POR TIERRAS DE PONTEVEDRA 4

Monasterios y conventos

 

Portada monasterios

 

Entre la media docena de monasterios que jalonan las bellas tierras pontevedresas, hoy haremos la semblanza de cuatro de ellos, siguiendo un criterio geográfico que nos llevará desde el norte hasta el sur de la provincia.

 

SAN LORENZO DE CARBOEIRO

 

El más septentrional de los monasterios pontevedreses es el de Carboeiro, ubicado sobre un escarpado promontorio a orillas del río Deza y en el término municipal de Silleda.

 

Carboeiro paraje 2

 

Carboeiro paraje

 

Constituye uno de los monumentos más característicos del arte medieval gallego, a caballo entre el románico tardío y el gótico serodio.

El cenobio original fue fundado en el siglo X por el conde Don Gonzalo y la condesa Doña Teresa en los terrenos de un ermitaño, llegando a ser una abadía benedictina de relevancia en los dos siglos posteriores.

A partir del siglo XVI se agudizaría la crisis iniciada tres centurias antes, pasando San Lorenzo a ser un priorato, una granja u, ocasionalmente, incluso una cárcel para monjes.

Sería abandonado tras la desamortización de Mendizábal en 1835 y actualmente se halla inmerso en un largo y concienzudo proceso de restauración que le ha devuelto parte de su antiguo esplendor.

 

Carboeiro fachada coches

 

La iglesia, de estilo románico, fue construida en el siglo XII, con planta de cruz latina, tres naves y crucero.

 

Carboeiro naves

 

Carboeiro naves 2

 

Destacan en el monasterio su gran muro circular y la enorme cripta bajo la cabecera, a la que se desciende por una escalera de caracol desde las torres.

 

Carboeiro cripta

 

Carboeiro cripta 2

 

Carboeiro escalera caracol

 

También son reseñables la ornamentación exclusivamente vegetal de los capiteles, la portada sur con su rosetón lateral y la puerta occidental (la principal del templo), adornada con 23 de los 24 ancianos del Apocalipsis, en lo que es una clara influencia del Pórtico de la Gloria de la catedral de Santiago de Compostela.

 

Carboeiro capiteles

 

Carboeiro fachada principal

 

El monasterio toma su nombre de la elaboración de carbón vegetal propia de la zona.

 

MONASTERIO DE POIO

 

Bastante más al sur, a 67 Km en dirección sudoeste, se encuentra este monasterio, enclavado en la ría de Pontevedra, apenas a 4 Km de la capital provincial.

En realidad se trata de dos monasterios distintos.

El antiguo, benedictino, conserva su iglesia y los claustros del Cruceiro y de las Procesiones.

 

Poio antiguo iglesia

 

El moderno, mercedario, cuenta con dos patios paralelos y una amplia capilla, estando habilitado como Hospedería desde principios de los años setenta.

 

Poio nuevo

 

Las habitaciones de la hospedería son sobrias y carecen de televisión y otras modernidades pero ofrecen, por el contrario, una atmósfera que invita al reposo físico y espiritual.

No queda suficientemente acreditada la antigüedad del viejo monasterio -que la tradición sitúa en el siglo VII- aunque sí se tiene constancia de su existencia en el X.

Alcanzó su mayor protagonismo entre los siglos XVI y XVII.

 

Poio antiguo

 

Poio Virgen

 

Como en Carboeiro, los monjes benedictinos abandonaron el convento con la Ley de Desamortización de Mendizábal pero, curiosamente, en Poio sólo se tardó medio siglo en volver a habitarlo aunque, en este caso, lo fuese por religiosos de la Orden de la Merced.

 

Poio halcon

 

Arquitectónicamente no hay relación alguna con el citado monasterio de San Lorenzo pues el de Poio presenta una iglesia renacentista con algunos elementos barrocos.

El Claustro de las Procesiones, por otra parte, procede del siglo XVI y tiene arcos redondos y bóvedas de crucería.

 

SANTA MARÍA DE ARMENTEIRA

 

Armenteira se encuentra en una de las laderas cubiertas de pinares del monte Castrove, en el Concello de Meis.

Si bien el cenobio original fue fundado, al parecer, por el legendario abad San Ero en 1150, apenas una década después pasó a pertenecer a la Orden Cisterciense, denominándose desde entonces Santa María de Armenteira.

En la actualidad lo habitan monjas cistercienses, que conservan en perfecto estado tanto la iglesia como la muralla o el claustro.

 

Armenteira puerta

 

Armenteira entrada 2

 

Armenteira entrada

 

Tras su monumental fachada, la iglesia cuenta con tres naves y cabecera tripartita con cúpula sobre el crucero, lo que no es habitual en los templos gallegos.

 

Armenteira fachada

 

Armenteira iglesia interior

 

En realidad, tanto en las plantas como en las bóvedas se observa un cierto gusto por el románico que tampoco resulta frecuente en las iglesias de la Orden.

Su desnudez ornamental, por otra parte, constituye todo un paradigma del rigorismo cisterciense, siguiendo las normas de San Bernardo de no distraer la oración con los ornamentos.

 

Armenteira pasillo

 

No hay por ello concesiones para las redondeces románicas en la ornamentación del templo, así como tampoco encontraremos relieves figurativos, limitándose a los capiteles vegetales.

El considerable tamaño de la cabecera y su austeridad le otorgan, siguiendo esa misma línea, un aspecto casi militar.

 

Armenteira lateral

 

Armenteira posterior

 

Sin embargo, dentro de la remarcable austeridad de la iglesia, la fachada brilla con luz propia, con su espléndido rosetón iluminando la nave central.

Por lo que respecta al claustro, tiene forma cuadrada, cuenta con dos plantas y hace alarde de esa misma sobriedad observada en todo el conjunto.

 

Armenteira claustro

 

Armenteira claustro 2

 

El actual fue construido entre los siglos XVI y XVIII y está adosado a la iglesia.

 

REAL MONASTERIO DE SANTA MARÍA DE OIA

 

En una ensenada rocosa entre Baiona y A Guardia se alza este monasterio, a pocos metros del Océano Atlántico.

 

Oia desde lejos

 

Oia oceano

 

De hecho, se trata del monasterio de la Orden del Císter más cercano al mar.

 

Oia desde cerca

 

Aunque sus orígenes son difusos, estos parecen remontarse al siglo XII y estar ligados a los hábitos negros de la orden benedictina.

Sería después de la reforma del Císter cuando los hábitos blancos tomarían posesión del lugar, convirtiendo al monasterio en referente de la arquitectura cisterciense debido a su sencillez ornamental.

Los monjes revitalizarían una región básicamente improductiva gracias a la cría de ganado caballar o al cultivo de la vida, además de introducir nuevos productos del otro lado del océano como el maíz o el tomate.

El monasterio, que asume tres estilos arquitectónicos –románicos, góticos y barrocos- jugó un importante papel en la defensa de la costa, logrando desbaratar un ataque de la flota turca en el siglo XVII, lo que fue origen de curiosas leyendas y le supuso el título de “Real”, concedido por Felipe IV.

 

Oia iglesia

 

En la actualidad es de propiedad privada, razón por la cual sólo puede visitarse su iglesia.

 

Oia fachada

 

Ésta tiene cruz latina y cuenta con tres naves y una cabecera de influencia francesa.

Lo más llamativo de su interior son los enormes pilares en forma de T.

 

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar