ITALIA 4

Roma – Parte I

 

Coliseo

 

 

ROMA

 

Alojamiento y Roma Pass

 

                       Antes de empezar a glosar las maravillas que atesora esta incomparable ciudad me gustaría comentar, como ya hice en otro apartado del blog -el relativo a los alojamientos-, que la experiencia reciente y no tan reciente me ha aconsejado optar por los apartamentos cuando visito la capital italiana.

                       También parece aconsejable hacer uso de los servicios de tránsfer que muchas de las empresas de alquiler de apartamentos llevan aparejados aunque, como también comenté, puedan presentar algún que otro problema puntual.

                       En cualquier caso, lo que aconsejo encarecidamente es la adquisición de la ROMA PASS tan pronto se aterriza.

                       En el aeropuerto de Ciampino (al que llegan los vuelos operados por Ryanair) hay un stand, justo antes de la salida, en el que se vende dicha tarjeta y me consta que también en el área de “Llegadas” del aeropuerto de Fiumicino (el más grande de los dos) la venden.

                       La Roma Pass dura tres días e incluye, además de un mapa de la ciudad, transporte público durante ese plazo (en metro, autobús y tren de cercanías), entrada gratuita a los dos primeros monumentos que se visiten y descuentos en el resto.

                       Se activa cuando la presentáis por primera vez y los tres días se cuentan desde la mañana hasta la noche de modo que, aunque la activéis a las ocho de la tarde del primer día, su vigencia terminará igualmente a las doce de la noche del tercer día. Vale la pena pues madrugar.

                       Mi consejo es que la activéis cuando vayáis a ir a los sitios con entrada más cara y, sobre todo, aquéllos que presentan las colas más largas. La Roma Pass os permitirá saltaros esas colas interminables, por ejemplo, en el Coliseo o en los Foros Romano y el Palatino.

                       Otra cosa que os puede ahorrar una cola gigantesca es comprar por internet las entradas para visitar los MUSEOS VATICANOS, Capilla Sixtina incluida. Podéis hacerlo en http://biglietteriamusei.vatican.va/musei/ticketsindicando de antemano el día y la hora a las que queréis entrar a la Capilla.

                       Sobre el metro, debo comentaros que sólo tiene dos líneas más bien cortas y que no pasan cerca de muchos de los monumentos pero se puede completar los recorridos paseando.

 

Visitas aconsejables

 

                       Hago a continuación una serie de recomendaciones concretas de cosas para ver (aunque eso sea subjetivo a más no poder), intentando comentar de forma sucesiva aquellos lugares que están más próximos unos de otros como si de un itinerario se tratase:

           - Imprescindible, para empezar, acercarse a la Fontana di Trevi y arrojar una moneda de espaldas por encima del hombro (hay cierta controversia acerca de cuál es el hombro correcto) si es que queréis regresar en alguna ocasión a la Ciudad Eterna.

 

Fontana 2

 

Fontana di Trevi

 

            - La Plaza de España con sus Escaleras Españolas (donde los meses de julio se celebra el glamuroso desfile de moda Donne Sotto le Stelle, “mujeres bajo las estrellas”), que suben hasta la iglesia de la Trinitá dei Monti. Es una zona muy agradable para cenar, por cierto.

 

Plaza Espanya

 

            - La Piazza del Popolo, una plaza enorme y abierta, al final de la via Corso, presidida por un obelisco. Junto a ella se encuentra la Basílica de Santa Maria del Poppolo, en la que pueden admirarse dos obras maestras de Caravaggio: la Conversión de San Pablo y la Crucifixión de San Pedro.

 

Piazza del Popolo

         

 - En uno de los laterales de la plaza se puede subir las largas escaleras hasta los jardines de Villa Borghese, en los que hay una prestigiosa pinacoteca cuya visita ha de solicitarse por anticipado.

           - La Piazza Navona es un lugar de visita inexcusable, sobre todo por la noche, con su profusión de heladerías y artistas callejeros a los que podréis comprar magníficas acuarelas con vistas de la ciudad. Su “Fuente de los Cuatro Ríos”, obra de Bernini, es una maravilla, al igual que las bellísimas fachadas de sus edificios.

 

Piazza Navona 3

 

Piazza Navona 2

 

Piazza Navona 4

 

            - Cerca del río se encuentra el Ara Pacis, un altar del siglo I hecho en mármol de Carrara y cerrado en una vitrina que conmemora las victorias del emperador Augusto en Hispania y la Galia. La entrada cuesta 8 euros pero, dado que el altar se ve perfectamente desde el exterior, parece un despilfarro pagarlos.

            - El Foro romano, con su Via Sacra (que hay que recorrer en su totalidad) y sus Arcos de Tito por un lado y de Severo Séptimo por otro.

 

Foro 2

 

            - El Palatino, a 40 m de altura sobre el Foro, en la más alta de las siete colinas de Roma. Se cree que estuvo habitada desde los alrededores del año 1.000 a.C. y en ella sitúa la leyenda la cueva donde vivía la loba que amamantó a Rómulo y Remo. Os recomiendo el uso de autoguías porque puede resultar una visita algo árida de no contar con explicaciones sobre lo que se está viendo. Básicamente la Casa de Augusto, la Casa de Livia, los Jardines Farnesianos, el Hipódromo de Diocleciano, el Museo Palatino y el espectacular palacio Domus Flavia.

 

Palatino

  

            - El Coliseo (Anfiteatro Flavio), que está justo enfrente de los anteriores. Aunque ya no haya luchas de gladiadores ni recreaciones de cacerías de animales exóticos traídos desde todos los rincones del Imperio, aún sobrecoge la visita al interior de este recinto en el que se estima que hasta 5 millones de personas perdieron la vida a lo largo de medio milenio.

 

Coliseo 2

 

Coliseo interior 2

 

           - Entre el Coliseo y la Colina Palatina se alza el monumental Arco de Constantino, el más moderno de los Arcos de Triunfo construidos en la ciudad. Hecho de bloques de mármol y con más de 20 m de altura, sus relieves muestran a Trajano triunfando sobre los dacios o a Marco Aurelio repartiendo pan entre los pobres.

 

Arco de Constantino

 

            - El Mercado de Trajano, primer centro comercial cubierto de la historia, permite visitar algunas de las partes que todavía se conservan.

 

Mercado de Trajano 2

 

            - El "Victoriano", Monumento a Víctor Manuel II –también llamado popularmente “la tarta de nata” o “la máquina de escribir”-, es uno de los edificios más emblemáticos de la nueva Italia. A pocos metros del Campidoglio y en plena plaza Venecia, fue construido a principios del siglo XX, homenajea al rey unificador de Italia y, desde sus terrazas panorámicas (a las que sólo puede accederse a través de unos ascensores de pago) hay unas vistas magníficas del Coliseo y los Foros.

 

Victor Manuel II

  Victoriano panoramica 1

  Victoriano panoramica 2

 

            - El Campidoglio (opcionalmente se puede entrar también en los Museos Capitolinos, donde se conserva la “loba capitolina” original además de una impresionante pinacoteca con obras de Caravaggio, Tintoretto, Tiziano o Rubens), en lo alto de una impresionante escalinata, fue diseñado por el polifacético y genial Miguel Ángel, que no vivió para ver la plaza terminada. En un lateral discreto de la misma podréis fotografiar una reproducción de la loba capitolina.

 

Campidoglio desde lejos

 

Campidoglio 2

 

Loba capitolina 2

 

            - En la vecina Basílica de Santa María in Aracoeli es posible encontrar por sorpresa algunos sábados al anochecer un concierto en medio de la nave central.

 

Santa Maria in Aracoeli concierto

 

            - La Basílica de San Juan de Letrán (la catedral de Roma) está a buena distancia, del otro lado del Coliseo. Y su claustro, escasamente visitado, tiene un encanto que os hará olvidar que estáis en medio de una gran ciudad. El pan de oro que decora los techos de la basílica es aportación española procedente de “las Américas”, por cierto.

 

San Juan de Letran 2

 

Basilica San Juan de Letran interior

 

            - La Scala Santa, traída de Jerusalén por ser supuestamente la que Jesús ascendió el Viernes Santo para ser juzgado, está justo enfrente de la basílica de San Juan, por si os hacéis el ánimo de subir sus 28 peldaños (aunque llevan siglos protegidos con madera para evitar su desgaste) de rodillas. En caso contrario, se puede subir por una escalera normal que asciende en paralelo hasta el Sancta Sanctorum.

 

Scala Santa 2

 

             - No muy lejos y en dirección al Coliseo (paseo que recomiendo hacer a pie) se encuentra la interesantísima basílica de San Clemente. Como quiera que el templo fue abandonado y quedó cinco metros por debajo del nivel de las calles, en el subsuelo han quedado impresionantes frescos y vestigios de viviendas romanas, a los que puede accederse a través de la sacristía de la actual basílica.

 

San Clemente

 

            - La Basílica de Santa María la Mayor no queda demasiado lejos de la Letrán y hay una línea de autobuses que os lleva rápidamente de la una a la otra.

 

Basilica Santa Maria la Mayor

 

Basilica Santa Maria la Mayor interior

 

            - La Iglesia de San Pietro in Vincoli, donde está el maravilloso “Moisés” de Miguel Ángel y supuestamente también las cadenas que sujetaron a San Pedro cuando fue encarcelado en Jerusalén, os pillarán de paso si regresáis andando desde la basílica hacia la zona de la plaza Venecia.

 

Moises

 

            - La Basílica de San Pablo Extramuros, en cambio, queda bastante lejos del dilatado centro de la ciudad, así que dependerá del tiempo y ganas que tengáis de visitarla aunque personalmente opino que merece sobradamente la pena.

 

 

 

ITALIA 1: Bolonia, Cinque Terre y Pisa:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/90-italia-1-bolonia-cinque-terre-pisa

ITALIA 2: Venecia y Florencia:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/91-italia-2-venecia-y-florencia

ITALIA 3: Rávena, Siena, San Gimignano y Volterra:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/96-italia-3-ravena-siena-san-gimignano-y-volterra

ITALIA 5: Roma - Parte II:

http://rincondesinuhe.com/homepage-2/98-italia-5-roma-parte-ii

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar