ITALIA 3

Rávena, Siena, San Gimignano y Volterra

 

San Gimignano panoramico

 

 

RÁVENA

 

                       Aunque en su conjunto la ciudad no difiere de algunas poblaciones “menores” de nuestro propio país -y, en concreto, me sugirió varias de mi provincia que no mencionaré por no herir susceptibilidades-, la visita a Rávena me parece altamente recomendable.

                       Para empezar, la ciudad ya era importante en el siglo I antes de Cristo y llegó a ser capital del Imperio Romano de Occidente en el año 402 de nuestra era.

                       Muy importante durante la época de la dominación ostrogoda y el posterior período Bizantino, los vestigios de su esplendor quedan plasmados en una serie de monumentos paleocristianos cuya decoración hace que Rávena sea conocida como “la ciudad de los mosaicos”.

                       Antes de comenzar la visita, aconsejo aparcar en un cómodo y barato parking descubierto detrás mismo de la iglesia de San Vitale y seguir andando por la que es una localidad de tamaño medio pero con un centro endiabladamente difícil para circular, por las muchas calles de único sentido que alberga.

                       Cerca del aparcamiento, como comentaba, se encuentra la iglesia de San Vitale, del siglo VI. Su cúpula octogonal, su llamativo campanario cilíndrico y sus preciosos mosaicos la hacen plenamente acreedora a la visita.

 

Ravenna   San Vitale

 

                       Saliendo por la puerta posterior del templo veremos, dentro del mismo recinto, el Mausoleo de Gala Placidia, una pequeña capilla en honor a San Lorenzo en el que se disfruta del mosaico del “Buen pastor”.

 

Ravenna   Mosaico del Buen Pastor

 

                       A pocos metros de la fachada de San Vitale hay una tienda en la que expiden entradas no sólo para dicha iglesia sino también combinadas para los distintos monumentos destacados de la ciudad. De tener tiempo suficiente para verlos todos, interesa bastante optar por esa modalidad.

                       Así, puede visitarse con la misma entrada el Baptisterio Neoniano (u ortodoxo) con su espléndida cúpula decorada con un mosaico policromo.

 

Ravenna Baptisterio Neoniano

 

Ravenna Baptisterio Neoniano cupula

 

Igualmente podemos utilizarla para penetrar en la iglesia de San Apolinar el Nuevo con su contundente campanario cilíndrico y su pequeño claustro arbolado.

 

Ravenna San Apolinar

 

Ravenna San Apolinar interior

 

                       Otro templo -la iglesia de San Francesco- ofrece la curiosidad de ver sus sótanos inundados; una versión muy modesta de la cisterna sumergida de Estambul que puede iluminarse introduciendo un euro en la ranura dispuesta a tal efecto.

 

Ravenna San Francesco cisterna sumergida

 

                       La Piazza del Popolo, un lugar animado que parece ser punto de reunión, y la torre Comunale (inclinada pero no tanto como la de Pisa) son otras de las sugerencias que os hago.

                       Pero sobre todo, en base a su interés histórico y sentimental, considero que no deberíais perderos la Tumba de Dante, pequeña y sobria pero abierta en medio de una calle cualquiera. Cuantos deseen acercarse a saludar al autor de la “Divina Comedia” pueden hacerlo libre y gratuitamente.

 

SIENA

 

                       A unos 170 Km al sur de Bolonia, conectada como Florencia -a la que tendréis que circunvalar si no habéis agrupado esas dos visitas- por una autopista de peaje algo incómoda (infinidad de curvas y túneles entre Bolonia y Florencia) se encuentra esta ciudad famosa por el Palio y por su bella catedral.

 

Siena panoramica

 

                       Es aconsejable aparcar en alguno de los amplios parkings descubiertos que se pueden encontrar fuera de las murallas y hacer el resto del trayecto a pie.

                       Según por dónde se entre a la ciudad se verá el Palazzo Tolomei en la Via delle Terme, el Palazzo Chigi Sacrcini en la Via del Peregrino o los Palazzos Salimbeni, Tantucci y Spannochi en la Piazza Salimbeni.

 

Siena palacios

 

                       Resulta aconsejable acercarse ala Logia dei Mercanti con sus arcos triples y al Museo que se aloja en el antiguo Hospital de Santa Maria della Scala.

                       Lo que, en cualquier caso, no se debería dejar de hacer en Siena es:

  • Asomarse a la enorme Piazza del Campo, donde tiene lugar el Palio.

 

Siena plaza y torre

 

  • Contemplar en la misma su graciosa Fuente Gaia.

 

Siena fuente

 

  • Si se tiene buenas piernas y el corazón en buen estado (no es broma; a lo largo de la ascensión hay numerosos carteles en los que se proporciona el teléfono de “emergencias” junto al consejo de detenerse a esperar la ayuda si alguien se siente indispuesto) subir hasta lo alto de la impresionante Torre del Mangia.
  • Desde dicha torre, que forma parte del Palazzo Pubblico, obtener maravillosas e incomparables panorámicas de Siena y sus alrededores.

 

Siena torre

 

  • Visitar la preciosa catedral (“il Duomo”) de Nuestra Señora de la Asunción, acabada en el siglo XIII por Giovanni Pisano. Hay que destacar la decoración interior y exterior del templo con placas de mármol blanco y verde.

 

Siena catedral 1

 

                       Un apunte sobre el palio: se trata de una carrera hípica de origen medieval que, de forma general, se corre dos veces al año, ambas en verano: el 2 de julio y el 16 de agosto. Es una competición por equipos y lo curioso es que el ganador es el caballo que -con o sin jinete- complete antes tres vueltas a la Piazza del Campo en el sentido de las agujas del reloj.

 

SAN GIMIGNANO

 

                     También conocida como “la ciudad de las 13 torres”, se trata de una población completamente amurallada que, por su extrema belleza, fue declarada toda ella Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

 

San Gimignano panoramica amplia

 

                       Como en otras ciudades amuralladas, un cómodo parking a precios asequibles se ubica fuera del casco antiguo pero en las inmediaciones de su puerta de acceso: la de San Giovanni.

          

San Gimignano murallas

 

San Gimignano Puerta San Juan

 

                       Ese mismo nombre recibe la calle principal, en pendiente como gran parte de las circundantes y con casas de piedra, todas ellas rodeando una plaza hermosísima con un antiguo pozo en el centro y un cierto aire medieval.

 

San Gimignano plaza con pozo

 

                       En esta misma plaza se encuentra la “Gelateria Dondoli”, galardonada hasta en dos ocasiones con el premio a la mejor heladería del mundo. Incluso cuentan con un helado sin azúcar verdaderamente delicioso.

                       Más que de monumentos concretos -excepción hecha de las monumentales trece torres que no destacan tanto por su diseño como por su acumulación-, el pueblo es una joya en sí mismo.

                       En cuanto a las iglesias de la localidad -muchas para su pequeño tamaño-, destacan la Colegiata y la de San Agustín.

 

San Gimignano plaza

 

                       Para quienes gusten de ese tipo de cosas, la localidad también contiene un Museo de la Tortura en el que, además de mostrar los artilugios en cuestión parece que también se explica en muchos idiomas la “utilidad” de los mismos y su forma de aplicación. Creedme si os digo que no tuve la menor tentación de visitarlo.

 

VOLTERRA

 

                       Muy cerca de San Gimignano y en la zona de influencia de Siena -aunque administrativamente dependa de la más lejana Pisa-, Volterra saltó a la fama internacional gracias a la saga cinematográfica “Crepúsculo”.

 

Volterra panoramica

 

Volterra Ciudadela

 

                       En esta población, a la que se menciona por su nombre en la segunda entrega de la saga literaria,  habitan los Vulturi, la aristocrática familia de vampiros que gobierna al resto de los “chupasangres” de todo el orbe.

                       De hecho, en el bellísimo Palazzo dei Priori llegó a figurar un cartel publicitario en el que se indicaba abiertamente “Volterra, la casa de los Vulturi” aunque luego, cansados de tanta referencia al tema vampírico, han optado más bien por desmarcarse completamente de ese tema.

 

Volterra la casa de los Vulturi

 

                       Y es que Volterra, autodenominada como “capital del alabastro” (hay un buen número de talleres visitables) es en realidad una población pequeña y tranquila.

                       Rodeada por murallas a las que se accede a través de cuatro entradas, todas ellas conducen a la bella Piazza dei Priori, en la cual se enfrentan, cada uno a un extremo de la misma, el ya citado Palazzo dei Priori y el Palazzo Pretorio, ambos del siglo XIII.

 

Volterra Piazza del Priori

 

Volterra Piazza del Priori 2

 

                       Aunque muchas de las casas podrían ser acuñadas sin exageración de palacios, hay unos cuantos que sí ostentan dicho título; la mayoría, de origen renacentista.

 

Volterra calle 2

 

                       La modesta catedral de Santa María Assunta, por su parte, fue construida entre los siglos VII y VIII pero no se encuentra a la altura arquitectónica de las de Florencia o Siena, pese a lo cual merece la visita. Frente a ella se alza el Baptisterio de San Giovanni, del siglo XIII.

 

Volterra catedral

 

Volterra baptisterio

 

                       Por si todo ello fuera poco, la población también goza de la presencia de un espectacular teatro romano.

          

Volterra   teatro romano

 

                       Puede pagarse la entrada para recorrerlo tranquilamente o bien disfrutar de una vista panorámica del mismo desde una calle adyacente pues no hay ningún obstáculo que lo impida.

                       Por último debo comentar que, antes de penetrar en la parte alta -la más interesante- de la población nos encontramos con un parking subterráneo que es conveniente aprovechar.

 

 

 

ITALIA 1: Bolonia, Cinque Terre y Pisa:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/90-italia-1-bolonia-cinque-terre-pisa

ITALIA 2: Venecia y Florencia:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/91-italia-2-venecia-y-florencia

ITALIA 4: Roma - Parte I:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/97-italia-4-roma-parte-i

ITALIA 5: Roma - Parte II:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/98-italia-5-roma-parte-ii

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar