HERMANOS DE SANGRE

 

Parte II

 

 

Band of brothers Explosiones

 

 

LA GUERRA EN IMÁGENES

 

            La crudeza de la guerra se muestra aquí con todo realismo, haciendo uso de las tecnologías más innovadoras, lo que permite una escalofriante precisión.

            Así, se puede observar cómo un fragmento de metralla secciona una pierna por debajo de la rodilla o cómo un soldado recibe un disparo en pleno rostro.

            No son imágenes agradables pero debo decir que no se abusa de ellas y más bien se dosifican de forma muy mesurada para que no olvidemos que, en definitiva, es de un conflicto bélico de lo que hablamos y no de un campamento de instrucción por exigente y dura que sea la misma.

            En este sentido, hay momentos en los que viene a nuestra memoria, de forma indefectible, esa media hora inicial de la ya citada “Salvar al soldado Ryan”, por lo contundente de ciertas imágenes y por su sugestiva capacidad de incorporarnos en primera persona al escenario físico de los enfrentamientos.

 

Band of brothers En el pueblo 2

 

            Lo cierto es que contemplar, en especial si lo hacéis en una pantalla grande, la imagen subjetiva que nos ubica en la línea de tiro, con las balas silbando a nuestro alrededor, las paredes descascarillándose a nuestro lado (y, lo que es peor, también algunas extremidades humanas) mientras los tanques toman posiciones en las proximidades, es algo que impresiona por sí mismo.

            En contraposición, algunas otras imágenes están provistas de un lirismo arrebatador, como la inolvidable secuencia en la que vemos descender a miles de paracaidistas entre las explosiones del fuego antiaéreo alemán.

            Una imagen esta ultima que se ha convertido en emblema de la propia serie.

 

LOS PERSONAJES

 

            Una cuestión muy a tener en cuenta es el hecho de que, por una vez, nos encontramos no ante personajes de ficción creados por un guionista sino ante personajes reales que, en muchos casos, supervisaron su propia imagen literaria en conversación directa con el escritor.

            Tanto es así que, cuarenta años después de los hechos, varios de ellos (en especial Winters y Lipton) dieron su visto bueno a la imagen que daba el libro acerca de ellos mismos, sus compañeros caídos en combate y la unidad en su conjunto.

            No desvelaré aquí cuáles de ellos sobrevivieron al conflicto bélico y cuáles no por razones obvias pero lo que sí os diré es que quienes lograron salir adelante mantuvieron por el resto de sus vidas fuertes lazos afectivos con los otros, pese a los kilómetros o circunstancias que les separaran.

            Sus convenciones acabaron por convertirse en anuales y raras eran las ausencias. En alguna de estas reuniones estuvo presente el propio Stephen Ambrose, departiendo con los veteranos de guerra, lisiados algunos, con graves amputaciones otros pero todos ellos orgullosos de haber formado parte de un grupo humano que dejó huella en la Historia de la Humanidad por su valor y determinación.

            Mencionaremos, sin entrar en grandes profundidades, a alguno de estos héroes:

            - Richard Winters.- Considerado inicialmente (y de forma errónea) como cuáquero por alguno de sus hombres a causa de su nula afición hacia la bebida y por su circunspección, Winters era un hombre íntegro y equilibrado a quien todos se aferraron en los momentos de mayor oscuridad. Su templanza y valor, unidos a un singular sentido estratégico, le constituyó en el alma del grupo al que dirigía.

 

Band of brothers Winters 4

 

            - Lewis Nixon.- El mejor amigo de Winters era un excelente oficial de Inteligencia pero su desdichada vida sentimental y su desmedida afición a la bebida podrían haberle precipitado a un desastre de no mediar los buenos oficios de su amigo y su propio encanto personal.

 

Band of brothers Nixon

 

            - Don Malarkey.- El perfecto soldado profesional que escala posiciones sin alardes, simplemente a base de cumplir escrupulosamente con su deber sin esconderse nunca pero sin pretender destacar tampoco. Un superviviente.

 

Band of brothers Malarkey

 

            - Bull Randleman.- Con un físico robusto y poderoso, Bull era un tipo bondadoso, de los que no se aprovechan de los jóvenes novatos sino que más bien se erigen en poco menos que su padre adoptivo. Lo que no quita para que fuese un magnífico soldado, temible en el cuerpo a cuerpo.

 

Band of brothers Bull

 

            - Carwood Lipton.- Cortado por el mismo patrón que Malarkey pero con más iniciativa que él y una mayor inteligencia táctica, lo que le llevaría más arriba.

 

Band of brothers Lipton

 

            - Ronald Speirs.- Lo que en el libro de Ambrose se apunta como leyenda, en la serie se plasma en imágenes; esto es, que Speirs comete una iniquidad al principio de su periplo militar. Luego, sin embargo, ambos (libro y serie) coinciden en destacar su valor en combate y su capacidad de arrastrar al resto tras de sí.

 

Band of brothers Speirs

 

            - Buck Compton.- Un oficial de los que nunca usan sus privilegios. Su camaradería con los simples soldados era tal que Winters tuvo que llamarle al orden y le prohibió jugar a las cartas con ellos. El argumento esgrimido para ello: -"jamás te pongas en situación de tener que cobrarles nada a estos hombres"- resume toda una filosofía sobre el respeto y la gratitud.

 

Band of brothers Compton

 

            - Bill Guarnere.- Recibir la noticia de que su hermano había muerto durante una ofensiva en el frente italiano era lo peor que podía ocurrirle a un soldado instantes antes de subir a un avión rumbo a Normandía. Guarnere, de origen precisamente italiano, tuvo que pasar por esa terrible experiencia… que no sería la última. Guasón y pasional, sus choques con Winters nunca revistieron gravedad porque era más el afecto que les unía que los caracteres que podrían haberles separado.

 

Band of brothers Guarnere

 

 

UN ELENCO POCO CONOCIDO

 

            Curiosamente, el único actor realmente célebre que interviene a lo largo de la serie tiene una aparición un tanto episódica aunque de capital importancia, eso sí.

            Su intervención se circunscribe casi exclusivamente al primer episodio, si bien dará lugar a una de las escenas más memorables de la serie -pese a su fugacidad- en uno de sus últimos capítulos. No tengo intención de desvelarla pero seguro que no pasará desapercibida.

            El actor del que hablo es David Schwimmer, a quien inmortalizó su papel de Ross en la serie “Friends”, como hermano de Monica (Courtney Cox) y eterno novio de Rachel (Jennifer Aniston).

 

Band of brothers Sobel 3

 

            Su carrera cinematográfica es ciertamente breve y anodina (prestar su voz en las tres entregas de la película de animación “Madagascar”, su fugaz papel de policía en “Lobo” -que protagonizaban Jack Nicholson y Michelle Pfeiffer-o su protagonismo en “Seis días y siete noches” son suficiente muestra) pero en la televisión es poco menos que una auténtica leyenda, con intervenciones en “Aquellos maravillosos años”, “La Ley de Los Ángeles”, “Policías de Nueva York” o “Monty”.

            Su papel como Herbert Sobel supone un cambio drástico en los registros a que nos tiene acostumbrados y su elección se revela como un absoluto acierto.

            Para el resto del elenco, los responsables del casting optaron con muy buen juicio por caras menos conocidas.

            Esto tiene como hándicap una mayor dificultad a la hora de memorizar sus rasgos y distinguirlos entre sí, sobre todo al principio de la serie y en especial tratándose de una obra de marcado carácter coral.

            Sin embargo, en lugar de optar, como por ejemplo en la también coral “La Colmena”, superproducción española dirigida por Mario Camus en 1982, por contar con muchos y muy conocidos actores y actrices (Fernando Fernán Gómez, Agustín González, José Luis López Vázquez, Victoria Abril, Ana Belén, Paco Rabal, Emilio Gutiérrez Caba, José Sacristán, Saza, José Bódalo, Charo López) que ayudaran al espectador a distinguir entre sí a tanto personaje, aquí se optó por la opción contraria.

            Y ello acaba convirtiéndose en uno más de los muchos aciertos de la serie, ya que el nutrido grupo de actores semidesconocidos logra, en un ejercicio de absoluto dominio de la técnica narrativa, que seamos capaces de distinguirlos muy pronto, sin tener que apelar tampoco a diferencias morfológicas significativas. Todo un reto pues del que salen vencedores unos y otros.

            Personalmente, de entre tantos actores como intervienen, apenas conocía a:

            - Neal McDonough (que interpreta aquí el papel de Buck Compton) por sus apariciones en “Minority Report”, “Banderas de nuestros padres” o “Timeline”, además de en la también estadounidense serie “Mujeres desesperadas”.

            - Damian Lewis (que da vida a Winters), por su intervención en “El cazador de sueños” y su posterior éxito en la también televisiva “Homeland”.

            - Donnie Wahlberg (hermano de Mark Wahlberg en la vida real y que en la serie interpreta el papel de Lipton) por esa misma “El cazador de sueños".

            - Michael Cudlitz (el gigantesco Bull Rendleman) por su breve aparición en la serie “Perdidos” y su más reciente papel en el film futurista “Los sustitutos”.

 

EL PACK

 

            Este estupendo pack, que ocasionalmente puede encontrarse a muy buen precio, presenta 6 discos:

 

Hermanos de sangre

 

            Los 5 primeros, con dos Episodios cada uno hasta completar los 10 que componen la serie.

El sexto incluye:

            - Un documental de una hora y veinte minutos de duración escrito por William Richter y dirigido por Mark Cowen.

            - Un Vídeo de Crónicas de Ron Livingston.

            - Un “Tras las Cámara: la realización de “Hermanos de sangre” de 30 minutos de duración.

            - Vínculos a páginas web sobre el tema.

 

 

 

 

HERMANOS DE SANGRE - Parte I:

http://rincondesinuhe.com/homepage-3/161-hermanos-de-sangre-tv

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar