DE "JURASSIC PARK" A "JURASSIC WORLD"

Parte III

 

Jurassic World comiendo un tiburon

 

 

4 – JURASSIC WORLD (Joe Johnston, 2001)

 

LINEA ARGUMENTAL

 

Veintidós años después de la trágica desaparición de “Jurassic Park”, otro parque mucho más fastuoso y sofisticado se alza en el mismo emplazamiento de la isla Nublar: se trata de “Jurassic World”.

Dotado de increíbles atracciones que hacen las delicias del público, la gente acude de forma masiva desde los lugares más diversos para disfrutar de la impresionante fauna prehistórica que ofrece el parque.

Entre los visitantes se encuentran en esta ocasión los hermanos Zach y Gray.

El pequeño, Gray, es un apasionado de los dinosaurios y se sabe al dedillo las características de cada especie además de conocerse de memoria cada atracción del parque.

Su hermano mayor, que ha sido obligado por sus padres a acompañar al niño, está bastante más interesado en mirar a las chicas y en escuchar música con sus cascos que en los dinosaurios.

Sin embargo, la idea de la madre al enviarlos allí no es sólo que disfruten de la experiencia sino también acrecentar el sentimiento familiar de su hermana Claire.

Y es que la “despegada” tía de los niños es la jefa de operaciones del parque aunque desde el primer momento quedará claro que no tiene demasiado interés en pasar tiempo con sus sobrinos, ocupada como está en recibir a unos posibles inversores y en atender a Simon Masrani, el dueño del parque.

Así, después de entregarles unos pases VIP que les eviten las colas de acceso a las atracciones, Claire deja a sus sobrinos a cargo de Zara, una improvisada niñera que también tiene sus propias preocupaciones, ya que está a punto de casarse.

En cuanto a Masrani, está preocupado con el nuevo dinosaurio y no acaba de fiarse de las medidas de seguridad del recinto que lo contiene aunque Claire intenta tranquilizarle.

- Tenemos a los mejores ingenieros en estructuras del mundo.

- Hammond también, responde él categórico.

De modo que, antes de dar el visto bueno a la “puesta de largo” en público del Indominus Rex, Masrani ordena a Claire que se ponga en contacto con Owen Grady, un miembro de la armada que forma parte de un programa de investigación de una de sus compañías.

- Sí, sé quien es, dice ella con cierto fastidio.

- Sus animales a menudo intentan escapar. Son listos. Él tiene que ser más listo.

- Lo que se cree es el más listo, responde Claire despectivamente ante la mirada extrañada de su jefe.

La intención de Masrani, en cualquier caso, es que Owen dé el visto bueno al cercado por si ve algo que a ellos se les escapa.

El trabajo que desarrolla éste no muy lejos del parque de Masrani resulta asombroso pues logra interactuar con cuatro inteligentes y sanguinarios velociraptores –Blue, Charlie, Delta y Echo-, haciendo las veces de “macho alfa” del grupo aunque sin compartir nunca su espacio físico… salvo cuando se ve obligado a ello en un momento puntual de máxima tensión.

 

Jurassic World Chris Pratt y los raptores

 

 

Por desgracia, sus recelos acerca de las intenciones del ejército con este proyecto está más que justificado y de hecho no tardan en confirmarle que la finalidad última es utilizar a los dinosaurios como armas en un futuro próximo pues son mucho más letales que los drones y no son hackeables.

El desasosiego de Owen irá a más cuando es requerido por Claire, con quien tuvo una única y desafortunada cita amorosa, para evaluar al “Indominus Rex”, creado literalmente por los científicos de “Jurassic World”.

De entrada ya parece considerar una mala idea que se haya mezclado ADN de diferentes especies, manipulando genéticamente el resultado en lugar de limitarse a clonar las especies conocidas.

El hecho de que no se le informe de cuáles son las especies mezcladas tampoco hace mucho por disminuir su desconfianza pero la guinda del pastel la pone el propio i-Rex cuando desaparece del área de máxima seguridad en que lo tienen confinado.

Las marcas de sus garras a 15 metros de altura sobre los poderosos muros de su prisión parecen demostrar que el animal ha logrado huir pero, en realidad, la letal inteligencia del Indominus le ha hecho concebir una trampa. Haciéndose literalmente invisible merced a una capacidad portentosa de mimetización, el i-Rex atrae a Owen y a un par de operarios hasta el lugar en el que se halla escondido.

Cuando su señal se hace de nuevo visible en el escáner térmico, ya es demasiado tarde: los dos operarios son masacrados brutalmente y Owen salva la vida por los pelos pero no puede evitar que el animal escape -ahora sí- de su encierro y se dirija a las zonas del parque que recorren los numerosos visitantes.

 

UN JURASSIC PARK FASCINANTEMENTE REINVENTADO

 

El film es interesante desde diversos puntos de vista.

Para empezar, es la primera vez en toda la saga en que se ve al parque temático en pleno funcionamiento.

En la película original se hallaba en fase de pruebas y era recorrido únicamente por los expertos que debían evaluarlo y por los nietos de Hammond que debían ofrecer su opinión imparcial.

En las entregas 2 y 3, por su parte, la acción tenía lugar en la Zona B de la isla de Sorna, más salvaje y carente de infraestructuras además de completamente deshabitado.

Así pues, ver el “Mundo Jurásico” atiborrado de público, con más de 22.000 personas pululando por sus calles y disfrutando de las diversas atracciones (la piscina gigante, el espacio infantil en el que se puede montar en tricerátops, la pajarera) mientras interactúan entre sí constituye una nueva experiencia que lo hace aún más atractivo.

 

Jurassic World bola de cristal

 

En ese sentido resulta imposible no recordar de nuevo la ya citada “Almas de metal” aunque también le vienen a uno a la cabeza otros títulos como “Tiburón 3”, protagonizada por una animada multitud que disfrutaba de un sofisticado parque acuático.

Otro aspecto a tener en cuenta es el hecho de que “Jurassic World” parece obviar por completo las dos secuelas de la saga –“El mundo perdido” y “Parque Jurásico III”- pues no hace mención alguna a los incidentes de la isla Sorna o a los de San Diego mientras que, a lo largo de su metraje, sí homenajea de forma reiterada al “Jurassic Park” primigenio y a su creador John Hammond.

Esta cuestión, la del homenaje a “Parque Jurásico”, merece comentario aparte y es que en todo momento se hace referencia a la idea original, a la mejora que ha supuesto el parque actual, a las diferencias entre las circunstancias de ambos e incluso al trágico final que tuvo la primera experiencia.

Es divertido ir recopilando algunos de dichos homenajes: la estatua de John Hammon (quien también da nombre a una de las secciones del parque), la camiseta original de “Jurassic Park” que uno de los responsables del área informática ha adquirido en Ebay o las puertas que homenajean al antiguo parque, entre otras.

Pero lo que a mi entender hace más atractiva la película, por encima incluso de su enorme espectacularidad, es el hecho de que funcione como una gran metáfora de la propia saga jurásica.

Así, “la tía Claire” somete a la consideración de los posibles inversores, al principio de la cinta, una serie de cuestiones ciertamente relevantes. A saber:

- La desextinción fue algo mágico veinte años atrás pero ahora los niños ven al stegosaurus como al elefante del zoo de la ciudad.

- Los ingresos son más altos cada año pero los “costes de explotación” son también más caros.

- No es posible tener éxito sin recurrir a la innovación permanente, a la capacidad de sorprender pues la gente se cansa de recibir más de lo mismo aunque sea en mayores cantidades. En las diáfanas palabras de Claire: “siempre que hemos presentado un nuevo ejemplar, la asistencia ha aumentado, la cobertura informativa ha sido global, han venido famosos… el centro del mundo”.

- El público pide cada vez animales más grandes, que rujan más, “con más dientes”.

Y, por lo que respecta a la innovación, esta entrega va más que bien servida pues, a los ingenios técnicos de que da muestra –las giroesferas para moverse entre los animales, el sofisticadísimo centro de control, el catamarán de varias alturas que conduce al público hasta el parque desde la costa, el mono-rail que recorre el parque- se une la aparición de nuevas especies de dinosaurio, destacando el gigantesco mosasaurus que reina en la superpiscina de Jurassic World (del mismo modo que las orcas en el Loro Parque del Puerto de la Cruz tinerfeño) y, sobre todo, el Indominus Rex.

Este último, también llamado i-Rex, no es un dinosaurio engendrado sino diseñado. Directamente creado por ingeniería genética, usando de forma híbrida ADN correspondiente a especies distintas de dinosaurio.

 

Jurassic World i Rex

 

Sin embargo, el hecho de que Henry Wu, el experto genetista (ya presente en “Jurassic Park”) se niegue a facilitar más datos al respecto no será óbice para que los protagonistas lo descubran del peor modo posible.

El estreno de la película ha batido récords de recaudación en Estados Unidos evidenciando que, después de todo, el público no se había cansado de ver dinosaurios.

Dejando un margen de nada menos que 14 años desde el film anterior, la demanda se ha generado por sí sola.

Una serie de tráilers a cual más espectacular y la sensación de que las secuelas 2 y 3 se convertían por comparación en meras “series B” hicieron el resto para garantizar el enorme éxito de taquilla.

El diseño de producción es sencillamente fastuoso en una época en la que la infografía ha alcanzado ya niveles de perfección difícilmente imaginables cuando dio inicio la saga.

En cuanto al casting, prescinde por completo de todos los protagonistas de la trilogía original, con excepción del ya citado Henry Wu. En lugar de volver a los personajes creados por Michael Crichton se opta por generar otros totalmente nuevos en lo que es una mezcla de reboot y secuela.

El “fichaje” de Chris Pratt para el papel protagonista se revela como un gran acierto y sus ironías durante el film (bastante menos pueriles que las que soltaba como Star-Lord en “Guardianes de la galaxia”) contrastan positivamente con otras poses más duras o desafiantes, en un cóctel que justifica los rumores que le convierten en el Indiana Jones del futuro.

 

Jurassic World los protas

 

Es interesante reseñar que la música es responsabilidad en esta ocasión de Michael Giacchino (“Up”), que mezcla composiciones propias con nuevos arreglos sobre los inmortales temas creados por John Williams para la saga.

Por lo que respecta a los nuevos dinosaurios en debutar en la saga, esta vez fueron: Indominus Rex, mosasaurus, dimorphodon y apatosaurus.

 

PERSONAJES Y REPARTO

 

- El protagonismo recae sobre todo en Owen Grady, el valiente adiestrador de raptores, que tendrá que tomar sobre sí la responsabilidad de poner a salvo a la mayor cantidad posible de visitantes cuando la criatura nueva se desmadre. Su talante en el trato con el sexo contrario es un poco de sobrado en plan Indiana Jones (¿casualidad?) pero al final se demuestra que es un tío valiente y honesto con el que se puede contar para todo. El papel sirve para acabar de lanzar la carrera de Chris Pratt (“Wieners”, “Wanted – Se busca”, “Jennifer’s body”, “Dime con cuántos”, “Moneyball: rompiendo las reglas”, “La noche más oscura”, “Her”, “Guardianes de la galaxia”).

- Y la prota femenina es, por supuesto, Claire. Una mujer de armas tomar, que no duda en arremangarse el traje cuando hay que dar el callo. Guapa y elegante, tampoco tiene un pelo de tonta. Lástima que no tenga demasiado desarrollado el gen familiar pero supongo que nadie es perfecto. Bryce Dallas Howard (“El bosque”, Manderlay”, “La joven del agua”, “Spider-man 3”, “Terminator Salvation”), hija del director Ron Howard, es quien le presta su talento y atractivo físico.

- Gray, el pequeño de los hermanos Mitchell, es un niño de los de verdad. Empolloncete y una auténtica base de datos de aquello que le interesa pero sensible, asustadizo e inseguro como cabe esperar de alguien de su edad. Está interpretado por Ty Simpkins (“Juegos secretos”, “Los próximos tres días”, Iron-man 3”, “Arcadia”).

- Zach, el hermano mayor, también responde a un prototipo muy real de adolescente centrado en su propio mundo. Las chicas y la música son lo único que le importa hasta que los acontecimientos despiertan su sentido de la responsabilidad y su amor por su hermano pequeño, que le idolatra. Nick Robinson (“The Kings of summer”) es su intérprete.

 

Jurassic World los hermanos 2

 

El personaje de Simon Masrani, dueño del parque, corre a cargo de Irrfan Khan, la gran estrella del cine hindú, a quien en el resto del mundo se le conoce sobre todo por su intervención en “Slumdog Millonaire”.

También intervienen en el film Vincent D’Onofrio (“Días extraños”, “Hombres de negro”, “Nivel 13”, “La celda”) y Omar Sy (el heterodoxo “auxiliar clínico” de la francesa “Intocable”), que interpretan respectivamente al ambicioso Hoskins, antagonista de Owen, y a Barry, el fiel compañero de éste.

 

 

LAS ESCENAS MÁS ESPECTACULARES

 

- El tremendo salto del mosasaurus para devorar a un enorme tiburón blanco, que parece diminuto entre sus fauces.

- Los hermanos Mitchell huyendo entre los dinosaurios a bordo de su giroesfera.

- El ataque masivo de los pterosaurios, que siembran el pánico y el caos en el parque.

- Owen circulando a toda velocidad en su motocicleta flanqueado por los velociraptores.

 

FRASES PARA EL RECUERDO

 

- La guerra es algo natural. Mire a su alrededor. Todo ser vivo de esta selva intenta matar a otro. Así es como la madre naturaleza examina a sus criaturas y mejora el orden jerárquico. La guerra es una lucha. La lucha genera grandeza. Sin eso, acabamos en sitios como éste donde te cobran por respirar (Hoskins a Owen cuando éste se escandaliza por el uso que pretende dar a su proyecto).

- ¿Usted es consciente de lo que dice? (la respuesta de un anonadado Owen).

 

 

- ¿Cree que asustará a los niños? (Claire a Masrani mientras éste contempla por primera vez al Indominus Rex).

- ¿A los niños? Los que tendrán pesadillas serán los padres.

 

 

- Tenemos una atracción (Claire a Owen cuando va a buscarle por orden de su jefe).

- Eso no fue lo que me dijiste la última vez (responde él con malicia).

- Me estoy refiriendo a los dinosaurios. Una nueva especie que hemos fabricado.

 

 

- ¿Qué crees que vas a conseguir mirándolas fijamente? (Gray a su hermano mayor mientras éste no quita ojo a las chicas de su entorno)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar