EL SÉQUITO

 

Temporada 3 – Parte II

 

El Sequito Temporada 3 segunda

 

A continuación proseguimos con el repaso de los ocho capítulos que integran la segunda de las dos partes en las que quedó subdivida la Tercera Temporada de la serie.

 

Episodio 1 – Menos de 30

 

Línea Argumental

 

Drama tiene a Tortuga haciéndole fotos frente a un enorme cartel que publicita la nueva serie de Ed Burns “Five Towns” (Cinco ciudades), que será emitida por la NBC con él en el reparto.

 

El Sequito Cartel Five Towns

 

Sin embargo, su deseo de que alguien le reconozca no acaba de cumplirse. Un coche se detendrá entonces frente a ellos y, a través de la ventanilla, alguien exclama:

- Eh, capullo, ¿qué clase de perdedor se hace fotos delante de su propio cartel?

- Ya está, Drama; ya te han reconocido –comenta Tortuga jocosamente.

- Eric no cuenta, no es un desconocido.

Tras la broma, Vinnie y Eric siguen su camino y Drama pide a Tortuga que siga fotografiándole porque se acercan un par de chicas. De hecho, una de ellas se le acercará para formularle una pregunta:

- ¿Estabas hablando con Vince Chase?

Vince y su mánager llegan al despacho de Amanda Daniels, su nueva agente, y todas las chicas de la agencia felicitan al menor de los Chase por su cumpleaños.

En cuanto a Amanda, ha pasado una mala noche porque su ex marido acaba de demandarla por la custodia del perro que compartían pero, a pesar de ello, les preguntará si han leído los guiones que les pasó. El problema es que, aunque así es, ninguno de ellos les ha gustado.

- Puedo encontrarte otra película de palomitas sin problema pero me pediste que buscara algo con más sustancia.

Les propone entonces “Reflejos de luna”, de Edith Wharton, que va a rodar Sam Mendes.

 

El Sequito Amanda en despacho

 

Tampoco ella ha olvidado que es el cumpleaños de Vince, por lo que ha comprado entradas de primera fila para ver a los Lakers contra los Golden State Warriors.

Sin embargo, mientras los cuatro asisten al partido y comentan la fiesta que Tortuga está montando para Vinnie, verán a Ari sentado justo enfrente, lo que les afectará un tanto.

También Ari está afectado. Tanto que acabará por llamar al teléfono de Vince pero éste, creyendo que se trata de Amanda, lo coge personalmente para dar a entender a su nueva agente que le ha gustado el guión y que se lo toma muy en serio.

Sobresaltado porque esperaba escuchar la voz de Eric, el agente cuelga sin hablar y Lloyd se ve obligado a volver a llamar preguntando por Drama para disimular.

No tardará en pedir que se ponga Vince, al que pondrá en contacto con el atribulado Ari, que acaba solicitando una cena con él y con Eric “sólo como amigos”.

- Una comida. Nada de cenar –le advierte Drama-. Con una comida le provocas, le das a entender algo que no creo que quieras decirle. ¿Alguna vez has cenado con alguna ex novia contrariada que busca algo más que un postre sabrosón?

- Estoy de acuerdo con Drama –le secunda Eric. Sus metáforas me hacen vomitar pero Ari no hace esto por amistad.

Finalmente aceptarán una cita para comer con Ari, que sorprendentemente logra pasar toda la comida sin hablar de negocios. Incluso ofrecerá a Vinnie un regalo que le pide que abra cuando él se haya marchado. Algo que hará tras haber aceptado la invitación del propio Vince a su fiesta de cumpleaños.

Una fiesta cuya organización se está desmadrando porque Tortuga no cesa de elevar el número de invitados y el presupuesto, que ha de salir de los bolsillos del grupo, ya que no les parece correcto aceptar el ofrecimiento de Vince de financiarla él mismo.

- ¿Qué significa esto, Ari? –le pregunta Eric por teléfono después de ver que el regalo de Vince resulta ser el guión encuadernado de “Medellín”.

- Que Vince no necesita hacer un pastelón basado en una novela de Edith Wharton. ¿Conoces a Edith Wharton? Siempre la misma película; el chico no puede follarse a la chica en 5 años porque eran otros tiempos. ¿De verdad Vince tiene algo que ver con eso?

Cuando el mánager le pregunta por la disponibilidad de “Medellín”, Ari le responde que pregunte mejor a Amanda por qué no se lo ha pasado ella.

Eric decide visitar a la agente personalmente y Amanda se molesta de forma considerable; sobre todo por el hecho de que alguien que no sea ella se permita pasarles un guión.

Pero además, la bella agente le asegura que Benicio del Toro ha firmado para interpretar a Pablo Escobar y nada ha cambiado pues el rodaje comienza en 4 semanas.

Llega la noche y Tortuga sorprende a todos con una megafiesta a bordo del “Queen Mary” que, además, no les va a costar ni un céntimo y, en cambio, les va a reportar pingües beneficios gracias a los patrocinadores que ha encontrado, con “Victoria’s Secret” a la cabeza.

En plena fiesta, Amanda y Ari se enzarzan en una discusión a cuenta de “Medellín”, de la que Ari se limita a decir que Benicio “ya no está enamorado”, pero Vince le pide que sea buen perdedor y se conforme con ser su amigo puesto que ya tiene agente.

El propio Vinnie y dos “angelitas” de Victoria’s Secret apagan a soplidos las 29 velas de la enorme tarta de cumpleaños ante un millar de invitados y Johnny pide a su hermano que le incluya en su deseo pero Vince acabará riéndose y expresando en voz alta el mismo de siempre: “¡que todos tengamos un gran año!

 

El Sequito Cumpleaños con tarta

 

- Acabo de hablar con la gente de Sam Mendes –le dice Amanda entusiasmada-; Van a saltarse la reunión y te hacen una oferta directamente.

- Estoy de acuerdo pero, la verdad, deberíamos posponer “Reflejos” un tiempo por si Ari tuviera razón –le responderá su representado, dejándola atónita.

 

Atentos a:

 

La novela “Reflejos de luna” fue efectivamente publicada por Edith Wharton en 1922, un año después de haber recibido el Premio Pulitzer por “La edad de la inocencia”.

La novela se inicia con un reflejo de luna sobre un lago donde Susy Branch y Nick Lansing pasan su luna de miel. Se trata de dos jóvenes pobres que disfrutan de la caridad de sus amigos ricos a cambio de compañía y favores pero cada uno verá esa situación de un modo distinto.

Un año después de su publicación, el texto sería adaptado al cine por el prolijo director canadiense Allan Dwan, realizador también de otros títulos algo más conocidos como “Suez” (con Tyrone Power), “Arenas sangrientas” (con John Wayne), “La bella de Montana“ (con Jane Russell) o “El jugador” (coprotagonizada por John Payne, Ronald Reagan y Rhonda Fleming).

En cuanto a “La edad de la inocencia”, ha conocido hasta el momento dos versiones: una de 1934 protagonizada por Irene Dunne, John Boles y Lionel Atwill y otra -que mencionará Vince- dirigida por Martin Scorsese en 1993 con Michelle Pfeiffer, Daniel Day-Lewis y Winona Ryder como trío protagonista.

Por lo que respecta al RMS Queen Mary, donde se celebra la macrofiesta de Vinnie, fue el transatlántico de mayor envergadura construido hasta ese momento (1936) y, durante más de una década, fue también el más rápido.

Junto a su hermano el Queen Elizabeth fue utilizado para el transporte de tropas durante la Segunda Guerra Mundial, ya que las altas velocidades de ambos les permitían escapar de los submarinos alemanes, lo que llevó a Hitler a ofrecer una recompensa por su hundimiento.

El transatlántico ha sido llevado al cine en diversas ocasiones: en 1972 desempeñó el papel del SS Poseidon en la película de Ronald Neame “La aventura del Poseidón”; en 2001 también apareció en “Pearl Harbor”, en una escena romántica con Ben Affleck y Kate Beckinsale; y en 2010 fue el escenario de algunas de las escenas de “Titanic 2” en las que el barco permanece amarrado en el puerto.

Actualmente funciona como museo, hotel y restaurante en la localidad californiana de Long Beach, California.

Los primeras celebrity de esta segunda parte de la temporada serán el productor Joel Silver y la actriz Carla Gugino. El primero sólo tiene un cameo junto a Ari Gold mientras ambos asisten al partido de los Lakers; en cambio, Carla encarna a la nueva agente de Vinnie.

 

El Sequito Carla Gugino

 

A la Gugino la vimos siendo poco más que una adolescente en la televisiva “Falcon Crest” y luego en un sinfín de papeles de lo más diverso: “Ojos de serpiente”, las tres entregas de “Spy Kids” o “Noche en el museo”, entre otras, aunque personalmente me quede con su sensual Lucille de “Sin City: Ciudad del pecado”.

 

Episodio 2 – Tarde de perros

 

Línea Argumental

 

El mensaje de voz de Amanda suena en el contestador del móvil de Eric: Sam Mendes le ha llamado cuatro veces y necesita una respuesta de Vince a propósito de “Reflejos de luna”.

Sin embargo, Vince tiene otras prioridades, ya que está proyectando un viaje a Napa con Eric y Sloan aunque su amigo no aprueba a Michelle como integrante de ese cuarteto.

En Tahoe se pasó todo el tiempo andando desnuda por la casa, por lo que Sloan se sentía muy incómoda, comentará Eric.

- ¿Sloan te dijo que estuvo incómoda?, le pregunta Vinnie sin acabar de creerlo.

- No tuvo que decírmelo. Fue obvio cuando decidió comer siempre en nuestro dormitorio.

Drama y Tortuga aparecen entonces por la sala y se llevan una decepción al saber que ellos no están invitados a ese viaje de parejas.

- ¿Vais a la tierra del vino y no nos invitáis¿ ¿Qué coño pasa?, se queja Drama.

- ¿Sabes, Drama? –comenta Tortuga-; No te preocupes. Con mamá y papá de viaje tendremos toda la casa para nosotros y nuestras zorras.

- ¿Qué zorras tenéis, Tortuga? –pregunta Eric ante las risas de Vince.

- Ninguna –responde Tortuga-; pero las tendremos al terminar el día. Confía en mí.

Los dos se dirigen al Parque para Perros del Cañón Laurel, “el mejor sitio para pillar tías” según el “Los Angeles Magazine”, donde no sabrán por qué chicas decidirse hasta que son dos rubias las que se les acercan con otro rottweiler atraídas por Arnold, el perro de los chicos.

 

El Sequito Las rubias de los perros

 

Entre tanto, Ari invita a comer a Lloyd en “El Grill” pero no porque vaya a ascenderle como su secretario cree ingenuamente –“no seas ridículo, sólo llevas conmigo 16 meses; por lo menos te quedan otros 24”- sino porque pretende utilizarle para fichar a Jay Lester, un afamado guionista de televisión que, además, es gay.

- Nunca ha tenido un agente hetero y, si quiero ser el primero, tendré que demostrarle que soy amigo de los maricas.

- Pero tú no eres amigo de los maricas –le reprende Lloyd con severidad.

- Lloyd, esto es importante así que ve a coger tu mejor vestido y recuerda que hoy tu amor por las pollas es un gran activo de esta compañía.

Eric, por su parte, tiene sus propios problemas ya que Sloan le reprocha haber invitado a Vince a acompañarles a lo que iba a ser un viaje romántico aunque su novio se disculpa alegando que el propio Vince se autoinvitó.

Dispuesto a hablar con su amigo para solucionarlo, Eric se encontrará con que Vinnie ya ha pensado en otra candidata para acompañarle: Lindsay.

- ¿La que te tiraste en el guardarropa?

Sloan no querrá salir con ellos si se trata de su primera cita –comenta Eric-, por la inevitable ración de “manitas” y “besitos” de que vendrá acompañada y que a ella la pone de los nervios.

- No sabía que Sloan era tan estirada, dirá Vinnie entonces.

Un rato después, Drama y Tortuga se dan el lote con las dos rubias del parque junto a la piscina hasta que una de ellas tiene la genial idea de lanzarles un filete de 50 dólares a los dos rottweilers para que no la miren mientras se solaza con Tortuga porque “le da vergüenza”. El resultado es que Arnold agrede violentamente a la otra perra por la posesión del filete y todos acaban en una clínica veterinaria.

Después de pasar allí toda la tarde con la esperanza de acabar el día dándose un revolcón con las rubias, Tortuga acaba perdiendo la paciencia con la suya a causa de su monotemática conversación canina, lo que malogrará sus posibilidades y también las de un Drama que ya estaba entrando en materia.

En otra punta de la ciudad, la presencia de Lloyd en la comida con Lester resulta fundamental para que éste acepte firmar con la agencia de Ari pero cuando más tarde les telefonea confirmando su aceptación, el guionista exige que sea Lloyd en persona quien le lleve el contrato, lo que no admite demasiadas interpretaciones.

 

El Sequito Lloyd acosado

 

A Vince se le ocurre que una cena para cuatro podría romper el hielo de cara al posible viaje a Napa aunque Eric ya ha decido vetar a Lindsay sin conocerla, satisfaciendo así el deseo de viajar ellos dos solos.

Sorprendentemente, las dos chicas hacen muy buenas migas y, cuando Vinnie pregunta en voz alta si les apetece hacer ese viaje juntos, Sloan responde afirmativamente, para sorpresa de Eric.

La indiscreción de Lindsay –“me alegro de superar tu examen”- saca a la luz que Vince le había dicho de Sloan que era “un poco especial con las chicas con las que viaja”, lo que originará una discusión entre la propia Sloan y su chico.

A estas alturas de la noche, Ari se lamenta ante su mujer de haber vendido su alma por dinero, ya que se siente mal por Lloyd. Para colmo, al conectar la radio del coche suena “She works hard for the Money” de Donna Summer, lo que le hace sentir todavía peor.

En un arrebato, se dirige al local para gays en el que su ayudante está siendo emborrachado por Lester y lo arranca de las garras del guionista: “Tal vez en mi agencia seamos putas pero no somos chulos”.

Finalmente, Vince se va de viaje con Drama y Tortuga a Cabo San Lucas mientras Eric y Sloan inician su viaje por carretera a Napa sin que ella le dirija la palabra.

- Sí, hablaré. Pero no esperes mucho más –responderá ella al requerimiento del preocupado Eric aunque sonría traviesamente cuando él no la ve porque, al fin y al cabo, se ha salido con la suya.

 

Atentos a:

 

El título del capítulo, “Tarde de perros”, homenajea al thriller dramático de Sidney Lumet interpretado por Al Pacino.

Varios apuntes geográficos sobre los lugares vacacionales de los chicos del séquito:

- Tahoe es un lago grande de agua dulce en la Sierra Nevada estadounidense, situado entre los Estados de California y Nevada. Conocido por sus limpias aguas, además de facilitar la práctica de diversos deportes de verano, cuenta también con un centro de esquí y varios casinos.

- El Valle de Napa es una región de California ubicada a una hora de coche de San Francisco que representa la nueva industria del vino, no sólo porque los produce de excelente calidad sino porque ha logrado su fusión con la gastronomía y el turismo.

- Cabo San Lucas es una ciudad de México ubicada en el estado de Baja California Sur. Frente a sus costas se unen las aguas del golfo de California y del océano Pacífico y cuenta con el segundo puerto más caro del mundo.

 

Episodio 3 – Lunes loco

 

Línea Argumental

 

El teléfono despierta a Eric a las 6 de la mañana, una maldición que le persigue con todos los agentes de Vinnie, ya que en esta ocasión se trata de Amanda, que insiste en obtener una respuesta sobre la participación de Vince en “Reflejos de luna”.

Sin dejarle apenas hablar, la agente le exige que dejen de darle largas y se presente con Vinnie en su despacho a las diez en punto.

 

El Sequito Amanda abronca por tlf

 

Cuando participa a su amigo de la conversación, Vince se muestra muy gallito; van a dejar de evitarla y le dirán claramente que no piensan hacer nada en absoluto hasta que las cámaras estén rodando “Medellín”, sin importarles que ella piense que están dando pábulo a las insidias de Ari.

Éste, por su parte, está atravesando una crisis personal desde su ruptura con Vinnie y, tras el rescate de su ayudante acaecido días atrás, ahora se muestra incapaz de despedir al incompetente Rob Rubino pese a que Babs no deja de pedírselo.

El despacho de Amanda parece el del director de un colegio cuando la agente echa una tremenda bronca a Vince y a Eric, que ellos soportan en silencio mientras Drama y Tortuga no tienen dificultad alguna en escucharla desde el pasillo.

- Me dijisteis que queríais trabajar, me dijisteis que os encontrara un proyecto y os encontré uno magnífico que os encantó y aún no me habéis respondido.

- Somos gente contemplativa –responde puerilmente Vince.

- No digas más gilipolleces –le corta ella con dureza.

Les exige entonces que le digan cuál es el problema con un guión magnífico que va a ser llevado a la pantalla por un no menos magnífico director pero ninguno de los dos es capaz de dar ningún argumento, por lo que Amanda concluye que todo se debe a “Medellín” y al hecho de que Vince no logra sacar a Ari de su cabeza.

Los dos se comprometen a darle una respuesta ese mismo día después de volver a leer el guión, cosa que Amanda acepta.

Tortuga y Drama se sorprenden de que Vinnie haya tolerado los gritos de su agente y Eric afirma que la chica ha intimidado a su amigo, quien sólo admite haber sido “delicado” aunque las chanzas se volverán contra todos cuando Eric decida que los cuatro han de leer el guión antes de dar una respuesta a Amanda, lo que arruina los planes de Drama y Tortuga de ir a ver a los Dodgers.

Tortuga se conformará diciendo que “no es como si vinieran los Yankees”. “O los Mets”, añade Drama, lo que hará exclamar a Eric: “¿a quién le importan los Mets?”.

Harto de que su mujer y su terapeuta le ataquen conjuntamente y le acusen de que la ruptura con Vince le está cambiando hasta el punto de impedirle dormir y comer, Ari abandona la sesión terapéutica de mala manera.

- Tengo trabajo que hacer, tengo cientos de clientes con los que tratar y, para que quede bien claro, no me importa ninguno de ellos, sólo son un número como “esposa número 1” y “terapeuta número 7”, buenos días.

- En realidad sólo eres la quinta –añadirá la señora Gold a modo de disculpa.

Poco después, sin embargo, el agente irrumpirá en la partida de golf que la doctora disputa con sus amigas en su mañana libre y le suplicará ayuda pues es cierto que se está derrumbando.

El despido sufrido a manos de Vince le está ablandando hasta las lágrimas, según confesará. No obstante, el interés de la terapeuta por reanudar el juego y batir el récord del club cabreará a Ari lo suficiente para volver en sí, de modo que lo primero que hará al volver al despacho será despedir a Rubino, para regocijo de Babs.

 

El Sequito Ari y Rubino

 

En la mansión de los chicos, una nueva lectura convence a Vinnie y a Eric de que en realidad no les gusta el guión de “Reflejos de luna” y así se lo hará saber el mánager a Amanda, que vuelve a gritarle por teléfono y concierta una cita para cenar los tres.

Durante la cena Vinnie y Eric vuelven a ser dos corderitos asustados mientras le dicen a Amanda que no ven ese guión adecuado para Vince. No le ven sobre un caballo y tampoco les va el tono pedante de la obra.

 

El Sequito Amanda cena con los chicos

 

Lo que la agente no logra entender es por qué no le dijeron eso mismo tres semanas atrás en lugar de decirle que les encantaba para que ella se pusiera a trabajar y luego acabar retirándose en el último momento.

- Si no es por Ari –insiste Amanda a Vince-, ¿por qué no me dijiste que te encantaba?

- Porque a ti te encantaba. Y porque te apasionaste vendiéndolo. Y porque no quería decepcionarte. A veces no resulta fácil decirte que no.

- ¿Crees que no te voy a escuchar? –se extraña ella.

- No, es porque eres muy linda –le suelta ante la mirada estupefacta del mudo Eric.

- ¿Linda? –le pregunta ella de nuevo.

- Sí, verás, cuando te enfadas y te excitas y te enfurruñas estás muy bonita, ¿sabes?

Cuando Eric se lo cuenta a los otros, Vinnie intenta quitarle hierro al hecho de haber piropeado a su agente en medio de una discusión.

- Cambias el contexto –se excusa.

- , responde Eric, lo que tu agente habrá pensado es que querías tirártela encima de la mesa.

Drama y Tortuga no se sorprenden porque Amanda es una mujer espectacular y consideran lógico que ella sepa que a Vince le gustaría tirársela.

- La verdad es que está muy buena –concede Eric- pero una vez que lo dices, todo cambia.

- Para la gente como nosotros sí –pontifica Tortuga-; para la gente guapa como ellos hay reglas diferentes.

En ese momento, como si la hubieran invocado, Amanda llama al móvil de Vinnie, a quien pregunta a bocajarro:

- Vince, ¿te parezco atractiva?

- ¿Qué? –se muestra él desconcertado.

- Me dijiste que soy linda. ¿Por linda quieres decir que estoy buena y que me quieres follar?

Atribulado, Vinnie está a punto de decirle que no pero. cuando ella le propone eliminar la tensión sexual entre ambos “follando hasta volvernos locos” para no volver a hablar del tema nunca más y así poder seguir adelante con una exitosa relación profesional, su representado se muestra conforme aunque mentirá a los otros al decirles que es “la chica de la joyería” quien está a punto de recogerle.

Eric le pregunta entonces si no va a disculparse con Amanda y Vince le responde hipócritamente que la llamará al día siguiente.

 

Atentos a:

 

El título del capítulo coincide con el de una canción de The Bangles –“Manic monday”- aunque puede que se deba a una simple casualidad.

En una fase de la serie en la que se echan en falta los brillantes diálogos de las temporadas anteriores y en la que tampoco abundan las celebridades, se hace necesario recurrir al béisbol para comentar alguna cuestión de cierta relevancia.

Así, Los Angeles Dodgers es una franquicia de las Grandes Ligas de Béisbol de los Estados Unidos cuya sede es el Dodger Stadium, ubicado en la ciudad de Los Ángeles. Curiosamente los Dodgers nacieron, todavía en el siglo XIX, en el neoyorkino barrio de Brooklyn.

Las Grandes Ligas, por cierto, son las ligas de béisbol profesional de mayor nivel de los Estados Unidos y posiblemente del mundo. En la actualidad constan de 30 equipos repartidos en la Liga Nacional y la Liga Americana, cuyos respectivos campeones se enfrentan en la Serie Mundial al mejor de siete partidos. Originalmente las dos ligas eran personas jurídicas independientes hasta que en 2000 se fusionaron legalmente en la MLB.

Los New York Yankees, el equipo al que siguen los protagonistas de “El Séquito”, disputan sus encuentros en el Yankee Stadium, en el temible Bronx de Nueva York.

Con 27 Series Mundiales ganadas, de las 40 disputadas, son el equipo de las 4 grandes ligas profesionales –NBA (baloncesto), NFL (fútbol americano), NHL (hockey sobre hielo) y MLB (béisbol)- con más títulos obtenidos.

Paradójicamente, los New York Mets que no interesan para nada a Eric son el equipo que disputa sus encuentros en el “Citi Field” de Flushing, uno de los barrios de Queens, de donde los chicos son originarios.

 

 

Episodio 4 – ¡Picaste!

 

Línea Argumental

 

Eric no deja de llamar a Vince pero éste no coge el móvil porque está en el jacuzzi con Amanda, con quien ha pasado la noche.

Drama le pide que deje tranquilo a Vinnie mientras éste se tira supuestamente a la chica de la joyería aunque él está más preocupado viendo cómo Tortuga charla amigablemente con “su enemigo” Pauly Shore.

Sin embargo, Tortuga le aclarará que Pauly tiene “un estúpido rollo de cámara oculta llamado «Picaste», una copia del «PUNK’D» de MTV” y quería que picase Drama en el primer episodio, para el cual el propio Tortuga debía actuar como cebo pero le aclarará que se ha negado a hacerlo.

“Me apunto”, dice entonces Drama mientras sus amigos le replican que eso no es posible pues se supone que es un programa de cámara oculta pero Johnny, seguro de sí mismo, se ve capaz de fingir que no sabe que está siendo objeto de una broma, por lo que Tortuga telefonea a Pauly aceptando hacer de gancho.

En casa de los Gold están esperando en esos momentos a Scott Siegel, el “hermano de juramento” de Ari y a su novia. La mujer del agente preguntará a su díscolo marido por qué han de quedarse en su casa, a lo que él responderá que no todos pueden pagarse un hotel en Beverly Hills pero la señora Gold guarda un pésimo recuerdo del hermano de fraternidad de Ari, que según ella la acosaba sexualmente.

- Y su novia, ¿también se queda aquí?

- No, la dejará encerrada en el coche –ironiza Ari antes de pedirle que “sea buena”; Scott nunca ha tenido una mujer guapa pero ha encontrado el amor. Espero que no sea otra lanzadora de pesos.

Cuando llegan sus invitados, los Gold se quedan de piedra porque Laurie, la novia de Scott, resulta ser una preciosa e inteligente veinteañera. No será la única sorpresa pues el antiguo compañero de Ari se ha hecho multimillonario gracias a una web llamada “sellos.com” que ha conseguido vender por 65 millones de dólares, además de haberse convertido en un hombre distinto; sosegado, galante y modesto.

 

El Sequito Leslie Bibb

 

En cuanto a Vince, regresa al fin a casa y decide seguirle la corriente a Eric cuando éste le cuenta que ha concertado una comida con Amanda para que se disculpe con ella.

Tortuga y Drama se van entonces a dar una vuelta por la zona en la que teóricamente se va a rodar “su broma” y, al ir a aparcar, están a punto de colisionar con un enorme todoterreno conducido por un tipo no menos enorme que también quiere aparcar en la misma plaza que ellos, por lo que les exige que se aparten.

- Drama, ¡es Chuck Liddell! –le advierte Tortuga-, el campeón de lucha extrema. Se lo dejaré en señal de respeto.

Sin embargo, Drama está convencido de que Pauly y su equipo están rodando a escondidas y no quiere quedar como un cobarde, por lo que decide enfrentarse al luchador pese a que Tortuga le ruega que no lo haga.

Lárgate”, le dice a Chuck, que le aconseja: “deberías tener más cuidado con lo que dices, amigo”.

- Yo no soy tu amigo, tipo duro –se crece Drama-; sí, exacto, sé quién eres, puto boxeador de pacotilla.

El luchador se apea del vehículo y se acerca amenazadoramente a Johnny cuando una de las ventanillas de su todoterreno baja y una voz infantil pide a su padre que vuelva.

- Tienes suerte de que mi hija esté aquí. Porque te arrancaría los dientes.

- Y yo te arrancaría el pie al intentarlo –le suelta Drama.

 

El Sequito Drama vs Liddell

 

Tortuga se interpone entre ambos y pide a Liddell que no haga caso a su amigo, a quien Chuck despide con un “Ya nos veremos, amigo”.

Después de marcharse, Johnny pregunta a Tortuga qué le ha parecido su actuación y éste sólo acierta a decirle que le parece la locura más grande que ha visto nunca.

Mientras Tortuga se va a aparcar el coche, Drama se queda perplejo al no ver a Pauly por allí pero en ese momento una girl-scout le ofrece una caja de galletas y, cuando él la acepta, la niña le pide 20 dólares, que Drama considera abusivos, de modo que intenta devolvérsela.

- Oye, paga abuelo o grito.

Eso hace la niña cuando Johnny se niega a pagarle y los berridos de la niña, acusándole de haberle robado las galletas, atraen a todo un grupo de girl-scouts que la rodean hasta que, asustado, se ve obligado a darles los 20 dólares.

Pauly y sus cámaras aparecen entonces gritando “¡Picaste, Drama!, ¡Tú has picado!” y todos los transeúntes corean el grito.

- ¿Ésta era tu broma? –pregunta Johnny alarmado-, ¿Y lo de Liddell?

- ¿De qué hablas?, le pregunta Pauly a su vez sin dejar de repetir a gritos que ha picado.

En la comida de Eric y Vince con Amanda, el mánager no tardará en darse cuenta de que su amigo se ha acostado con la agente, lo que le reprochará en el camino de regreso a casa.

Cuando se reúnen con los otros, Johnny les confiesa que está aterrado por lo que pueda hacerle Liddell, máxime después de escuchar en el contestador automático un mensaje del luchador, que le ha localizado gracias a los enormes carteles que publicitan la nueva serie de Ed Burns en la que interviene Drama.

Tortuga le propone entonces que asista con ellos al combate que Liddell celebrará al día siguiente en el Music Box a beneficio de la “Fundación Chuck” para jóvenes delincuentes. Será un buen momento para ablandarlo y pedirle disculpas.

Antes del combate, Eric tiene una discusión telefónica con Amanda que le inquieta enormemente pues, contrariamente a lo que le había dicho Vince, ella parece totalmente enamorada.

Por su parte, Ari se pone en plan acosador con la novia de Scott, tal como éste hacía con su mujer años atrás, lo que acaba incomodando a Laurie, que se marcha ofendida aunque Scott se excusa con su amigo afirmando que la chica no entiende las bromas de fraternidad.

Al fin da inicio el combate y Liddell se emplea a fondo pese a ser de exhibición pero, cuando divisa a Drama entre el público, le reta a subir al “octógono” y allí cuenta a todos a través del micrófono su enfrentamiento verbal de la víspera, animando a los jóvenes a resolver allí sus conflictos y no en la calle.

Cuando Johnny intenta disculparse, el luchador le ofrece la alternativa de arrodillarse frente a él si no quiere enfrentársele, una humillación a la que Drama accede ante las risas de todos. Chuck se le acerca entonces y le dice: “has caído, John” mientras Pauly y sus cámaras saltan al ring chillando “¡¿Has picado!!

Espero que sepas perder”, le dice Chuck amigablemente a un Drama que se lo toma bastante bien mientras Eric le cuenta a Vince que ha hablado con Amanda y la chica le ha dicho que Vinnie le gusta de verdad. Su amigo le pregunta si es eso cierto.

- Sí, lo ha dicho –le asegura Eric-; ¿por qué sonríes?

- No lo sé, quizás porque me gusta –le responde ante el estupor de su amigo.

 

Atentos a:

 

El título original del capítulo es “Gotcha!”, como en la película homónima interpretada por Anthony Edwards en la que su personaje era campeón de “¡Te pillé!” (Gotcha!), un juego de tiro con bolas de pintura.

PUNK’D, que en español podríamos traducir por “Cazados” es, efectivamente un programa de bromas con cámara oculta de la cadena estadounidense MTV, en la que las víctimas son celebridades del mundo de la música, el deporte o la interpretación. Algo similar al “Inocente, inocente” español.

Algunas de sus víctimas han sido las cantantes Taylor Swift y Miley Cyrus o los actores Zac Efron (“High School Musical”) y Josh Hutcherson (el Peeta de “Los juegos del hambre”).

En este episodio regresan las celebridades a “El Séquito” y en esta ocasión el protagonismo es para "Chuck" Liddell, un luchador estadounidense de artes marciales mixtas, que fue campeón de peso semipesado de la UFC (Ultimate Fighting Championship) en una ocasión.

Liddell acumuló una amplia experiencia en kempo, karate koei-kan y kickboxing, así como en grappling, lucha colegial y jiu-jitsu brasileño, además de terminar su carrera con la segunda mayor cantidad de nocauts (victorias por KO) en la historia de UFC, por detrás de Anderson Silva. Está incluido en el Salón de la Fama de la propia UFC.

Bruce Anthony Buffer, el “anunciador oficial” del Octágono para los eventos de UFC, también participa del episodio. Bruce es medio hermano del conocido anunciador de boxeo y de lucha libre profesional Michael Buffer, al que pudimos ver en el sexto capítulo de la Segunda Temporada presentando el torneo de X-Box en el que fracasaba Tortuga.

Por último, Leslie Bibb, que encarna a la novia de Scott en el episodio, es una actriz a la que algunos recordarán por haber interpretado, en las dos primeras películas de “Iron man”, a una atractiva corresponsal de la revista Vanity Fair llamada Christine Everhart.

 

Episodio 5 – El retorno del Rey

 

Línea Argumental

 

Amanda ha regalado una pulsera “esclava” a Vince, que la lleva puesta en la muñeca para cachondeo de sus amigos mientras todos comparten chupitos durante una soleada mañana en el Hipódromo Del Mar.

Drama aparece con “un ganador seguro en la quinta carrera”; se trata del nieto de “Rey Hacedor”, un caballo que muchos años atrás le hizo ganar dinero suficiente, en una carrera disputada en Vermont, como para comprarse el Lincoln en el que todo el grupo pasó estupendos momentos.

Algunos de dichos momentos son incluso desconocidos por Drama…

- En los caballos, como en la vida, un buen linaje es la forma más segura de predecir un triunfo –sentencia Drama.

- Y siendo del mismo linaje que Vince –pregunta Tortuga con picardía-, ¿por qué tus actuaciones apestan?

Ante su convencimiento, los chicos deciden apostar también al caballo aunque las apuestas están nada menos que 50 a 1, lo que no habla demasiado bien de sus posibilidades.

El caso es que ese día es el Yom Kippur de los judíos, por lo que Ari y su familia acuden a la sinagoga y la señora Gold le requisa el móvil a su marido.

Algo que éste echará en falta muy pronto pues, a su llegada al templo, se encuentra con Nicky Rubenstein, quien le informa de que Benicio del Toro ha abandonado “Medellín” y, mientras él navega en catamarán por Antigua junto a una “bomba rubia”, el proyecto entero está a punto de sucumbir.

Su padre y patriarca de la familia, el productor Phil Rubenstein, se encuentra ahora mismo en Colombia, desesperado al igual que el director Paul Haggis. El jefe del estudio, Arthur Gatoff, les ha dado de plazo hasta la noche para encontrar un sustituto a Benicio antes de cancelar definitivamente el asunto.

De hecho, a quien quieren es a Vince pero Ari le recuerda que él ya no le representa aunque Nick le aclara que serán ellos quienes le pagarán una comisión si logra convencerle. La señora Gold se escandaliza al escuchar los tacos de Rubenstein pero todavía  más al ver que su marido está hablando con él de dinero en pleno Yom Kippur.

 

El Sequito Ari y Nicky con la Kipa

 

Puesto en contacto con Eric, éste se sorprende al ver la llamada mientras espera junto a sus amigos en la cola de las apuestas. Más se sorprenderá cuando Ari le informe de que está con el hijo de Rubenstein, coproductor de “Medellín” y le ponga al tanto de los últimos movimientos en torno al film.

Amanda se molesta considerablemente cuando Eric le comunica que le ha concertado una reunión clandestina (no en vano es Yom Kippur) con Nick y Ari “detrás de la entrada sur de la sinagoga, al lado de los cubos de basura”.

- ¿Llevo una pistola también? Vamos, Eric, es absurdo.

Sin soltar el móvil, Eric informa al grupo de que Amanda no quiere ir a la reunión, por lo que Drama suelta:

- Iría a la franja de Gaza con la kipá puesta por Vince.

Al final, tanto Vinnie como Amanda insisten en hablar directamente entre sí, por lo que Eric se ve obligado a pasarle el móvil a su amigo, sintiéndose más bien incómodo con la situación.

La reunión informal se celebra efectivamente (Amanda ni siquiera sale del coche) y, aunque la agente debe rectificar al pequeño de los Rubenstein pues la cotización de Vince no son 3 sino 6 millones de dólares (cotización que reconoce Ari pues fue él mismo quien la fijó), todos quedan de acuerdo.

De todos modos, dado que Amanda insiste en que Arthur Gatoff la llame antes de hacer subir a Vince a ningún avión, Ari y Nick deciden recorrer a pie los 2 kilómetros que les separan de la sinagoga en la que Arthur cumple escrupulosamente con la festividad judía y que no es otra que el Wilshire Orthodox Temple.

Mientras, en el hipódromo y pese a una meritoria remontada, Rey no logra ganar la carrera, de modo que Drama pierde sus 1.000 dólares y Vinnie nada menos que 5.000 aunque a Tortuga parecen dolerle más los 100 que apostó por él. Sólo el conservador Eric minimiza las pérdidas pues sólo había puesto en juego 5 dólares.

Johnny averigua tras la carrera que Rey es estéril, de modo que excluida la posibilidad de que lo utilicen como semental, su destino más probable es la “fábrica de pegamento”. Horrorizado ante tal perspectiva, decide comprar el caballo ante la estupefacción de sus amigos.

El animal no tardará en escapar y, para cuando Drama logra recuperarlo, ya le ha caído una multa de 5.000 dólares por carecer de permisos. Eso le dará una idea para deshacerse del caballo sin tener que sacrificarlo, de modo que se lo regala a Ed Burns, a quien no entusiasma el obsequio pero se ve obligado a aceptarlo después de que su hija pequeña lo vea.

 

El Sequito Drama multado por caballo

 

Como cabía esperar, Arthur Gatoff se niega a hablar de dinero en pleno Yom Kippur y además les dice que no hay nada que hacer porque Nick le había dicho que Vince ganaba 3, no 6 millones. “Tu padre y tú os habéis equivocado demasiadas veces con esta película”.

- Es una película independiente e intentar convertirla en “Misión Imposible 3” es cargarse el trato –le cuenta Ari a Eric por teléfono para que el chico presione a Amanda y baje las exigencias económicas de Vince.

La agente no tiene el número de Nick y se muestra reacia a llamar a Ari pero Vinnie la presiona para que lo haga, algo que según Eric no debería ser necesario. El resto del grupo pondrá en duda que ella quiera que “su chico” haga la película, bien porque se trata de un proyecto de Ari, bien porque le moleste que Vince tenga que estar fuera durante seis meses.

La llamada se efectúa pero la esposa de Ari no deja a éste que descuelgue el móvil porque están en medio del sermón del rabino en plena sinagoga y ya han quedado bastante en evidencia con los timbrazos del teléfono.

Desesperado de nuevo, Nick le dice que se vuelve a hablar con Arthur pero su compañero no puede acompañarle ante las veladas amenazas de divorcio de su mujer.

A estas alturas, Eric y Vinnie están más que nerviosos porque está cayendo el sol y ahí acaba el plazo,de modo que el mánager acaba llamando otra vez a Amanda, quien le confirma que Ari no coge el móvil pero que le ha dejado un mensaje aceptando la oferta de 3 millones.

La agente de Vince, por otra parte, se niega a creer en el “plazo tope” del que hablaba Ari pero los chicos están muy inquietos y acaban presentándose en la casa donde el agente y su familia celebran el Yom Kippur.

Ari se alegra de verles y también de las noticias que le traen pero cuando, contraviniendo las reglas judaicas, telefonea a Nick dos minutos antes de la puesta de sol, Rubenstein les informa de que Gatoff se ha cargado definitivamente el proyecto.

Cabreado esta vez sí de veras, Vince acude a su cena con Amanda y, después de que ella le abrace en el restaurante y le diga que lo siente, él le pregunta si es realmente así.

- Llevo dos años persiguiendo esa película. Más de lo que he perseguido nada en mi vida. Quería hacerla más que nadie. Parece que tú lo has impedido y me pregunto si lo has hecho como mi agente porque no te gusta el proyecto o como mi chica porque no te gusta la idea de que esté fuera seis meses.

- Tú nunca abandonaste a Ari –culpa ella al ex agente de su novio.

- Tal vez nunca debí hacerlo.

- No, tal vez no debiste. Permíteme que te diga; yo no la he perdido. La película se acabó cuando Nick apareció por segunda vez en la sinagoga de Gatoff comportándose como un malcriado. Arthur Gatoff le paga a su gente para que su vida sea más fácil y Nick no hizo eso. Al contrario, le insistió demasiado. Y lo sé porque Arthur me llamó después de ponerse el sol. Y ¿sabes qué me dijo?: “Esta película está condenada. Tengo que reducir gastos. Pero me encanta Vince y me gustaría hacer cualquier otra cosa con él. Organiza un almuerzo”.

- Me siento estúpido –reconoce un avergonzado Vinnie.

- Posiblemente no te ocurre muchas veces –ironiza ella.

- ¿Qué hacemos ahora?

- Ahora, Vince, nos despedimos.

 

Atentos a:

 

El juego de palabras con los nombres de los caballos permite hacer un guiño en los títulos a la tercera y última parte de la trilogía de “El Señor de los Anillos”.

Sobre el tema de las pulseras, en España tendemos a llamarlas “esclavas” cuando constituyen el regalo de una pareja y simbolizan su fidelidad pero en el capítulo averiguaremos que en Estados Unidos las llaman “esposas”, utilizando el símil con los instrumentos de inmovilización.

En concreto, la que Amanda regala a Vince es la “Pulsera Love de Cartier”, que por cierto cuestan por encima de los 4.000 euros.

El Hipódromo Del Mar, en el que da inicio el capítulo, está ubicado en el predio ferial de la ciudad de Del Mar,a casi 170 kilómetros de Los Angeles. Es propiedad del Estado de California y está arrendado por el Del Mar Thoroughbred Club.

 

El Sequito Hipodromo

 

 

Tiene una íntima relación con el cine, ya que fue hecho construir por los actores Bing Crosby (Óscar en 1944 por “Siguiendo mi camino”), Gary Cooper (Óscar en 1941 por “El Sargento York” e inolvidable protagonista de “Solo ante el peligro”), Oliver Hardy (el miembro rellenito del dúo cómico “El gordo y el flaco”), Pat O'Brien (que apareció hasta en 8 ocasiones en la pantalla junto a James Cagney) y Joe E. Brown (el viejo millonario al que no le importará que Jack Lemmon no sea una mujer en la escena final de “Con faldas y a lo loco”).

Uno de los diálogos divertidos del capítulo tiene lugar cuando Vince habla por teléfono con su novia y agente desde el hipódromo y sus amigos le recriminan su actitud de colegial:

- Tus risitas tontas me producen náuseas –le dice Eric.

- ¿Tontas? –se sorprende Vinnie. No son tontas. Me he reído.

- A mí me parecieron tontas –secunda Tortuga.

- Si el tono de tu voz supera el “Do” es una risita tonta y has alcanzado el “Re”, hermano –acaba sentenciando Drama.

 

Episodio 6 – Resurrección

 

Línea Argumental

 

Drama no aparece por la cocina y los chicos se mueren de hambre pero no lo suficiente como para dejar que sea Tortuga quien prepare el desayuno.

Cuando al fin el mayor de los Chase se levanta de la cama, les confiesa que ha pasado una mala noche, a la vez que mantiene la prohibición de leer crítica alguna sobre su serie, que se estrenó la víspera.

Para colmo, un pájaro rompe la ventana y cae muerto sobre los huevos que Johnny está preparando, lo que él interpreta sin ningún género de dudas como un pésimo augurio.

Los chicos regresan a las oficinas de Ari pero le dejan claro a éste que no están volviendo con él sino que han ido únicamente a pedirle que “resucite Medellín”.

- Medellín tiene ladillas, gonorrea, sífilis y es inmune a cualquier antibiótico. Ese proyecto está maldito desde el primer día. Olvidadlo –replica el agente, con su habitual estilo gráfico.

A pesar de ello, logra organizar un encuentro con Joe Roberts, el productor que en su día ofreció a Vince “Matterhorn”. «“Medellín” ha estado en dos estudios y ha pasado por tres directores», les dice Roberts, que de hecho les anuncia que Paul Haggis ya está rodando otra película.

Eric intenta vendérsela entonces como una nueva “El precio del poder” pero Roberts le recuerda que dicho film no funcionó en taquilla.

- Se anticipó a su tiempo –protesta Eric-; “Medellín” no. “Medellín” es ahora.

- Joe, piénsalo –interviene Vinnie-, Pablo Escobar fue un forajido que aterrorizó a todo un país mientras era el mayor filántropo que su pueblo había visto jamás. Hazte esta pregunta: en 2007, en este país, ¿qué podría causar una conmoción mayor que explorar la humanidad de esa clase de malvado?

Mientras, Drama intenta relajarse recibiendo un masaje integral al que se le resiste el “final feliz” porque no consigue concentrarse. Al descubrir que otro cliente ha olvidado un ejemplar de “Variety”, acaba cayendo compulsivamente sobre el semanario.

Sin embargo, la crítica que recibe en él, a cargo de Paul Schneide, resulta devastadora. Furioso, se sube a un taxi y se presenta en la redacción pero el crítico le aclarará que no se trata de un ataque personal sino que simplemente no le considera un buen actor, por lo que le recomienda que se dedique a otro trabajo ahora que todavía es “relativamente” joven.

- Me gustan tus zapas, le dice a Tortuga la bonita y afroamericana Kelly cuando el chico va al taller de Rufus, el padre de la chica, a recoger el coche de Drama.

Kelly resulta ser tan fanática de las zapas como el propio Tortuga aunque a Rufus, que ya no se dedica a vender equipos de home cinema sino a regentar un taller que se ocupa de coches de alta gama, parece no hacerle gracia que el chico se acerque a su hija.

 

El Sequito Kelly 2

 

Obnubilado por la chica, con la que parece tener mucho en común y a la que mira por el retrovisor, Tortuga estrella el coche recién restaurado en la misma puerta del taller, por lo que se ve obligado a pedir que se lo vuelvan a arreglar.

Kelly intercede ante su padre para que dedique a alguien a la tarea pero Rufus sigue incómodo con el hecho de que Tortuga se muestre atraído por la chica.

- Soy uno de los buenos, Rufus. Deberías saberlo. Soy fiel, trabajo duro… más o menos y respeto la relación padre-hija. Por eso te lo pido a ti. Más bien te lo ruego: por favor, dame permiso para quedar con tu hija. La trataré bien, pagaré la cena y todo eso. Hasta te llamaré cada hora para informarte. Incluso puedes venir, ¿vale? si así te sientes mejor.

El dueño del taller se ablandará ante sus “formas de la vieja escuela”, por lo que acepta que se lo pida a su hija aunque tendrá que hacerlo delante de él, cosa que no arredra a Tortuga.

Entretanto, llega la propuesta de Joe Anderson: si Vince hace “Matterhorn” para él, él hará “Medellín” para él. Sin embargo, cuando Ari la traslada en persona a Vinnie, obtiene una categórica negativa del actor, que sólo está dispuesto a meterse en el papel de Pablo Escobar.

Así las cosas, Vinnie le propone a Eric que sean ellos quienes compren el guión y se dediquen a producir el film aunque eso supondrá tener que vender la casa, que de repente les parece demasiado grande.

Drama, por su parte, está inconsolable porque las críticas de todo el país le han masacrado, incluyendo las de los diarios de su Nueva York natal. Sólo se anima un poco cuando Tortuga aparece con su viejo coche perfectamente restaurado. El coche –dirá Drama- es el símbolo de sus fracasos y hasta para poder arreglarlo ha necesitado de su hermano pequeño. Cuando monta en él, su hermano le pregunta a dónde va, a lo que Johnny responderá teatralmente: “a donde me lleve la carretera”.

- Fui productor asociado en “Apocalipse Now” –le dirá Roberts a Vinnie poco después a través del teléfono-, vi cómo Francis casi se suicida haciendo esa película, vi cómo se arruinaba y cómo casi enloquece y le idolatraba por ello. Yo nunca tuve esa pasión; para mí siempre fue cuestión de resultados. Tú compartes esa pasión, Vince, pero si realmente la tienes o si la perdieras, no te mates. Al fin y al cabo, sólo es una película. Buena suerte.

El estudio la compró por 10 millones de dólares pero se la venderán por 5. “Ya pensaremos de dónde sacar los otros 70 millones o más para hacer la película”, le dice Ari al entusiasmado Vinnie.

A la mañana siguiente, el móvil de Drama le despierta en el asiento trasero de su coche en pleno Gran Cañón: sus amigos le informarán de que la serie, pese a las críticas, ha sido un rotundo éxito, con 16 millones de televidentes.

Lloyd le confirma que “el pueblo ha hablado” y Drama es ahora “un gran éxito de la televisión”, de modo que todos le felicitan efusivamente.

A punto de desandar las 8 horas de viaje que le separan de Los Angeles, Johnny lanza su grito vikingo al Gran Cañón: “¡victoria!”. Como “Medellín”, también Drama ha resucitado.

 

Atentos a:

 

Las escenas más simpáticas del episodio tienen a Tortuga como protagonista. Un Tortuga inusualmente enamorado, que está deseando que sus amigos conozcan al objeto de su amor.

- Es maravillosa. Es como yo pero con tetas –les dirá.

- Suena maravilloso –bromea Eric.

Un apunte geográfico: el “Gran Cañón”, que en España solemos llamar “Cañón del Colorado”, es una descomunal garganta excavada por el río Colorado en el norte de Arizona, Estados Unidos. Por supuesto, constituye uno de los lugares de mayor interés turístico de toda la nación.

Por lo que respecta a la celebridad del episodio, se trata de Michael Lerner, que interpreta a Joe Roberts.

Lerner es un actor neoyorkino que, curiosamente, fue nominado al Oscar por encarnar a otro productor en la película “Barton Fink” de los hermanos Coen.

 

Episodio 7 – La prometida del príncipe

 

Línea Argumental

 

El cartel de “vendido” luce ya en la verja de la mansión de Vince mientras en su interior suena un teléfono.

Se trata de Lloyd pero no es con Eric con quien quiere hablar sino con Drama. De hecho, tiene estupendas noticias para él, ya que Brett Ratner ha visto su nueva serie y quiere ofrecerle un papel en “Hora punta 3”, su próxima película, sin necesidad siquiera de hacer una prueba.

Johnny está tan crecido que su hermano le aconseja que no presuma demasiado en el plató porque la gente tiende a sentirse celosa.

Después, Vinnie y Eric se unen a Ari para visitar a un posible inversor para “Medellín”. Un príncipe, un traficante de armas, un traficante de coca… Ari no tiene ni idea de qué es lo que hace Yair Marx pero le basta con saber que para el multimillonario 60 millones de dólares no tienen importancia.

Su esposa Nika, una ucraniana estrella de los culebrones, acompaña a su marido durante la principesca recepción y no deja de comerse con los ojos a Vince en todo momento tras despreciar a Eric por sus “muy pequeñas” manos.

 

El Sequito Nika Marx

 

Tortuga, por su parte, se las promete muy felices en su cita con Kelly pues no va a haber nadie en casa de la chica durante su visita. Sin embargo, nada más llegar aparece Rufus con su esposa y los dos hermanos menores de Kelly, a los que acaban de expulsar del acuario porque uno de los niños ha tirado un helado a una nutria.

- ¿Quién es ese lechón? –preguntan los niños, a quienes su madre ordena que cierren el pico y entren en casa pues ya tienen bastantes problemas.

La pareja se ve obligada a pasar el día viendo la tele con la familia de ella mientras Rufus no quita ojo a Tortuga. Sólo cuando al fin se duerme, su esposa les dice a los chicos que se larguen y disfruten de una hora a solas.

Mientras, en la comida de los Marx con Vinnie, el presunto príncipe propone incluir a Sylvester Stallone en “Medellín” como padre de Pablo Escobar, ya que fuera de Estados Unidos es mucho más popular que el propio Vince. La idea, por supuesto, es rechazada de plano aunque “con todo respeto”, claro.

 

El Sequito Yair y Nika Marx

 

Eric y Ari no creen a Vinnie cuando éste se queja de que Nika no ha dejado de mirarle durante toda la visita, haciéndole sentir muy incómodo. Sus sospechas, no obstante, se confirmarán cuando la ucraniana llama para concertar una reunión creativa con él y le pide que vaya solo.

En la mansión Ratner, repleta de bellas modelos que pululan por los jardines y por la piscina, Drama se llevará una gran decepción cuando Brett descubre que se equivocó al leer los créditos de “Five towns”. De hecho, a quien quiere es a Tommy, que hace de hermano menor de Drama en la serie y ante el cual ha alardeado lo suyo a cuenta de “Hora punta 3”.

¿Qué problema tienes? ¿Eres retrasado o algo así?”, pregunta Ratner a Johnny cuando le cuentan que el actor no está dispuesto a marcharse sin un papel para la película, dado que el error no ha sido suyo.

Pero Drama no se achanta por la reprimenda, recita el historial del propio Brett y le dice que está siguiendo sus pasos, ya que él tampoco aceptó nunca una negativa.

Contra todo pronóstico, su insistencia hace gracia al director, que le invita a pasar a la casa aunque le repita que no dispone de ningún papel para Drama.

El mayor de los Chase se muestra incluso dispuesto a pagar para participar en “Hora punta 3”, ya que ha dicho a todo el mundo que iba a intervenir en el film y no quiere quedar en ridículo, por lo que finalmente Brett le ofrece el papel del “autobusero de los Campos Elíseos” a condición de que sea él quien se costee los gastos del viaje.

- ¿Para qué necesitas una niñera? –pregunta cabreada Nika cuando Vinnie acude a la cita acompañado por Eric.

- Para estar seguros de que no sucede nada inapropiado –responde el actor.

- ¿Qué creías que iba a pasar aquí, Vince? ¿Crees que quería seducirte? ¿Por eso trajiste a esta pequeña carabina, para protección, porque suponías que quería follarte? Los americanos sois unos cerdos estúpidos y engreídos. Has cometido un grave error.

- Tal vez no quería follar –murmura Vinnie confuso después de que ella se marche con cartas destempladas.

Sorprendentemente, Yair telefonea poco después al despacho de Ari, que está acompañado de Vince y de Eric, para contarle que la reunión creativa entre Nika y el propio Vince ha ido muy bien, que van a hacer la película con ellos y que ese noche darán una cena para celebrarlo y entregarles el cheque.

Al final, Tortuga ha pasado un rato estupendo con Kelly a pesar de su miedo a rebasar la hora que la madre de la chica les dio.

Kelly le dice claramente que tendrá que currárselo si quiere tener sexo con ella aunque sus exigencias son muy inocentes –quitarse la gorra mientras come con ella, decirle su verdadero nombre-, salvo quizás la de conducir su coche, si bien se muestra como una excelente conductora.

Mientras se besan en el coche, los hermanos pequeños los ven y empiezan a gritar:

- ¡Papá, Kelly le está haciendo una paja a otro chico en el coche!

A Tortuga le molesta tanto la mentira, pues sólo se trataba de un simple beso, como lo de “otro chico” pero, sin tiempo a averiguar de qué va aquello, se ve obligado a salir pitando con el coche cuando Rufus sale de la casa con cara de pocos amigos.

Drama regresa al plató de la serie de Ed Burns y alardea ante sus compañeros de haber conseguido un papel para la película de Ratner pero luego coge aparte a Tommy y le dice que ha intercedido por él para que también le ofrezcan un papel. Aprovechando el agradecimiento del chaval, le pide que si finalmente le contratan, diga que él pagará el avión.

Esa noche, en la mansión de los Marx, Nika pide a Yair que les ofrezca el postre de la cena, que resulta ser un cheque por valor de 60 millones de dólares. Todos brindan por ello y Vinnie, emocionado, les da las gracias, especialmente a ella, que afirma enigmáticamente: “Estaré arriba”.

Yair comenta que su esposa no se siente muy bien y propone a todos tomar otra copa en la terraza para admirar las espectaculares vistas pero, cuando Ari y Eric salen, el anfitrión retiene a Vince y le dice que sabe lo que ha pasado con su mujer esa tarde.

- Me siento fatal –confiesa Vinnie.

- Imagina lo mal que me sentí yo cuando vi a esa hermosa mujer llegando a casa hecha un mar de lágrimas. (…) Tienes que disculparte, no ante mí, ante ella.

- No hay problema –se ofrece el actor.

- Bien. Está arriba esperándote. En el dormitorio.

- ¿Lo dices en serio? –sonríe inseguro Vince, sin creerse lo que está escuchando.

- Yo nunca bromeo con la felicidad de mi esposa. Lo que desea, se lo consigo. Oye, si quieres cobrar el cheque, sube y fóllate a mi mujer como la superestrella que eres mientras yo juego al billar con tus amigos –y, dejándole perplejo, le deja solo en el salón.

 

Atentos a:

 

El título del episodio –“The Prince’s Bride”- hace un juego de palabras con “The Princess Bride”, la simpática película que en España se estrenó con el título de “La princesa prometida”.

Por supuesto, el personaje del príncipe es totalmente ficticio y el actor que lo interpreta es el californiano de ascendencia israelí Assaf Cohen, con escasa trayectoria cinematográfica y muy activo, en cambio, en la televisión, donde ha intervenido episódicamente en numerosas series como “JAG”, “Monk”, “24”, Heroes”, “CSI Miami” o “Bones”.

Un apunte cibernético: cuando Drama se ofrece a Ratner para trabajar gratis, le comenta que se contenta con aparecer “en los créditos o en la página imdb”. Esta última, Internet Movie Data Base (disponible en español en la dirección spanish.imdb.com), es una magnífica página de consulta, en la que puede encontrarse cualquier dato acerca del mundo del cine: títulos, localizaciones, productores, directores, actores y un largo etcétera.

La celebridad del capítulo es Brett Ratner, director de videoclips en sus inicios (sobre todo de Mariah Carey aunque también de otros artistas como Madonna o Courtney Love) y de cine más tarde. Por cierto, también dirigió el episodio piloto de la exitosa serie televisiva “Prison break”.

En todo caso, la saga “Hora punta”, con Jackie Chang y Chris Tucker, constituye el mayor éxito de su carrera y la tercera parte se estaba rodando realmente por las mismas fechas en que hizo el cameo para “El séquito”. Incluso se ha rumoreado que podría haber una cuarta.

 

Episodio 8 – Adiós, amigos

 

Línea Argumental

 

Los 60 millones no pudieron con la integridad de Vince, que no se tiró a la mujer del posible inversor, lo que sorprende a sus amigos (“has hecho cosas peores”) y les vuelve a dejar en el punto de partida.

Los chicos cargan en dos coches las cajas con sus cosas rumbo a un hotel, salvo Eric, que se va a quedar con Sloan en el apartamento de ella. “Adiós, casa”, corearán con cierta tristeza antes de abandonarla definitivamente.

Mientras están con Sloan, Ari llama para anunciarles que Nicky Rubenstein cumple 35 años ese día, lo que significa que recibe su fideicomiso y quiere alejarse de la sombra de su padre, por lo que desea hablar con ellos acerca de “Medellín”.

 El problema es que Nicky sólo tiene 25 millones y no los 60 que presupuestó el estudio.

- Esta película necesita un director con visión y alguien que sepa estirar un dólar –propone Eric y todos piensan de inmediato en Billy Walsh.

Sin embargo, cuando van en su busca lo encuentran convertido en “Willy”, un director de cine porno que no quiere saber nada de rodar cine convencional tras la dolorosa experiencia de ver cómo le arrebataban “Queens Boulevard” y la hacían pedazos.

Tras casi llegar a las manos con él, Eric consigue abrir un resquicio en la impenetrabilidad de Billy:

- No sé nada de producir películas pero sí sé que con él (señala a Vinnie), con este guión y contigo dirigiendo aunque seas un bastardo, será un éxito.

- Dame el guión, ejecuta. Necesito una hora.

Deciden pues esperarle allí mismo mientras el director se encierra con el guión de “Medellín” y con alguna sustancia estimulante.

Entre tanto, Shauna se entera de que Drama ha alquilado un cuchitril por 800 dólares al mes y que la casera lo ha filtrado a la prensa, lo que puede convertirse en mala publicidad para Vince, que sigue sin trabajo.

Por ello le recomienda un apartamento más decente en Beverly Hills aunque el alquiler le costará 2.500 dólares al mes.

Cuando él y Tortuga lo ven, se enamoran al instante porque es enorme, bonito, luminoso, tiene una cocina espectacular y sus vistas resultan inmejorables. Lo que ocurre es que se han equivocado de apartamento y ese no está en alquiler sino en venta. Por 1.400.000 dólares además.

Por supuesto, cuando visitan el apartamento correcto, que está bastante bien, a Drama le parece horrible tras haber visto el anterior.

Para entonces Walsh ya ha terminado de leer el guión y está entusiasmado con él y con el personaje de Pablo Escobar. También ve factible poder rodar la película con 25 millones aunque debe hablar antes con “su financiero”.

El choque de Billy con Nicky no se hace esperar y, además, para disgusto del productor, Walsh le bautiza como “el Niño del Fideicomiso”. Por si fuera poco, el director le pide más dinero del que él ofrece.

Se impone organizar una cena para arreglar el asunto, lo que supone anular también la cena que Eric tenía con Sloan, después de haber anulado previamente la comida. Y, como sagazmente le pronostican sus amigos, ese tipo de cuestiones no son iguales ahora que “sus cajas” están en casa de su novia.

De hecho, aunque ella encaja razonablemente bien la segunda anulación del día, también le sugiere que piense en cuáles son sus planes para su relación.

- Si te vas a rodar esa película durante 6 meses, quiero saber qué podemos esperar yo y todas esas cajas.

Al día siguiente, encandilado por el apartamento, Drama decide comprarlo aunque por supuesto por un precio inferior a ese millón cuatrocientos mil dólares. Por desgracia para él, el vendedor es todo un hueso y huele su desesperación a la legua, por lo que se niega a rebajarle ni un céntimo.

El patético intento de regateo por parte de Johnny acaba grotescamente cuando el agente inmobiliario recibe una aparente propuesta telefónica por el precio fijado y Drama acaba comprando el apartamento por millón y medio de dólares.

A Ari hasta se le cae la comida durante la cena, descompuesto por los pésimos modales de Walsh, que insiste en llamar “Niño del Fideicomiso” al furioso Nicky y que en un momento dado anuncia su marcha al baño con su sutileza acostumbrada –“me voy a cagar”-, no sin antes dejar claro que esta vez el montaje final del film será suyo y que tal condición no es negociable.

El productor se cabrea y, aprovechando la momentánea ausencia de Billy, pide que lo saquen del proyecto pero todos los demás saben que Walsh es su única opción y que los 30 millones que éste ha señalado como presupuesto mínimo imprescindible responde a la realidad.

 

El Sequito Nick Rubenstein

 

- Yo le odio tanto como tú –le dice Eric a Nicky- pero ese tío tiene magia en el plató. Hará una película genial, lo sé. Y será tu película genial, no la de tu padre.

La elocuencia de Eric acaba de convencer a Rubenstein, que impulsivamente firma un nuevo cheque por otros 5 millones de dólares y se larga a ver actuar a su novia cantante.

A la salida del restaurante, Vinnie felicita a su amigo: “encontraste el guión, elegiste al director y convenciste al inversor”.

Agradecido, el chico ofrece a Eric la posibilidad de quedarse en Los Angeles preparando su próximo proyecto y arreglando las cosas con Sloan pero el mánager (y ahora productor) quiere quedarse hasta el final pues ese proyecto marcará el resto de sus vidas. Por consiguiente, Sloan tendrá que esperar.

Esa noche comparten las novedades con Drama y Tortuga cuando suena el móvil de Eric. Se trata de Walsh, al que al parecer le fluyen las ideas. Una de ellas, sin embargo, le dejará helado:

- Plan número 1 del genio: rodaré tal y como se habla en Colombia.

Ignorando la insinuación de Eric de que eso puede no ser muy buena idea, Billy manifiesta su intención de hacer caso omiso de sus opiniones, tras lo cual cuelga el teléfono muy pagado de sí mismo, dejando a un aprensivo Eric en la tesitura de poner a todos al corriente de su última genialidad.

Pese a todo, los cuatro levantan sus copas al cielo nocturno de Los Angeles y brindan por “Medellín”.

 

Atentos a:

 

El título, curiosamente en español (“Adiós, amigos”) anticipa lo que parece una despedida.

La temporada concluye con sabor agridulce pues los chicos se han convertido en dueños de su propio destino, han elegido el proyecto que llevaban años persiguiendo y van a embarcarse en la incierta aventura de la producción cinematográfica, desplazándose a la peligrosa Colombia para realizar su sueño.

Fían así su suerte a una sola carta, sustentados en un guión sólido pero en las manos de un director tan brillante como veleidoso que puede boicotear él mismo su propio trabajo.

Por otra parte, parece seguro el regreso a la colaboración con Ari pero nos quedamos con la incertidumbre de cómo van a evolucionar las relaciones amorosas de Eric con Sloan y de Tortuga con Kelly mientras Vinnie se centra en su futuro profesional sin interferencias femeninas tras el fracaso de su breve relación con Amanda.

Los créditos finales de la tercera temporada funden el brindis de los cuatro amigos en la terraza del hotel con los acordes de una versión de “Hotel California” interpretado por los Gipsy Kings.

Este popular grupo está formado por músicos franceses cuyos padres, emigrantes gitanos españoles, llegaron al país galo en los años treinta huyendo de la guerra civil. Los Gipsy constituyen el máximo exponente de la rumba flamenca en el mundo e interpretan sus temas en lengua española, fusionando flamenco y pop.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar