EL PLANETA DE LOS SIMIOS

 

Parte II

 

 

El planeta de los simios con Nova

 

 

EQUIPOS TÉCNICO Y ARTÍSTICO

 

            Si John Chambers, el creador (ignoro si de forma acreditada) de las puntiagudas orejas del "Señor Spock" en “Star Trek”, recibió el encargo de realizar las prótesis necesarias para el film, haciéndose cargo de la ingente labor del maquillaje, Jerry Goldsmith hizo otro tanto con la música.

            El compositor se despachó con una banda sonora experimental en la que destaca la utilización de boles metálicos, el cuerno de un carnero e incluso una cuica brasileña (instrumento membranófono que recuerda por su forma a a un tambor y por su sonido al rugido de una leona). El resultado es altamente inquietante y funciona magníficamente en el film.

            Al igual que ocurre con la espectacular fotografía de Leon Shamroy, la cual se beneficia de unos exteriores que cortan el aliento. Dichas localizaciones, especialmente exóticas al principio del film, se ubican en una zona apartada del río Colorado, en los estados de Utah y Arizona.

            De todos modos, la mayor parte del rodaje tuvo lugar en el Parque Nacional Malibu Creek, cerca de Los Angeles, apodado “el rancho de la Fox”, a cuyos estudios pertenecía en los años sesenta.

            En lo que al elenco se refiere, un Charlton Heston que era ya una grandísima estrella, consagrado por El Cid, 55 días en Pekín, Los Diez Mandamientoso Ben-Hur, por la que obtuvo un Oscar, fue el encargado de asumir el personaje de Taylor, el cual desarrolla con enorme brillantez en mi opinión.

            Bajo las máscaras, Roddy McDowall y Kim Hunter interpretaron a Cornelius y Zira, respectivamente. Ambos tendrían una estrecha relación con la práctica totalidad de secuelas que generó el film (McDowall se perdió la primera de las secuelas).

            Resulta difícil destacar alguna de las casi doscientas películas en que intervino el bueno de Roddy a lo largo de su dilatadísima carrera interpretativa pero, puestos a ello, podríamos mencionar ¡Qué verde era mi valle!, Macbeth, El poder y la gloria, El día más largoo Cleopatra, entre las anteriores a El planeta de los simioso La aventura del Poseidón, El juez de la horcao Noche de miedoentre las posteriores.

            En cuanto a Kim Hunter, hay dos películas en su filmografía que me gustan por encima de las demás: El nadadorjunto a Burt Lancaster y Medianoche en el jardín del bien y del malde Clint Eastwood. Por lo demás, su carrera estuvo casi siempre unida a la televisión, con apariciones episódicas en casi todas las series significativas a lo largo de varias décadas (La hora de Alfred Hitchcock, Se ha escrito un crimen, Bonanza).

            Como Doctor Zaius se echó mano de un actor inglés, Maurice Evans, una vez Edward G. Robinson declinó hacerlo después de confesar que a su edad se veía incapaz de soportar las interminables sesiones de maquillaje a que le obligaba el personaje.

            Evans había ejercido de “sacerdote” en El señor de la guerrajunto a Heston y Schaffner.

            Por su parte, el papel de Nova fue entregado a una joven actriz, Linda Harrison, que en esos momentos no sólo tenía contrato con la Fox sino que estaba saliendo con “el jefe” Richard Zanuck.

            Y, aunque la joven actriz (sólo 21 años) hizo la prueba con Heston, Brolin y Robinson encarnando a la doctora Zira, lo cierto es que finalmente hubo de conformarse con el papel “mudo” de compañera de Taylor.

            La carrera de Harrison fue realmente breve, apenas una decena de películas entre las que sólo destacaría Aeropuerto 75y Cocoon.

 

UNA PELÍCULA PIONERA

 

            Lo fue en muchos sentidos pero destacaré dos de ellos:

            - El merchandising, convertido en una industria descomunal que llegó a disponer de 60 corporaciones empresariales autorizadas a comercializar más de 300 productos entre los que se contaban máscaras, pósters, juegos, muñecos de acción, libros o incluso papeleras. Todo ello orquestado bajo el sugerente slogan “Go Ape!” (que podríamos traducir libremente “¡Disfruta como un mono!”). El relevo lo tomaría algún tiempo después la saga Star Wars.

            - El sofisticado maquillaje.- Dado que ni siquiera existía la categoría en los Oscar, se concedió a la película uno especial y honorífico por cuanto tuvo de revolucionario. El premio, por cierto, fue entregado a John Chambers por parte el actor Walter Mathau, acompañado de un amigo… chimpancé. Tanto las secuelas del film como la serie de televisión utilizaron de forma sistemática el mismo tipo de maquillaje creado por Chambers, cuyas prótesis y láminas de látex son fácilmente reconocibles pero de larguísima e incómoda elaboración.

 

LAS SECUELAS “OFICIALES”

 

            El considerable éxito del film, que recaudó nada menos que 26 millones de dólares de la época, tuvo como consecuencia que, apenas dos años después, viese la luz la primera de las secuelas del film, que quedaba convertido por tanto en una franquicia.

            Cuatro fueron las secuelas y, pese a algún acierto, personalmente las considero innecesarias y prescindibles a todas ellas.

            Veámoslas una por una:

 

Regreso al Planeta de los Simios (1970)

 

            Costó mucho convencer a Heston de que participase en la película pero el actor sólo accedió a hacerlo de forma testimonial, de modo que aparece al principio de la cinta, permitiendo la continuidad de la historia pero luego desaparece hasta el desenlace de la misma.

            Esta segunda entrega continúa exactamente donde lo dejaba “El planeta de los simios”, es decir, repitiendo el terrible descubrimiento que realiza Taylor y que algún indocumentado convirtió en el mayor spoiler de toda la Historia del Cine, al incluir la escena en la portada de la edición en dvd de la película.

            Descorazonado pues, Taylor prosigue su camino junto a Nova, adentrándose a la zona prohibida, donde el coronel desaparece tras una cortina eléctrica.

            Poco después, el astronauta Brent, que partió en misión de rescate de la nave de Taylor, llega al planeta y es ayudado por Zira y Cornelius. Acabará yendo a la zona prohibida con Nova en busca de Taylor y allí descubrirán una sociedad de hombres mutantes, sobrevivientes del holocausto nuclear y con sorprendentes poderes psíquicos, los cuales adoran a un misil con cabeza nuclear.

 

El planeta de los simios segunda parte

 

            Aun tratándose de una secuela, el film recaudó el triple de lo que costó su realización, lo que animó a la Fox a continuar añadiendo capítulos a la historia.

 

Huida del Planeta de los Simios (1971)

 

            El final de la secuela anterior, que daba cumplimiento a la profecía de los simios, imposibilitaba en principio ningún tipo de continuación pero a los guionistas se les ocurrió la siguiente premisa:

            “¿Y si justo antes del apocalíptico final de “Regreso al Planeta de los Simios”, se hubiera rescatado del lago y reparado la nave abandonada por Taylor y tres simios retrocedieran con ella al pasado?”

 

El planeta de los simios Huida del planeta

 

            De este modo, Cornelius, Zira y un tercer doctor simio llamado Milo llegan a la Tierra, en el año 1973, si bien este último fallece accidentalmente al poco tiempo a manos, paradójicamente, de un gorila.

            Acogidos al principio con sorpresa y cariño, el posterior embarazo de Zira sacará a relucir el miedo de los hombres a un futuro en el que podrían ser esclavizados por los simios.

            Decidirán matarlos y también al hijo que ambos esperan.

            Esta producción tenía la evidente ventaja de presentar sólo a tres simios (luego reducidos a dos, para alivio de Sal Mineo, que interpretaba al doctor Milo), con el consiguiente ahorro económico. Ello propició la obtención de significativos beneficios aunque obviamente menores que el de sus predecesoras.

 

La Rebelión de los Simios (1972)

 

            La cuarta película de la saga se desarrolla en una ciudad del futuro (se rodó en un centro comercial recién construido en las proximidades de los estudios) con un opresivo estado policial.

            Una plaga misteriosa ha exterminado a todos los perros y gatos de la Tierra y los simios domesticados han ocupado su lugar, convirtiéndose en la práctica en esclavos de los humanos.

            En este contexto, la acción se centra en César, el hijo de Cornelius y Zira, a quien un piadoso hombre de circo había conseguido salvar después de la trágica muerte de sus padres.

            Curiosamente, el film proporcionó a Roddy McDowell la oportunidad de interpretar al hijo del personaje a quien había dado vida en la primera y la tercera película de la saga.

            César acabará convirtiéndose en el líder de una sangrienta revolución simia que recordaba los violentos disturbios raciales acaecidos en los Estados Unidos.

 

El planeta de los simios La rebelion

 

            El final tuvo que ser suavizado en post-producción ante la negativa respuesta del público.

 

Batalla por el Planeta de los Simios (1973)

 

            La última entrega de la saga (así lo decidieron los estudios desde el principio y así se publicitó aunque luego estuvieran tentados de retractarse) nos muestra a César pocos años después de la revolución.

            Ha habido una guerra nuclear y el propio César gobierna ahora a un grupo de supervivientes simios y humanos que coexisten con dificultades aunque deberán unirse para hacer frente a los mutantes de una “ciudad perdida” que se les enfrentarán violentamente.

 

El planeta de los simios Batalla

 

            El mensaje final de la película pretende ser optimista, abogando por un futuro de concordia entre ambas especies aunque un final alternativo emitido en televisión mostraba la conversión de esa sociedad en la que encontró Taylor a su llegada.

 

OTRAS SECUELAS

 

            El futuro de la franquicia se encaminó a la televisión y así, en 1974, se estrenó en la CBS una serie con el nombre de “El planeta de los simios”.

            En ella, dos astronautas llegaban al planeta en cuestión, eran apresados y escapaban gracias a un simpático chimpancé.

            Juntos serían interminablemente perseguidos por las tropas del general simio Urko a lo largo de trece capítulos, después de los cuales se cancelaba definitivamente la serie a los cuatro meses de su primera aparición en pantalla.

 

El planeta de los simios serie TV

 

            En 1975 vio la luz otra serie pero, en este caso, de dibujos animados. Sin las dificultades financieras que hubo de afrontar la película original, la serie abogaba por una mayor fidelidad hacia la obra de Pierre Boulle, de modo que por primera vez podíamos ver a los simios conducir coches o pilotar aviones aunque fuese gracias a la animación.

 

El planeta de los simios dibujos

 

            Más tarde, en 2001, Tim Burton dirigió una nueva versión de “El planeta de los simios” que resultó ser un completo y absoluto fiasco.

            Sus mayores diferencias con el original son la espectacular movilidad de los simios, el hecho de que los humanos sí hablan y la supresión de los personajes de Zira, Cornelius ó el Dr. Zaius e incluso la de Taylor, sustituido aquí por un astronauta (interpretado por Mark Wahlberg) que ejercerá de liberador de la raza humana.

 

El planeta de los simios Burton

 

            Al principio se había especulado que Burton iba a incluir una relación sentimental entre el protagonista humano y una partenaire simia -relación que alcanzaría el terreno carnal- pero se le desaconsejó seguir con la idea por su posible interpretación como invitación a la zoofilia (los americanos son así).

            Es una lástima que no le desaconsejaran, en cambio, realizar un remake cuya única aportación es la escenográfica (efectos especiales de última generación y caracterizaciones fastuosas), ya que a nivel argumental su aportación es nula, mostrándose netamente inferior a su predecesora.

            Sólo tiene la curiosidad 100% cinéfila, de haber ofrecido un papel de general simio a un Charlton Heston ya en la ancianidad, a quien de ese modo se ofrecía cumplido homenaje.

            También se le ofreció un papel anecdótico a Linda Harrison, la Nova de la película original.

            Por último vendría el reboot en forma de trilogía que se iniciaba con “El origen del planeta de los simios”.

 

 

UNA MAGNÍFICA EDICIÓN EN DVD

 

El planeta de los simios

 

            La edición que ahora comento y que conmemora el 35º Aniversario del film subsana el garrafal error que supuso recrear el impactante final de “El Planeta de los Simios” en la mismísima portada del dvd, arruinando con ello la sorpresa y convirtiéndose en un spoiler absurdo e incomprensible.

            En esta ocasión, únicamente se opone la imagen de Taylor a la de un simio. Una imagen lo suficientemente sugerente como para no necesitar más. Además, se trata de un elegante estuche metálico con dos discos.

            Por lo que respecta a los numerosísimos contenidos que convierten este doble dvd en una edición de referencia se encuentran los siguientes:

 

DISCO 1

 

            Además de la versión de cine en español o en inglés (con o sin subtítulos), se ofrece la doble posibilidad de ver la película con los audiocomentarios de Jerry Goldsmith, compositor de la banda sonora del film o bien con los de los actores Roddy McDowall, Natalie Taundy y Kim Hunter, acompañados del laureado maquillador John Chambers.

            En ambos casos puede hacerse con el audio en inglés pero con subtítulos en español, circunstancia importantísima que no siempre concurre cuando intentamos acceder a este tipo de "extra".

 

DISCO 2

 

            Los contenidos se estructuran en cuatro grandes apartados: “Conociendo a los simios”, “Publicidad”, “Galerías” y “Simios-manía”.

 

Conociendo a los simios

 

            - “Detrás del Planeta de los Simios”.- Uno de los mejores documentales de cine que he tenido ocasión de ver. De casi dos horas de duración, está presentado por Roddy McDowall y pasa revista a la preproducción, producción y postproducción no sólo de la película de Schaffner sino de todas las de la saga. Originalmente este documental se comercializó de forma exclusiva en el pack que incluía las cuatro películas, por lo que es doblemente de agradecer que se haya añadido a esta edición especial.

            - Pruebas de maquillaje con Edward G. Robinson.- Por desgracia dichas pruebas le disuadieron de participar en la película.

            - Vídeos de Roddy McDowall

- Tomas falsas.- Lamentablemente, carecen de audio.

 

Publicidad

 

            - 6 trailers originales de cine: 2 correspondientes a “El planeta de los simios” y uno por cada una de sus cuatro secuelas.

            - Críticas de la película correspondientes al año 1968.- Se trata de un largo texto exclusivamente en inglés que firma John Mahoney.

- Pósters de cine.

 

Galerías

 

            - Bocetos originales del diseñador de vestuario Morton Haack.

            - Selección de fotos.

 

Simios-manía

 

            - Material publicitario

            - Material coleccionable

            Ambos extras, exclusivamente en inglés.

 

 

 

 

EL PLANETA DE LOS SIMIOS - Parte I:

http://rincondesinuhe.com/homepage-3/105-el-planeta-de-los-simios-parte-i

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar