POR TIERRAS DE PONTEVEDRA 5

Pazos gallegos

 

Portada pazos

 

Estas casas solariegas, rodeadas de enormes jardines y campos de viñedos, son parte consustancial del paisaje gallego.

Producto de la hidalguía del siglo XVI y epicentro de la vida sociopolítica de la época, su integración queda evidenciada en un sinfín de leyendas y canciones.

Veremos, a continuación, algunos de los pazos más significativos de la provincia, haciendo la advertencia previa de que es conveniente reservar las visitas por adelantado si no se quiere uno llevar la desagradable sorpresa de hallarlos cerrados o sin entradas disponibles para la jornada.

 

PAZO DE OCA

 

Ubicado en la pequeña localidad de A Estrada, en el valle del río Ulla, el de Oca es conocido con el elogioso sobrenombre de “el Versalles gallego”.

 

Oca conjunto

 

Se compone este pazo, cuyo origen parece remontarse a una antigua construcción militar, de un palacio del siglo XV, una capilla y una muralla, además de una contigua iglesia del siglo XVIII.

 

Oca interior 1

 

Oca interior 2

 

Oca interior 4

 

Oca iglesia

 

El conjunto combina la arquitectura clásica gallega en piedra con una gran extensión de vistosos y variados jardines que ocupan 8 hectáreas, en las que abunda el agua, lo que se refleja en una gran cantidad de fuentes.

 

Oca fuente

 

Oca fuente 2

 

Oca fuente 3

 

Esta abundancia de agua se evidencia también en sus dos hermosos estanques, unidos por un puente de piedra, especialmente atractivos.

 

Oca puente de piedra

 

Oca estanque

 

Oca estanque 3

 

La configuración actual de los jardines es, como la iglesia, del XVIII y obedece a una inspiración inequívocamente francesa. En ellos encontraremos tilos, hortensias, arces, magnolias y hasta secuoyas.

 

Oca hortensias

 

Oca jardin

 

Oca alcornocal

 

Oca vinyas

 

En la actualidad, el conjunto es propiedad de la Fundación Casa Ducal de Medinaceli y se ha de satisfacer el precio de una entrada para visitarlo, bien por cuenta propia, bien disfrutando de visitas guiadas, algunas de las cuales son teatralizadas. El teléfono para concertar las visitas es (+34) 986 58 74 35.

Aunque está abierto durante todo el año, es especialmente recomendable –y esto es extensible al resto de los pazos de los que hablaremos en este artículo- durante los meses de febrero y marzo, cuando la camelia está en flor.

Y es que el de Oca forma parte de la “Ruta de la Camelia”, un recorrido de norte a sur de Galicia en el que pueden contemplarse alrededor de 8.000 variedades de camelias en jardines vinculados al patrimonio histórico de Galicia.

Ésta es la lista completa de los jardines que conforman la Ruta de la Camelia:

1. Pazo-Museo Quiñones de León (Vigo)

2. Parque do Castro (Vigo)

3. Castelo de Soutomaior (Soutomaior)

4. Pazo de Lourizán (Pontevedra)

5. Pazo da Saleta (Meis)

6. Pazo de Quinteiro da Cruz (Ribadumia)

7. Pazo de Rubiáns (Vilagarcía de Arousa)

8. Casa-Museo de Rosalía de Castro (Padrón)

9. Pazo de Oca (A Estrada)

10. Sta. Cruz de Ribadulla (Vedra)

11. Pazo de Mariñán (Bergondo)

12. Alameda de Santiago

13. Estación Fitopatolóxica de Areeiro

14. Pazo de Gandarón

15. Jardines del Palacio Provincial de Pontevedra

Hay que señalar que Oca comparte con el Pazo de Santa Cruz de Ribadulla el honor de albergar a los ejemplares de "camelia reticulata" más antiguos de Europa.

El nombre de esta flor de origen asiático, por cierto, procede del naturalista sueco Carlos Linneo, quien la bautizó así en honor de G. J. Kamel, un farmacéutico jesuita que recolectó plantas en Filipinas.

 

PAZO DE QUINTEIRO DA CRUZ

 

Enclavado en Ribadumia, en pleno valle del Salnés, se encuentra este espectacular pazo utilizado como escenario de rodaje de películas y series de televisión, y que ha llegado a albergar al catálogo de Chanel, una marca que, por otra parte, ha elegido la camelia como emblema de elegancia.

 

Quinteiro catalogo Chanel

 

Por si ello fuera poco, Quinteiro da Cruz es también una propiedad vitivinícola en la que se elabora un cotizado vino albariño.

Siete hectáreas ocupan los terrenos del pazo, dominados por la casa solariega, que no se visita por tratarse de una propiedad privada.

 

Quinteiro casa solariega

 

Debo señalar que tuve el privilegio de visitar Quinteiro da Cruz en compañía de su amable propietario pese a no haber tenido la prudencia de solicitar cita previa. La fortuna quiso que, mientras oteaba los jardines desde más allá de la valla, el caballero llegase a la propiedad y nos franqueara la entrada.

 

Quinteiro entrada

 

No es necesario entrar en la casa para disfrutar de algunos rincones realmente atractivos del pazo como la bodega, en la que pueden adquirirse algunos de los deliciosos caldos que allí mismo se elaboran o los antiguos establos, habilitados en la actualidad como salones para bodas.

 

Quinteiro bodega

 

Quinteiro bodega 2

 

Quinteiro salon

 

Quinteiro salon 4

 

También permanecen en pie varios cruceros, dos hórreos, un palomar, un lavadero y diversas fuentes ornamentales.

 

Quinteiro horreo

 

Quinteiro cruz

 

Quinteiro fuente

 

Asimismo es posible visitar la capilla del siglo XVI, en la que se conserva una bonita imagen pétrea de la Virgen.

 

Quinteiro capilla

 

Quinteiro capilla interior

 

Quinteiro capilla imagen

 

En cuanto a los extensos y bellísimos jardines, gozan de un gran interés botánico, con especies vegetales procedentes de los rincones más exóticos del planeta: desde Sudamérica hasta Japón.

 

Quinteiro jardin 1

 

Quinteiro jardin 2

 

Quinteiro flor

 

Quinteiro jardin 3

 

La propiedad cuenta con una zona de sotobosque (alcornoques, castaños, pinos, plátanos), una robleda, una zona de viñedos y una plantación de té.

 

Quinteiro bosque 1

 

Quinteiro bosque 2

 

Quinteiro vinyas

 

Por supuesto, las estrellas son las camelias, de las que aquí se encuentran más de un millar de variedades, lo que ha hecho acreedor al pazo de la Camelia de Oro en diversas ocasiones.

Por otra parte, en el pazo se elaboran productos cosméticos a base de camelia y vino principalmente, a la vez que se cultivan diversos tipos de té. Todos ellos pueden adquirirse allí mismo.

 

PAZO DE RUBIANES

 

Próximo al casco urbano de Villagarcía de Arousa, este pazo no desmerece en absoluto de los anteriores, ofreciendo visitas guiadas, previa solicitud, aunque también sea posible recorrerlo por cuenta propia, como fue mi caso.

Como en los dos casos anteriores, tampoco en Rubianes había tenido la precaución de solicitar cita previa, por lo que encontré cerrada la puerta del recinto que, al fin y al cabo, es de propiedad privada.

Comoquiera que un cartel pegado sobre el muro se hacía referencia a los números de teléfono a los que había de llamarse para concertar las visitas (986 510 534 y 619 26 18 47), decidí utilizar el móvil y probar suerte y lo cierto es que la fortuna me sonrió, mi solicitud fue atendida y pocos minutos después, un caballero se personó en la puerta.

Nos cobró el precio de las entradas y, tras franquearnos el portal y advertirnos que la casa quedaba excluida de la visita, nos pidió que volviéramos a llamarle cuando diéramos por finalizado nuestro paseo, a fin de volver a abrirnos la verja.

 

Rubianes verja

 

Rubianes tiene su origen en una antigua fortaleza del siglo XII, perteneciente a los Caamaño, que construyeron aquí su residencia en el XV.

 

Rubianes casa

 

Sería Jacobo Ozores, Señor de Rubianes, al regresar de su exilio en Francia, quien transformaría de nuevo la propiedad en el siglo XVIII aunque todavía se conservan del pazo original las caballerizas, la bodega y las cuadras.

Las primeras camelias de este pazo se remontan a principios del siglo XIX, encontrándose aquí más de 35 especies y 800 variedades diferentes pero en las 68 hectáreas de Rubianes hay mucho más que camelias.

De hecho, Rubianes ha sido declarado Jardín de Excelencia Internacional, convirtiéndose así en el segundo en lograrlo en España, junto al Castillo de Sotomaior.

Así se recorren, uno tras otro, un jardín francés, un jardín inglés, una zona zona dedicada efectivamente a las camelias y un estanque llamado de “Las Ranas”.

 

Rubianes jardin

 

Rubianes estanque Ranas

 

La visita prosigue junto a una gran extensión de viñedos (25 de las 68 hectáreas de la propiedad) y un gran jardín botánico en el que coexisten el roble gallego con la araucaria chilena o el alcanfor.

 

Rubianes vinyas

 

Rubianes bosque

 

Rubianes bosque 2

 

Igualmente es posible pasear entre alcornoques o ascender un camino parcialmente asfaltado hasta la parte más alta de la propiedad, desde la cual se obtienen preciosas vistas de la costa.

 

Rubianes subida

 

Rubianes subida 2

 

Rubianes vistas

 

A la bajada, uno puede extasiarse con la sencilla belleza de una capilla o degustar el vino albariño del propio lagar del pazo, con Denominación de Origen Rías Baixas.

 

Rubianes capilla

 

Rubianes capilla interior

 

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar