sus playas, hay algunas poblaciones que destacan entre sus vecinas por diversas razones que abordaremos en este artículo, dedicado a Villanueva de Arosa, Cambados y Combarro.

 

VILLANUEVA DE AROSA

 

A diez kilómetros al sudoeste de Villagarcía de Arosa, Villanueva (o Vilanova) es una población sin grandes atractivos monumentales pero con el indiscutible aliciente de conservar en su casco histórico la casa natal de don Ramón del Valle-Inclán.

 

 Vilanova Valle Inclan

 

 Vilanova Valle 2

 

El ayuntamiento la adquirió a mediados de los noventa, tras sufrir el inmueble un incendio que lo destruyó prácticamente por completo. Actualmente es Casa-Museo gracias a la iniciativa municipal.

Sin embargo, es la pertenencia de Vilanova a la Ría de Arousa lo primero que constatamos al llegar aquí, no siendo en absoluto extraño contemplar a los mariscadores trabajando mientras la marea permanece baja.

 

Vilanova mariscando

 

Entre los modestos monumentos de los que puede alardear la villa destaca la iglesia de Sta. María de Caleiro, que conserva parte de la primitiva iglesia románica del siglo XII.

Igualmente la Capilla de la Encarnación, un templo también románico del siglo XII, situado en el antiguo barrio de Vilamaior.

En esta última destacan el campanario de hierro forjado y la puerta de entrada, con su arco de medio punto. En sus inmediaciones observaremos el inevitable crucero.

Siguiendo con los templos de la localidad, la iglesia de la Pastoriza es de estilo neoclásico y fue construida con sillería rústica, usando piedras de la desaparecida iglesia Vieja de Calogo, de la cual únicamente conserva el campanario, del siglo XVIII.

 

Vilanova iglesia Pastoriza

 

Por último, cabría mencionar entre los monumentos más relevantes, los pazos de Alverellos y Rúa Nova.

También -y no es detalle baladí- hallamos en Vilanova un restaurante poco afamado pero de los que uno agradece su recomendación cuando se la hacen. Se trata del “Café Reis”. Un paraíso para degustar el mejor marisco a un precio increíble para quienes llegamos de otras latitudes.

 

Vilanova Cafe navajas

 

Vilanova Cafe zamburiñas

 

 

CAMBADOS

 

A apenas ocho kilómetros de Villanueva se encuentra Cambados, una bonita localidad que nació de la fusión de tres villas históricas: la aristocrática Fefiñáns, la marinera San Tomé y la Cambados propiamente dicha.

Precisamente la Plaza de Fefiñáns constituye la estampa más típica de la ciudad y uno de los conjuntos arquitectónicos más bellos de toda Galicia.

 

Cambados Plaza Fefiñans

 

Llegando por el norte a Cambados, se accede a ella por la avenida de Villagarcia o por la de Rosalía de Castro si se llega desde el este.

La plaza está conformada por el pazo de Fefiñáns, el Arco-puente, la atalaya Torre del Homenaje y la iglesia de San Benito.

El pazo de Fefiñáns, inspirado en el Renacimiento italiano, tiene forma de L y cuenta con dos bellos balcones circulares en sus extremos.

 

Cambados Pazo Fefiñans

 

Cambados Pazo Fefiñans 2

 

La iglesia de San Benito, románica en sus orígenes, fue remodelada en el siglo XVIII, cuando fueron también construidas tanto sus torres como la fachada actual.

 

Cambados iglesia S Benito

 

Cambados iglesia S Benito 3

 

Los campanarios barrocos y el interior gótico se cuentan entre los aspectos más destacados del templo.

Por su parte, el Arco-puente es el único superviviente de los cuatro que adornaban la plaza. El resto fueron derribados por orden del Marqués d Montesacro en base a arbitrarios criterios urbanísticos.

 

Cambados arco puente

 

Por último, la Torre del Homenaje es una torre mirador del siglo XVI.

Si, en lugar de por la avenida Rosalía de Castro, entramos a Cambados desde el este, haciendo uso de la avenida de Vilariño, que es la ruta más usual, llegaremos hasta el Ayuntamiento de la localidad.

 

Cambados ayuntamiento

 

El edificio que alberga la Casa Consistorial fue construido como prisión en 1850 y en él se hallaba también el juzgado aunque se convertiría en ayuntamiento apenas veinte años después de ser erigido.

El Parador Nacional de Cambados, antiguo Pazo de Bazán, es una elegante mansión solariega erigida a poco más de cien metros de allí, en un lugar óptimo para disfrutar del Paseo Marítimo.

 

Cambados Parador

 

Cambados Parador 2

 

También para dejarse llevar a través de la Rúa Príncipe hasta la Rúa Real y sus inmediaciones, donde abundan los restaurantes y mesones más recomendables de la ciudad, en los que se pueden degustar las carnes y los mariscos más frescos.

 

Cambados Rua Principe

 

Resulta especialmente recomendable seguir el Paseo Marítimo hacia el sur, hasta que éste se convierte en la Rúa Alameda de San Tomé, al llegar al popular barrio marinero.

 

Cambados Paseo Maritimo

 

Cambados barcas

 

Junto a típicas casas de pescadores y a algún que otro hórreo estratégicamente dispuesto frente al mar, llegaremos al Pazo de Montesacro, un elegante palacio barroco del siglo XVIII, que es actualmente residencia de ancianos.

 

Cambados barrio S Tome

 

Cambados horreo

 

Cambados Pazo de Montesacro

 

También la Capilla de la Valvanera, adosada al pazo, es coetánea del mismo y en ella se venera a la Virgen de la Valvanera, de tradición riojana.

Siguiendo nuestra ruta junto a la orilla del mar, encontraremos finalmente la minúscula isla A Figueira, unida al casco urbano por un estrecho puente de 170 metros de largo.

 

Cambados isla puente

 

Cambados isla

 

Cambados isla puente 2

 

La isla está coronada por la Torre de San Sadurniño, únicos restos supervivientes de lo que en su día fue una fortaleza medieval. Desde lejos a  un servidor le recordó poderosamente a la “Isla Negra” de las aventuras de Tintín.

 

Cambados puente y Torre

 

Cambados Torre S Sadruniño

 

De regreso hacia el centro, uno puede pasear por la bonita calle Hospital, en la que encontraremos el pazo de Moltó, la capilla del Hospital y la modesta capilla de Santa Margarita.

 

Cambados capilla Sta Margarita

 

Un mínimo desvío nos llevará también al Convento de San Francisco, actual iglesia parroquial cuya fachada destaca por sus muchas representaciones: las cinco llagas franciscanas, las figuras de Adán y Eva, los fundadores del Convento (D. Juan Daval y Dña. María Pérez) y el escudo de los Figueroa.

 

Cambados Convento S Francisco

 

Algunos pazos, como el de Torrado, el de Bazán, el de Ulloa o el de Fajardo o Salgado, pueden redondear una agradable visita a la elegante Cambados.

 

COMBARRO

 

Siguiendo nuestra ruta hacia el sur, dejaremos al oeste la popular isla de La Toja y, más tarde, también las afamadas playas de Sanjenjo para llegar, ya cerca de la capital pontevedresa, a este paraíso de pintores que es Combarro.

 

Combarro horreo y mar

 

Pueblo pintoresco donde los haya, jalonado de hórreos y cruceros, sigue conservando su profundo aire marinero, que las hordas de turistas mitigan un tanto durante los meses estivales.

 

Combarro horreo

 

Su compacto casco histórico nos llevará, como en un sueño, desde la Praza da Chousa hasta los hórreos del Muelle da Rúa, saturando nuestras retinas de imágenes hermosas teñidas de melancolía marinera.

 

Combarro horreoS

 

Típico es en esta pequeña localidad adquirir una bruja de la suerte –o quizás algún orujo local- pero, sobre todo, cenar junto a la ría de Pontevedra en uno de los muchos locales que se arraciman junto a la orilla.

 

Combarro calle

 

Combarro 2

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar