HERMANOS DE SANGRE

 

Posiblemente la mejor serie de televisión de la Historia

 

Parte I

 

Band of brothers Todos 2

 

 

¿ES REALMENTE LA MEJOR?

 

            Es evidente que para hacer una afirmación de esta envergadura no basta con una sólida argumentación.

            Incluso si se ponderan las razones y finalmente son aceptadas, siempre quedará el elemento subjetivo inherente a todo juicio de valor, razón por la cual, al igual que en el célebre anuncio de la cerveza Heineken, nos vemos obligados a utilizar la apostilla “posiblemente”.

            Cierto es, por otra parte, que uno no sólo no ha visto todas las series de todas las televisiones del mundo sino que probablemente ni siquiera he visto la mayor parte de las series punteras de las televisiones occidentales.

            De todos modos, la aseveración que titula esta reseña no es fruto exclusivamente de mi experiencia personal sino más bien una impresión general extraída a partir de las consideraciones de muchísimos otros televidentes. Impresión que, por supuesto, comparto.

            Por mi parte debo admitir que hasta 2010 apenas si había oído hablar de esta serie que ya muchos habrían visto en su totalidad años antes.

            Conocía, claro está, la existencia misma de “Hermanos de sangre” y el hecho de que fueran Tom Hanks y Steven Spielberg sus productores (entre más de una docena, por cierto) y máximos valedores.

 

Band of brothers Los productores

 

            Sin embargo, mi curiosidad no había ido más allá, habida cuenta mi escasa afición hacia el género bélico tanto en cine como en literatura.

            Como suele acontecer en estos casos, la intervención nada casual de un amigo cinéfilo vino a cambiar el rumbo de los acontecimientos.

            Fue su vehemencia al glosar las virtudes de “Band of Brothers” (“Banda de hermanos”, literalmente) y las facilidades otorgadas, ya que no sólo me prestó el cofre con la serie completa sino que se ofreció a ver el primer capítulo conmigo para cerciorarse de que lo hacía, que me pareció descortés rehusar.

            Suerte que no lo hice porque lo cierto es que, pese a versar sobre un tema que no despertaba en mí el menor interés apriorístico –hace años que no veo gran cosa acerca de la segunda contienda mundial, los nazis o Normandía aparte de alguna revisión de clásicos como “El día más largo”, “Patton” o “Vencedores o vencidos”-, despertó mi interés prácticamente desde el primer fotograma.

            Y es que esta obra maestra de la televisión, que se sustenta en una música y una fotografía sencillamente sublimes, presenta diálogos y situaciones inteligentes y verosímiles en grado sumo.

            El guión, basado en el interesantísimo libro de Stephen Ambrose (hasta tal punto me impactó la serie que, después de verla, también leí el libro de Ambrose), quien también participa tanto en la reescritura como en la producción, conforma con el resto de apartados cinematográficos (música, fotografía, escenografía, ambientación, vestuario) un todo de impecable factura y de notable fondo, sin que continente o contenido desmerezcan en ningún momento el uno del otro.

            Pero vayamos por partes…

 

BAND OF BROTHERS, EL LIBRO

 

            En un ejercicio de responsabilidad y modestia a partes iguales, Stephen Ambrose llegó al extremo de prestar ciertas partes de su manuscrito a algunos de los miembros supervivientes de la Compañía Easy, auténticos protagonistas de su obra, para que corrigieran a voluntad los detalles con los que no estuvieran de acuerdo.

            En su libro, por cierto, se opta por la más escueta fórmula de “Compañía E” mientras que en la serie prácticamente siempre se utiliza el nombre de “Easy”.

            Escritor e historiador norteamericano conocido por sus biografías sobre los presidentes estadounidenses Eisenhower y Nixon, así como por sus libros acerca de la Segunda Guerra Mundial (“El día D, 6 de junio de 1944”, sobre el Desembarco de Normandía, es uno de los más celebrados), Ambrose ya había colaborado con Spielberg como asesor histórico en “Salvar al soldado Ryan”, una película en la que la absoluta genialidad de su primera media hora se ve luego lastrada por una historia panfletaria e intragable, al menos para el que suscribe.

            La intención del autor de objetivar al máximo su punto de vista cuando afronta la escritura de “Band of Brothers” se pone de manifiesto no sólo en su colaboración activa con los veteranos de la Compañía E, a los que visitó de forma reiterada durante la larga redacción de su obra, sino en el relativo desapasionamiento del que hace gala en todo momento.

            En la obra de Ambrose, los soldados alemanes no son los fanáticos carniceros sedientos de sangre que hemos visto hasta la saciedad en multitud de películas yankees.

            Por el contrario, en su mayoría se trata de jóvenes alistados al servicio de su país, desencantados ya muchos de ellos para cuando sus caminos se cruzan con los integrantes de la compañía E pero sinceramente comprometidos con lo que consideraban su deber, al margen de las aberrantes decisiones tomadas por los responsables de su Gobierno, con el atroz Holocausto y los monstruosos campos de concentración y de exterminio a la cabeza de todas ellas.

            Así, en ocasiones son los aliados quienes protagonizan las acciones mezquinas (como asesinar a sangre fría a prisioneros desarmados), en tanto que son los nazis quienes protagonizan acciones dignas de alabanza (como el coronel alemán que felicita a los suyos y los conforta en la derrota, alabando su valor y su compromiso y sintiéndose orgulloso de haber servido junto a ellos).

            Por otra parte, Ambrose hace hincapié en la atmósfera de absoluta camaradería que reinaba en la compañía E durante los meses que precedieron a su entrada en combate y en los indisolubles lazos que se establecieron entre todos ellos durante las penalidades y sufrimientos que compartieron en suelo europeo.

            Los relatos de los muchachos se entrelazan en el libro de Ambrose con análisis psicológicos no excesivamente sesudos pero sí clarificadores acerca de las reacciones emocionales experimentadas por todo combatiente durante las distintas fases de su intervención en una contienda militar.

            Análisis académicos y anécdotas reales sirven para otorgar al relato su tono justo, entre la crónica periodística a lo Truman Capote de “A sangre fría” y las novelas de acción al uso pero siempre sin dejarse llevar por la fantasía, ya que la intención es describir una experiencia real vivida por seres humanos reales y concretos que además tenían la potestad de pedirle cuentas.

            Aunque entre las secuencias de la serie se desliza de forma subrepticia alguno de dichos análisis, la verdad es que su ausencia prácticamente total favorece una fluidez de la que, siendo honestos, a veces adolece el libro de Ambrose.

            Exento de toda traba con intenciones explicativas, la acción avanza de forma mucho más dinámica en el guión de la serie, sin que ello suponga obstáculo alguno a la hora de plasmar los acontecimientos vividos por los chicos de la Compañía E y sus propias y dispares características.

            De hecho, si en algo destaca Ambrose en su obra es en su precisión casi quirúrgica a la hora de diseccionar el carácter de muchos de estos jóvenes y entusiastas muchachos (un entusiasmo que se irá diluyendo con los meses transcurridos en el frente) pues lo hace con tal maestría que nos permite diferenciarles pese a tratarse de muchos personajes y de muchos nombres para recordar.

            En cuanto a la pura acción, se dosifica convenientemente en el libro pero no se pierde en excesos narrativos y siempre resalta lo verdaderamente importante, resumiendo de forma soberbia los pormenores principales de los escarceos militares y de la tensión reinante en cada una de las fases de la intervención aliada.

            Ello resultaría de gran ayuda a la hora de convertirlo en un guión con imágenes tangibles.

 

HERMANOS DE SANGRE, EL ARGUMENTO

 

            La Compañía Easy, del 506º Regimiento de Infantería Paracaidista perteneciente a la 101ª División Aerotransportada, es creada por el ejército estadounidense cuando ya su país había entrado en la Segunda Guerra Mundial en apoyo de sus aliados europeos y contra el eje que capitalizaban Berlín y Roma en el antiguo continente.

            Tras un concienzudo y durísimo entrenamiento de muchos meses, se conforma una unidad de élite formada por auténticos atletas y con una asombrosa capacidad para funcionar como equipo, lo que les convierte en una máquina perfectamente afinada y en un rival dificilísimo para sus oponentes alemanes.

 

Band of brothers Sobel instruccion

 

 

            Tanto como para resultar decisivo en el desenlace de la contienda.

            Después de participar en el Desembarco de Normandía del 6 de junio de 1944, los miembros de la Compañía lucharían en tierras francesas, holandesas, belgas y alemanas hasta llegar el mismísimo Nido del Águila de Hitler, un sofisticado y rico refugio que el Führer tenía en Austria.

            Por el camino se perderían muchos de ellos, sustituidos por jóvenes soldados de reemplazo que admirarían como a dioses a los miembros originales de la compañía.

            Veamos un breve resumen por capítulos:

 

Episodio 1 - Currahee

 

            La Compañía Easy comienza su andadura con 140 hombres y siete oficiales; sólo los más fuertes, física y psicológicamente, logran mantenerse en ella.

            Sufriendo en el campamento Toccoa (Georgia) el despotismo del capitán Sobel, a quien los muchachos desprecian, se encuentra también el teniente Winters, a quien por el contrario idolatran y que muy pronto se convierte en su líder espiritual.

 

Band of brothers Sobel 2

 

Band of brothers Winters 3

 

            Trasladados a Inglaterra como primer paso para su “salto de combate” sobre el continente europeo, los entrenamientos prosiguen pero ciertos acontecimientos obligarán a realizar un cambio drástico en la estructura de la compañía.

 

Episodio 2 – El Día D

 

            El 6 de junio de 1944 tiene lugar el Desembarco de Normandía, dentro de la ambiciosa Operación Overlord, y la Compañía Easy salta desde los aviones que la transporta al continente.

            Por circunstancias imprevistas, los hombres resultan diseminados a lo largo de muchos kilómetros, por lo que han de intentar el reagrupamiento mientras están rodeados de enemigos.

 

Band of brothers Avion roto

 

            El liderazgo del teniente Winters se hace patente al protagonizar una meritoria acción bélica que pasará, tras un tiempo de injusto ostracismo, a los libros de Historia.

 

Episodio 3 - Carentan

 

            La acción militar se centra en el pequeño pueblo francés de Carentan, que es tomado por la compañía y luego ha de hacer frente al previsible contraataque del ejército alemán.

 

Band of brothers En el pueblo

 

            La narración se centra en la figura del soldado Albert Blithe, quien llega a perder la vista de forma psicológica a causa del miedo. Una vez más, la intermediación de Winters actuará como un bálsamo sobre sus hombres.

 

Episodio 4 - Reemplazos

 

            Después de luchar en Francia, la Easy regresa a Inglaterra para gozar de un merecido descanso.

            Será entonces cuando los compañeros caídos sean sustituidos por los jóvenes reemplazos, que harán alarde de una admiración sin límites hacia los “veteranos” que forman parte de la compañía desde su creación.

 

Band of brothers Novatos todavia

 

            Tras un par de aplazamientos, la Easy vuelve al combate en Holanda, donde el sargento Bull Randleman queda separado de su unidad y se ve obligado a sobrevivir rodeado de alemanes.

 

Episodio 5 – La encrucijada

 

            La operación Market Garden se manifiesta por fin como el enorme fracaso que fue y Winters, ascendido contra su voluntad, escribe el informe de las últimas acciones.

 

Band of brothers Con un oficial

 

            Su “patada hacia arriba” supone el traspaso de la Easy a manos del teniente Heyliger, secundado por el nefasto y lunático teniente Dike.

 

Episodio 6 - Bastogne

 

            En las Ardenas belgas (dentro de la región de Valonia), se enclava la posición estratégica de Bastogne, donde el ejército aliado está siendo duramente golpeado por el contraataque alemán, que ha decidido jugarse la suerte del frente europeo a esa sola carta.

            Por el camino, los chicos de la Easy se cruzan con muchos soldados que vienen en dirección contraria huyendo de la zona del combate y que les ceden gustosos sus municiones.

 

Band of brothers Duro invierno

 

            Durante semanas interminables, los hombres padecerán un frío y un hambre extremos sin el equipamiento necesario y con el enemigo a escasos metros y en mejores condiciones que ellos.

 

Episodio 7 – El punto límite

 

            En torno a la minúscula localidad belga de Foy tiene lugar uno de los puntos de inflexión del conflicto.

            Hartos de resistir agazapados, llega el momento de que la Easy pase a la ofensiva pero la inoperancia y la falta de valor del teniente Dike están a punto de dar al traste con toda la operación.

            Por fortuna, justo en esos momentos surge un nuevo héroe; el capitán Speirs, que da toda una exhibición de valentía y de liderazgo, por lo que es ascendido a comandante.

 

Band of brothers Speirs 4

 

 

Episodio 8 – La última patrulla

 

            En Haguenau, la cansada y desencantada compañía Easy recibe un inesperado refuerzo: el del ilustrado Webster, recuperado de sus heridas en combate, a quien sus compañeros tratan con notable desapego por su ausencia en el frente de Bastogne.

 

Band of brothers Tiznados

 

            La incorporación de un joven oficial de West Point dará oportunidad a ambos de participar de una escaramuza encaminada a obtener rehenes entre el enemigo.

 

Episodio 9 - ¿Por qué combatimos?

 

            Mientras los alemanes se retiran por miles y se cruzan desarmados con ellos, la Easy atraviesa Alemania.

            Allí encontrarán un campo de concentración que dará la respuesta a su pregunta sobre la necesidad o no de haber participado en el conflicto.

 

Band of brothers Campo de concentracion

 

 

Episodio 10 - Puntos

 

            En Berchtesgaen, los hombres de la compañía E consiguen ser los primeros en llegar y capturan el Nido del Águila de Hitler, disfrutando del lujo de sus instalaciones y de su impresionante bodega.

            Algunas muertes absurdas y evitables salpican esos momentos en los que ya no se lucha.

 

Band of brothers Entre ruinas

 

            Mientras los hombres de la Easy cuentan los puntos necesarios para licenciarse y volver a casa (en lugar de ser trasladados al frente del Pacífico, donde se lucha contra los japoneses), todos comprueban angustiados que prácticamente nadie ha obtenido los suficientes para obtener ese privilegio.

            Por fortuna para ellos, finalmente su concurso no es necesario.

 

 

 

HERMANOS DE SANGRE - Parte II:

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar