EL SÉQUITO

 

Temporada 7

 

El Sequito Temporada 7

 

A medida que la serie va llegando a su final –ésta sería la penúltima temporada-, también va menguando el número de capítulos.

En esta ocasión, el número ya habitual de 12 se ve reducido a 10, que serían recortados todavía más en la siguiente y última temporada.

 

Episodio 1 – Sin doble

 

Línea Argumental

 

Tortuga regenta ahora un negocio de chóferes cuyas conductoras son chicas guapas pero una de ellas –Alex- le está volviendo loco porque no da una a derechas: llega tarde, no encuentra las direcciones…

 

El Sequito Alex y Tortuga 2

 

Vince tiene sus propios problemas: está rodando una película de acción a las órdenes de Nick Cassavetes y al director se le ha metido en la cabeza que Vinnie debe hacer él mismo las escenas arriesgadas.

- No quiero dar mierda a un público que es inteligente.

En concreto, Nick pretende que sea el propio actor quien conduzca durante una peligrosa escena de persecución.

- Quiero que conduzcas tú y, cuando el público te vea, piense: «¡qué hijoputa!, ¡qué huevos tiene!» Porque, si no lo piensan, es porque no se han creído la película y será una cagada, Vince. Y tú al final quedarás como un marica.

A Eric no le hará ninguna gracia el asunto pues opina, con razón, que deberían haber hablado de ello durante la preproducción o cuando se redactó el contrato de su amigo y representado.

Y tampoco Vince quiere hacer la escena pero casi le molesta más quedar mal con el director, por lo que su mánager se ofrece a solucionarlo.

Puesto en contacto con el superocupado Ari Gold, que ahora pretende conseguir para su superagencia los derechos de la NFL, éste tendrá que posponer la reunión con la profesora de su hijo para ocuparse personalmente del conflicto.

Peor si cabe le irá a Drama, a quien Phil Yagoda confiesa al fin que, a ocho semanas de que finalice el contrato de Johnny con la cadena, ésta todavía no ha aceptado ningún trabajo para él. Ni siquiera el remake de “The fall guy”, en el que Drama había depositado muchas de sus esperanzas.

Ari aborda a Cassavetes en el rodaje y el director le espeta de buenas a primeras que Vince sí quiere hacer la escena de la persecución.

- Pues yo no quiero que la haga.

- Pero tú eres mi agente también y yo sí quiero.

- Nick, no cuentes con ello. Lo voy a impedir.

El director se mostrará inflexible incluso cuando Ari le pregunta cómo se va a asegurar a una superestrella como Vince para algo así, lo que de inmediato le hace comprender que Cassavetes ni siquiera ha informado al estudio de sus intenciones.

- ¿Te has vuelto loco, gilipollas? –se indignará ahora sí el agente.

- Oye, Ari –le cogerá Nick del cuello-; como se lo digas al estudio te rompo el puto cuello, ¿qué me dices? Que tengas un buen día.

 

El Sequito Nick Cassavetes amenaza a Ari

 

Acongojado y furioso a la vez, el agente telefonea a Eric, que ha aprovechado un mínimo descanso en el trabajo para tomar algo con su prometida.

- Llama a los del estudio –le pide al mánager- y diles que te preocupa mucho que Nick pueda matar a tu cliente. Pero ni se te ocurra decirles que es idea mía o te mato yo a ti.

- Oye Ari, para ser el mayor agente del mundo, a veces eres un marica –le responderá Eric, provocando que Sloan se derrame la copa por encima.

Drama visita a Lloyd en su oficina, frustrado por el hecho de que no consigue ningún trabajo. El mayor de los Chase aprovechará el regreso de Ari para abordarle directamente, por lo que el superagente exigirá a Lloyd que sea sincero con su cliente y es que, a pesar de que lo contrataron, en la cadena no quieren hacer ninguna serie con él. De hecho, aunque Yagoda no le ha dicho nada, están rodando “The fall guy” y, por supuesto, sin Johnny.

Alex sigue completando un día redondo y después de su retraso y de un extravío ahora ha “perdido” un coche, por lo que Tortuga y otra de sus conductoras se ven obligados a acompañarla para buscar el vehículo en un inmenso parking de múltiples pisos.

Acabarán encontrándolo aunque con Tortuga bastante molesto y la chica alterada. Alex acabará confesándole que está distraída debido al divorcio de sus padres y Tortuga se mostrará demasiado dispuesto a consolarla, hasta el punto de que intenta besarla, siendo abiertamente rechazado por ella.

Reunidos más tarde con Vince, los chicos se reafirman en que éste no debería rodar la escena peligrosa pero precisamente ello convencerá al actor de hacerla.

- Y ¿por qué quieres hacerla, Vince? –le pregunta Eric-, ¿para que estos no piensen que eres un marica?

- No. Voy a hacerlo para dejar de sentirme un marica.

Para acabar de dar emoción a la cosa, será el propio director el que grabe la escena desde dentro del coche que conducirá Vince.

Ésta se rueda según lo previsto pero, con la escena completada, los frenos del coche dejarán de responder, estrellándose el coche lateralmente contra una casa en llamas, con Vince y Nick a bordo.

Tras los nervios y el susto, Vince sale arrastrándose pero ileso y poco después también sale Cassavetes, de quien nadie se ha preocupado.

Cuando el actor se disculpa por haberlo hecho mal, Nick le rectifica pues cree que ha quedado muy bien.

“Si no lo tienes claro, lo repetimos”, propondrá Vince, dejando perplejo a todo el mundo, incluyendo a sus amigos.

 

Atentos a:

 

En un salto considerable en el tiempo, Vince ya ha concluido el rodaje de “Ferrari” con Frank Darabont y, mientras el film espera su estreno, el actor ya se haya inmerso en otro trabajo con el temperamental Nick Cassavetes.

Entre tanto, Tortuga se ha convertido en empresario, Eric ha serenado su vida y progresa en la agencia de Berenson mientras se aproxima la fecha de su boda con Sloan y únicamente Drama parece algo perdido pues lleva mucho tiempo sin trabajar y comienza a desesperarse.

El capítulo insiste en obtener de Vince una prueba de hombría, calificándole (incluso por parte de sí mismo) de “marica” en diversos momentos del mismo, algo políticamente no demasiado correcto.

En cuanto al diálogo curioso de este episodio inicial de la penúltima temporada, tendrá lugar después de que Tortuga intente absurdamente besar a Alex en un desliz de consecuencias imprevisibles, teniendo en cuenta lo paranoica que es a veces la sociedad estadounidense.

- Pero ¿qué estás haciendo? –le reprochará ella tras hacerle “la cobra”.

- Creí que habíamos conectado.

- ¿De qué hablas? Te digo que mis padres se divorcian ¿y tú intentas besarme?

- Lo siento. No te he interpretado bien. Sentí buenas vibraciones.

Ella insinuará entonces que no debería seguir trabajando para él.

- Venga, no lo dejes por mi culpa. Es un buen trabajo y lo haces muy bien.

- Eso no es verdad –le cortará Alex-. Sé que te hubiera gustado despedirme muchas veces pero ahora ya sé por qué no lo hiciste.

- Oye, tampoco es eso.

- ¿Ah, no? Pues ¿qué es? –le dejará ella sin argumentos.

En otro orden de cosas, la serie cuyo remake pretende protagonizar Drama es “The fall guy”, una producción estadounidense de acción que conoció 5 temporadas entre 1981 y 1985 y en la que Lee Majors interpreta a un especialista en escenas de riesgo que por las noches trabaja como caza-recompensas.

La serie nunca conoció remake alguno, por otra parte.

En cuanto a la primera estrella invitada de la temporada, resulta ser el actor y director Nick Cassavetes.

El neoyorkino parece estar teniendo más éxito en la realización -después de acertar con “John Q”, “El diario de Noa”, “Alpha dog” o “La decisión de Anne”- que en la interpretación, donde ha completado una trayectoria francamente mediocre en la que apenas emergen títulos como “La Sra. Parker y el círculo vicioso”, “Cara a cara” o “Condenados a fugarse”.

También cabe destacar la presencia de Genesis Rodríguez, que encarna a una de las chóferes de Tortuga aunque no la que será objeto de su deseo.

 

El Sequito Genesis Rodriguez

 

 

Nacida en Miami, la actriz es hija del cantante José Luis Rodríguez “el Puma” y, aunque su papel no goza de ninguna relevancia en “El Séquito”, fue tras su paso por la serie cuando dio el salto a la gran pantalla. Luego vendrían títulos como “Al borde del abismo”, “Horas desesperadas (Cuenta atrás)” o “Una noche para sobrevivir”.

 

Episodio 2 – Ido

 

Línea Argumental

 

Drama hace una vez más alarde de su mezquindad, negándose a pagar “a pachas” la comida que ha compartido con Eric y Tortuga pues sostiene que este último se ha comido sus patatas, que él tenía intención de rechazar porque no le han gustado.

Magnánimamente, Eric se ofrece a pagar la cuenta de los tres pero Tortuga no se lo permite y ofrece a la camarera su tarjeta de empresa. Para su sorpresa, la tarjeta no será aceptada por el datáfono, lo que intriga a Tortuga, ya que nunca la usa.

Eric acaba poniendo la suya y aprovecha para llamar a Vince, que todavía está durmiendo después de 18 horas de ininterrumpido descanso y despierta con ganas de cambiar de imagen.

Ari, por su parte, está acompañando a su esposa a ver una araña de cristal de Murano que perteneció a Sofía Loren cuando recibe la llamada de Jerry Jones.

El dueño de los Cowboys ha decidido tomar un avión a Los Angeles en compañía de un par de socios y le cita a las dos de esa misma tarde. Ello supondrá anular todas sus citas, por lo que Ari da media vuelta al coche, provocando una vez más el justificado cabreo de la señora Gold.

Eric quedará horrorizado cuando ve aparecer a Vinnie con un corte de pelo tan radical como poco favorecedor; el actor, en un estado de ánimo un tanto raro, se lo ha cortado él mismo, haciendo desaparecer hasta el último de sus rizos.

- ¿Se lo has dicho a Cassavetes? –le pregunta, preocupado, el mánager.

- No soy idiota, Eric. A él no le importaba y ya hemos terminado la peli.

Pronto llega Shauna para acompañar a Vince a su entrevista con Maria Menounos, la presentadora de “Access”. Curiosamente, la publicista no parecerá inquietarse por el cambio de imagen del actor.

Ya metidos en harina, la presentadora preguntará a Vinnie por el inminente estreno de “Ferrari”.

 

El Sequito Vince rasurado en entrevista

 

- Frank Darabont ha hecho una gran película.

- Pero ¿eras tú el que conducía?

- Por desgracia conducían los dobles –confesará el actor.

- Pues, ya que lo mencionas –entrará en materia Maria-, ese no fue el caso en la película de Nick Cassavetes.

- Allí sí que conduje –concede él.

- He oído que fue toda una experiencia para ti. Nick te pidió actuar sin doble ¿y no te lo pensaste?

- Oh, sí, me lo pensé cien veces. Pero ¿cómo le dices que no a Nick?

- ¿Te da miedo?

- ¿Le has visto alguna vez? ¿Casi 2 metros y ese tatuaje en el cuello? Sí que intimida. Te podría contar más de una historia...

- Soy toda oídos –se mostrará dispuesta la entrevistadora.

- Mejor cuando estrenen la peli.

- Esperemos que, después de haber arriesgado la vida los dos, sea todo un éxito.

- ¡Quién sabe! Lo mismo apesta.

¿Qué coño dice?”, alucina Shauna mientras, a su lado, Eric musita “¡no jodas, tío!”.

Lo que Vince considera una mera broma será muy mal encajado por parte de Shauna y del grupo, de manera que Tortuga propone que lo achaquen todo a los calmantes que está tomando Vinnie aunque el actor cree que están exagerando.

Sin embargo, cuando Shauna aborda a Maria para hablarle de la entrevista, ella la deja con la palabra en la boca con un sencillo “¡que te den por culo, Shauna!”.

- Tienes tres hijos de tres hombres distintos –le dirá Ari más tarde cuando ella le confiese el motivo de la animadversión de María-; te has tirado a los ex de todas.

- No voy a poder solucionar esto –será toda la respuesta de la publicista.

- Esto es la ostia –explotará el agente-; cuando me convertí en el rey de Hollywood nunca pensé que tendría que hacer el puto trabajo sucio de todo dios.

- No seas tocahuevos y llámala –sentenciará Shauna sin inmutarse.

Como secundando las palabras de Ari, uno de sus ejecutivos le pedirá instantes más tarde que hable con el departamento de contabilidad porque han desaparecido un montón de cheques –“Ese no es trabajo del rey”- y, de inmediato, será Lloyd quien le comunique que Jeffrey Tambor pide una conferencia telefónica –“Eso tampoco. Decapítalo y te haré reina”, sacará su sarcasmo a pasear el superagente.

Incluso Lizzie necesita hablar con él pues está a punto de cerrar un trato con el productor ejecutivo de la serie “Glee” y quiere que Ari dé a éste la seguridad de que van a ocuparse de él “del mismo modo que lo hacías por Andrew antes de que nos quedáramos sin jefe del departamento de televisión”.

La idea de Vince de que Eric podría leer algunos guiones televisivos a fin de encontrar algo para Drama también apretará considerablemente la agenda del mánager.

En cuanto a Tortuga, aprovechará que Alex pasa a recoger su finiquito para acusarla de haberse gastado 10.000 dólares en “Tiffany’s”, razón por la cual le han rechazado la tarjeta.

A cambio de que devuelva lo que compró allí, le ofrece olvidarse de la policía pero entonces será la chica quien le amenace con denunciarle pues en efecto ella utilizó la tarjeta en “Tiffany’s” cuando él le pidió el favor de que le comprara algo bonito para su madre.

- Y seguro que lo hiciste para intentar ponerme cachonda pero el hecho de que ni lo miraras ni te acuerdes me dice todo lo que necesito saber de ti.

Finalmente Tortuga tendrá que disculparse por su propio olvido y por el error de facturación de “Tiffany’s”, que añadió erróneamente un cero a la factura y acaba de enviarle un cheque regalo como desagravio.

En cuanto a Eric, pronto descubrirá que los guiones a su alcance son todos horribles, por lo que decide acudir a sus contactos en el sector para que directamente creen una serie para Drama. Éste le pedirá entonces que le represente oficialmente.

La reunión de Ari con los gerifaltes de la NFL será todo un éxito gracias a la presencia de Lizzie, que resulta ser una gran entendida en fútbol americano.

Unas horas más tarde, Jones telefonea a Ari para manifestarle el entusiasmo de todos ante su propuesta. La mala noticia es que las decisiones sobre la negociación de los derechos de televisión se toman entre los propietarios de las 32 franquicias de la NFL.

Eso decepcionará a Ari que, en cambio, se mostrará entusiasmado cuando Jones le diga que llevan mucho tiempo esperando tener un equipo en Los Angeles y cree que él podría ser el hombre indicado para conseguirlo.

Lizzie se mostrará igualmente entusiasmada cuando su jefe le cuente que podría ser el dueño de una nueva franquicia de la NFL en la ciudad pero el abrazo de ambos es sorprendido por la señora Gold, que con toda la inoportunidad del mundo acaba de llegar para mostrar a su marido una foto de la “araña”.

- Así que esa es “Lizzie”, la que se folló a Andrew hasta desequilibrarlo.

Ari ni siquiera tendrá ocasión de salir tras su cabreada esposa para pedirle disculpas pues justo en esos momentos le pasan una llamada de Nick Cassavetes, que también está furioso.

Eso recordará al agente que no llegó a hacer la llamada a Maria Menounos para que cortara la entrevista de Vince, por lo que pedirá disculpas al director. Sin embargo, éste le sacará de su error pues lo que le tiene fuera de sí es el radical corte de pelo del actor.

La llamada urgente del propio Ari sorprenderá a Eric en medio de una conversación incómoda y poco productiva con Bob Saget.

Mientras agente y mánager hablan por teléfono, Vinnie llamará a su vez, por lo que, en multiconferencia, Eric y Ari se horrorizarán a la vez al enterarse de que Vince no sólo olvidó comentarle a Cassavetes lo de su corte de pelo “porque estaba un poco ido por los calmantes” sino que está a punto de saltar en paracaídas desde un avión junto a Scott Lavin.

 

Atentos a:

 

Por las conversaciones entre Ari Gold y Lizzie Grant averiguaremos que Andrew Klein ya no trabaja con ellos en una superagencia en la que, por otra parte, Lloyd, que ahora es agente, parece haber perdido algo de peso en la trama.

El diálogo divertido del episodio tendrá lugar entre el propio Ari y el director Nick Cassavetes cuando éste le telefonee con un humor de perros y el agente se sienta obligado a disculparse por no haber censurado la entrevista de Vince:

- Eso me importa tres cojones –le sorprenderá Nick-; la película es la ostia. Yo lo sé y el estudio también.

- Y, ¿cuál es el problema? –pregunta Ari, desconcertado al saber que no son las declaraciones de Vince las que han mosqueado al director.

- Pues el problema es su cabeza.

- ¿Su cabeza? –pregunta el superagente sin entender absolutamente nada.

- ¡Su puta cabeza, Ari! Quiero repetir un par de tomas y ¿cómo coño voy a hacerlo si se parece a Tobey Maguire en “Hermanos”?

- ¡La madre que le parió! –se contagiará el agente del mosqueo.

- ¡Cómeme la polla, Ari! –se despide Nick con un exabrupto.

Dos son las estrellas invitadas del episodio: Maria Menounos y Jerry Jones.

Ella, una atractiva presentadora de televisión, trabajó para la MTV y para “Access Hollywood”, tal como aparece en el capítulo.

Amante del wrestling (lucha libre) que sigue y practica, también fue la primera reportera estadounidense en entrevistar a toda la familia de Barack Obama, lo que aconteció en 2008.

En el cine, Maria ha interpretado algún que otro papel de mínima relevancia, como el de la enfermera de “Los cuatro fantásticos” a la que intenta ligarse Chris Evans (la “antorcha humana” en el film).

En cuanto a Jerry Jones, es un empresario petrolero más conocido por ser el dueño, presidente y gerente general de los Dallas Cowboys, de la liga profesional de fútbol americano NFL.

 

El Sequito Jerry Jones con Ari

 

Como jugador universitario de dicho deporte, Jones ganó en 1964 el Campeonato Nacional de la NCAA con los Arkansas Razorbacks y un cuarto de siglo después, en 1989, adquiriría los Cowboys, con los que ha ganado las Superbowls de 1992, 1993 y 1995.

 

Episodio 3 – Drama en comedia

 

Línea Argumental

 

Vince llega una hora tarde a la comida con sus amigos y lo hace a lomos de una Harley Davidson que acaba de comprarse.

 

El Sequito Vince con Harley Davidson

 

Para entonces todos tienen que volver a sus ocupaciones: Eric y Drama van a entrevistarse con un guionista ganador del Emi y Tortuga ha quedado con Marvin, el asesor financiero del propio Vinnie que ahora también lo es suyo... aunque no le pague.

Vince queda entonces con Scott en la agencia de Berenson, a quien precisamente Lavin ha de comprar una caja de vino en una subasta mientras su jefe juega al golf con Sean Connery en Escocia. De hecho, el vino es para “Bond”.

En la reunión con Roger, Eric y Drama descubrirán que el guionista amigo de Lloyd es poseedor no de uno sino de cuatro premios Emi. Sin embargo, no ha vuelto a hacer nada desde 1991 aunque a Johnny parece inquietarle eso tanto como su condición de homosexual casado con un “amo de casa”.

La cuestión es que Roger, que ha perdido mucho dinero en la Bolsa en los últimos tiempos, necesita volver a generar ingresos y ha escrito un esbozo de lo que podría ser una comedia para Drama, quien no acaba de verse en ese género.

Las noticias financieras no son mejores para Tortuga, cuyo negocio será calificado como “una mierda” por Marvin. Tras haber perdido tres mil dólares el mes anterior, en éste “sólo” ha perdido dos mil al no incluir las comidas pero es evidente que la cosa no funciona.

- Es admirable que lo hayas intentado –le dirá Marvin, ya sin sarcasmo-, lo digo de verdad. Y, si te soy sincero, le estás costando menos a Vince ahora que trabajas que cuando no trabajabas pero te vas a quedar sin pasta muy pronto y ya no puedes sacarle más a Vince.

En las oficinas de Ari, éste, que sigue teniendo a su esposa más cabreada que a una mona desde que ella le sorprendió abrazado a Lizzie, se ve obligado a organizar una reunión urgente para confirmar a sus empleados que efectivamente va a traer un equipo de la NFL a Los Angeles pero que eso no afectará a la empresa “salvo en que podréis conseguir muy buenas entradas”.

Tras la reunión, Lizzie aborda a Ari para pedirle que la nombre directora del departamento de televisión aunque sea de forma provisional pues, contrariamente a su jefe, ella no cree que Andrew vaya a volver después del tratamiento al que está siendo sometido.

Asustado por las consecuencias domésticas que ese ascenso pudiera suponerle, Ari se niega de forma rotunda pese a la insistencia de la agente y a su demostrado talento, lo que provocará que Lizzie abandone su despacho muy contrariada.

Entre tanto Scott ha recibido una llamada más bien desagradable: a través de uno de sus innumerables ayudantes, Berensen le ha hecho llegar un ultimátum: “si no consigues el vino, no te molestes en volver”.

- Mi jefe es un capullo de mierda –le dirá a Vince cuando éste le pregunta si hay algún problema mientras ambos curiosean entre los objetos que van a subastarse.

- Eric dice que es un buen tío –se extraña el actor.

- ¿Qué va a decir? Se va a casar con su ahijada.

- Tienes razón –reirá Vince.

Los dos se detienen frente al enorme cráneo de lo que resulta ser “una especie de alosaurio”, según les informa la espectacular y elegante dependienta que acierta a pasar por allí en esos momentos.

 

El Sequito craneo alosaurio y chica

 

También les pondrá al corriente sobre su propietario, Adrian Peterson, a quien Vince ya conoce y al que tendrá ocasión de saludar instantes después.

El jugador de los Minnesota Vikings confiesa a Vince que el cráneo fue una inversión pues, tal como les confirma la dependienta, se trata de uno de los más raros del mundo. Más aún que el que Nicholas Cage le ganó a Leo di Caprio en una subasta en 2007.

Ya entonces la pieza costó 275.000 dólares, por lo que Vince preguntará a la chica si cree que el que posee Adrian podría superar esa suma.

- En una subasta todo es posible –responde ella mirándole con toda la intención del mundo- pero, a lo mejor, alguien tiene suerte.

- Ésta te quiere follar –le dirá Scott a Vince tras la marcha de la dependienta.

- Ya pero tendré que comprar el cráneo antes –dirá el actor, resignado.

Justo entonces coinciden con Randall Wallace y Scott no sólo hará las presentaciones sino que acaba provocando que Wallace ofrezca al actor el papel de un superhéroe de Stan Lee llamado “el Caminante Aéreo” (Air-Walker).

- Ya sé que hiciste “Aquaman” pero esto es diferente. David Benioff ha escrito el guión. He estado llamando a Ari pero no me contesta.

- Habla con Scott –le invita Vince-; aquí lo tienes.

Después de una breve lectura de las diez páginas escritas por Roger, Eric logra que Drama cambie de opinión pues, aunque él no se considere gracioso, Eric sí piensa que lo es incluso a su pesar y sin tener que dejar de ser él mismo para lograrlo. Convencido ya, Drama irá a ver a Yagoda, a quien el tema no parece desagradarle.

Tortuga, por su parte, expone finalmente a sus chicas la dramática situación financiera de su empresa pero ninguna de las tres consiente en trabajar por la mitad de su ya modesto sueldo, de modo que se quedará solo.

Durante la fiesta que organiza Vince para celebrar que ha comprado en la subasta el excelente vino que ambicionaba Sean Connery, el actor lucirá en su salón el enorme cráneo de alosaurio.

La bella dependienta y una de sus amigas asisten a la fiesta y ambas juegan a “verdad o reto” con Vince y Scott. Durante el juego las chicas demostrarán pocos remilgos, morreándose entre ellas tras perder un reto o metiéndose ambas en la bañera junto a Vince.

 

El Sequito beso lesbico en fiesta de Vince

 

Tortuga, que no está disfrutando mucho de la fiesta, la dejará a medias para lavar sus coches él mismo pues ahora carece de personal.

Mientras se dedica a tales menesteres recibirá la llamada de Alex, cabreada porque no ha podido cobrar su cheque. El chico le aclarará que ha tenido problemas y que las chicas se han pirado.

- ¿También intentaste follártelas? –se interesará ella.

- No. Fue sólo a ti.

- ¿Cuál ha sido el problema?

- Recorte de gastos. La empresa no está en buen momento.

Su ex jefe se ofrecerá a pagarle ese mismo día si ella se pasa por la casa de Vince. “Y prometo tener las manos quietas”.

El caso es que cuando Alex efectivamente acude le insinúa que sabe de qué forma podrían ganar dinero los dos, para lo cual le propone que la acompañe a México para conocer “a un amigo”.

La velada de Eric con Sloan se irá al traste cuando Drama le llame para informarle de que Yagoda ha involucrado en su proyecto de comedia al mismísimo John Stamos y Vince se ponga al aparato para pedirle que acuda a la fiesta.

Eric no tiene la menor intención de hacerlo hasta que su mejor amigo menciona que también Scott está allí.

- Ten cuidado con él –le advertirá Eric.

- No seas paranoico, que no tengo 12 años –desdeñará Vince su consejo.

Cuando sale a colación el encuentro con Randall Wallace y su proyecto de película, Eric se queda lívido, por lo que Sloan le aconseja que acuda a esa fiesta.

En el preciso instante en que Ari llega a su casa, donde su esposa le sigue esperando “de morros”, Babs telefonea a su socio para hacerle saber que Lizzie ha dejado la empresa.

Es una muy mala noticia aunque Ari no lo reconocerá ante Barbara pero al menos le sirve para reconciliarse con la señora Gold, a quien venderá la marcha de Lizzie como cosa suya.

Eric llega encendido a la fiesta de Vince y pronto se encara con Scott;

- No le busques proyectos a Vince. De eso me encargo yo.

- Venga, no seas tan posesivo. También yo puedo ser su mánager –responderá un Scott con mala memoria en lo que a compartir representaciones se refiere.

- No, Scott. No.

- Oye, que trabajas en un equipo. El equipo del padrino de tu futura esposa –dirá Lavin con toda la bilis del mundo.

El fuerte empujón que Eric dará a Scott cuando éste le pone la mano encima acabará con el carísimo cráneo de alosaurio hecho trizas en el suelo.

Vince saldrá apresuradamente de la bañera seguido por las dos chicas para averiguar lo que ocurre mientras se tapa los genitales con un sombrero de su hermano.

 

El Sequito Vince se tapa sus partes

 

Atentos a:

 

En efecto, el “Caminante Aéreo” es uno de los personajes creados por Stan Lee, editor responsable de personajes como Spider-Man, los X-Men, el Capitán América, Iron Man, Thor, Daredevil, Los Cuatro Fantásticos o el increíble Hulk.

El “Caminante Aéreo” o “Air Walker” que, por cierto, nunca ha sido llevado al cine, fue creación suya y del dibujante John Buscema.

Se trata de uno de los Heraldos de Galactus, un robot a quien éste transfirió la conciencia de Gabriel Lan, el primer caminante aéreo, el cual fue asesinado. El personaje apareció por primera vez en un cómic de “Los 4 fantásticos” y también aparece en los de “Estela plateada”.

En cuanto a las celebridades del capítulo, veremos en esta ocasión al jugador de fútbol americano Adrian Peterson y del guionista, director y productor de cine Randall Wallace.

Peterson es un jugador de los Minnesota Vikings de la NFL. Jugó al fútbol americano universitario durante tres años para la Universidad de Oklahoma y en su primera temporada obtuvo el récord de más yardas para un novato en la historia de la NCAA, siendo seleccionado para el primer equipo All-American. Como profesional llegó a ser MVP en 2012.

Wallace, por su parte, alcanzó la fama gracias a su nominado guión original para “Braveheart”.

Como director ha sido responsable de “El hombre de la máscara de hierro”, “Pearl Harbor” o “Cuando éramos soldados”, para todos los cuales escribió también el guión.

En su faceta únicamente de realizador firmó también “Secretariat”, próxima a estrenarse cuando se emitió este capítulo y por la cual le preguntará Vinnie.

 

Episodio 4 – Conexión Tequila

 

Línea Argumental

 

Eric acude a la mansión de Vince -donde éste se dispone a desayunar junto a Tortuga y Drama- para entregar a este último su “camisa de la suerte” pues es el día de su reunión con John Stamos.

De hecho, Johnny está bastante nervioso con el tema y propone a su hermano que la reunión tenga lugar allí mismo.

- Eso, que vea que haces de hermano feo también en la vida real –bromea Tortuga.

Eric se quedará de una pieza al saber que Vince ya ha leído el guión de Air-Walker pues nunca ha tenido tanta prisa en leer los que él le proporciona.

- Anda, Eric tiene celos de Scott Lavin –seguirá Tortuga con sus chanzas.

- No son celos. Sólo es que no me cae bien.

- ¿No podría ser porque tienes complejo de Napoleón?

- Eric tal vez sea un poco más alto –tercia Drama.

- Sí pero Scott es un poco más guapo –asevera Tortuga.

- ¿Tú crees? –se mostrará Johnny poco convencido.

- Es como Stamos y tú –sentenciará su amigo—Es un hecho, no una opinión.

- No. El hecho es que ninguno tenéis coño y estáis hablando de hombres guapos. Sois raritos –les dirá Eric mientras se marcha.

- Sois raritos –confirma Vince.

Casey Wasserman, Jeff Katzenberg, Mike Meldman y John Ellis son algunos de los multimillonarios que han confirmado su presencia en la reunión convocada por Ari y Babs a propósito de la NFL.

Jake, el nuevo ayudante de Ari, toma nota de las comidas y bebidas preferidas por cada uno para que todo esté perfecto pues el agente necesita que cada uno de sus invitados aporte al menos 20 millones de dólares.

Están en ello cuando Ari ve a Lizzie llevándose sus cosas pero cuando el agente se acerque con intención de “quedar como amigos”, será enviado literalmente a tomar por culo, que es justo el sitio por el que la chica le pide que se meta su indemnización, además de amenazarle con “devolvérsela” en cuanto tenga ocasión.

Para entonces Eric ya ha leído el guión que Scott ha presentado a Vince y que realmente parece bueno pero al mánager le resulta cada vez más complicado no enzarzarse con Lavin cada vez que le ve.

Mientras, Tortuga está ya a bordo de un avión rumbo a México junto a Alex para conocer a cierto amigo de ésta llamado Carlos Avión de quien él no logra averiguar otra cosa que su nombre.

Por otra parte, cuando Stamos llega a casa de Vinnie sólo hará caso de éste, ignorando a Drama de forma manifiesta.

Incluso aceptará a regañadientes enfrentarse a Johnny en una partida de ping-pong cuando Vince se lo propone pues considera que Drama “no tiene pinta de jugar bien”.

- Tal vez te sorprenda –le retará Drama con ese tono que siempre siembra la duda de si está alardeando o bien guarda un as en la manga.

- Me suena a fantasmada.

Sin embargo, desde la bola de saque Stamos comprobará que en efecto Johnny juega mejor de lo que él creía. “Hoy va a ser un día largo para el tío Jesse”, se cachondeará Drama.

Sorprendentemente, el mayor de los Chase consigue una humillante victoria sobre Stamos pero ésta tiene el efecto contrario al deseado pues el larga se larga cabreado y sin despedirse.

Poco después, Yagoda telefoneará a Drama, censurándole que haya dejado en ridículo a alguien de quien quiere algo y que, además, tiene tan mal perder. Johnny, que ignoraba esta característica de Stamos, seguirá el consejo del productor de intentar congraciarse con él antes de perderlo definitivamente.

Ari está brillante en la reunión con los magnates de Los Angeles, que se muestran aparentemente dispuestos a secundar su proyecto de llevar la NFL a la ciudad pese a sus reparos iniciales por el presuntamente escaso conocimiento del agente en materia futbolística.

- Yo quiero… y todo el mundo en esta ciudad lo quiere, un equipo en la NFL que juegue en un estadio nuevo y moderno en un plazo de 5 años. ¿Vale? Creo que con el poder y el dinero que hay en esta mesa lo podemos hacer en tres.

En México, Alex presenta a Tortuga a su amigo, que resulta ser un hombre maduro pero al chico le inquietará ver que éste lleva una pistola en la cintura. Para atenuar su nerviosismo, Carlos se la entregará al propio Tortuga mientras Alex le asegura que no están allí por nada ilegal.

 

El Sequito Carlos da pistola a Tortuga

 

Mientras lo pasan bien en la hacienda de la familia Avión tomando tequila, Tortuga reconocerá que le parece buenísimo pero que está “un poco pedo ya”, lo que suscitará las chanzas de Alex.

Los tonteos de ambos serán interrumpidos por Carlos, que finalmente pondrá las cartas sobre la mesa: “Quiero que el mundo entero conozca el tequila que hizo mi padre. Necesito una cara para nuestro tequila y Alex me ha dicho que eres muy buen amigo de Vincent Chase…

Saberse utilizado no hará nada feliz a Tortuga, que en ese mismo instante decide marcharse aunque Alex recurrirá a la ambigüedad para impedirlo.

Finalmente, Eric y Scott harán las paces: el primero le agradecerá sinceramente que le haya conseguido un buen guión a Vince y el segundo le confesará que se ha portado como un “gil” con él desde que llegó porque le molestaba que llegara como una estrella, con Vince como cliente y con la ahijada del jefe como novia.

Poco después y desde la clínica en la que está internado, Andrew telefoneará a Ari para advertirle de que Lizzie va detrás de sus clientes y está haciendo movimientos. Babs le aconsejará que se pongan los dos a hacer llamadas a toda prisa.

Entre tanto, Vince y Drama visitan a Stamos en el lujoso gimnasio en el que éste se entrena con la profesora surcoreana Soo Yeon. Allí Johnny tendrá que escuchar de su colega que no tienen química para trabajar juntos.

Sin embargo, cuando Stamos se lamenta de la derrota de esa mañana, de la que su entrenadora se sorprende muchísimo, Drama se verá obligado a aceptar la revancha que el actor le propone para ese mismo momento, acusándole de marica si rehúsa.

- Si me ganas ahora, hago tu serie –apostará Stamos.

La partida, que Drama auguraba más sencilla, será durísima y congregará a mucho público, al que acaban sumándose Eric y Scott… para verle perder.

 

El Sequito Revancha en el ping pong

 

Esta vez será Johnny quien se cabree –“tu hermano es el John McEnroe del ping-pong”, comentará Scott a Vinnie mientras Drama golpea su pala contra el suelo-, sospechando que Stamos le ha engañado, dejándose ganar por la mañana para derrotarle allí, en un gimnasio abarrotado.

- Te he ganado ahora pero esta mañana no puede ganarte –dirá Stamos.

- Entonces se acabó, ¿no? –pregunta Drama, cariacontecido.

- No. Juegas muy bien, es difícil encontrar buenos rivales. Podemos jugar en plató.

- ¿Harás la serie? –se sorprende Johnny.

- Antes tengo que leer el guión pero… al menos me lo pensaré –intentará responder Stamos mientras Drama le arrea un abrazo que es casi una llave de judo.

Enigmáticamente, Drama dirá a sus amigos y a Soo, que ya está tonteando con Vince, que se ha dejado ganar porque Stamos es como él: “le inflas el ego y consigues lo que quieres”.

El grupo se dispone ahora a pasar una velada de fiesta en Las Vegas pues Vinnie ha fletado un avión y Stamos aceptará la invitación de Drama para acompañarles.

También Scott se apuntará al evento pero no Eric, que al día siguiente ha de reunirse con el organizador de su boda, por lo que será compadecido por todos, Stamos incluido.

Mientras todos se marchan, el mánager quedará pensativo bebiendo una cerveza en solitario.

 

Atentos a:

 

El título del capítulo homenajea a la película dirigida y escrita en 1988 por Robert Towne, que fue protagonizada por Mel Gibson, Michelle Pfeiffer y Kurt Russell.

Por otra parte, aunque en 2011, cuando se emitía este episodio, la NFL parecía lejos de regresar a Los Angeles, curiosamente parece que en este 2016 la ciudad recuperará a los Rams, que en 1994 dejaron a LA sin fútbol americano de primer nivel. También está prevista la construcción de un gran estadio para 2019.

El capítulo destaca, en cualquier caso, por los chispeantes diálogos entre Tortuga y Alex.

Yo no soy buena como vendedora”, responderá la chica a su pregunta sobre el negocio de su amigo mientras se estira para acomodar el equipaje de mano en las bandejas del avión, dejando su desnudo ombligo a la altura de los ojos de un Tortuga que intenta inútilmente apartarlos de la anatomía de Alex. “No le haría justicia”.

- Me he subido a un avión rumbo a México y aún no sé por qué. Yo diría que eres buena.

- Bueno, es porque estás obsesionado conmigo. Y por eso me ha resultado tan fácil.

- No estoy obsesionado contigo.

- Intentas liarte conmigo a la menor ocasión.

- Ya te pedí disculpas por malinterpretarte.

- Estoy de coña.

- Entonces, ¿podemos reírnos de ello?

- Supongo.

- Ya es un avance.

- ¿Vas a volver a intentar enrollarte conmigo?

- No. Vengo en plan de negocios.

En la fiesta que se celebra en la hacienda de los Avión, Alex se meterá con Tortuga cuando éste manifiesta síntomas de estar algo achispado.

- No aguantas nada.

- He tomado 8 tequilas. ¿Quieres emborracharme para aprovecharte de mí? Porque para eso no hace falta que me emborraches.

- Tortuga… -le reñirá ella.

- ¿Quieres darme ya un beso y dejarte de ostias? –la sorprenderá él aunque la aparición de Carlos nos impide saber si la estrategia funciona.

Finalmente, cuando ya ha quedado claro que el único interés de Carlos en él es a causa de su amistad con Vinnie, Tortuga se manifestará dispuesto a marcharse.

- Te estás comportando como un imbécil de repente. No sé si es porque antes no te besé o porque no sabes beber.

- Ya no estoy borracho.

- Yo aún lo estoy así que, si quisieras aprovecharte de mí, tendría que ser ahora.

- Eres una calientapollas, ¿sabes?

- ¿Qué? –se quedará ella algo descolocada.

- Sí. Y a lo mejor te tiré los tejos por eso, porque te insinuabas aunque yo no me daba cuenta de que era por un motivo.

- ¿Qué motivo?

- Para llegar a Vince. ¿Por qué si no estoy aquí ahora? ¿Por qué no lo preguntaste allí? Te habrías ahorrado el viaje.

- Porque sabía que no vendrías. Pero pensé que cuando vieras lo auténtico que es todo esto…

- Debiste invitar a Vince.

- Es que quería venir contigo.

- Eso no sé si creérmelo.

- ¿Te lo creerías si follara contigo?

- Sería un comienzo –se ilusionará visiblemente Tortuga.

- No soy tan fácil.

- ¿Te intereso o no? Porque no tengo tiempo para juegos.

- Más o menos pero esto es cierto y nadie te está utilizando. Si esto sale bien, todos nos haremos ricos.

- Vince ya es rico.

- Entonces se hará más rico. Pero yo no soy rica y tú no creo…

- Tengo 1.700 dólares –bromeará Tortuga.

- Sólo quédate una noche. Consúltalo con la almohada y mañana iremos a ver la fábrica. Te va a impresionar de verdad.

- ¿Y dormiremos juntos?

- No querría que pensaras que sólo lo hago por esto.

 - Me da igual por qué lo hagas –se sincerará el chico sin el menor rubor.

Las celebridades del episodio son, entre otros, Miguel Sandoval, Shawne Merriman y Tom Sizemore.

Miguel Sandoval, aunque nacido en Washington, es un actor de origen hispano a quien muchos recordarán por su papel del narco Ernesto Escobedo en “Peligro inminente” aunque su mayor éxito está circunscrito a la televisión, con la serie “Medium”.

Shawne Merriman, ahora ya retirado, era en la época un especialista defensivo de la liga profesional de fútbol americano NFL, en la que estuvo enrolado en los San Diego Charger y en los Buffalo Bills.

El actor Tom Sizemore (“Amor a quemarropa”, “Wyatt Earp”, “Asesinos natos”, “El demonio vestido de azul”, “Días extraños”, “Heat”, “The relic”, “Salvar al soldado Ryan”, “Enemigo público”, “Pearl Harbor”, “Black Hawk derribado”) hace también un breve cameo, como otro de los pacientes de la clínica en la que se halla internado Andrew Klein, a quien recordará, mientras incumple la prohibición de hablar por el móvil, que le despidió como agente precisamente por no hacer nunca lo que se le manda.

Sin embargo, la gran estrella del capítulo es el californiano John Stamos, muy popular en nuestro país por encarnar al tío Jesse (cabe recordar la coña que le hace Drama nada más iniciar su primer partida de ping-pong) en la exitosa serie televisiva “Padres forzosos”.

 

El Sequito Stamos

 

En ella coincidía con Bob Saget, un personaje que aparece de vez en cuando por “El Séquito” (por ejemplo, dos capítulos atrás). Ambos, John y Bob, salen bastante malparados pues no muestran ni un ápice de la bondad e ingenuidad de que hacían gala en la serie que les catapultó a la fama aunque muy probablemente se trata de una autoparodia.

 

Episodio 5 – Por detrás

 

Línea Argumental

 

Vince está ligando con la actriz porno Sasha Grey en un club nocturno mientras sus amigos se preguntan si el actor sabe quién es ella.

La aparición de Scott, que da las gracias al grupo “por dejar que me una al séquito”, dará un sesgo distinto a la conversación pues él califica a Sasha de “experta del sexo anal”.

- Yo nunca he dado por el culo –reconocerá Tortuga.

- ¿En serio? –se extraña Scott.- Pues ya estás tardando.

- ¿Tan bueno es? – pregunta Tortuga.

- El chichi es mi tercer agujero favorito por orden de prioridad –declarará Drama con suficiencia.

- ¡Genial! –ironiza Eric, para quien tanta información resulta excesiva.

- ¿Tú lo has hecho, Eric? –le preguntará entonces Tortuga.

Los minutos siguientes serán un continuo alegato a favor de que Eric pruebe el sexo anal antes de casarse, bien sea con la propia Sloan o con cualquier otra chica.

Tortuga, por su parte, insinuará que tiene esperanzas de retomar su vida sexual con Alex, con quien se besó la noche anterior en una reunión de negocios en la que acabó enrollándose con ella aunque Scott tildará esa experiencia de “baile de fin de curso”.

Finalmente Vince, que por supuesto era consciente de la identidad de su nueva amiga, presenta a Sasha a sus amigos.

 

El Sequito Sasha y Vince de pie

 

Tortuga la felicita entonces por su actuación en “The Girlfriend Experience” , su primer film no pornográfico, que acaba de rodar nada menos que a las órdenes de Soderbergh, lo que llena de envidia a Drama.

- Si te consuela –le dirá Sasha después de calificar de buena la experiencia junto al director de origen sueco-, hice una prueba en tu serie “Cinco ciudades” y no me cogieron.

- Pues sí me consuela –admitirá él antes de que su hermano les informe de que la chica, que es una ávida lectora, sacó su nombre artístico porno de “El retrato de Dorian Gray”.

Vince y Sasha se irán poco después a compartir algo de sexo y a la mañana siguiente Ari intentará otro tanto con su esposa pero la tensión y el malhumor del superagente lo llevan a ser violento, de modo que la señora Gold le dejará a medias.

Su humor no mejorará al llegar a sus oficinas, donde le confirman que Lizzie Grant ha “hablado” con algunos de sus clientes: Aaron Sorkin, Jessica Simpson y hasta Mike Tyson.

Ari no está dispuesto a permitirlo, de modo que alecciona a sus agentes para que si alguno de sus clientes -no importa lo grande o pequeño que sea- está dudando, se lo hagan saber para que él personalmente hable con el cliente en cuestión.

Para entonces Tortuga ya se ha presentado con una caja de tequila “Avión” en la cocina de Vince, donde encuentra a Sasha preparando tortitas para el desayuno.

La chica propondrá probar el tequila pese a lo temprano de la hora y Vince se unirá entusiastamente a la causa, encontrando ambos que la bebida es realmente buena. Así las cosas, Tortuga insinúa a Vince que va a hablar con Eric para estudiar la posibilidad de que el actor participe en la promoción del tequila.

Mientras Drama se desespera porque Stamos no ha dado señales de vida, Eric encontrará a Bog Saget esperándole en su despacho.

El actor le reprocharé que no haya pensado en él para trabajar con Stamos, con quien está deseando coincidir desde que ambos terminaron “Padres forzosos”.

De hecho, Bob le acusará de haberle ocultado deliberadamente el guión, que le ha llegado a través del propio Stamos. Para empeorar las cosas, Saget le dirá que ha hablado con Phil Yagoda y éste opina que el papel –que Eric ambicionaba para Drama- es perfecto para él.

Siguiendo con la reconquista de sus propios clientes, Ari recibe en su despacho a Mike Tyson, que le cuenta su ambición de intervenir en una serie de televisión “con guión” mientras sus hijos se dedican a desmontar el despacho del agente.

 

El Sequito Mike Tyson

 

La idea de Mike sería hacer algo «comoLa tribu de los Bradypero de negros» y el hecho de que a Ari le pasen en ese momento una llamada de Jessica Simpson hará pensar al ex boxeador que ella podría ser la protagonista femenina de esa serie.

Sin embargo, Jessica ha decidido marcharse con Lizzie y ni siquiera llegará a escuchar la delirante propuesta pues cuelga antes de que Ari, con objeto de engañar a Tyson, haga el paripé de preguntárselo a una línea vacía.

Eric lleva un día de locos: Sloan ha descubierto que él ha estado buscando información en internet sobre sexo anal, Drama ha salido furioso de su despacho al saber de la conspiración entre Stamos y Saget -y afirmando que este último “es hombre muerto”- y, para colmo, Tortuga le llama para proponerle que Vince promocione la imagen del tequila “Avión”, lo que al mánager le parece una pésima idea.

Mientras Ari intenta estérilmente sobornar a Jessica Sampson con un cachorro que Lloyd ha conseguido a toda prisa –“no son como los coches, no puedes reemplazarlos”, le reprochará la cantante antes de echarle-, Vince aparece algo achispado y en compañía de Sasha en la reunión con Stan Lee y Randall Wallace, que no resulta precisamente un éxito.

Para entonces Drama ya ha llegado, armado con un bate de béisbol, a la mansión de Bob Saget, quien le pide desde el balcón que se tranquilice.

Cuando Johnny brama que le han escrito un guión ex profeso y que él se lo ha robado, Bob le aclara que Roger Jay le dice lo mismo a todos los actores pues, de hecho, hace seis meses que él tiene ese guión pero hasta entonces no se había tomado la molestia de leerlo. Así las cosas, Drama canalizará entonces toda su rabia hacia el guionista.

Ari tiene ahora en sus oficinas a Aaron Sorkin, a quien se verá obligado a confesar que su amigo Andrew Klein no va a volver. “Es un adicto a la coca y al sexo que utilizaba los cheques de la empresa para pagar a sus putas. Así que no, nunca volverá a trabajar aquí”.

Dado que Sorkin detesta a Ari, ni siquiera le afectará saber que fue el “encoñamiento” de Andrew precisamente por Lizzie lo que desencadenó su crisis actual. De hecho, Aaron está más que decidido a firmar con la agente hasta que a Ari le anuncian la sorprendente llegada de Jessica Simpson.

Aunque  Sorkin la menosprecia ante Ari por ser una “estrella del pop”, Gold le informará de que también es actriz y el guionista quedará prendado de ella en cuanto la ve.

En realidad la chica ha reconsiderado lo del perro y ahora lo quiere, así que Ari aprovechará la ocasión para presentarle a Sorkin.

Jessica elogia el preestreno de “La red social” y los dos bromean a costa de Ari, por lo que el agente les aconseja que se vayan a cenar juntos y que Sorkin le escriba algo «como lo de Mariah Carey en “Precious” sólo que Jessica es más joven y del sur».

- Tengo ideas mejores –responderá Aaron antes de preguntar a la chica si está libre para cenar con él, lo que se convertirá efectivamente en una cita.

A Lloyd le decepcionará tener que desprenderse del perro pero ello le servirá a Ari para retener de una vez a Sorkin y a Jessica.

Después de su gran día, Ari lo organizará todo para tener una noche de pasión con su esposa, a la que dedica un elocuente discurso de seducción.

Sin embargo, la llamada de Amanda Daniels, que se ha aliado con Lizzie y pretende utilizar la información que ésta posee para hundir a Ari, arruinará también la velada del superagente.

En otra cama de la ciudad, Sloan se ha empeñado en intentar de nuevo el sexo anal con Eric pero la cosa no marcha y además el chico le hace daño cuando ella, ante sus quejas, le llama “marica”.

El teléfono interrumpirá sus tribulaciones; es Vince que, de nuevo achispado, ha tomado la decisión de participar junto a Tortuga en el negocio del tequila (del que va bien servido), tanto si Eric lo aprueba como si no.

- Ahora estás igual que yo –le dirá Sloan a Eric viendo la cara de dolor que se le ha quedado a su novio.

 

Atentos a:

 

De forma casual acabaremos enterándonos de lo que había pasado con los cheques que desaparecían en las oficinas Miller-Gold y que al parecer eran utilizados por Andrew para pagar sus vicios.

Hablando de vicios, la actriz porno Sasha Grey tiene un papel relevante en este episodio y se presupone que quizás también en los sucesivos.

La Grey fue una estrella del porno norteamericano entre 2006 y 2011 y cuanto se afirma de ella en el episodio (que fue rodado en 2010) es cierto: tomó su nombre de la famosa obra de Oscar Wilde, filmó “The girlfriend experience” a las órdenes de Steven Soderbergh y es una ávida lectora. Tanto que participó activamente en una campaña para promocionar la lectura entre los niños más pequeños aunque ello provocó las quejas de no pocos padres.

También trabajó como modelo e incluso escribió un libro de gran éxito: la obra erótica “La sociedad Juliette”.

Su aparición en la serie coincidirá (es un decir) con una potenciación más que significativa de las conversaciones sexuales explícitas en la misma e incluso con algún que otro plano menos “soft” de lo habitual.

Otras celebridades del episodio son Stan Lee, Mike Tyson y Jessica Simpson.

De Lee ya hablamos con anterioridad mientras que Jessica Simpson, llamada “la princesa del Pop”, es una cantante texana de gran influencia en la música pop estadounidense de la última década, amén de haber hecho sus pinitos como actriz aunque los títulos en los que ha intervenido no sean para tirar cohetes precisamente: “Dos chalados y muchas curvas”, “El empleado del mes”, “Rubia y explosiva” o “Major Movie Star”. Sinceramente, me costaría mucho decidir cuál es la peor de las cuatro.

Mike Tyson es un famoso ex boxeador que en 1986 ganó el título de campeón del mundo de la WBC, en la categoría de los pesos pesados, ante Trevor Berbick, con tan sólo 20 años.

Más tarde conseguiría unificar todas las coronas ante los campeones James Smith (WBA) y Tony Tucker (IBF) hasta que fue derrotado, después de varias defensas, por James "Buster" Douglas en 1990.

En 1992 Tyson fue condenado por violación y cumplió tres de los diez años de su condena. El mismo año en que salió de la cárcel, 1995, volvió a ganar el título mundial, pero lo perdió ante Evander Holyfield.

En 1997, en la revancha ante este último, fue descalificado por arrancar a su oponente un pedazo de oreja derecha de un mordisco. No volvería a ser campeón y también dilapidaría los más de 300 millones de dólares que ganó con el boxeo.

Tres veces casado, el primero y tormentoso de sus matrimonios fue con la actriz Robin Given pero su relación con el cine no acaba ahí pues el ex boxeador ha aparecido en las dos entregas de “Resacón en Las Vegas” y también en la película rodada en Hong Kong “Ip Man 3”.

 

Episodio 6 – Rapado

 

Línea Argumental

 

Vince vuelve a estar borracho mientras Tortuga le filma junto a Sasha en algunos videos caseros de promoción del tequila que parecen divertir mucho a Alex.

 

El Sequito Sasha y Vince spot tequila

 

- Bebed tequila “Avión” y echaréis el mejor polvo de vuestra vida –afirmará Sasha, toda una experta en la materia.

- Los tíos follaréis como yo y las chicas como una actriz porno –añadirá Vinnie.

Drama no participa del entusiasmo general pues está deprimido a causa de su inactividad profesional, de modo que se marcha mientras Tortuga prosigue sus acercamientos con la “difícil” Alex.

Entre tanto, Ari y Babs se reúnen con Jim Lefkowitz, el abogado de la gran empresa que comparten, el cual les advierte de que pueden ser acusados en cualquier momento de acoso sexual o despido improcedente por parte de Lizzie Grant. Y, lo que es peor, Amanda Daniels está dispuesta a llegar hasta el final con ese asunto pues ha decidido gastarse su propio dinero en el litigio.

De hecho, el abogado sospecha que todos los empleados de Ari serán citados para declarar acerca del trato que su jefe les dispensa.

- A mí me dijo que me sentarían bien unos pantalones de cuero y una porra –afirmará Barbara, que parece divertirse con la situación.

Aprovechando que Lloyd pasa por delante del despacho, Ari le pide que se acerque y le pregunta:

- Tú, ¿cómo dirías que te he tratado en los últimos cinco años?

Dado que el agente se sorprende tanto por la pregunta como por la presencia del abogado de la empresa, Ari tendrá que aclararle que “la dulce Lizzie Grant” quiere demandarle y puede que les citen a él y a otros empleados.

- Ari siempre ha sido muy cariñoso, justo y razonable. Y he sido feliz desde el principio –recitará Lloyd como un alumno ejemplar.

- ¿Lo dirías si estuvieras bajo juramento y pudieras ir a la cárcel por cometer perjurio? –le preguntará Jim.

- ¡Ay, Dios! ¡Yo no puedo ir a la cárcel, Ari! Hay un gen en mi familia que nos lo impide. Lo siento.

- ¡Largo!, lo despachará su jefe.

- Y ¿crees que el resto hablará mejor de él? –pregunta el abogado a Babs.

- Peor. Imagino.

Lefkowitz tiene claro que si Ari pretende traer un equipo de la NFL a Los Angeles debe tener en cuenta que a la Liga de Fútbol no le gusta la polémica.

- Si esto va a juicio, despídete. Ya lo sabes.

Su sugerencia consistirá en un acuerdo económico pero Ari cree que ya ha sido más que generoso con la indemnización por el despido de Lizzie y no está dispuesto a ir más allá, por lo que pretende hablar con Amanda para que no prosiga con la cuestión.

Eric y Scott alucinarán con la oferta que recibe Vince para interpretar “Air Walker”, la cual puede alcanzar nada menos que los 100 millones de dólares si acaba siendo una trilogía. Los dos se dirigen entonces al despacho de Ari para contárselo y la antipatía mutua entre el superagente y Scott será inmediata.

Los dos hombres de Berenson abandonan el despacho de Ari justo cuando Amanda Daniels se presenta allí por sorpresa, sólo para decirle que no sólo no piensa volverse atrás sino que está preparada para la lucha… y además cuenta no sólo con las notas de Lizzie sino con grabaciones que ésta hizo de algunas de las frases más hirientes de Ari.

En cuanto a Tortuga, los hermanos Chase deducirán erróneamente que su estado taciturno se debe a que todavía no ha podido llevarse a Alex a la cama pero la realidad es que sí lo hizo la noche anterior aunque con resultados bastante lamentables.

La causa –les confesará a regañadientes- es que nunca había estado con una chica que se hubiera depilado integralmente el pubis y “le dio yuyu”.

- ¿No habías visto nunca un chichi “rapao”? –le pregunta Drama entre risas.

- Sí, en pelis porno pero nunca en 3D. Las chicas con las que he estado tenían vello, en forma de rayita.

Lo cierto es que Alex está claramente molesta con él por su “mala actuación” e incluso le propondrá que sean sólo socios pero el chico le pide otra oportunidad.

- Te llevaré de copas, a cenar, te seduciré y te haré disfrutar como nunca en la cama.

- ¿Tú crees? –pregunta ella con bastante escepticismo.

- Déjame intentarlo –le rogará Tortuga.

Entre tanto, un viejo conocido, Billy Walsh, aparece bien vestido, bien afeitado y con modales poco propios de él en la puerta de Vince.

Será Sasha quien le abra y, aunque ambos no demuestran conocerse, cuando Vince les presenta, ella dirá:

- Me sonabas mucho. Pero has cambiado.

- Es que la vida me las ha hecho pasar putas –responderá Walsh.

De hecho, Billy llegó a dirigirla durante una de sus incursiones en el cine X y, por supuesto que la había conocido de inmediato pero, después de saludar también al taciturno Drama, Billy exclamará:

- Me parece que no ha sido buena idea venir aquí, con actrices porno, alcohol y maníacos depresivos. Llevo dos años enteros evitando las tentaciones.

Al confesar que pretende reanudar su carrera, el bruto de Drama le soltará:

- Vince no va a hacer más bodrios contigo, Billy, si es lo que pretendes.

- No –le sacará el director de su error-; no es Vince quien puede ayudarme.

- ¿Quién puede ayudarte? –preguntará Vinnie, intrigado.

- Eric.

Ari se hará el encontradizo con Lizzie para ofrecerle dinero a cambio de que retire la demanda. De hecho, los 100.000 dólares iniciales se convierten en un millón en pocos segundos pero ella le sorprenderá pues ha desistido de su idea inicial de demandarle y, en lugar de ello, ha enviado sus grabaciones a “Deadline Hollywood”, donde deben estar a punto de publicar un artículo bastante escandaloso.

 

El Sequito Lizzie no va a demandar

 

- ¿Has enviado mis comentarios al “Deadline Hollywood? ¿Eso es legal?

- Demándame –le responderá ella, dejándolo más que tirado.

Algo más tarde, Eric llega a casa de Vince y les reprende a él y a Tortuga por colgar en Twitter los videos en los que el actor y su nueva amiga Sasha hablan de sexo y tequila. Shauna –les dirá- está que trina con el asunto.

El mánager también está molesto con que le hayan dado su número de móvil al “payaso” de Billy Walsh, que resultará estar justo detrás de él.

Sin molestarse aparentemente por su comentario, el director contará a Eric que ha cambiado de vida: ahora tiene nada menos que 4 hijos, ya no bebe, no toma drogas, no dice tacos y está preparándose para ordenarse como pastor.

- Haré lo que sea. Anuncios, televisión… lo que sea.

Tortuga aprovecha a la perfección su segunda oportunidad con Alex aunque todo está a punto de irse al garete cuando ella le insinúa que no pasa nada porque la noche anterior fuera la primera vez que él follaba. Además de no ser cierto en absoluto, la mera sospecha de la chica ofenderá bastante a Tortuga.

Al final él le confesará el problema de la víspera, autocalificándose de inmaduro y Alex le pedirá, por su parte, que no se depile de forma integral, como ha hecho siguiendo el mal consejo de Drama: “los chicos –le dirá ella- tienen que arreglárselo pero no afeitárselo”.

Ari en persona se presentará en casa de Vince para abroncar a Eric.

- Cierro los ojos un minuto ¿y empieza a salir con actrices porno y a montar negocios de tequila? He hablado con Dana Gordon y el director y están flipando.

Tampoco ayudará el hecho de que Vince se presentara borracho y con Sasha en una reunión. De hecho, el estudio quiere reunirse con él para comprobar cómo se encuentra.

Aunque Eric le asegura que su amigo está bien, el superagente insiste en verlo con sus propios ojos: en la piscina encontrarán a Sasha desnuda y a Vince también desnudo e inconsciente sobre el borde de la piscina.

- Sí, está de cojones –murmurará Ari mientras intenta inútilmente despertarle.

 

Atentos a:

 

Si en las primeras temporadas de la serie los títulos de los capítulos jugaban con los dobles sentidos y con las posibilidades ambiguas, en estos últimos –“Por detrás”, “Rapado”- los guionistas se dejan de sutilezas, de modo que los significados de dichos títulos son lisa y llanamente lúbricos.

En todo caso, el título original del episodio –“Hair”- podría traducirse simplemente como “cabello” o interpretarse como un homenaje a la ópera beat del mismo nombre pero en España se dejaron de historias para titularlo directamente “rapado” y ya ha quedado claro a qué se estaba refiriendo.

La temática se vuelve mayoritariamente sexual e incluso el capítulo finaliza con el primer desnudo frontal e integral de toda la serie: el de Sasha Grey, para quien la cosa obviamente no tiene nada de especial.

 

El Sequito Sasha desnudo integral

 

El episodio sorprende también por el regreso de Billy Walsh en un registro muy distinto del mostrado hasta el momento en la serie.

Sobre “Deadline Hollywood” cabe reseñar que se trata de una revista online, centrada en la información y el entretenimiento y que se actualiza varias veces al día.

Fue fundada en 2006 por la periodista, bloguera y escritora Nikki Finke y, originalmente, se limitaba a ser la versión online, en forma de blog, de la columna que ella misma escribía para “LA Weekly”.

Más tarde (en 2009), Finke lo vendería por una suma millonaria a Mail.com Media y en 2013 abandonaría toda relación con el sitio web, tras diversas desavenencias con el empresario del entretenimiento Jay Penske.

En el episodio, interpretando al abogado Jim Lefkowitz, aparece el actor Rob Morrow, quien alcanzó la celebridad en nuestro país con el papel del Doctor Joel Fleischman en la televisiva “Doctor en Alaska”.

Morrow también intervino en “Quiz Show” encarnando al congresista que investiga la corrupción del famoso concurso televisivo de los años 50.

 

Episodio 7 – Tequila y coca

 

Línea Argumental

 

Tortuga ha organizado una gran fiesta en la mansión de Vince en la que sólo se sirve tequila “Avión” pero el actor hace mucho más que eso porque -en compañía de Sasha, de Scott y de una amiga de éste- está esnifando cocaína aunque al día siguiente le espera una reunión con Randall Wallace para intentar borrar la mala impresión de la anterior.

 

El Sequito Vince toma coca

 

Por la mañana Vinnie está visiblemente dormido, por lo que seguirá el consejo de Billy –que parece practicar yoga en mitad de su jardín- y se toma un par de cafés, además de “lavarse la cara” antes de reunirse con Wallace.

 Ari, por su parte, tiene a todos histéricos, esperando que de un momento a otro “Deadline Hollywood” publique su escandaloso artículo pero éste no parece llegar y, cuando el agente se pone en contacto telefónico con Anna Fowler, la redactora-jefe de la revista online, descubre que Lizzie no sólo no le ha enviado nada sino que ha roto con Amanda.

Tortuga lleva las primeras cajas de tequila “Avión” a “Gil Turner’s”, famoso por traer los productos nuevos a Hollywood. El chico incluso consigue que el dueño le encargue 50 cajas más a cambio de la exclusividad en la zona durante el primer mes.

De nuevo Ari buscará a Lizzie en el restaurante al que ella es asidua. Cuando le pide las grabaciones que le incriminan, la agente le responde que las tienen en “Deadline Hollywood” pero él le hará saber que ha averiguado que no es cierto.

- Ari –querrá saber Lizzie-, ¿por qué no me diste el puesto? En serio.

- ¿En serio? Mi mujer quería que me deshiciera de ti.

- Vaya –reconocerá la agente-; has sido más sincero de lo que me esperaba. Aunque no creí que fueras el tipo de hombre que se deja dominar por su mujer.

- Pues te sorprenderías. Ella quería perderte de vista mucho antes de que me pidieras el puesto.

Ari incluso le ofrecerá la posibilidad de regresar con él pero eso supondría hacerlo “con el rabo entre las piernas” y Lizzie piensa que nadie la respetaría ya, de modo que le pide que le encuentre un trabajo.

Su ex jefe, por su parte, le pide las grabaciones pues es consciente de su lengua larga y de lo mucho que podría perjudicar a su familia que salieran a la luz.

- Y a la NFL –añade Lizzie.

- Sí, la NFL me dirá adiós y tú sabes lo mucho que me dolería pero eso no sería nada comparado con el problema que supondría para mi mujer y mis hijos. Sé más compasiva.

- Soy compasiva, Ari. Todo esto fue idea de Amanda: demandarte y ahora esto. Por eso ya no voy a trabajar con ella.

Cuando Tortuga telefonea a Carlos Avión para pedirle más cajas de tequila y sugerirle un cambio en el diseño de la botella se encuentra con que el industrial no puede suministrarle las cajas que necesita aunque le asegurara que, si las necesitaba, se las haría llegar en una hora.

- Me refería para amigos o fiestas –le aclarará Carlos.- No para venderlas. Esa no es tu labor. Trabajas en esta empresa para que Vince haga una campaña publicitaria, no para que me distribuyas tú.

Para no quedar mal con Gil Turner, Tortuga se verá obligado a hacerlo con toda la gente a la que había regalado el tequila que ahora tendrá que pedir que le devuelvan. Como a Mark Wahlberg, por ejemplo.

 - ¿En qué negocio de mala muerte has metido a Vince? -le dirá Wahlberg, pidiéndole además que no vuelva a llamarle.

La entrevista de Vinnie con Randall Wallace, por otra parte, no tranquilizará al director, que ve en él síntomas preocupantes como el tic que le impide tener quieta una de sus piernas.

Billy Walsh tiene al fin una idea para Drama: que éste le ponga su característica voz a un gorila, Johnny Bananas, que protagonizaría una satírica serie de animación. Pero aunque a Eric le intriga la propuesta, Johnny la considerará ofensiva y se largará aduciendo que no quiere que le hagan perder el tiempo.

 

El Sequito Billy muestra dibujo Bananas

 

Algo más tarde, Ari visita a Dana Gordon en los estudios que ella dirige y le pide que contrate a Lizzie Grant, de la cual elogia su gran capacidad aunque se niegue a compartir con Dana lo que Lizzie sabe de él para tenerle “pillado”.

La ejecutiva le pedirá a cambio que convenza a Lenny Kravitz para hacer un breve papel en “True Violet”, del director ganador de Sundance Jim Enders, en la que también van a intervenir tanto Russell Crowe como Charlize Theron.

Aparte de discrepar con la afirmación de Ari de que Enders es gay pues ella ha salido con el director, ambos acabarán poniéndose de acuerdo.

Todavía estará en el despacho de Dana cuando ésta reciba la llamada de Wallace en la que el realizador y guionista le cuenta que Vince parece estar metiéndose coca.

A Ari empezarán a caerle las noticias como mazazos a partir de ese instante: para empezar, Lenny Kravitz rechazará intervenir en la película que le ha propuesto Dana pues “no hay diálogo, Ari, salgo desnudo con una guitarra. Creo que el director quiere follarme”.

A renglón seguido, Lizzie acude a su llamada pero Ari no puede confirmarle la noticia que pensaba darle al haber fallado su arreglo con Dana, pese a lo cual Lizzie le hará entrega de las grabaciones, con las que no se encuentra cómoda. La agente sólo le pedirá que haga lo que pueda por ella y los dos acabarán dándose un abrazo.

Tan pronto se marcha, llegará Babs para informar a su socio de que alguien (muy probablemente Amanda Daniels) le ha dicho a Anna Fowler lo que había en las grabaciones y “Deadline Hollywood” acaba de publicar un artículo titulado: «Exclusiva: Gold a su personal: “sois todas unas putas y unos chupapollas”».

Sin tiempo para reponerse, su ayudante Jake le informará de que tiene a Jerry Jones al teléfono. Abatido, el superagente asistirá al desvanecimiento de sus sueños cuando Jones le confirme que acaba de hablar con su publicista y ni él ni la NFL se meten en escándalos, por lo que se olvidan de sus planes conjuntos.

 

Atentos a:

 

Aunque pueda sorprender a algunos, “Tequila Avión” es una empresa estadounidense que realmente fabrica tequila de agave procedente de las tierras más altas de Jalisco. Su producto más celebrado es el Avión Silver, un tequila de tipo blanco y sabor suave y fresco, con una graduación alcohólica del 40 %. Otros de sus tequilas son el Avión Reposado, el Avión Añejo o el Avión Reserva 44.

También es rigurosamente real “Gil Turner’s”, una de las tiendas de licores más conocidas de Los Ángeles. La tienda de vinos y bebidas espirituosas fue fundada en 1953 por el propio Gil Turner, apodado por aquel entonces como el señor Sunset Strip . De hecho, el establecimiento está situado en la esquina de Sunset Boulevard y Doheny Drive, en pleno corazón de la ciudad.

Aunque el director Jim Enders, al que se menciona en el episodio, es un personaje inventado para la ocasión, sí que aparecen en el capítulo varias celebridades dignas de mención como Lenny Kravitz y Carrie Fisher.

Él es un cantante y actor neoyorkino ganador de 4 Grammys seguidos entre 1999 y 2002. Ha grabado una decena de discos, sin contar los recopilatorios y vendido 40 millones de ejemplares.

Estuvo casado con la actriz Lisa Bonet (una de las hijas en la ficción de “Bill Cosby”, también vista en “El corazón del ángel” o “Alta fidelidad”) y mantuvo una larga relación sentimental con la también actriz además de cantante Vanessa Paradis.

En los últimos tiempos a Lenny hemos tenido ocasión de verle como estilista en la saga “Los juegos del hambre” pero antes participó de otros trabajos cinematográficos como “Zoolander” o “Precious”.

En cuanto a Carrie Fisher, es nada menos que la princesa Leia de la saga original de “Star Wars”, que recientemente apareció en ese mismo rol en “Star Wars Episodio 7: el despertar de la Fuerza“. En “El Séquito” aparece en el sorprendente papel de redactora de la revista online “Deadline Hollywood”.

 

Episodio 8 – Un polvo con cinco

 

Línea Argumental

 

Los chicos salen por la noche –Eric con Sloan, Tortuga con Alex y Drama sin acompañante- pero Vince no les hace ningún caso, ocupado en morrearse interminablemente con Sasha.

Las dos parejas se cansan y deciden marcharse y si Drama no sigue sus pasos es porque le secuestran varias chicas para que baile con ellas.

Eric decidirá no cortarle el rollo al mayor de los Chase cuando Phil Yagoda telefonea para informarle de que el jefe del estudio está entusiasmado con “la serie de animación de Johnny” y prefiere dejar la noticia para el día siguiente.

En cuanto a Ari, su mujer está furiosa con él tras la escandalosa publicación de “Deadline Hollywood” y ni siquiera sabe qué quiere ya de él.

A la mañana siguiente, Sasha comentará con Vince que ha recibido una oferta para hacer una peli.

- ¡Qué bien! –exclama el actor.

- Para adultos.

- Creía que habías dejado el porno.

- No. Lo dejé porque he estado haciendo pelis normales. Y, hasta ahora, no había recibido una buena oferta.

Los 200.000 dólares que ofrecen a la actriz no serán razón suficiente para Vince, que se despacha con un “Pues no la harás” que pondrá fuera de sí a Sasha.

Cuando él le pregunta si le sorprende que no quiera que ella folle con otro tío ante una cámara, ella intenta tranquilizarle, afirmando que no debe preocuparse:

- Es un polvo con cinco tíos. Ninguno de ellos se queda a solas conmigo.

- ¿Esto te parece gracioso? –se mosqueará Vince.

- Para nada. Es la cruda realidad.

- Vale. Yo te doy la pasta para que no la hagas.

- ¿Qué?

- Sí. Para mí no es tanto.

- No me trates como a una puta –replicará la chica.

La cuestión es que ella no le está pidiendo permiso sino únicamente informándole de sus planes.

Tortuga y Alex, por su parte, se reúnen con Carlos y el primero se extraña de que toda la publicidad que ha conseguido para el tequila parezca ser negativa pues el mexicano le informa de que no son capaces de suministrar tanta cantidad del mismo como se les reclama.

Y, aunque tienen pensado abrir una nueva fábrica en tres años, necesitan 5 millones de dólares para hacerlo. Pese al escepticismo de Carlos, Tortuga se ofrecerá a obtener ese dinero.

En cuanto a Drama, la llamada de Eric le pillará golpeando un saco de arena en el gimnasio mientras su entrenador se molesta por la distracción.

 

El Sequito Drama gim telefono

 

El actor reiterará que no tiene la menor intención de participar en la serie de animación que se ha inventado Billy.

- ¡Haciendo de un puto mono! Quiero que me vean, no que me oigan.

En sus oficinas, Ari intenta cambiar de actitud hacia sus empleados, siendo relamidamente educado y afectuoso sin renunciar nunca al sarcasmo pero el esfuerzo apenas le durará unos segundos pues, aparte de hacer un comentario homófobo a costa de Lloyd, comenzará a berrear obscenidades en cuanto le pasan a Dana Gordon al teléfono.

Y es que la ejecutiva le informará de que el estudio va a pedir a Vince que se someta a un test de drogas para tranquilizar a Randall Wallace pero Ari se negará en redondo a crear semejante precedente.

Ajeno todavía a este asunto, Vince toma una cerveza con Scott Lavin, quien le aconseja que deje a Sasha cuando éste le pregunta su opinión tras haberle contado lo de su “multipolvo” cinematográfico. El agente también se negará a seguir suministrándole drogas pues no quiere convertirse en su camello.

Por su parte, Tortuga recibe una negativa en toda regla cuando propone a Eric que le busque a un inversor para la fábrica de tequila que insinúa podría ser el propio Murray Berenson, de modo que se dirigirá a las oficinas de Ari en compañía de Alex para probar fortuna con el superagente.

Mientras esperan a que Ari regrese de su sesión de terapia matrimonial, de la que escapará antes de lo previsto, los dos coincidirán en la sala de espera con Mark Cuban y su socio empresarial Ken Austin, que se mostrarán muy interesados en participar en la financiación del tequila.

Tanto como para invitarles a volar con ellos hasta Sacramento, donde Mark va a negociar un intercambio con los Kings, para discutir el asunto durante el viaje.

Finalmente, Billy acaba por confirmar a Eric que vio a Vince meterse coca junto a Scott (“tu compañero del final del pasillo”) la noche de la fiesta, por lo que el mánager irrumpirá hecho una furia en el despacho de su colega.

¿Has tomado coca con Vince?“, le soltará a un sorprendido Scott, que en esos momentos charlaba con Kevin Love, el jugador de los Minnesota Timberwolves.

Sin tiempo para recuperarse, Eric recibe la llamada de Yagoda, quien le muestra su extrañeza por no haber oído en todo el día a Johnny diciéndole lo ilusionado que está con su personaje, de modo que el mánager lo sacará de su error.

Drama no está ilusionado en absoluto –le dirá Eric- pese a que él sigue intentando que cambie de opinión.

- He luchado a brazo partido con la cadena para conseguirle su propia serie y ahora ¿se hace de rogar? –se lamentará el productor-. He hecho todo lo que he podido por Johnny. Si él no quiere hacerlo, tendremos que buscar a otro. Yo tendré que buscar a otro.

- No, Phil, no –volverá a rectificarle Eric- porque este proyecto es mío, no tuyo. Y ya te he dicho que sigo intentándolo. Te sugiero que hagas lo mismo. Y no vuelvas a amenazarme.

- Pero… -se quedará a cuadros Yagoda cuando Eric le cuelga el teléfono.

Precisamente Vince se ha saltado a su mánager y se encuentra reunido con Dana Gordon, a la que dirá que no piensa pasar el test de drogas pues no tiene ni historial de consumo ni detención ninguna a sus espaldas.

- Nunca he faltado un día al trabajo, no he causado problemas de producción y eso debería bastaros.

Después de agradecerle lo mucho que ella ha hecho por su carrera, Vince será concluyente: “No voy a hacerme un test de drogas. Y no quiero que vuelvan a pedírmelo. Si mi palabra no es suficiente para vosotros, buscaos a otro que os convenza”.

Después de que Dana Gordon le confirme que Vince acaba de marcharse y de negarse a pasar el test, la ejecutiva informará también a Eric de que, ante tal situación, Randall Wallace acaba de abandonar el proyecto.

Dado que Vinnie no le coge el teléfono, su mánager se persona en la mansión, donde le encuentra nadando desnudo en la piscina junto a Sasha.

El actor se mostrará muy irritado con él, conminándole a disculparse con Scott y con Sasha pues la coca no era de ninguno de los dos y, además, le revelará que no era la primera vez que la tomaba.

Por otra parte, le exigirá con no muy buenos modos que busque un papel para la propia Sasha en “Air-Walker”.

 

Atentos a:

 

De NBA va la cosa en esta ocasión pues las celebridades invitadas son Mark Cuban y Kevin Love.

El primero, un empresario multimillonario, es el dueño de los Dallas Mavericks.

Love, por su parte, es un ala-pívot que acaba de ganar (en 2016) la final de la NBA con su equipo, los Cleveland Cavaliers que capitanea el mismísimo LeBron James.

Kevin es californiano de nacimiento aunque se crió en Oregón. En sus cuatro años de instituto -en el Lake Oswego High School, en el que batió con 2.628 puntos el récord de anotación, que databa de medio siglo- fue siempre incluido en el mejor quinteto del estado, disputando tres finales consecutivas, de las que ganó una.

Brilló también en la NCAA, donde jugó con la Universidad de UCLA en lugar de la de Oregón, lo que le valió incluso amenazas de muerte. El caso es que alcanzó las semifinales de la máxima competición universitaria antes de decidir dar el salto a la NBA.

Sus dos equipos en la competición profesional de basket han sido Minnesota Timberwolves y Cleveland Cavaliers.

Con los primeros fue elegido dos años consecutivos en el All Star, ganó un concurso de triples en el Fin de Semana de las Estrellas y también el oro olímpico con Estados Unidos en los Juegos de Londres.

Con los Cavaliers ha llegado a la final de la NBA en las tres temporadas que lleva en Cleveland, perdiendo las dos primeras y ganando la última, siempre enfrentándose a los Golden State liderados por Stephen Curry.

 

Episodio 9 – Escenas porno en un restaurante italiano

 

Línea Argumental

 

Vince y Sasha están cenando con Scott Lavin pero ella no soporta al agente.

- Le falta profundidad a la conversación –comentará Sasha cuando Scott se va al baño.

- Pues cambiaremos de tema –intenta quitarle hierro Vince, que está disfrutando de la cena.

- Aunque hable de la Inquisición seguro que Scott le encuentra un matiz sexual.

El caso es que ella quiere comentarle algo a propósito de la película porno que va a rodar y de la que Vinnie no quiere saber nada.

- Ya te he dicho que no quiero hablar de eso.

- Es necesario –alegará Sasha.

- No, a menos que hayas decidido no hacerla.

- Creía que ibas a apoyarme.

- Sí pero me cuesta aceptar que te van a follar cinco desconocidos y prefiero no hablar de ello.

- Es que no son desconocidos.

La cuestión es que acaba de saber los nombres del resto del reparto y ”con uno de los cinco estuve saliendo”.

Ari pasa la velada en la bolera junto a su mujer y sus hijos. Jake, su ayudante, telefoneará al móvil de la señora Gold, al que tiene la orden de desviar únicamente las llamadas realmente urgentes.

Se trata de Amanda Daniels, que no deja de llamarle pero Ari pedirá a Jake que no le pase llamadas suyas y se limite a decirle a Amanda que “ojalá se muera”.

Carlos se cabreará cuando Tortuga le cuente que ha estado hablando con Mark Cuban, el dueño de los Dallas Mavericks pues no creía que lo de buscarle financiación fuera en serio. El mexicano prohibirá expresamente al chico que hable con nadie de él ni de su tequila.

En otro orden de cosas, Pete Berg es el nuevo director escogido por Warner para “Air Walker” pero pretende sentarse a hablar con Vince antes de tomar ninguna decisión, según le contará Ari al propio actor mientras el superagente se toma medidas para un nuevo traje.

Vestido sólo a medias, Ari saldrá corriendo de la sastrería al ver pasar a Queen Latifah, quien le informará de que Amanda Daniels es quien finalmente va a traer un equipo de la NFL a la ciudad.

Jennie, la británica ayudante de Eric, será quien acabe convenciendo a Drama de que debe aceptar “Johnny’s Bananas” pues cree que sus diálogos y gráficos son buenos y que él lo hará bien, lo que le podría cambiar la vida.

 

El Sequito Jennie la british que convence a Drama

 

- Acepta esa cita con Phil Yagoda y, si sigue sin gustarte lo que te diga, pues que se joda –le dirá, poniendo su mano sobre la de él.

Eric se suma entre tanto a la comida que están manteniendo Vince y Peter Berg, en la que éste dirá al actor:

- No me preocupan los rumores. Me preocupa hacer una película. Escucha, a mí me trae sin cuidado que te cases con tres actrices porno, con una puta o con el camello que te consigue la heroína. Me da igual. Sólo tienes que aparecer en el rodaje a tu hora. Si no, te las verás conmigo.

- No hace falta amenaza, Pete –intentará rebajar el tono Eric.

- No es una amenaza, es un hecho Y tú también te la juegas, enano, así que no me jodas.

Vince aprovechará la coyuntura para pedirle un papel para Sasha, a quien el director ha visto actuar en la película de Soderbergh y también en “Smash Cut”.

Y, aunque Pete no es partidario de trabajar con parejas, acabará aceptando que la chica haga de secretaria de Jim Logan, “una especie de Lois Lane” y en la segunda parte sea la asesina.

Cuando Carlos y su abogado y guardaespaldas llegan para ver a Tortuga con un contrato de confidencialidad bajo el brazo, se encuentran allí a Mark Cuban y a sus socios comerciales Ken Austin y Kevin Shaw.

Estos se han tomado la libertad de diseñar incluso una nueva botella para el tequila “Avión” pero Carlos acabará enviando a los tres millonarios literalmente a la mierda.

Después de que ellos se marchen, tras amenazar con comprar directamente su empresa, el anonadado Tortuga preguntará al mexicano la razón de su tremendo enfado.

La respuesta es sencilla en realidad: Carlos tiene un hermano mayor al que “le importa un bledo el negocio” y lleva años queriendo venderlo. Ahora será cuestión de tiempo que Cuban se entere.

- Y tú ¿no cuentas? –pregunta Tortuga ingenuamente.

- No, porque él es el mayor. Mi padre le dio más acciones que a mí.

- ¿Eso qué significa?

- Significa que puedes haberme hecho perder mi empresa.

Yagoda hará esperar un cuarto de hora a un Drama que se sube por las paredes pero una nueva conversación telefónica con Jennie convencerá al actor de que está haciendo lo correcto.

Cuando al fin el productor aparece, pidiéndole disculpas por el retraso, ya que estaba preparando una gran presentación en la sala de reuniones, Drama le dirá.

- Escucha, Phil, no hace falta reunirnos. Ya está –le estrechará la mano antes de largarse a toda prisa-; firma el contrato. Lo acepto. ¡Adiós!

Vince y Sasha coincidirán con los Gold en el restaurante en que estos cenan y el actor les presentará a “su novia” antes de detectar que Amanda Daniels también está entre los comensales del local.

 

El Sequito Vince presenta a su novia

 

Una violentísima escena tendrá lugar cuando Amanda se acerque a la mesa de los Gold, dado que Ari la había intentado llamar unos segundos antes a espaldas de su esposa y desde los baños.

El superagente sacará toda la bilis que lleva dentro para humillar a gritos a su colega ante la mirada avergonzada de su esposa y la incomodidad de todo el restaurante, del que Ari será invitado a marcharse, no sin que antes Amanda le haga saber que acaba de cargarse todas las posibilidades de cumplir su sueño de tener un equipo de la NFL.

Harta de tanta humillación, la señora Gold exigirá a su marido que se largue él solo de allí.

Poco después, Vinnie dará a Sasha sus buenas noticias pero, aunque la chica se alegra de que Berg cuente con ella, no piensa por eso dejar de rodar la peli porno junto a su ex, lo que sorprende a su novio tanto como le molesta.

- ¿Cuál es el problema? –preguntará ella una vez más.

- Te quiero.

Sasha será quien se ponga ahora furiosa pues no le resulta aceptable que él finja quererla para así pretender dominarla aunque su novio le asegurará que no está fingiendo nada y ambos protagonizarán una tórrida escena sexual en un rincón apartado del restaurante.

Entre tanto, Tortuga, Alex, Billy y Lloyd celebran junto a Drama la firma de la nueva serie de Johnny pero cuando el ex ayudante de Ari pide más tequila, lo que acaba encontrando en un armario de la cocina es una bolsa con una gran cantidad de polvo blanco.

- ¿Qué coño es eso? –pregunta Tortuga preocupado.

- Pues no parece bicarbonato –le secunda Drama.

- Eso no puede ser bueno –sentenciará Billy.

 

Atentos a:

 

La escena más potente del episodio la constituye el duro enfrentamiento verbal entre Ari y Amanda en medio de un elegante restaurante repleto de gente distinguida.

- ¿Sientes haber filtrado calumnias fuera de contexto y sin sentido sobre mí? –le chillará Ari cuando Amanda se disculpa ante la señora Gold por haberles molestado durante su cena- Y luego has mangoneado para quedarte mi equipo de la NFL. ¡Que te follen! No he pegado a una mujer en mi vida pero te juro por Dios que me están dando ganas de partirte esa puta cara de engreída por todo lo que me has hecho a mí, a mi carrera y a mi familia. Pero da igual, yo saldré adelante porque soy un triunfador mientras que tú eres una zorra con más escote que talento ¡¡¡¡y no pienso parar hasta que te destruya!!!!

- Ya lo has hecho –responderá Amanda mientras a Ari le piden que abandone el restaurante- y, además a la perfección porque sólo quería decirte que yo no envié las grabaciones. Las envió mi ayudante por su cuenta. Precisamente por eso lo he despedido. Resulta que él trabajó para ti hace un tiempo y parece que tenía ganas de vengarse. Y en cuanto a la NFL –señalará a los caballeros que la esperan estupefactos en su mesa-, he intentado llamarte, escribirte y ponerme en contacto contigo para que volvieras al proyecto pero debías estar demasiado ocupado pensando en mi escote como para pensar que yo podría ofrecerte algo. Tanto ellos como yo pensábamos que, a pesar de todo lo que había ocurrido, seguías siendo muy válido para esto. Pero ya no.

Las celebridades del episodio son, en esta ocasión, Queen Latifah y Peter Berg.

La primera, a quien Ari llamará por su nombre de pila –Dana-, es una rapera y actriz ampliamente galardonada en su doble faceta.

Como actriz, aunque su filmografía en la gran pantalla no sea demasiado destacada, con títulos tan sonrojantes como “Taxi. Derrape total”, Scary Movie 3” o “Se armó la gorda”, cabe destacar su nominación al Oscar a la Mejor Actriz de Reparto por su magnífica interpretación de Mamá Morton en el musical “Chicago”, que le otorgó galardones como el BET o el Premio del Sindicato de Actores y nominaciones al Bafta o los Globos de Oro.

La cantante de Nework también ha intervenido en “Hasta el final”, “Esfera”, “Más extraño que la ficción”, “Hairspray”, “La vida secreta de las abejas” o “Historias de San Valentín”.

Como cantante, Latifah ha obtenido un Grammy y otras cuatro nominaciones por sus actuaciones raperas, además de otra nominación para uno de sus discos de jazz.

El irreverente director neoyorkino Peter Berg, por su parte, es el irregular realizador de “Very bad things”, “El tesoro del Amazonas”, “La sombra del reino”, “Hancock”, “Battleship” y “El único superviviente” (con Mark Walhberg y Jerry “Tortuga” Ferrara, por cierto).

 

Episodio 10 – Perderse

 

Línea Argumental

 

Vince ha estado ausente toda la noche y Drama está que se sube por las paredes, ya que su hermano tampoco responde al móvil.

La cuestión de fondo es que en la cocina sigue la enorme bolsa de cocaína que, como indica el propio Johnny, es muchísima salvo que sea para traficar.

También Ari se quedará esperando a Vinnie en el partido de béisbol de su hijo Jonah, que quedará muy decepcionado al igual que el resto de la familia, que queda en evidencia ante sus amigos.

La preocupación de Drama y de Eric aumentará cuando Scott les cuente que esa noche el actor ha aparecido en su casa a las cuatro de la mañana pidiéndole que le ayudara a pillar coca y, ante su negativa, se ha puesto histérico.

En realidad Vince está en el set en el que Sasha está posando con sus cinco acompañantes para el cartel de su película.

El pequeño de los Chase está colocado y agresivo e insistirá en que su novia le presente a su ex, que resulta llamarse también Vince.

El actor porno se esfuerza en ser amable mientras él hace todo lo posible por buscar camorra, de modo que Sasha acaba llevándoselo de allí aunque en su camerino las cosas empeorarán hasta que Vinnie pronuncia las palabras mágicas: “si haces esta película, lo dejamos”.

- Que te follen –será la concluyente respuesta de la chica.

- No me jodas que la vas a hacer.

- Tú no me vas a decir lo que tengo que hacer.

- Como si fuera una locura decirte que no hagas esto.

- Sabías a qué me dedicaba –argumentará Sasha.

- ¡Pero es que me asquea!

- Pues los tíos como tú, que se follan a todas las tías que pueden, también me asquean. He hecho una excepción contigo… y creo que la he cagado. Vete, Vince.

- Si me voy ahora –amenazará él-, no pienso volver.

- Pues adiós.

Desoyendo los consejos de su amigo John Cleese, Ari intenta congraciarse con su esposa organizándole una fiesta-sorpresa en casa con actuación de Christina Aguilera incluida y, entre tanto, Drama convence a todos para que se reúnan con él en casa de Vince, a fin de poder hablar a su hermano cuando éste aparezca.

Mientras esperan, Scott contará a Eric que se va a cargar a Murray porque es un estafador. También le dirá que cuenta con el apoyo de la mayoría de la empresa pero el mánager se negará a creer que tal cosa vaya a ocurrir.

Un Vince muy malhumorado aparece en un coche nuevo, por el que sus amigos le preguntarán. Al parecer se trata de un autorregalo pero se negará a darles más explicaciones, además de preguntarles qué demonios hacen todos allí.

Con un auditorio más que considerable –Eric, Johnny, Tortuga, Scott, Ari y Billy-, Vince se verá obligado a contar que iba a montar una fiesta y por eso compró medio kilo de cocaína y otro tanto de marihuana.

Para demostrar su desinterés tirará el polvo blanco a la pila de la cocina, escandalizando a Drama.

Ari le recriminará suavemente que no acudiera al partido de su hijo y Scott que se pusiera como un loco y luego se marchara pateando su coche.

- Vince -intervendrá Billy por primera vez-, yo vine aquí sin más pero ahora veo que el destino me trajo aquí por un motivo más importante.

- El exadicto que he acogido en mi casa desciende de los cielos para salvarme –se entregará Vinnie al sarcasmo-; ¿de qué? Ah, ya sé. Se me olvidó ir al partido de tu hijo –dirá mirando a Ari-. Y Scott, ¿te desperté anoche? Lo siento mucho. Y a ti, ¿qué te he hecho, Tortuga?

- Nada, Vince –dirá el aludido, algo intimidado.

- ¿Y a ti, Johnny?

- Nada –responderá Drama con cada de no haber roto un plato.

- Entonces, ¿qué coño hacéis aquí? –se enfurecerá Vince aún más-. Dejadme adivinar: lo ha organizado Eric. Está preocupado por mí. Sí, le preocupa que se le acabe la gallina de los huevos de oro.

 

El Sequito Que demonios haceis aqui

 

- Cálmate, Vince –intervendrá su hermano-; fue idea mía.

- Pues me decepcionas de verdad, Johnny, porque estoy bien. Sólo he tenido una discusión con mi chica y estoy cabreado. Eso es todo.

- Ya. He hablado con ella –reconocerá Eric.

- ¿Ah, sí? ¿Y qué te ha dicho?

- Que te pusiste como un loco en el set y que no quiere volver a verte.

- Mejor porque yo tampoco quiero volver a verla. Ni a vosotros. Hablo en serio. Me voy a dar una vuelta. ¡Todos me necesitáis a mí –rugirá el actor- pero yo os llamaré cuando os necesite!

Vince se alojará en una cara suite de hotel sin dejar de esnifar coca y de beber whisky y acabará colándose en la fiesta que organiza Eminen en ese mismo hotel.

Entre tanto, Tortuga intenta convencer a Mark Cuban y a su socio Ken Austin de que no dejen a Carlos al margen pues el mexicano está intentando conseguir dinero para comprar la parte de su hermano en la empresa. Lo que no les dirá es que él personalmente ha estado intentando convencer (sin ningún éxito, por cierto) a diversos deportistas de élite para que colaboraran en la financiación del tequila.

Finalmente conseguirá que Cuban ofrezca los 5 millones para que Carlos –a quien detesta- construya su fábrica sin compromiso alguno y, si tiene éxito, tal vez le dé más dinero después. Eso sí, advertirá a Tortuga –por quien siente bastante más simpatía que por el mexicano- de que no le haga ninguna jugada.

Entre tanto, Eric comparte una comida con el padre de Sloan pero Terrance distará mucho de ser tan cordial como cuando todavía no era su futuro suegro.

El magnate le dirá que Murray está preocupado por él y no está muy seguro de cómo mantenerle motivado. Sobre todo ahora que el dinero de Sloan puede hacerle esforzarse todavía menos en su trabajo.

Incluso propondrá a Eric firmar un contrato prenupcial, lo que ofenderá al chico tanto como el resto de la conversación.

Finalmente la señora Gold dará plantón a su marido y, aunque Ari ha sobornado a la hermana de ella ofreciéndose para saldar sus deudas y pagar los estudios de sus hijos, se quedará compuesto en plena fiesta con Christina Aguilera… y sin novia.

Por teléfono su mujer le dirá que lo lamenta pero que se va a ir con los niños a casa de su madre.

En la fiesta de Eminem, unVince muy colocado se comportará groseramente con Minka Kelly, a la que aborda sin contemplaciones e invita a follar.

La chica le dirá que tiene novio y el actor le responderá que también él tiene novia pero “ella se tira a otros tíos, a montones, así que yo puedo follar con otras”.

Minka acabará enviándolo “a tomar por el culo”.

Justo entonces le encuentra Drama, instantes antes de que Vince sea invitado a abandonar la fiesta.

El propio Eminem mediará para tranquilizar el asunto dando un abrazo al actor pero la petición de Minka de que echen a Vince porque es un grosero acabará de liar el asunto.

- Vaya –dirá Vinnie-, pero si es Minka, la estrecha.

- Que te follen, tío.

- Eso a ti.

- Oye, cálmate Vince. Venga, tío –le pide Eminem de buen rollo.

- Que te follen a ti también.

- ¿Perdona? –alucinará el cantante, que pedirá a su guardaespaldas que saque a Vince de allí “antes de que lo destroce”.

- ¿Qué te pasa? –le provoca Vince-; ¿Ya eres tan famoso que no tienes huevos para pelear tú solo?

Eminem le sacudirá un potente puñetazo y esto meterá a los hermanos Chase en una multitudinaria pelea.

Ajeno al lío, Eric se desahoga por teléfono con Sloan del mal rato pasado con el padre de ella.

- Me trató como si fuera un vago. Y me lo dicen precisamente ellos, que están donde están gracias al trabajo de los demás.

- Estás alterado. Es mejor que hablemos de esto en casa –le aconsejará Sloan.

- Vale –concederá Eric aunque a renglón seguido telefonee a Scott para decirle: “Me apunto a lo de joder a Murray”.

En realidad, Scott estaba intentando llamarle desde el hospital donde están atendiendo a Vince después de la pelea.

Tortuga se escandalizará al ver el estado del ojo izquierdo de Drama pero, al aparecer Vinnie, todos se horrorizarán mucho más pues le han destrozado la cara a golpes.

 

El Sequito Vince con la cara hecha trizas

 

- Oye, déjanos llevarte a casa –dirá Drama.

- Que te follen, Johnny –le responderá su hermano.

- ¡Vince! –se escandalizará Sasha, que también ha acudido a Urgencias.

- Y a ti también.

- ¿Cuál es el problema? –pregunta entonces Eric.

- Vosotros sois el problema. Yo estaba bien hasta que me tocásteis los huevos. Estoy oficialmente descontrolado.

Su bronca será cortada por un agente de policía que pretende acabar el informe.

- Llame a mi abogado –le responderá el actor.

- Creo que debería llamarlo usted –dirá entonces el policía.

- ¿Por qué? –le desafía Vince con cierta chulería.

- ¿Sabe de quién es esto? –preguntará a su vez el agente, sosteniendo en alto  una bolsita con cocaína.

 

Atentos a:

 

A falta de tan sólo una temporada, la acción se interrumpe en un punto de máxima inestabilidad, con un Vince fuera de sí que amenaza con torpedear su carrera y su vida personal con un cúmulo de malas decisiones y de reacciones furibundas que en nada recuerdan al chico tranquilo que solía ser.

Su flirteo con las drogas duras y una desconocida tendencia a la autodestrucción -alimentada por su nula estabilidad emocional- ponen un enorme interrogante sobre lo que será de él y de sus amigos en el futuro inmediato pues nadie parece estar en condiciones de reconducirle.

Un aluvión de celebridades anima el último capítulo de la penúltima temporada.

Minka Kelly, que tendrá un serio altercado con un Vince pasado de vueltas, es una actriz de televisión muy popular en Estados Unidos (“Friday Night Lights”, “Almost human” o el remake de “Los ángeles de Charly”) aunque en nuestro país sea una casi completa desconocida pues, aparte de algún cameo en “La sombra del reino” o “(500) días juntos”, sus trabajos para la gran pantalla han sido totalmente intrascendentes hasta el momento.

El beisbolista Ryan Howard (Philadelphia Phillies) o el jugador de fútbol americano Drew Brees (quaterback de los New Orleans Saints de la NFL) serán algunos de los famosos a los que Tortuga intentará sablear en el episodio.

El ex Monty Python John Cleese (“La vida de Brian”, “Los héroes del tiempo”, “El sentido de la vida”, “Silverado”, “Un pez llamado Wanda”, “Erik el vikingo”) aparece también en el capítulo, interpretándose a sí mismo y haciendo las veces de amigo de los Gold aunque parezca más preocupado por la influencia que el mal rollo del matrimonio ejerce sobre su joven novia que por el bienestar de sus supuestos amigos.

La última superestrella de la temporada es, sin embargo Christina Aguilera. De padre ecuatoriano (y maltratador) y madre irlandesa-alemana, la cantante neoyorkina ha evolucionado mucho desde que se diera a conocer con su primer single “Reflection” en la producción de Disney “Mulan”.

Con más de 50 millones de discos vendidos, está considerada una de las grandes estrellas del pop estadounidense aunque también ha hecho sus incursiones en el jazz, el soul o el blues.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar