EL SÉQUITO

 

Temporada 2

 

El Sequito Temporada 2

 

La segunda temporada de la serie, rodada tras el éxito de los ocho capítulos iniciales, constó de otros 14 episodios, que son analizados a continuación.

 

Episodio 1 – El sistema

 

Línea Argumental

 

Los chicos regresan de Nueva York tras una ausencia de casi tres meses y con un nuevo organigrama que a Drama no le convence y a Tortuga le desagrada profundamente. Sobre todo cuando Eric le agobia con un montón de tareas que ha de acometer casi de inmediato.

Eric sale disparado hacia casa de Kristen, a la que lleva sin ver desde que dejaron Los Angeles pero ella no accede a mantener relaciones sexuales porque tiene la regla en ese momento y tampoco consiente en participar de ningún juego sustitutivo aunque sí propone a su decepcionado novio que reserve una habitación en algún hotel de lujo para resarcirse el sábado siguiente.

De camino a las oficinas de Ari, el grupo mantiene una conversación sobre lo que significa practicar sexo con una chica que tiene el período pero sólo a Eric le parece algo inaceptable.

Ya en las oficinas, se encuentran con que Emily ya no está (ha sido contratada por James Cameron) y su lugar ha sido ocupado por Lloyd Lee, a quien su deslenguado jefe tacha de “gaysiático” y a quien Drama trata de forma despectiva, ganándose la reprimenda de los otros tres.

 

El Sequito Ari y Lloyd

 

        - Un tío como Ari debería tener una ayudante atractiva, se excusa cuando sus amigos le echan en cara el desplante a Lloyd.

          - Johnny –intenta mediar su hermano-, a algunos les parecerá atractivo.

          - Sí pero no soy uno de ellos.

Adam Davies, por su parte, ha prosperado y ahora tiene despacho propio y una bonita secretaria. Dispuesto a encontrar algún trabajo para Drama, le pide que actualice su book fotográfico, que le representa como un joven de veintipocos años cuando, en realidad, casi duplica esa edad.

 

El Sequito Adam Davies

 

En cuanto a Ari, pide a Vince que haga “Aquaman” -“un Spider-man bajo el agua”- pero él y Eric quieren rodar “Medellín”, una película también de estudio sobre el narcotraficante Pablo Escobar.

De regreso en la mansión que les hace de hogar, todos parecen tomarla con Tortuga: Eric le regaña por el caos que impera en la casa y desconfía de él para lograr las fotografías del nuevo book de Drama y hasta Vince protesta por las horribles pizzas que encuentra en la nevera. Todo se arreglará cuando una furgoneta de reparto de DHL les haga entrega de una caja de pizzas Eddie recién llegadas de Nueva York, de modo que el grupo se verá obligado a disculparse.

Sin embargo, el empecinamiento de Vince por rodar “Medellin” chocará con la realidad pues están pensando en un primer espada como Tom Cruise para interpretarla y, en caso de que él no acceda, Brad Pitt o Keanu Reaves son las siguientes opciones.

Así pues, la negativa del actor a rodar la superproducción que Ari le propone les llevará a ambos a un callejón aparentemente sin salida que amenaza incluso su relación profesional.

- ¿Sabes lo que creo? -pregunta Vince a su agente- Que prefiero abandonar el negocio antes que hacer una mierda que no me guste. No lo olvides, salí de la nada y, aunque me gusten esos juguetitos, no los necesito.

La amenaza de Ari a Eric cuando Vince ya no está presente será todavía más diáfana:

- No quiero que esto nos lleve a un punto en el que me culpéis por todo –dirá Gold, con una inquietante serenidad nada habitual en él:- Si no me escucháis, escucha tú esto: dile a tu amigo que, o hace “Aquaman”, o que se vaya buscando otro representante.

 

Atentos a:

 

Como Ari les explicará crudamente, la fama de Vince se ha enfriado durante los  meses en que ha estado fuera y no sólo no hay ya ofertas de 5 millones de dólares sino que no hay ninguna oferta en absoluto. En realidad –les confiesa- sí que hay una  bastante impresentable para un film junto a las gemelas Olsen y esto todavía preocupa más a Ari por el hecho de que el productor se haya atrevido a pensar en Vince para el papel.

Las hermanas Olsen, por cierto, son las dos gemelas que se alternaban interpretando el papel de la hija pequeña en la serie de televisión “Padres forzosos”.

Además de una nueva aparición de Gary Busey en una surrealista escena, la primera celebrity de la temporada es la atractiva Amanda Peet, que por entonces ya era bastante popular tras su intervención en “Falsas apariencias” y su pésima secuela “Más falsas apariencias”.

 

Episodio 2 – Coche nuevo

 

Línea Argumental

 

Vince le regala un Maserati a Eric porque se siente culpable de que éste tan sólo haya ganado 6.000 dólares desde que trabaja para él pero, cuando su amigo se niega a aceptarlo porque no tienen trabajo en esos momentos, se ve obligado a confesarle que se lo ha regalado “Beverly Hills Maserati”, ya que piensan que ver a Vince circular con él es una buena publicidad para la marca.

 

El Sequito Maserati

 

Con el coche nuevo se van a ver a los Lakers en su partido frente a Golden State Warriors y, durante el mismo, Drama sorprende a Tortuga admirando las pantorrillas de Lamar Odom. Mientras, Ari, que es quien ha conseguido entradas para todos en la carísima primera fila, se mete con Eric, que esa noche tiene una “cita sexual” con Kristen y también intenta reconciliarse con Vince aunque sin demasiado éxito, ya que su representado está molesto por las amenazas que el agente le hizo llegar a través de Eric.

Tras el partido, Kristen telefonea a éste para decirle que ha sufrido una intoxicación alimenticia y, por tanto, deben posponer su cita. Lo peor es que Eric ha reservado una habitación de 400 dólares en el “Península” y la política de cancelaciones del hotel es de sólo 24 horas.

Después de que Vinnie salude a su amigo Odom, a quien Drama deja perplejo preguntándole qué hace para tener unas piernas tan bonitas, todos aceptan una invitación de Jaime Pressley para acudir a una fiesta en su casa de la playa.

Eric, sin plan ya para esa noche, se ve obligado a acompañarles aunque pronto se agobia y, harto de soportar las puyas de sus amigos, que no se creen las sucesivas excusas de Kristen, manifiesta su intención de coger un taxi hasta casa. A Vince se le ocurre entonces la genial idea de presentarle a la preciosa Liana, la modelo “Diez Perfecto” (o sea, “con todo natural”) de ese año.

A la chica parece hacerle gracia Eric y se lo lleva del brazo hacia la playa, donde charlan un rato, durante el cual Liana se muestra de acuerdo con los chicos en que Kristen le está mintiendo. El chico saldrá de su sopor sentimental cuando la espectacular Liana se quite la blusa y le invite a unirse al grupo que se está bañando en el mar.

A la mañana siguiente, Kristen le telefonea y él despierta en la cama de su habitación del Península, acostado junto a Liana.

 

El Sequito Holly Valance

 

Decidido a confesarle a su novia la infidelidad pese a los consejos de sus amigos, Eric le compra una cara joya a Kristen en “Van Cleef & Arpels”. Sin embargo, cuando recoge a la chica y la lleva a casa, acaba siendo ella quien le confiesa no sólo que ha estado con otro mientras Eric estaba en Nueva York sino que la noche anterior fue “ese otro” la causa de que cancelara su cita.

- No quiero que acabemos así, le dice ella con todo el cuajo.

- ¿Sabes? –se enrabieta Eric cuando ya se estaba marchando- No he venido a acusarte de nada sino a confesarte algo. Habría preferido estar contigo pero anoche me emborraché y me tiré a la modelo “Diez Perfecto”. Y me la tiré también esta mañana.

El grupo no puede disimular su alegría cuando Eric les cuenta lo sucedido y les participa de su ruptura con Kristen. Y se alegran todavía más cuando Eric acepta acompañarles a Las Vegas. Es hora de divertirse un poco.

 

Atentos a:

 

Cuando Eric cuenta al grupo que ha roto su relación con Kristen, se muestra doblemente fastidiado, ya que su injustificado sentimiento de culpa, dado que su novia llevaba meses engañándole a él, le ha impedido disfrutar como debiera de su aventura sexual con la mujer más hermosa que haya pasado por su cama.

Por otra parte, a Eric parece molestarle la idea de que Liana sólo se ha acostado con él porque se trata del agente de Vince.

- A veces –le dice su amigo-, tu posición te permite hacer cosas que nunca habrías podido hacer. No significa que esté mal. Ni tampoco que vaya a durar.

Como si fuera un vaticinio, apenas unos minutos más tarde, Eric regresa a la joyería para devolver la joya que ni siquiera llegó a mostrar a Kristen y es atendido por la misma chica rubia y elegante de la ocasión anterior:

- ¿Qué ha ocurrido? ¿No le gustó a ella?

- Decidí que ella no me gustaba a mí, le responde Eric.

 

El Sequito dependienta elegante

 

Ella se ríe y le pregunta si también es actor como Vince, así que él puede lucirse afirmando con cierto orgullo que, en realidad, es el agente de Vinnie. Ella sonríe… y le da su número de teléfono.

La cantante australiana Holly Valance, en su papel de la modelo Liana, es la celebrity en esta ocasión. Y, por cierto, no existe el concurso de belleza “Diez Perfecto”.

 

Episodio 3 – Aquamansión

 

Línea Argumental

 

Es la víspera de la Fiesta de la Lencería en “la mansión” de Playboy y los chicos, que están entusiasmados con la perspectiva, van a comprarse pijamas adecuados. El problema es que Drama está vetado para acceder a las posesiones de Hefner después de que en una ocasión soltara a los monos de su zoo privado, uno de los cuales causó lesiones en la cara a una modelo.

Mientras esperan que las gestiones de Ari para solucionarlo den resultado, Marvin les informa de que deben abandonar la casa en la que llevan viviendo el último año, ya que los estudios sólo habían pagado los cinco primeros meses de alquiler.

A Vince se le ocurre la idea de comprarse una casa propia pero su presupuesto, en el mejor de los casos, estaría escasamente por encima del millón de dólares y pronto verán que lo que ofrece el mercado por ese dinero está muy lejos de sus expectativas.

Sus perspectivas no mejoran tras la reunión con Alan Grey y Dana Gordon, los ejecutivos de Warner que le proponen unirse al proyecto de “Aquaman”. No es que la idea no resulte ambiciosa:

– “No hablamos de hacer una película blanda sacada de un cómic. Queremos que sea una película oscura y dura. Recuerda que este estudio hizo “Batman” pero no “Phantom”.

- ¿Estamos hablando del “Batman” de Burton o de Schumacher?, les pregunta Vince, no sin malicia.

Y entonces, para convencerle, le muestran en primicia el traje del superhéroe, que resulta ser un auténtico adefesio, de modo que cuando salen de los estudios, Vince clama:

- ¡Ni de coña aparezco en una pantalla de 20 metros disfrazado de Elton John submarino!

Cuando la agente inmobiliaria les muestra una villa española que perteneció a Marlon Brando, todo el grupo se enamora de la casa pero su precio asciende a más de 4 millones de dólares, pese a lo cual Vince escandaliza a Eric –y no digamos a Marvin- aceptando.

Después de fracasar en el intento de que Ralph Macchio telefonee a Hefner para acusarse del asunto de los monos, Drama decide colarse en la fiesta dentro del maletero del coche que conduce Tortuga aunque es sorprendido y debe marcharse andando en pijama por la calle.

Por suerte para él, su inseparable amigo le ayudará a franquear la valla, si bien poco después es sorprendido por el propio Hefner cuando se enfrenta a gritos con Macchio. Interpelados por el anfitrión, Johnny y Ralph recordarán a la vez que quien abrió la jaula de los menos fue realmente Pauly Shore, que instantes más tarde es expulsado de la fiesta en claro estado de embriaguez.

Finalmente, rodeados de playmates en ropa interior, Ari contará a los chicos la oferta de Warner: 5 millones de dólares para Vince por protagonizar “Aquaman”, que pasarán a ser 7 por su secuela y podrían llegar a ser otros 12 de rodarse una tercera parte.

 

El Sequito Mansion Playboy

 

La conclusión es clara: si quiere comprarse la villa, ha de hacer la película. Y Vince pide a Ari que cierre el trato, provocando los vítores de sus compañeros.

- ¿Sabíais –pregunta Drama a las modelos semidesnudas que les rodean- que Aquaman tiene un hermano?

- Os presento a Aquahermano, sentencia Tortuga.

 

Atentos a:

 

Una cuestión interesante es la mención durante el capítulo de varias películas basadas en superhéroes de cómic:

- La “Batman” de Tim Burton (1989), protagonizada por Michael Keaton, que fue una película oscura y bastante interesante en su momento aunque luego su recuerdo haya sido barrido por el reboot de Christopher Nolan “Batman begins” (2005) y sus dos brillantes secuelas.

- La horripilante “The Phantom” (1996) protagonizada por Billy Zane, que adaptaba los cómics del personaje creado por Lee Falk pero que supuso a la Paramount un rotundo fracaso.

- Las no menos espantosas “Batman forever” (1995) y “Batman & Robin” (1997), más o menos dirigidas por Joel Schumacher, con Val Kilmer y George Clooney interpretando al hombre-murciélago con particular desacierto. El hecho de que ambas fueran producidas por Warner Bros, como la película de Burton, provoca la maliciosa pregunta de Vince.

Por otra parte, las tribulaciones de Drama son la excusa para sacar en el episodio a una celebrity como Ralph Macchio, que se hizo muy popular tras protagonizar en los años 80 a “Karate Kid”. Mucho menos conocido en nuestro país es el comediante Pauly Shore, que aparecía entre otras en “El hombre de California”.

La otra estrella invitada es Hugh Hefner, el mítico creador de la revista (y el subsiguiente emporio) Playboy. Por supuesto, las Fiestas de la Lencería son reales y sólo tienen acceso a ellas las conejitas más espectaculares y un pequeño número de escogidos.

 

El Sequito Hugh Hefner

 

 

Otras series como “El príncipe de Bel Air” también han rodado algún episodio durante una de dichas fiestas, sin tener que organizar simulacro alguno.

 

Episodio 4 – Una oferta rechazada

 

Línea Argumental

 

Shauna admira la nueva mansión de Vince y le recomienda a su propia decoradora para amueblarla Más tarde, mientras todos holgazanean en torno a la piscina, Billy Walsh telefonea para informarles de que “Queens Boulevard” ha sido seleccionada para el festival de Sundance.

Sin embargo, Ari no da excesiva importancia a los festivales de cine independiente porque el éxito en ellos no se traduce necesariamente en dólares. Además, está preocupado porque el acuerdo con Warner no acaba de cerrarse aunque fueron ellos quienes hicieron la oferta.

Mientras recorren tiendas de muebles pensando en la nueva casa, se encuentran con Josh Weinstein, quien además de felicitarles por el éxito de haber llevado su película anterior hasta Sundance, lo hace también por contar con James Cameron en su futuro film “Aquaman”.

 

El Sequito Josh Weinstein

 

Eso deja perplejos a los chicos, ya que Ari no les ha comentado nada de ello, de manera que Eric le telefonea, poniendo en un aprieto a Lloyd, que tiene órdenes expresas de no molestarle. Y es que los Gold están asistiendo a una sesión de terapia matrimonial que Ari interrumpe cuando suena su móvil por la línea de emergencias.

Tras dejar plantados a su mujer y al terapeuta, el agente escuchará de labios de un furioso Eric la noticia sobre James Cameron, lo que le lleva de nuevo a Lloyd, a quien da órdenes de localizar al propio Cameron o a Dana Gordon, la ejecutiva de Warner con la que tuvo un affaire en el pasado.

- Dile a su secretaria que, si no me llama, me la follaré peor que aquella vez en el Cabo en el 92.

- ¿Quieres que le diga eso?, pregunta horrorizado su ayudante.

- Improvisa, Lloyd.

Puesto por fin en contacto con Dana, ésta le informa de que su compañero Alan está en París cerrando el acuerdo con Cameron pero que no hay ningún problema con Vince, cuyos posters decoran todas las paredes de la habitación de la hija de Alan.

Finalmente, Ari se reúne con los chicos en Sundance, donde un Walsh que ha tenido problemas para acceder a la sala por su aspecto bohemio, lo coloca junto a Eric:

- Genial, otro ejecuta: el ejecuta 1 se sienta con el ejecuta 2.

Apenas unos segundos después de que Ari le comunique a Eric la buena noticia de Warner y de que éste lo comparta con Vince y con toda la concurrencia, uno de los organizadores de Sundance ofrece a Eric la mesa de Di Caprio para que no estén tan apretados. Leo –les informa- está en París, hablando con James Cameron sobre una película de peces. Ari, que también lo ha oído, se queda tan hundido como el mánager.

 

Atentos a:

 

La escasa importancia que Ari otorga a la participación del film de Vince en el Festival de Sundance es ilustrada por el agente con el ejemplo de que nada ha vuelto a saberse del protagonista de “Vías cruzadas”, una de las películas ganadoras allí.

Con ello hace alusión directa al actor Peter Dinklage. Claro que Ari no podía saber que algunos años más tarde, éste se convertiría nada menos que en Tyrion Lannister, uno de los personajes estrella de la serie televisiva “Juego de Tronos”.

Vince está metiéndose de nuevo en una peligrosa espiral de enormes e incontrolados gastos que pone de los nervios no sólo a su asesor financiero sino también a su agente. No sólo se compra una mansión de 4 millones de dólares sino que parece dispuesto a gastarse otros tantos en llenarla.

A la decoradora que va a encargarse de ello le pagará 150.000 dólares más un diez por ciento de todo lo que haya que comprarse. Y también va a gastarse otros 50.000 en un acuario con dos tiburones blancos.

La ocurrencia de Drama de asistir a la consulta de un cirujano plástico porque pretende que le hagan un implante de pantorrillas le valdrá no sólo una advertencia del médico, en el sentido de que se trata de una intervención importante, sino también la noticia de que le costará 10.000 dólares que no tiene.

Por ello acude a su amigo Chris Penn, la celebrity de este episodio. Pero ante las reticencias de éste, le retará a un combate de boxeo cuyo premio, si triunfa, sería la suma en cuestión. Por supuesto, sólo logra llevarse una paliza por parte del voluminoso hermano de Sean Penn.

Cuando Drama se ve obligado a pedirle ese dinero al manirroto de su hermano Vince, Eric se asustará todavía más.

 

Episodio 5 – Vecinos

 

Línea Argumental

 

Shauna despierta a Eric con la noticia de que “Variety” ha sacado una portada con el texto “Vincent Chase nada en Aquaman” pero, lejos de alegrarle, lo que hace es inquietarle, ya que tanto él como Ari sospechan que va a ser Di Caprio quien haga esa película a las órdenes de James Cameron.

Poco después, Bob Saget se presenta en la mansión de los chicos, donde la atractiva Staci ha pasado la noche con Vince. Saget les ofrece unos bollos caseros como regalo de bienvenida, ya que van a ser sus vecinos como, de hecho, también lo es Staci.

 

El Sequito Staci

 

Tortuga, por su parte, está desesperado porque no consigue ninguna chica, de modo que Drama le acompaña a dar una vuelta mientras Vince hace una sesión de sonorización de “Queens Boulevard” a las órdenes del director Billy Walsh.

Agobiado por la avalancha de propuestas de gasto que le hacen Drama y Tortuga, Eric acaba compartiendo con ellos sus sospechas respecto al rodaje de “Aquaman” aunque les pide que no se lo cuenten a Vinnie. El caso es que cuando Johnny renuncia a la operación de pantorrillas y Tortuga a su televisor de 70 pulgadas, el propio Vince se da cuenta de que algo pasa y Eric se ve obligado a “cantar”.

La revelación cabrea considerablemente a Vinnie, al considerar que está quedando en evidencia ante todo el mundo al dar por hecho que iba a protagonizar la película. Ni las buenas noticias que le proporciona Ari –que Leo está fuera del proyecto tanto por sus compromisos contractuales como por su aversión al agua desde el rodaje de “Titanic”- contribuirán a aplacarlo.

- ¿Son las buenas noticias?, pregunta Vince con bastante acritud.

- Lo intento, Vinnie –responde Ari con prevención.

- ¡Pues esfuérzate más!, suelta Eric imprudentemente.

- Tú también, Eric –entra al trapo Vinnie:- Tienes razón: en esto no eres mi amigo, eres mi mánager. Tú –le dice a Ari- te quedas sentado esperando a que los demás te llamen. Y tú –se dirige a Eric- te quedas sentado esperando a que él te llame. Mueve el culo, haz algo. Y no me digas que son buenas noticias que una película que yo no quería hacer y de la que tú me convenciste posiblemente siga siendo mía. Ahora que va a hacerla James Cameron la quiero. Y mucho. Lo dicho: moved el culo y haced algo o buscaré a alguien que lo haga.

Después de esto, Vince se lleva a Tortuga y a Drama a casa de Staci, donde ésta les presenta a varias chicas bastante espectaculares.

También está allí Bog Saget, que deja atónito al menor de los Chase cuando le felicita por haber logrado tirarse a “la madame”. Eso significa que Tortuga y Drama están con prostitutas sin saberlo.

 

El Sequito Bob Saget

 

Mientras Eric se decide a ir a ver a Emily, que no hace ningún caso a Ari por teléfono, éste acompaña a su mujer al colegio para recoger a su hija aunque las abandona bruscamente cuando ve allí a Dana Gordon, a la que una vez más amenaza con divulgar sus secretos de alcoba.

- Mi trabajo está en peligro –se defiende ella-: ¿Crees que yo no quiero a Vince? Quiero a Vince. Alan quiere a Vince.

- ¿Qué pasa con Cameron? –le pregunta Ari sin dilación-, ¿quiere a Vince?

- Él no sabe quién es Vince.

Ante el cariz que toman los acontecimientos, el agente la presiona para que organice una cita en cualquier lugar del mundo entre Cameron y Vince y ella así lo hace pero, poco después, dicha reunión se suspende hasta que el director vea “Queens Boulevard”, una idea que Eric había propuesto a Emily.

Lo malo es que cuando Eric aborda a Billy Walsh para pedirle una copia del film, éste se niega en redondo: “Si James Cameron quiere verla, dile que haga cola en la nieve con todo el mundo”…

 

Atentos a:

 

Vince quedará un tanto descolocado al saber que su nueva chica es la madame de una casa de putas de superlujo.

- ¿Estás enfadado?, le pregunta Staci.

- No, sólo algo impresionado.

- ¿Por qué?

- No lo sé, la verdad. Oye, ¿te debo dinero?, le pregunta él, momentáneamente alarmado.

- No seas gilipollas, Vince. No soy una puta.

- Bien. Porque nunca he pagado por sexo y no quiero empezar ahora… aunque tú valdrías cada céntimo.

El caso es que sí le debe dinero por las chicas que acompañan a sus amigos y Vince casi se atraganta al saber que cada una cobra entre 5.000 y 7.000 dólares aunque Staci se ofrece a pagarlos “de su bolsillo”. Lo gracioso es que tanto Tortuga como Drama han sido conscientes desde el principio de que las chicas eran prostitutas y ambos le piden por separado a Vinnie que no desilusione al otro con la noticia.

La celebrity invitada en esta ocasión es el actor Bob Saget, que durante casi una década interpretó en la serie “Padres forzosos” el papel de Danny Tanner, un padre viudo que recurre a su cuñado Jesse (John Stamos) y a su mejor amigo Joey (Dave Coulier) para criar a sus tres hijas pequeñas: DJ, Stephanie y Michelle, interpretadas respectivamente por Candace Cameron, Jodie Sweetin y las gemelas Mary Kate y Ashley Olsen (que se turnaban en los rodajes dando vida a la hija menor, como ya comentábamos al hablar del capítulo 1 de esta misma temporada).

 

Episodio 6 – Chinatown

 

Línea Argumental

 

Tortuga está entrenando duramente para el torneo de X-Box, cuyo premio son 10.000 dólares. Es su forma de aportar en los tiempos difíciles que corren para el grupo.

Drama, por su parte, ha medido su habitación y llegado a la conclusión de que los 70 m2 de la misma equivalen al diez por ciento de la casa. Dado que ésta cuesta 24.000 dólares al mes, él pretende aportar 2.400 y así será propietario del diez por ciento.

- ¿De dónde vas a sacar 2.400?, le pregunta Eric socarronamente.

- ¿Crees que cocino gratis?, le responderá él, convencido.

Vince pregunta a Eric entonces por sus propios planes pero su mánager no tiene ninguno y además ha dejado tres llamadas de Emily sin contestar porque no se atreve a decirle que no ha conseguido una copia de “Queens Boulevard” para que Cameron la vea.

Ante el atasco que sufre la situación de “Aquaman”, Ari reúne a su plana mayor para encontrar algún trabajo a Vince y una de las agentes colaboradoras sugiere que haga el piloto de una serie. Ari, literalmente, la echa de la reunión. Sin arredrarse por una actitud tan poco motivadora, Adam Davids propone un anuncio que ha rechazado Tobey Maguire y por el que a Vince le pagarían la mitad.

Reunido con Eric y con Vince, el superagente les cuenta que Chaing Chung, el mejor director de Hong Kong y en el punto de mira del mismísimo Tarantino, va a rodar el anuncio de una bebida china. Vinnie se niega en redondo a hacer publicidad pero tanto él como Eric cambian de opinión al saber que le pagarán medio millón de dólares por un solo día de trabajo.

Son recibidos más tarde por la sexy Li Lei, la asesora técnica del director, que conduce a Vince y a Eric a una reunión con Chaing Chung en la que éste, a través de su intérprete, promete al actor escenas de esgrima, vuelos, magia y armas.

 

 El Sequito Con el director chino

 

La propia Li Lei pretende enseñar a Vince algunos movimientos, de modo que éste y su hermano Johnny acuden poco después al gimnasio. Drama se ha puesto para la ocasión su kimono con cinturón amarillo pero la enorme bocaza del hermano mayor de Vince le juega otra mala pasada cuando alardea de su nivel ante Li Lei.

Ésta le da una soberana lección y lo envía a la habitación a reponerse mientras ella entrena con Vince… aunque no precisamente artes marciales.

En esos mismos instantes, Eric visita a Scott Wick para rogarle que interceda por él y por Vince ante Billy Walsh, quien no da su brazo a torcer con el tema de la copia que precisan para James Cameron. Pero, aunque el productor se compromete a llamarle –“ese Walsh es un auténtico bastardo”-, finalmente tampoco él logrará hacerle cambiar de opinión.

En el torneo de X-Box para el que Tortuga se ha estado preparando y después de quedar como un panoli cuando, creyendo las mentiras de Vince, ofrece un frasco de orina que demuestra que está limpio de drogas (aunque el frasco contiene orina ajena), el chico será emparejado en primera ronda con un niño bastante pequeño.

Siguiendo el consejo de sus amigos, Tortuga desea suerte a su joven rival. “, igualmente, gordo” es la borde respuesta de éste, a la que Tortuga replica desenchufando la terminal en la que el niño está entrenando. Por desgracia para el miembro del séquito, la criatura resulta ser el dos veces campeón de X-Box de la Conferencia Sudeste, que le derrota en siete paupérrimos segundos, apeándolo del torneo a las primeras de cambio.

Para aliviar el disgusto y la preocupación de todos, Ari aparece en el set donde rueda Vince el anuncio para informarles de que Cameron quiere a Sharon Stone para hacer de madre de Aquaman. Sharon, también representada por Ari, le ha hablado a Cameron de Vince y el director se dispone a viajar a Sundance para ver “Queens Boulevard”.

 

Atentos a:

 

Una de las escenas más divertidas aunque políticamente incorrecta del episodio –que, por cierto, homenajea al título del film protagonizado por Jack Nicholson- tiene lugar mientras el grupo espera para reunirse con el director Chaing Chung y las miradas de todos ellos convergen sobre una atractiva china que atraviesa la sala.

- Vince, ¿por qué no cambiamos a Olga por una geisha buenorra?, pregunta Tortuga.

- ¡Las geishas son de Japón, animal! –le rectifica Drama.

- Sólo digo que deberíamos tener una señora de la limpieza que folle.

- ¡Sería una puta! –replica, ligeramente escandalizado, Eric.

- –conviene entonces Tortuga:- una puta que limpia.

El capítulo también incluye una crítica nada velada hacia la moral estadounidense cuando Eric se disculpa con Scott Wick por haber confundido a su joven amante con su hijo.

- Podría ser mi hijo. Puedo adoptarlo pero no casarme con él. Un gran país, ¿eh?

En cuanto a las estrellas invitadas, la actriz china Bai Ling, dada a conocer en el cine occidental gracias a “El cuervo”, interpreta el sensual personaje de Li Lei.

En el episodio se incluye una broma cuando Drama afirma haber participado en dicho film como figurante mientras que fue Bai Ling (que en “El Séquito” no se interpreta a sí misma) quien, de hecho, intervino junto a Brandon Lee. La actriz intervendría luego en “El laberinto rojo”, “Wild Wild West” o “Ana y el rey” entre otras.

 

El Sequito Bai Ling

 

También interviene pero interpretándose a sí mismo Michael Buffer, un anunciador de boxeo y lucha libre profesional que aquí hace los honores en el torneo de X-Box.

El episodio se cierra con la reproducción del anuncio protagonizado por Vince, a quien Drama lanza un bote de cierta bebida china que él bebe antes de enfrentarse a toda una banda y masacrarla en plena calle.

 

Episodio 7 – Los chicos de Sundance

 

Línea Argumental

 

Veinte centímetros de nieve esperan al grupo en Sundance y, nada más aterrizar, Eric ya coincide en los aseos con el productor Harvey Weingard. El “chico” le cae en gracia a Harvey, que concierta una comida con él para más tarde.

Poco después, Shauna acompaña a Vince y su séquito hasta el coche, donde les espera Cassie, una bonita chica californiana que les va a hacer de chófer esos días, justo antes de marcharse a perseguir a los cazadores furtivos de delfines en Sudán. Drama y Tortuga quedan prendados de ella al instante.

Cuando llegan a la cabaña de madera en la que el grupo va a alojarse, Drama protesta por tener que compartir habitación con Tortuga. Su decepción será aún mayor cuando vea que, además, se trata de literas. De todos modos, Shauna intenta compensarle con dos entradas para la película de Alejandro Teba, de quien el mayor de los Chase es un gran admirador.

Rumbosamente, dado que las entradas para dicha proyección están agotadas, Johnny invita a Cassie a acompañarle, por lo que Tortuga se verá obligado a sobornar al portero del cine con uno de los regalos que les ha hecho la organización del festival. De este modo, se cuela en la sala y logra sentarse al otro lado de la californiana.

 

El Sequito Casey en Sundance 2

 

Ari no da crédito a la reunión que Eric ha logrado concertar con el mismísimo Weingard pero éste, sin apenas preámbulos, le ofrece a Vince la posibilidad de protagonizar su próxima película, que adapta una célebre novela sobre surf. Iba a protagonizarla Josh Hartnett pero, según el productor, ha quedado descartado: “Es incapaz de estar de pie sobre un objeto en movimiento”.

Desde ese momento, Ari no deja de presionarles para que se olviden de la incierta “Aquaman” y apuesten por el proyecto seguro de Weingard, que además les ha puesto tres millones y medio de dólares sobre la mesa por tres semanas de trabajo en Australia. Pese a no estar del todo convencidos, los chicos le dicen al agente que cierre el trato.

Mientras, la escalada de las hostilidades entre Drama y Tortuga por los favores de Cassie provoca que la chica les sermonee:

- Oíd, quiero deciros a los dos una cosa: los buenos amigos deberían tratarse con lealtad y respeto y nunca deberían competir por la misma mujer porque, aunque uno de los dos gane, los dos pierden. Voy a ir al baño, espero que hayáis solucionado esto cuando vuelva.

Esa profunda reflexión parece hacer mella en los dos amigos pero resulta ser un espejismo y pronto vuelven los dos a la carga, de modo que la chica les deja atónitos montándose un trío con ambos.

Por su parte, Vince se arrepiente de haber accedido a la oferta de Harvey y le pide a Eric que la anule porque está dispuesto a arriesgarse a la negativa de Cameron antes que cerrarse él mismo la puerta del realizador de “Titanic” y “Aliens”.

El cabreo de Weingard no tiene límites cuando Eric se vuelve atrás en el trato que tenían con él y, después de insultarle a gritos delante de todo el mundo, le amenaza a él y a Vince. James Cameron, que asiste a la escena, ríe entre dientes: “Puto Harvey”.

Tras la proyección de “Queens Boulevard”, Vinnie se entera de que Cameron abandonó la sala a los diez minutos, por lo que los chicos se van a hacer snowboard un tanto cariacontecidos. Cuando están en lo alto de una loma suena el móvil de Eric. Es Ari, que les pone en contacto con Cameron, quien en esos momentos está a bordo de un helicóptero: tuvo que marcharse muy pronto pero vio lo suficiente para proponer a Vince hacer con él “Aquaman”.

 

Atentos a:

 

Una de las primeras sorpresas que el espectador español se lleva al ver este capítulo es la aparición de cierto director llamado Alejandro Teba, al que se conoce como “el Spielberg español” y que estrena película en Sundance. Parece bastante evidente que se inspira en Alejandro Amenábar, conocido en sus inicios como “el Hitchcock español” antes de que abandonase el thriller por otros géneros.

Del mismo modo, el personaje de Harvey Weingard parece claramente inspirado en Harvey Weinstein, uno de los propietarios, junto a su hermano, de la productora Miramax. Productor habitual de Sundance, tiene fama de explotador y de ser rápido haciendo negocios. De hecho, durante el episodio contrata la película con Vince en menos de cinco minutos.

- Yo no necesito ver “Queens Boulevard” para apreciarte, amigo mío.

Hay un cameo de Peter Dinklage (Tyrion Lannister en “Juego de Tronos”), al que ya se mencionaba en el episodio 4 de esta misma temporada y que aquí aparece como un tío con muy mal genio y un tanto amargado.

 

El Sequito Peter Dinklage

 

El fragmento de diálogo más divertido tiene lugar a la entrada del estreno de “Queens Boulevard”, cuando Shauna intenta tranquilizar a un histérico Billy Walsh, afirmando que seguro que la película es buenísima.

- ¿La ha visto alguien?, le pregunta la publicista.

- Yo, mi montador y mi madre.

- ¿Qué le pareció?, insiste ella.

- Le pareció una basura. Pero es una puta cretina.

Aparte de la inesperada sorpresa de que la aparentemente mojigata Cassie acabe montándoselo con los dos amigos a la vez, el puntazo de este episodio, posiblemente el mejor de toda la temporada, es la aparición de James Cameron en persona entre el público asistente al festival. Él sí que es una Celebrity con mayúsculas.

 

El Sequito James Cameron 2

 

 

Episodio 8 – Oh, Mandy

 

Línea Argumental

 

Ari entrega a Vince un cheque de dos millones de dólares a cuenta de “Aquaman” y también una lista de cinco actrices, de entre las cuales Cameron va a elegir a la partenaire de Vinnie en la película.

En el quinteto de actrices finalistas están Cameron Diaz, Jennifer Gardner y Kirsten Dunst pero Tortuga y sobre todo Drama palidecen al escuchar que también se encuentra Mandy Moore, con quien Vince coincidió en “Un paseo para recordar”.

Eric estaba “girando pizzas en el este” por aquel entonces pero Tortuga y Johnny recuerdan con horror aquella época porque Vince salió muy tocado de su relación con Mandy aunque ahora lo niegue.

El grupo se traslada a la casa de Jessica Alba en Malibú para un par de meses mientras hacen obras en su recién adquirida mansión pero a Drama no le hace ninguna gracia porque es alérgico a los gatos que pululan por la casa y porque Malibú está demasiado lejos de Los Angeles.

Mientras Tortuga acompaña a Drama a hacer una prueba para un telefilm en el que también intervendrá Joe Mantegna, Vince y Eric van a recibir una lección de submarinismo. Sin embargo, este último recibe la llamada de Ari, que le informa de que Mandy Moore parece ser la elegida de Cameron.

El estudio está muy preocupado, ya que en “Un paseo para recordar” el rodaje tuvo que interrumpirse durante dos días porque Vince estaba acosando a Mandy. No es esa la versión de su amigo, que quita hierro al asunto, afirmando que la interrupción se debió a unas almejas en mal estado.

Histérico por el intenso tráfico, Drama llega por los pelos a hacer la prueba pero su gesto se tuerce cuando observa que se halla presente el tipo del móvil que le hizo perder los nervios en otra prueba el año anterior. Cuando sale del casting lo hace muy irritado y eso empeora la discusión que se origina cuando otro conductor le acosa por detrás con su vehículo.

Después de que éste le adelante, Johnny le grita “¡que te jodan, palurdo!” y el otro tipo da un frenazo y deja su coche atravesado antes de apearse para enfrentársele. Tortuga casi está a punto de tranquilizar a Drama pero finalmente el tipo vuelve a provocarle y el mayor de los Chase coge un palo de golf con el que le destroza el coche.

Suena el móvil de Johnny y es Tortuga quien responde: en la llamada le informan de que Drama ha conseguido el papel y éste pasa a la euforia incluso cuando la policía le detiene.

Finalmente, Cameron parece haberse decantado por Mandy Moore pero ésta quiere cenar con Vince antes de aceptar el papel, a fin de asegurarse de que trabajar juntos no resultará incómodo. A Vinnie le parece chocante pero acepta incluso cuando Tortuga le comunica que acaba de leer que ella ha roto con su novio.

Los nervios y la inseguridad acerca de su indumentaria que muestra el hasta ahora siempre impasible Vince alertan a Eric, que se queda sentado en el coche con sus amigos, aparcados frente al restaurante en el que cenan Mandy y Vinnie, cuyo encuentro resulta bastante bien hasta que ella le recuerda lo que pasó cinco años antes.

 

El Sequito Mandy Moore

 

- Me pediste que me casara contigo después de cinco semanas. Y tenía 20 años.

- ¡Creía que estaba enamorado!, replica Vince.

- ¡Yo también creía estarlo de ti pero pensé que bromeabas!.

- No, no lo hacía. Pero oye, es el destino, ¿no? Cada vez que he rodado una película he pensado que me iban a decir que tú serías la chica. Ahora eres la chica. Tú estás sola y yo estoy solo. Iremos poco a poco, a ver lo que pasa.

- No estoy sola –le desengaña ella, mostrándole la alianza en su dedo- Me caso dentro de un mes.

Vince sale cabreado del restaurante y, cuando Eric le pregunta con prudencia qué tal le ha ido, le responde:

- Tiene razón, resulta incómodo. ¡Echémosla de la película!

 

Atentos a:

 

El título del episodio juega con el nombre del nuevo personaje femenino que se introduce y también con el título de una célebre canción de Barry Manilow.

Una subtrama del episodio tiene lugar cuando Ari Gold es incluido en la lista de “los mejores 40 menores de 40”. Josh Weinstein decide cobrarse alguna de sus deudas pendientes con su ex jefe y le delata, ya que el agente ha mentido en su edad y tiene más de cuarenta años. Consecuentemente, Ari es descalificado y el reportaje anulado.

Hay un par de diálogos interesantes que ilustran la forma de vivir de las estrellas de Hollywood:

- Una cuando Ari le comenta a Eric que el submarinismo es un deporte para ricos “pero tú recibes lecciones gratis de un comando de la Marina sólo porque naciste en la puerta de al lado de la de Vince”.

- Otra cuando Shauna, refiriéndose al incidente de Drama, comenta que éste “se puso en plan Jack Nicholson con el coche de un pobre tipo”, en alusión a una agresión similar que cometió en la vida real el célebre actor seguidor de los Lakers.

La escena divertida del capítulo presenta a los chicos en un supermercado en el que se han agotado los “Froot Loops”, unos cereales azucarados de Kellogg’s al que son adictos. Cuando ven que una elegante anciana lleva una caja en la cesta, Eric la reconoce: se trata de la Doctora Joyce Brothers.

Johnny se le acerca manifestando ser un admirador suyo mientras Tortuga le sustrae la caja de cereales de la cesta. Sin embargo, el tiro le sale a Drama por la culata cuando consulta a la doctora:

- A veces me levanto por las mañanas totalmente rígido, le cuenta el actor.

- Bueno, a tu edad considérate afortunado.

- ¿A mi edad? –se mosquea visiblemente Drama-, ¿qué edad cree que tengo, so puta?

La Doctora Brothers, psicóloga, periodista y comentarista de televisión, se hizo popular en Estados Unidos tras ganar un concurso televisivo en el que se cuestionó que tal vez hubiese cometido trampas, cosa que nunca se demostró. La doctora murió en 2013, ocho años después de su cameo en la serie.

En cualquier caso, la gran estrella invitada del capítulo es obviamente la cantante y actriz Mandy Moore. La broma es que ella sí protagonizó realmente el drama romántico “Un paseo para recordar” pero obviamente no con el inexistente (en la vida real) Vinnie Chase. Ni siquiera con el actor que lo interpreta, Adrian Grenier.

 

Episodio 9 – Yo también te quiero

 

Línea Argumental

 

Mientras acuden al concierto de U2, Vince coge en un aparte a Eric y le cuenta que ha cambiado de opinión respecto a excluir a Mandy de la película, lo cual le viene muy bien a Ari, con quien se reúnen instantes más tarde.

Por otra parte, el agente les comunica que el estudio quiere que Vince vaya a la Feria del Cómic de San Diego para presentar allí “Aquaman”, algo a lo que el actor no está dispuesto hasta que se entera de que también Mandy irá, lo que le hace reconsiderarlo.

Así las cosas, Drama se las promete muy felices en el día de su cumpleaños pues es un adicto a la feria, donde sigue siendo una celebridad –“en la Feria del Comic, yo soy el hermano de Johnny”, le dirá poco después Vinnie a Shauna- y, además, está a punto de asistir a un concierto de su grupo favorito.

Por desgracia, Ari se equivocará de entradas, acudiendo con unas para el partido de los Angeles Clippers, lo que cabreará enormemente a Drama y a Tortuga pues acaban perdiéndose el concierto de U2.

Ya en San Diego, sus amigos felicitan a Johnny cuando éste es saludado efusivamente por Vanessa Angel pero, ante la sorpresa de todos, Johnny afirma que la odia.

- Hizo tres episodios de “Saqueo Vikingo” y luego a la muy puta le dieron una secuela, Lleva montada en la ola del saqueo vikingo una década.

Poco después, Shauna habla a Vince de R.J. Spencer, un tipo que escribió que lo mejor de “Head On” era el peinado del propio Vinnie aunque, según la publicista, ello se debió a que el actor no quiso atenderle en París, de modo que ahora le pide que sea amable con R.J. para conseguir otro tanto por su parte.

- Ese tipo tiene una web con un millón de visitas diarias. Hundiría una película más rápido que Stephen Dorff, será el cáustico comentario de Eric.

Mandy presenta a Vince a su prometido (Chris) y le invita a cenar con ellos, a lo que Chase accede sorprendentemente. Poco después, Vinnie y su séquito coincidirán en los pasillos del hotel con las actrices porno Jesse James, Teagan Presley y Devon, que están promocionando un nuevo cómic: “La patrulla Coñito” (sic).

En cuanto a la entrevista con Spencer, comienza yendo de fábula pero todo se va al traste cuando el impertinente pseudoperiodista recuerda con muy mala leche que Vince pidió en matrimonio a Mandy Moore cinco años antes y ella le rechazó, algo que ni siquiera los atónitos Eric y Shauna sabían.

- Vale, se acabó la entrevista, concluye Vince.

- ¿Por qué?, pregunta RJ, haciéndose el inocente.

- Porque eres un puto gilipollas. Por eso.

Las posteriores disculpas de Eric no serán aceptadas por un RJ que se fija como futuro objetivo de su vida “hundir a Aquaman” mientras Vince está más preocupado de encontrar pareja para su cena con Mandy y Chris. Finalmente se ve obligado a acudir solo pero, al ver desde la puerta del restaurante a la pareja besándose, da media vuelta y se larga.

Por su parte, Johnny está teniendo poco éxito en su puesto de la Feria del Cómic mientras su vecina Vanessa Angel tiene una muchedumbre en su stand. Celoso, la saca de allí para recriminarle que esté vendiendo sexo cuando la indumentaria de la chica es, en realidad, bastante discreta. Vanessa le pregunta por qué la ha odiado siempre a pesar de que ella estaba loca por él.

Esa noticia coge desprevenido a Drama, que en realidad también se siente atraído por la chica a pesar de las apariencias, de modo que acaba besándola delante de los alborozados fans.

 

El Sequito Drama y la vikinga

 

Tras un baldío intento de Eric y Tortuga por sobornar a RJ y abortar su previsibiblemente incendiario artículo, Jessy Jane se interesa por el problema:

- Odia a Vince –le explica Eric:- Le va a machacar en su web y dice que será un “Aquaman” de mierda.

La chica y sus dos amigas se convertirán en inesperadas aliadas de Vince cuando le den una sesión de sadomasoquismo al poco agraciado RJ, quien acaba escribiendo un artículo de lo más elogioso sobre el futuro protagonista de “Aquaman”.

Finalmente, Ari telefonea a Drama para comunicarle que les ha conseguido entradas para la repetición del concierto de U2 esa misma noche. De algún modo el agente se las ingenia para que, en medio de “City of blinding lights”, el mismísimo Bono felicite por su cumpleaños a un eufórico Drama…

 

Atentos a:

 

El capítulo se abre con Drama portando una bandera irlandesa al concierto de U2. No podrá utilizarla en primera instancia pero sí le veremos envuelto en ella al final, disfrutando de lo lindo.

 

El Sequito Concierto U2

 

- Cuando Pavarotti interpreta “El Rey” lleva la bandera italiana. Cuando mis hermanos irlandeses vienen a la ciudad, yo llevo esto.

Tras la presentación que Vince y Mandy hacen de “Aquaman” en San Diego, Drama desea en voz alta que haya algún papel para él y Tortuga le responde con una broma que fácilmente pasa desapercibida pero que demuestra lo complicado que es, en ocasiones, traducir los diálogos de un idioma a otro:

- Tú harás de “Aqua Velva”, le dice en un juego de palabras entre la película de Cameron y el conocido perfume.

En cuanto a la actriz londinense Vanessa Angel, cuenta con un relevante papel en el episodio pero el protagonismo absoluto del mismo corre a cargo de la banda irlandesa U2, en uno de sus conciertos en San Diego. Ignoro, eso sí, cómo lograron convencer a Bono para pronunciar, curiosamente en un español bastante macarrónico, la frase: “Eh, Johnny Drama, ¿qué tal? ¡Feliz cumpleaños, amigo!”.

 

Episodio 10 – El Bat Mitzvah

 

Línea Argumental

 

James Cameron está rodando con pantalla azul, lo que significa que Vince y Mandy pasan largos períodos de tiempo colgados de sus arneses sin nada que hacer.

Sin saber que tienen los micrófonos abiertos, los dos hablan de lo que han cambiado desde hace 5 años, lo que permite a Cameron averiguar que ambos tuvieron una historia en el pasado. “Espero que esos dos no se conviertan en un problema”, dirá el director.

Cuando Cameron se ausenta por un problema con un aerodeslizador, Eric sigue escuchando la conversación de los dos actores y, para aumentar su inquietud, oirá cómo Vince le dice a Mandy que no ha logrado olvidarla. “Estamos jodidos”, exclamará Eric en voz alta.

Tras la sesión, Eric recrimina a su amigo que le haya engañado negando que todavía estaba enamorado de Mandy pero Vince le recrimina a él que haya escuchado su conversación, además de negarse a seguir hablando del tema delante de Drama y de Tortuga.

Los chicos van a comprarse unos trajes de Armani para la fiesta judía a la que les ha invitado Ari y que celebra el Bat Mitzvah de su hija mayor aunque Eric no quiere gastarse los 2.000 dólares que cuesta cada traje y prefiere esperar para comprarlo en otra tienda más económica.

Sin embargo, justo entonces hace su aparición Sloan McQuewick, la bonita hija de Terrance, el jefe de Ari.

 

El Sequito Sloan

 

Vince ni la recuerda aunque él y su séquito coincidieron con Sloan durante la Navidad anterior. Eric, en cambio, recuerda que la chica se iba por aquel entonces a Italia y ella que Eric estaba pensando en prometerse, lo que por una vez sorprende a Vince. En cualquier caso, su reencuentro hace cambiar de opinión a Eric, que acaba comprándose un traje allí mismo y por 3.000 dólares.

Cuando Vince empieza a meterse con Eric delante de los otros dos miembros del grupo a cuenta de su futuro enamoramiento de Sloan, su mejor amigo reacciona obligándole a contarles lo de Mandy, lo cual cabreará enormemente a Vince.

- Te dije que no quería hablar de esto delante de ellos.

- ¿Ellos? –pregunta Tortuga, ofendido-, ¿desde cuándo somos “ellos”?

Ante las insinuaciones de Eric, Drama amenaza con no asistir a la fiesta de Ari si no le cuentan lo que está pasando.

- No ha olvidado a Mandy. Nos ha mentido todo el tiempo. Hoy le dijo que la quería delante del puto James Cameron.

- ¡Madre de Dios!, gime Drama.

- ¡Por eso te dijimos que la sacaras de la película!, ruge Tortuga.

Vince insinúa que no hay ningún problema y que, de hecho, pretendía seguir viviendo su vida hasta que Eric ha decidido ligarse a Sloan “con su traje nuevo y su afrutado pelo” sin pararse a pensar si a él también podía interesarle la chica.

 - ¿Qué dices?¡Ni siquiera recordabas quién era!, salta Eric.

- Tranquilo, tú hablaste primero. Está bien, me retiro.

Su condescendencia, sin embargo, ofende a Eric, que le dice que no necesita que se retire de nada.

- Oh, Eric –le advierte Tortuga-, no despiertes al gigante dormido.

- Si, tío –le dice Drama a su vez-, acepta la oferta mientras esté sobre la mesa.

- Puedes llevar la ventaja que quieras en la maratón, que cuando Vince se ata las zapatillas, se acabó, sentencia Tortuga.

En la fiesta de Ari, Vince y Eric son separados de sus dos amigos, que son sentados a una mesa en la que sólo hay ancianos con problemas de oído. Muertos de hambre y boicoteados por la camarera, que sólo les sirve unos kosher vegetarianos, acabarán ofreciéndole hierba a la chica para que ella les conduzca hasta el bufé infantil, en el que hacen acopio de perritos calientes, pollo, pizzas y hamburguesas.

 

El Sequito Bat Mitzvah

 

Mientras, Vinnie cabrea a Eric haciendo a Sloan objeto de su atención. En realidad, el actor sólo intenta molestar a su amigo y mánager, ya que de hecho le pone por las nubes ante Sloan, a la que abandona del todo cuando le telefonea Mandy. Ésta se ha tomado un tiempo de separación con Chris y confiesa a Vince que tampoco ella le ha olvidado.

Así, Eric acaba siendo arrastrado por Sloan a la pista para bailar una canción lenta mientras Vince se larga en el coche de Mandy para preocupación de Drama y Tortuga, que los ven marchar.

 

Atentos a:

 

Con la excusa del Bat Mitzvah, la fiesta judía que conmemora el fin de la niñez (12 años) de la hija de Ari, nuevos personajes hacen su aparición en la serie:

a) Terrance, el implacable jefe de Ari, que ofrece a éste un cheque de 50.000 dólares como regalo para la niña pero que en realidad parece querer arrebatarle a Vince. Está interpretado por el actor inglés Malcolm McDowell (“La naranja mecánica”, “Calígula”, “Los pasajeros del tiempo”, “El beso de la pantera”, “El trueno azul”, “Rumores y mentiras”.

b) La odiosa y joven mujer de Terrance, que intercambia dudosos elogios con la anfitriona:

- Estás estupenda. Ser un ama de casa te sienta bien, le dirá a la señora Gold.

- Interpretar a una puta rabiosa en la tele te sienta bien a ti, le responderá ella.

 

El Sequito Terrance y señora

 

La californiana Melinda Clarke, por cierto, es realmente una afamada actriz de televisión (“Ángeles en el Paraíso”, “The OC”, “Nikita”) que, en “El Séquito”, se interpreta a sí misma aunque sea como esposa de un magnate local.

c) Sloan, la hija de Terrance. Guapa, inteligente e ingeniosa, la chica no es nada proclive a salir con actores aunque, por desgracia para el celoso Eric, él ignore esa faceta suya.

En cuanto a la escena más divertida, la protagonizan Drama y Tortuga mientras se zampan la comida infantil junto a la piscina, al lado de un par de niños que les piden fuego para fumarse un porro:

- La hierba es la droga de entrada, hijo. Un día te fumas un porro delante de una docena de adultos en un Bat Mitzvah y al siguiente estás en la calle Santa Mónica haciendo pajas a cambio de una piedra de crack, les sermonea Drama.

- ¿Quién de vosotros hizo eso?, pregunta desvergonzadamente uno de los críos, sin arredrarse lo más mínimo.

- ¡Tira el puto canuto, niño!, se cabrea Drama.

- Dame fuego, viejo, o diré que me has puesto la mano en la rodilla.

 

Episodio 11 – Drama en el lago azul

 

Línea Argumental

 

Drama ensaya con Tortuga su próximo papel para una película en la que va a coincidir con Brooke Shields. Con su falta de realismo habitual, Johnny ya se imagina manteniendo un romance con ella aunque la actriz está casada.

Los chicos se dirigen poco después al club de tiro de Terrance y Vince les cuenta por el camino que Mandy ha roto con Chris y ahora ellos dos están juntos. Además, al día siguiente es el cumpleaños de la chica y él pretende hacer algo especial.

Ya en el club de tiro y mientras disparan, Terrance le ofrece gratuitamente a Vince su restaurante para una fiesta privada de cumpleaños que satisfaga a Mandy. También le propone una reunión con Tarantino que él mismo organizará.

La llamada de Shauna romperá la armonía: el romance entre Vince y Mandy ha aparecido en la prensa, lo cual resulta peligroso para la película que ambos están a punto de comenzar, pues la ruptura de la actriz con su novio puede propiciar una dañina fama a Vinnie.

Lo último que necesitamos –les dirá Ari en su despacho- es que las mamás de todo el país piensen que Aquaman es un destrozahogares”. Así pues, Shauna y Ari le piden mucha discreción en sus demostraciones públicas de afecto pero Vince apenas les presta atención porque está obsesionado con el cuadro de Robert Nisch que Ari acaba de colgar en su despacho.

El agente le cuenta que le ha costado 100.000 dólares pero Vince se ofrece a comprárselo a su vez para regalárselo a Mandy por su cumpleaños, ya que se trata del pintor favorito de ella. Ante los comentarios de Eric sobre la generosidad de Terrance, Ari acaba regalándole la pintura.

El grupo se cita en “Jerry’s” con la propia Mandy, a quien también ha reñido su publicista. Allí la chica se reencuentra con Tortuga y Drama, a los que ya conocía, además de conocer por fin a Eric, que se toma muy en serio las recomendaciones de Shauna y se encarga de sentarse entre ambos y de separarles las manos cuando se las cogen.

- Vaya –dirá Mandy, refiriéndose a él-, es bueno…

Nada más dejar el restaurante, Vinnie empieza a mensajearse con Mandy como un colegial enamorado, lo que enfurruña a Eric, que cree que la fiesta de esa noche es un error.

Mandy rechazó cinco años atrás la petición de matrimonio de Vince y ahora ha roto con su novio tres semanas antes de su boda, lo cual le hace pensar que ella no es muy estable. “Y, últimamente, tú tampoco”, añadirá.

Molesto, Vinnie concluirá que es mejor que Eric no les acompañe esa noche, una idea con la que el mánager se mostrará de acuerdo.

Tomando una copa con Sloan, ella se muestra partidaria de creer a Vince cuando afirma estar enamorado:

- Los chicos mienten a sus amigos y les dicen que no están enamorados. No suelen mentir diciendo que lo están; esa mentira la reservan para las chicas.

Lo inquietante es que ella también cuenta a Eric que Ari es famoso por colgar falsificaciones de cuadros en su despacho a fin de impresionar a sus clientes, lo que puede poner a Vinnie en problemas si acaba regalándole un cuadro falso a Mandy. De ahí que Eric vuelva con el cuadro al despacho de Ari, reprochándole que no sea auténtico. El agente se verá obligado entonces a darle el cambiazo por el original, un regalo de aniversario de su esposa que está colgado en su propia casa.

En cuanto a Drama, será despedido prematuramente del rodaje cuando Brooke Shields descubre que él está teniendo una erección durante la escena que comparten. Eso sí, el actor contará a Terrance que el motivo de su despido es que a ella le ha molestado ver que no le atraía.

 

El Sequito Brooke Shields

 

Finalmente, Eric sí concurre a la fiesta de cumpleaños de Mandy y lo hace acompañado de Sloan y del cuadro, del que únicamente dice a su amigo que se lo llevó para que lo envolvieran. El regalo deslumbra a Mandy, por quien Eric propondrá un brindis que sella definitivamente su reconciliación con Vince.

 

Atentos a:

 

El nombre del capítulo constituye un juego de palabras que alude a Johnny Drama y a su rodaje junto a la hermosa protagonista de la mítica “El lago azul”. Un rodaje que, por cierto, acabará efectivamente en drama para el hermano mayor de Vince.

La patética personalidad de Johnny queda de manifiesto a lo largo y ancho de todo el episodio. En primer lugar, cuando le comenta a su hermano que debería haber empezado a salir con Mandy una semana más tarde de su cumpleaños para ahorrarse la pasta.Recuerdo que rompí con Stacey Larousse una semana antes de San Valentín. Y volví con ella una semana después. Ni bombones ni rosas”, afirma él todo ufano, a lo que Eric apostilla: “Ni estilo…”.

Antes de ser vergonzosamente despedido, Drama todavía tendrá tiempo de hacer el ridículo proponiéndole en privado a Brooke la inclusión de un beso en una de las escenas que comparten.

- Haces de mi hermano…, responde ella extrañada.

- ¿Sí? No tengo el guión completo, se excusa él, avergonzado.

- ¿Qué tal si nos guardamos el beso?

- Vale. Para otra ocasión, se hace Johnny el cómplice.

A tenor de la preocupación por la relación de Vince con Mandy, también hay una referencia por parte de Shauna a “Prueba de vida”, una película que protagonizaron Russell Crowe y Meg Ryan. El romance surgido entre ellos a raíz del rodaje provocó el divorcio de la actriz de su marido Dennis Quaid y arruinó no sólo la película, que fue un rotundo fracaso, sino la propia carrera de Meg, que no ha vuelto a levantar cabeza.

Obviamente Brooke Shields es la estrella invitada del episodio.

 

Episodio 12 – Buenos días, Saigón

 

Línea Argumental

 

Los chicos bajan de su Hummer amarillo frente al café en el que han quedado para desayunar con Vince pero Ari telefonea para informarles de que éste se ha saltado el reconocimiento médico sin el cual no hay seguro ni película.

Casi una hora después, Vince hace su aparición con la excusa de que Mandy y él se han dormido, además de haber olvidado la cita para el reconocimiento. Tras las oportunas disculpas, Eric le recuerda que ese día tiene clase de armas pues debe aprender a usar el puño de Aquaman, lo que contraría a su amigo, que había quedado en buscar casa con Mandy.

Todos juntos se van a recoger el Maserati de Eric, robado la noche anterior y que la policía ha recuperado. Dentro del lector de cds, Tortuga encuentra una maqueta de alguien llamado Saigon, que resulta ser un excelente rapero. Tanto que se le ocurre que la canción podría servir perfectamente para los créditos finales de “Queens Boulevard”.

Entre tanto, Shauna está cabreada porque “US Weekly” ha publicado tres páginas completas sobre el romance de Vince y Mandy y no le sirve que Eric le diga que Vinnie se niega a que la prensa controle su vida.

Barbara “Babs” Miller, la agente de Mandy, tampoco está muy contenta, de modo que fuerza a Ari a celebrar una reunión con Eric, a la cual concurre todo el equipo de Mandy: su mánager, su agente musical, su publicista, su abogado, su mánager musical y la propia Babs. Todos ellos están preocupados porque Mandy no había faltado a una cita desde hacía quince años y jamás había llegado tarde.

 

El Sequito Babs

 

      - Los dos sabemos que Vince se ha tirado a la mitad de las actrices de esta ciudad –aduce Babs- Mandy, por el contrario, es una buena chica.

      - ¿Te vas a quedar ahí sentado –pregunta Eric a Ari- mientras hablan mal de Vince?

         - Creí que era un cumplido, responderá éste con su sarcasmo habitual.

La cuestión, expresada por boca de Ari, es que la gente de Mandy pretende que la relación de los dos actores se congele hasta después del rodaje. Escandalizado por lo que considera una reunión desleal, Eric abandona la sala con cartas destempladas cuando Babs le amenaza -“Eric, no querrás terminar amasando pasta en esa puta pizzería otra vez”-, lo que le hace detenerse y dirigir una mirada asesina a Ari, quien se ve obligado a reconocer que le ha hablado “un poco” de él a la agente de Mandy.

- Mira, Babs, a mí no me hables así. Me la suda quién seas. Sí, soy el mánager de Vince pero también hemos sido los mejores amigos desde los 6 años y no me gusta sentarme en una habitación para hablar de su vida personal con un montón de putos extraños.

Ari le persigue al salir y, después de soportar sus recriminaciones –“Si vuelves a hacerme una encerrona como ésta, vamos a tener un grave y puto problema”-, le cuenta, pidiéndole que no lo comparta con su representado, que Cameron ha llamado afirmando que Vince puede ser reemplazado.

Mientras, Drama y Tortuga visitan a Billy Walsh: el primero quiere que ponga de nuevo su escena en la película y el segundo que escuche la maqueta de Saigon para considerar su inclusión en la banda sonora. Tras la negativa inicial, Billy accede a ambas cosas a cambio del reloj de Drama, que se lo da a regañadientes. Sólo entonces, el director confiesa que iba a incluir la escena de la licorería de todos modos y pasa a escuchar la canción.

- Me encanta –dirá un Walsh gratamente sorprendido-. Créditos finales.

Billy ofrece a Tortuga 10.000 dólares por ella pero antes han de lograr la conformidad de Saigon, a quien ni siquiera conocen. Siguiendo su pista hasta su casa, hablan con la madre del chico, quien les informa de que su hijo trabaja en un taller. Allí lo localizan y Tortuga hace su oferta pero lo que no entraba en sus planes es el hecho de que Saigon le ofrezca ser su representante.

 

El Sequito Saigon

 

En el despacho de Ari las cosas van por caminos muy diferentes, ya que Vince no puede creer que Cameron haya amenazado con despedirle por una causa tan nimia, de modo que no para hasta conseguir que su agente reconozca que la llamada del director nunca se produjo y que todo ha sido una maniobra suya para meterle en cintura.

Ante la sorpresa de su agente y su mánager, Vince confiesa que ambos tienen razones para preocuparse, ya que ahora mismo sólo le interesa Mandy y no puede separarse de su lado, por lo que no le importa no hacer la película. Ari se queda horrorizado mientras Eric sale tras su amigo. Cuando éste le guiña un ojo y le pregunta si cree que Ari se lo ha tragado, Eric no puede por menos que exclamar: “¡la madre que te parió!”.

Los chicos se disponen a disfrutar de una cena que Drama les ha preparado cuando llama Ari, dispuesto a entrar en acción para ayudar a Vince a superar su abulia pero Eric le miente y, mientras los demás se aguantan la risa, le dice que está persiguiendo a Vinnie camino de Napa. Así las cosas, el agente pasa de su esposa y de su propia madre, con quienes estaba citado, para hacer un viaje de casi siete horas en coche hasta donde se supone que están ellos.

 

Atentos a:

 

Siguiendo con la tradición de hacer juegos de palabras que incluyan algún film mítico, el título del episodio combina “Buenos días Vietnam”, la película protagonizada por Robin Williams y Forest Whitaker con “Saigón” que, además de ser el nombre artístico del rapero que descubre Tortuga, es también la ciudad más grande de Vietnam.

Cuando Ari reconoce que efectivamente Cameron no le había llamado, intenta excusarse con una táctica motivadora para la cual pone como ejemplo a Phil Jackson. El flamante entrenador de los Lakers, ahora retirado, ya había ganado por aquel entonces 9 anillos de la NBA como técnico: los 6 que lograron los Chicago Bulls de Michael Jordan y otros 3 con Los Angeles Lakers de Kobe Bryant y Shaquille O’Neal. Años después ganaría otros dos, con Pau Gasol secundando a Kobe en el equipo angelino.

Conocido como el “Maestro Zen”, lo cierto es que las tácticas motivadoras de Jackson son altamente cuestionables, como lo demuestran ciertas filtraciones que hablan de figuras como la del personaje de Edward Norton en “American History X” o del mismísimo Adolf Hitler utilizadas por el técnico en determinadas situaciones.

Saigon, estrella invitada del episodio, es en realidad un rapero del neoyorkino barrio de Brooklyn llamado en realidad Brian Daniel Carenard. Después de su paso por la cárcel, que aconteció cinco años antes de su fugaz aparición en la serie, el artista creó la compañía “Nación Abandonada”, que ayuda a los niños cuyos padres cumplen condenas en prisión pero que también sirvió para impulsar su propia carrera musical y la de otros artistas.

 

Episodio 13 – Éxodo

 

Línea Argumental

 

Tortuga y Drama se quejan a Eric de que él ha ganado 200.000 dólares (y le esperan otros 300.000) por “Aquaman” mientras ellos dos viven “bajo el umbral de la pobreza”, por lo que consideran que, si verdaderamente constituyen una familia, debe hacerles un regalo que lo demuestre.

Todos van pues a Cartier y los dos amigos eligen sendos relojes de oro, con el agravante de que Tortuga piensa regalar el suyo a Saigon para “darle la bienvenida a la compañía”. Cuando Eric busca comprensión en Vince, éste opta por imitar a Marlon Brando en “El Padrino”: “la familia, Eric, la familia”.

Sin embargo, tan pronto Eric hace entrega de todas sus tarjetas de crédito a la dependienta –“dele a estos tipos lo que quieran y repártalo entre todas”-, los tres rompen a reír.

- Nos hemos quedado contigo, le dice Tortuga.

- Sí, eres buena gente, confirma Drama.

- ¿Qué? ¿No tengo que comprarlos?, pregunta Eric esperanzado y sorprendido a la vez.

Todo ha sido cosa de Vince para demostrar que su amigo sí era capaz de hacerlo aunque, en realidad, será él mismo quien pague los caprichos de los otros dos. De hecho, está pagando cuando Tortuga repara en Mandy saliendo de Gucci en compañía de su ex.

- ¡No me jodas! –exclama Drama-, ¡se la está pegando a mi hermanito!

- Tranquilos –les pide Eric-, no saquéis conclusiones precipitadas. Tal vez se hayan encontrado dentro.

- Y salen juntos por casualidad, dice Tortuga con retintín cuando Chris y Mandy suben juntos al coche de ella.

- –sentencia Drama-, es lo que pasa en Gucci: compras unos zapatos y te dejan tirarte a tu ex novia.

Los dos se largan para seguirles en el Hummer mientras Eric se ve obligado a mentirle a Vince, contándole que han tenido que marcharse porque habían quedado con Saigon. Después de dejarle frente a la casa de Mandy, Eric oye cómo ésta le dice a Vince que estaba de compras con su madre.

Sin embargo, al contárselo a Sloan, ésta le quita importancia pues cree muy probable que a Chris y Mandy sólo les apeteciera hablar y que ella no haya querido decírselo a Vince para que no se sintiera herido. Lo que ocurre es que, del lenguaje corporal de ambos, Eric deduce que esa pareja no ha terminado su relación.

- ¿Me estás diciendo –pregunta Sloan divertida- que tienes un talento especial que no conozco?

- Puede…

- ¿Qué dice mi lenguaje corporal?, le pregunta ella acercándosele sensualmente.

- Que quizás no salgamos a comer hoy.

Poco después, Terrance despide fulminantemente a Ari, que previendo esa jugada había citado a los ocho mejores agentes de la compañía para hacerles una oferta. Sin embargo, Adam Davies, el agente de Drama, le traiciona y el plan se viene estrepitosamente abajo, de modo que cuando Gold llega al lugar de la reunión, no encuentra a nadie allí.

Finalmente, sólo Lloyd sigue a Ari cuando éste anuncia a voz en grito que va a crear su propia agencia. Los dos salen juntos aunque Ari se suelta de su brazo cuando Lloyd se lo coge.

Al llegar al parking, su móvil de empresa ya ha sido desconectado y tampoco le entregan el coche por orden expresa de Terrance, así que se ve obligado a volver a casa en el de Lloyd, no sin antes fastidiarse la mano al darle un puñetazo a un pilar de pura rabia.

Mientras cenan juntos, Vince le pide a Mandy que le cuente de qué ha hablado con su ex y la conversación deriva en una confesión: ella está a gusto con Vince pero echa de menos a Chris.

- ¿Por qué no eres honesta conmigo y me dices qué mano piensas elegir?, le pregunta él consecuentemente.

- La suya. Lo siento.

Tortuga y un lacrimógeno Drama están acabando de ver “La canción de Brian”, un biopic sobre la breve vida del jugador de fútbol americano Brian Piccolo, cuando Eric les interrumpe diciéndoles que nadie contesta al móvil de Ari.

 

El Sequito La Cancion de Brian

 

 

Cuando telefonea a la agencia, le responden que Gold ya no trabaja allí pero, sin tiempo para recuperarse de la sorpresa, Vince aparece para anunciarles algo:

- Sólo para que lo sepáis y que no tengamos que volver a hablar de ello: teníais razón. Lo suyo no ha terminado y lo nuestro… sí.

Todos le dicen que lo sienten, a lo que Vince responde con un lacónico “ya” pero, antes de irse a su habitación, pide a Eric que llame a Ari porque no va a hacer la película; “no podría trabajar con ella todos los días”.

En esos momentos, Ari, con la mano torpemente vendada y sujetando una botella, se autocompadece mientras Lloyd conduce.

- Mi vida ha terminado, lloriquea.

- Volverás a la cima, Gold -intenta animarle su ayudante.

- Fui al trabajo en un Mercedes de 80.000 dólares y vuelvo a casa en un coche de atrezzo de “The fast & the furious”, así que ya me dirás.

Harto de gimoteos, Lloyd le suelta una diatriba a su jefe que obra el resultado esperado y justo entonces comienza a sonar en la radio del coche “For once in my life” de Stevie Wonder, que Ari corea con el claxon. Su esposa sale a la verja escandalizada y todavía se escandaliza más cuando le ve borracho pero es su canción, él está tan enamorado como embriagado y la coge en brazos para entrarla en casa.

 

Atentos a:

 

En uno de los episodios más intensos de la serie hasta ese momento y que homenajea en su título a la cinta de Otto Preminger protagonizada por Paul Newman y Eva Marie Saint, dos discursos destacan sobremanera en el mismo.

El primero, pronunciado por Ari Gold en presencia del prepotente Terrance y del que hasta entonces había sido su equipo, recuerda mucho a una escena similar de “Jerry Maguire” que finalizaba con el personaje de Renée Zellweger como la única en seguir a Maguire (Tom Cruise) cuando también él era despedido de su agencia de representación.

- Casi todos estáis ahí sentados –comienza Ari-, mirando a ese apuesto anciano, preguntándoos quién cojones es. Todos sabéis quién ha dirigido esta compañía durante los ocho últimos años y todos sabéis que, cuando me vaya de aquí, representaréis a desconocidos y eso con mucha suerte. Alguien tiene que tomar una decisión ahora mismo. Voy a abrir mi propia agencia con dos importantes objetivos prioritarios: hacer a todo aquel que trabaje conmigo rico y reducir a putas cenizas este lugar.

El segundo discurso, mucho más exitoso, tendrá como protagonista a Lloyd y como receptor al propio Ari, cuando sus quejas son cortadas de raíz por su ayudante:

- Ari, trabajé 18 horas al día para ahorrar dinero para ir a la Escuela de Negocios de Stanford. Estando allí, limpiaba la cafetería durante las horas en que no estudiaba y, aún así, me gradué el primero de mi clase sólo para conseguir un trabajo llevándole el correo a gilipollas arrogantes que cobran demasiado. Hasta que por fin conseguí el gran ascenso que me permitía coger tus llamadas y ser insultado sexual y racialmente durante nueve meses pero sé lo que quiero y tú, Ari Gold, también. Así que deja tus putos lloriqueos y entra en tu maravillosa casa de tres millones con tu hermosa diosa y esposa y piensa cómo cojones vas a arreglar nuestras vidas mañana.

El aludido no tendrá más remedio que reconocer: “Ha sido un buen discurso, Lloyd. Si tuviera 25 años y me gustaran las pollas, tendríamos algo”.

 

Episodio 14 – Abismo

 

Línea Argumental

 

La portada de “Variety” trae la noticia del despido de Ari cuando Eric recoge el periódico de la puerta en la casa de Jessica Alba que Vince y su séquito siguen ocupando en Malibú.

Tres despampanantes chicas ataviadas con sensuales delantales de doncella se cruzan con él por el pasillo y pronto averiguará que Drama y Tortuga las han contratado para animar a Vince. No son prostitutas, le aclaran ellos, sino empresarias. “Desayuno en la cama” se llama la empresa: una te da un masaje mientras otra te da de comer y la otra incluso te lee algo.

Vince se levanta igual de decaído que la víspera y sin haber cambiado de opinión respecto a la película. De hecho, acaba de enviar a casa a las tres chicas que sus amigos le habían enviado y se dispone a dar un paseo en solitario por la playa.

Eric le sigue pero Vinnie se siente “como si me hubieran disparado” y le duele que su amigo no sea capaz de entenderlo. Sin embargo, Eric sólo ve que van a perder una ocasión de las que se presentan sólo una vez en la vida. Los dos acaban enfadados.

Al fin Eric dará con Ari, visitándole en su propia casa, donde el agente asegura a Eric que lo tiene todo controlado y está trabajando a tope, a punto de abrir su propia “tienda”.

- Estupendo. Mandy y Chris vuelven a estar juntos –le suelta Eric a bocajarro.

- ¡Dios santo!, susurra Ari.

- Vince quiere dejar la película.

- Oye, he tenido un mal día, por favor –suplica Ari.

- ¡Llama a Cameron!, le insiste Eric sin la menor compasión.

Ninguno de los dos quiere hacerlo, de modo que Eric se va a contarle sus penas a Sloan, quien se compromete a ayudarle a encontrar un nuevo empleo mientras Ari, que ni siquiera ha hablado con su mujer acerca de su despido, visita al atribulado Vince.

Éste le manifiesta su lealtad pero le exige que hable con el director de “Aquaman”.

 

 El Sequito Esposa de Ari

 

Dispuesto a sacarse por fin las castañas del fuego a sí mismo, Tortuga está organizando la presentación de Saigon en tanto que Drama intenta inútilmente que su agente Adam Davies se ponga al teléfono pero ni uno ni otro le dirigen la palabra a Vince, que está tirado en el sofá y acaba enviándoles al cuerno porque ni siquiera le responden cuando les pregunta si ya han comido.

Ari telefonea a Vince para contarle que Terrance le ha ofrecido a Eric un trabajo de agente.

- Se fue. Vivirá con esa chica rica en una casa enorme y lujosa y, si tú no vuelves al trabajo, vivirás en tu casa de invitados.

- Que te jodan –le dice Vince-, tú llama a Cameron.

- Ni hablar –se planta Ari-. Si es lo que quieres, sé un hombre y llámale tú mismo.

- Estás despedido, Ari.

- No es la primera vez, dice él al colgar.

Precisamente en esos momentos Drama se encuentra en el despacho de Adam Davies, que le dice claramente que lo suyo era un trato de familia, de modo que si Vince ya no es cliente, teme que él tampoco lo sea. En represalia, Johnny arrancará un enorme monitor y se lo llevará como trofeo ante la mirada asustada de Pauly Shore y del propio Davies.

Como último acto de servicio, Ari le pide una comida de despedida a Eric y en ella le pide al mejor amigo de Vince que esté a su lado cuando despierte y comprenda que ha enviado su carrera al garete.

En la presentación de Saigon no se presenta ninguno de los cantantes famosos con los que Tortuga había contactado y que le envían a sus respectivos ayudantes pero al menos la sala está repleta y también acuden, cada uno por su cuenta, Vince y Eric.

El primero les informa de que va a ir a hablar cara a cara con Cameron para desvincularse de su proyecto, por lo que Eric se ofrece a acompañarle no como mánager sino como amigo.

Lo que ocurre es que, al día siguiente, Vince encuentra al director entusiasmado con “Aquaman” y no es capaz de decirle que no.

- Me senté ahí dentro, miré a Cameron a los ojos y pensé en mis chicos. No podía fallaros.

- Cameron te dio miedo…, insinúa Eric.

- Un poco -concede Vince con una sonrisa antes de proponer que vuelvan al negocio.

 

Atentos a:

 

Le llega el turno en el homenaje del título a “The Abbys”, la cinta dirigida por James Cameron y protagonizada por Ed Harris, Mary Elizabeth Mastrantonio y Michael Biehn en los papeles principales.

Aunque en capítulos pretéritos Eric y Vince ya habían protagonizado alguna discusión, en este último capítulo de la temporada todo alcanza grandes cotas dramáticas: la decisión de Vince de abandonar la película y echar con ello por tierra su carrera y su futuro amenaza con desintegrar a todo su grupo de amigos.

De hecho, Vinnie tendrá una enorme bronca con Eric cuando éste regrese para recoger sus cosas y recuperar su viejo coche después de devolver el Maserati que su amigo le regaló:

- Precisamente tienes que ser tú, “el chico del corazón roto en persona”, el que no entiende lo que estoy pasando. Oye, ¿sabes cuántas veces te he oído lloriquear por una chica?

- No por una a la que apenas conociera, le responde Eric.

- ¿Esto no es verdadero?, pregunta Vince con sarcasmo.

- Personalmente creo que es por tu ego. Tu puto y gigante ego de estrella de cine. Pudiste echar a Mandy de la película pero tenías que demostrar que podías recuperarla. No podías soportar que te hubiera dejado porque nadie lo ha hecho nunca pero ¿sabes qué? Te dejo antes de que me jodas a mí.

- Y, ¿qué piensas hacer? –le pregunta su amigo con crueldad:- ¿vivir de tu novia en vez de vivir de mí?

Eric abandona el grupo, a Ari le despiden de la agencia, Tortuga y Drama están resentidos con Vince, el mundo de todos ellos se tambalea y la vida pondrá a prueba, esta vez con más virulencia que nunca, la solidez del vínculo que les une a todos ellos. Por suerte, una vez más triunfará… la amistad.

En este último capítulo repiten presencia James Cameron, Saigon y Pauly Shore, además de contar con una breve intervención a cargo de Richard Schiff, un actor galardonado con el Emy gracias a su participación en la serie de televisión “El Ala Oeste de la Casa Blanca”.

 

 

 

PRÓXIMAMENTE: EL SÉQUITO – Temporada 3: Parte I

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar