UNIVERSO HARRY POTTER

Parte V

 

Reliquias 1 HP multiplicado por 7 bis

 

7 - HARRY POTTER Y LAS RELIQUIAS DE LA MUERTE – Parte I (David Yates, 2010)

 

 LINEA ARGUMENTAL

 

El nuevo ministro de magia, Rufus Scrimgeour, comparece ante la población mágica para deplorar el peligroso momento histórico que les ha tocado vivir y declarar, a la vez, la fortaleza del Ministerio, que pretende luchar para cambiar ese estado de cosas.

          Ante el cariz que están tomando los acontecimientos, Hermione decide entre lágrimas, que debe desmemorizar a sus muggles padres para que no recuerden que tuvieron una hija y evitarles así el sufrimiento que su muerte casi segura les produciría.

 

Reliquias 1 Obliviate

 

También los Dursley deciden abandonar Privet Drive sin mirar atrás y, por una vez, el alicaído Harry, que les contempla desde la puerta, no puede reprochárselo.

Entre tanto, Voldemort y sus mortífagos martirizan a Charity Burbage, profesora de Estudios Muggles en Hogwarts, mientras esperan en la mansión Malfoy el regreso de Snape, que acaba llegando con la información requerida: la fecha del traslado de Potter.

 

Reliquias 1 Tortura

 

Éste va a ser conducido a una casa franca donde ya no podrían tocarle, de modo que su plan será atacarle durante el traslado.

Después de requerir a un asustado Lucius su varita (pues Ollivander cree que, con ello, el Señor Tenebroso evitará la repetición del Priori Incantatem cuando vuelva a enfrentarse con Harry), Voldemort acabará brutalmente con el sufrimiento de la profesora, cuyo único delito ha sido manifestar que el mestizaje de sangre es algo deseable para los magos. Ella será la cena de la serpiente Nagini.

Antes de morir, la víctima todavía tendrá ocasión de apelar a la compasión de su antiguo compañero y amigo Severus Snape que, sin pronunciar palabra, la mirará con expresión inexcrutable.

Ojoloco Moody coordinará la peligrosa operación de traslado de Harry aunque éste se niega a que nadie arriesgue la vida por él.

Desoyendo sus quejas, Ron, George y Fred Weasley, así como Fleur Delacour, Hermione y Mundungus Fletcher (éste último, “coaccionado” por Ojoloco) beben poción multijugos y se disfrazan de Harry mientras el verdadero deja la casa de los Dursley del mismo modo en que llegó a ella siete años antes: en el sidecar de la enorme moto conducida por Hagrid.

 

Reliquias 1 HP multiplicado por 7

 

Reliquias 1 Hagrid y Harry

 

El grupo será prontamente atacado en el aire por los mortífagos de Voldemort mientras el Señor Oscuro en persona detecta a Potter y se le enfrenta, sólo para cosechar una nueva decepción, ya que la varita de Lucius arroja el mismo resultado de empate contra la de Potter.

Finalmente y aunque llegará a perder la consciencia, Hagrid logra depositar a Harry sano y salvo en la reconstruida “Madriguera”, adonde irán llegando el rsto de sus amigos, con la excepción de Ojoloco, que morirá en la refriega, y del cobarde Mundungus, que se desaparecerá en cuanto se desencadenen las hostilidades.

Uno de los gemelos Weasley, George, perderá también la oreja izquierda al ser alcanzado por una maldición.

Esa noche, Harry decide huir para evitar más muertes pero un alerta Ron le saldrá al encuentro para hacerle comprender que la causa está por encima de él y que debería esperar a la boda del día siguiente y aceptar su ayuda y la de Hermione cuando se marche después.

 

Reliquias 1 Harry quiere fugarse

 

Resignado, Harry accederá a ello pero, a la mañana siguientes, antes de la boda de Bill Weasley y Fleur Delacour, los tres amigos recibirán en La Madriguera la visita del ministro Scrimgeour.

Rufus, que no se quedará a la boda, ha acudido en calidad de albacea testamentario para hacer partícipes a los chicos de la herencia que han recibido de Dumbledore: Ron, un “apagaluces” de su invención; Hermione un volumen de “Los cuentos de Beedle el Bardo”; y Harry la snitch que atrapó en su primer partido de quidditch y también la Espada de Gryffindor.

 

Reliquias 1 El ministro

 

El ministro discrepa del derecho de Potter a recibir esta última pues considera que no pertenecía a Dumbledore sino a la comunidad mágica pero acallará las protestas de Hermione, confesándoles que la espada ha desaparecido de Hogwarts sin que nadie conozca su paradero actual.

A la caída del sol se produce la espléndida fiesta de esponsales bajo la enorme carpa instalada junto a La Madriguera y ante un nutrido y selecto grupo de invitados.

Después de saludar a la amable Luna Lovegood y a su padre Xenophilius, el estrafalario editor del diario “El Quisquilloso”, Harry abordará a Elphias Doge, viejo amigo de Dumbledore y autor de un sentido panegírico sobre él que ha suscitado la curiosidad del muchacho.

Hablando con él y con la no menos veterana Muriel Prewett, Potter averiguará que Dumbledore tenía un hermano llamado Aberforth y también descubrirá que la indiscreción de la célebre historiadora de la magia Bathilda Bagshot parece ser la fuente que va a utilizar “El Profeta” para publicar una serie de revelaciones comprometedoras sobre la desconocida vida de Albus.

 

Reliquias 1 En la boda

 

En pleno apogeo de la fiesta llegará un mensaje mágico urgente: el ministerio ha caído, Rufus Scrimgeour ha muerto y los mortífagos están a punto de llegar para atacarles.

Antes de que se desvanezca del todo el patronus que contiene el mensaje, la muerte y la destrucción asolarán la carpa, por lo que Lupin ordena taxativamente a Harry que se marche de allí.

Los tres amigos llegarán así hasta una calle de Londres, donde intentan camuflarse entre la multitud.

 

Reliquias 1 Amigos en Londres

 

Refugiados en una desierta cafetería, Hermione pide un capuchino y sus amigos la imitan sin saber muy bien de qué se trata.

Mientras la empleada prepara los cafés en la trastienda, dos hombres entran en el local. Resultarán ser dos mortífagos, con lo que los tres amigos tendrán que luchar por su vida.

Tras el enfrentamiento, uno de los secuaces de Voldemort acabará muerto y el otro petrificado y, más tarde, desmemorizado por Hermione para que no pueda delatarles.

Trasladados entonces a la casa de Sirius en el número 12 de Grimmauld Place, descubrirán en la antigua sede de la Orden del Fénix que las iniciales R.A.B., que aparecían en el falso horrocrux del guardapelo recuperado por Dumbledore en la cueva, corresponden a Regulus Black, el hermano de Sirius.

Tendrán que sonsacar al escondido Kritcher para averiguar que el guardapelo auténtico ha sido robado por Mundungus, razón por la cual Harry ordenará al elfo que dé con él.

Aunque a regañadientes, Kritcher completará su misión, ayudado por Dobby, que no desaprovecha la ocasión de hacer algo por quien le procuró la libertad.

 

Reliquias 1 Mundungus interrogado

 

Del interrogatorio de Mundungus se desprende una noticia inquietante: la actual poseedora del guardapelo es, nada menos, que la repulsiva Dolores Umbridge, recientemente nombrada mano derecha de Pius Thicknesse, el ministro impuesto por Voldemort después de asesinar a Rufus.

Tendrán que hacer uso, una vez más, de la poción multijugos para, una vez puestos fuera de combate tres de los funcionarios del ministerio, ocupar sus puestos e infiltrarse en el edificio.

 

ALARGANDO EL FINAL

 

¿Necesidades narrativas o simple marketing? O, preguntado de otro modo, ¿era realmente necesario subdividir la última novela de Rowling en dos películas o sólo una forma de explotar todavía más el filón?

Supongo que ambas posturas serían argumentables y también es posible que haya un poco de verdad en las dos aseveraciones pero lo que resulta indiscutible es que hay novelas mucho más largas en la saga (“Harry Potter y la Orden del Fénix” cuenta con 896 páginas, por las 638 de “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte”) aunque no constituían el desenlace definitivo.

Así las cosas, existe un notable desequilibrio entre las dos mitades de la última entrega, que se estrenaron con unos meses de diferencia; mientras la primera resulta un tanto premiosa, trabada y más tensa e irritante que verdaderamente emocionante, en la segunda asistimos a una auténtica catarsis de acción, suspense y emociones, sin apenas lugar para la pausa.

Centrándonos en esta Primera mitad de “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte”, el término “oscuro” es a estas alturas ya consustancial de la saga y, aunque el hecho de subdividir la trama en dos partes no exime al film de prescindir de varias secuencias de la novela, Yates firma aquí su trabajo más personal, dirigido a un público ya definitivamente adulto.

 

Reliquias 1 Huyendo del ministerio

 

Debo reconocer, sin embargo, que el film es por momentos aburrido y, de hecho, el que menos aprecio de toda la serie junto con “Harry Potter y la cámara secreta”.

Entre las escenas descartadas, no echo mucho de menos la despedida del primo Dursley porque nunca me la creí demasiado e incluso la muerte de Dobby está mejor resuelta que en el libro, de manera que no es tanto problema de fidelidad a la novela como de ritmo equivocado.

Tanta contención antes del apocalipsis final se atraganta un poco. Sobre todo si nos referimos a una película que dura nada menos que 146 minutos.

Por otra parte, no se puede poner un pero al diseño artístico, que sigue estando a un nivel superlativo, con especial acento en el brillante “Cuento de los tres hermanos”, en el que se revelan las reliquias de la muerte que conforman el curioso símbolo que cuelga del cuello de Xenophilius Lovegood.

 

Reliquias 1 Xenophilius Lovegood

 

Ese corto de animación inscrito en el film y dirigido por Ben Hibon cuenta entre lo más destacado de la película y es una sensación generalizada que parece obedecer a los mismos criterios estéticos que el cine animado de Tim Burton, a quien no es la primera vez que mencionamos al referirnos a la saga Potter.

 

Reliquias 1 Cuento de los 3 hermanos

 

Aunque no hay precedentes en la misma en que se vea tan desvalidos a sus protagonistas, presos de la desesperación y la angustia y sin ninguna luz en el horizonte, la aventura y el dramatismo se combinan, permitiendo tan sólo una pequeña dosis de humor.

A nivel argumental, hay que recordar que dejábamos a Harry con únicamente dos horrocruxes destruidos (el Diario de Tom Riddle y el Anillo de los Gaunt) del total de seis de los que se tenía constancia que poseía Voldemort. Del tercero –el Guardapelo de Salazar Slytherin- sólo disponía de una copia falsa.

Y, como sentenciará Ron con una amargura desconocida en él una vez consiguen por fin el guardapelo verdadero: “estamos tan lejos de poder destruirlo como de dar con los demás horrocruxes”.

La cuestión, que enfrentará a Ron con Harry, víctimas ambos de una creciente impotencia, es que desde la tumba Dumbledore apenas ofrece pistas a los chicos y éstas, además, no pueden ser obvias, so pena de poder ser aprovechadas por los destinatarios equivocados.

 

Reliquias 1 En el monte

 

Sigue siendo pues el modus operandi habitual de Albus: ofrecer ayuda pero no la suficiente como para impedir a sus protegidos probarse a sí mismos.

Entre tanto, Voldemort ha impuesto la ley del terror desde el Ministerio de Magia, maniatando a los medios de comunicación y enviando a sus mortífagos a cazar y torturar a los muggles y a los propios magos de “sangre sucia”.

 

Reliquias 1 Ley del terror

 

Su “caza de brujas” (válgame el juego de palabras) incluso en el interior del propio ministerio recordará –y mucho- a los tribunales de sangre y la persecución racial tristemente protagonizada por el III Reich de Hitler.

Ello provocará que Ron esté siempre angustiado, temiendo escuchar en cualquier momento que alguno de sus familiares se cuenta en la lista de “bajas de guerra” que diariamente ofrece la radio.

Por otra parte, la escena del baile entre Harry y Hermione (aportación original del guión) demuestra muchas cosas: que no hay tensión sexual entre ellos sino una hondísima amistad y que la tristeza y la desesperanza acaba sofocando todo intento de rebelión.

 

Reliquias 1 Baile

 

Un aspecto a considerar es el efecto que el guardapelos auténtico –arrancado de las garras de Dolores Umbridge- ejerce sobre quien lo lleva pues es más que similar al del anillo único de “El Señor de los Anillos” sobre su portador, lo que acentúa las similitudes de ambas sagas aunque sólo sea en la parte final de las mismas.

En realidad, hay más de un punto de conexión entre “El Señor de los Anillos: el Retorno del Rey” y la segunda parte de “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte”, como veremos al hablar de esta última entrega.

En el apartado interpretativo, cabe destacar la breve pero brillante presencia del genial Bill Nighy (Davy Jones en la saga “Piratas del Caribe”, Viktor en la de “Underworld” y también presente en títulos como “El fantasma de la ópera”, “Love actually”, “Valkiria” o “El exótico hotel Marigold”), encarnando al ministro de magia.

 

Reliquias 1 Ministro 2

 

Igualmente debe reseñarse la aparición del también inglés Andy Linden haciendo las veces de Mundungus Fletcher aunque, en esta ocasión, apenas pueda hablarse de cameos, estando el protagonismo monopolizado en todo momento por los tres amigos.

 

Reliquias 1 Mundungus

 

El film permite ver, siquiera fugazmente, a algunos personajes que han pululado por la saga a lo largo de los diferentes títulos: desde Madame Maxine a Dolores Umbridge, pasando por Kingsley Shacklebolt o Narcisa Malfoy, por poner sólo algunos ejemplos.

Debo hacer la aclaración de que la profesora a la que Voldemort asesina vilmente al principio de la película –Charity Burbage- no aparece en ningún momento anterior de la saga cinematográfica.

El parisino Alexandre Desplat tomaría las riendas musicales de la saga en sus dos últimas entregas para beneficio de los espectadores, ya que se trata de un monumental compositor.

Galardonado con el Oscar por su partitura para “El Gran Hotel Budapest”, Desplat ha sido nominado en otras siete ocasiones por “The Queen”, “El curioso caso de Benjamin Button”, “Fantastic Mr. Fox”, “El discurso del rey”, “Argo”, “Philomena” y “The Imitation Game”.

 

 

 

8 - HARRY POTTER Y LAS RELIQUIAS DE LA MUERTE – Parte II(David Yates, 2011)

 

 Reliquias 2 Voldemort y Harry

 

LINEA ARGUMENTAL

 

Los tres amigos están en el refugio de Bill y Fleur, antigua casa franca de la Orden, junto al resto de rescatados por Dobbie de la mansión Malfoy.

Después de enterrar debidamente (“sin magia”) al leal elfo, Potter decide interrogar al duende Griphook acerca de lo que contiene la cámara de Bellatrix Lestrange en Gringotts y es que a la mortífaga se le escapó la pregunta de “qué más” habían sustraído de ella aparte de la Espada de Gryffindor.

Griphook confirmará que la espada que guarda Bellatrix es falsa y que fue Snape quien la hizo poner allí. En realidad –explicará-, sólo un duende podría diferenciarla de la auténtica, que es la que obra en poder de Harry.

 

Reliquias 2 Griphook

 

Aunque el duende desconoce qué más puede haber en la cámara de la asesina de Sirius, Harry está más que convencido de que allí debe ocultarse el cuarto horrocrux, por lo que ofrecerá oro a Griphook a cambio de su ayuda para recuperarlo.

Sin embargo, lo que el codicioso duende ambiciona es la posesión de la espada, por lo que el joven mago dará su palabra de entregársela si les franquea el paso hasta la cámara.

El siguiente en ser interrogado será otro de los rescatados por el malogrado Dobby: el señor Ollivander, famoso fabricante de varitas.

 

Reliquias 2 Ollviander

 

Ollivander pretenderá negar que cree en las “Reliquias de la Muerte” aunque Harry Potter sabe, por sus visiones, que el mago ha encaminado, bajo tortura eso sí, a Voldemort a la tumba de Dumbledore, de donde el Señor Oscuro ha sustraído ya la varita de sauco, una de las tres “reliquias” (las otras dos son la capa de invisibilidad y la piedra de la resurrección).

Si ya ha conseguido dicha varita –sentenciará lúgubremente Ollivander-, Harry no tiene ninguna posibilidad contra Voldemort.

Sin tiempo para mucha preparación, los tres amigos y Griphook se dirigen a Gringotts, en cuyo recinto penetran camuflados, una vez más, gracias a la poción multijugos.

Así, Hermione asume el aspecto de Bellatrix mientras Ron adopta la fisionomía de Dragomir Despard. Harry, en cambio, avanzará bajo su capa de invisibilidad, llevando al duende sobre sus hombros).

 

Reliquias 2 Falsa Bellatrix

 

La estratagema está a punto de fracasar cuando el duende Bogrod exige a la falsa Bellatrix que le entregue su varita pero la situación es salvada gracias a una maldición imperius, que anula la voluntad de Bogrod.

En un frenético viaje por los laberínticos raíles subterráneos de Gringotts, los cuatro y su rehén viajarán bajo la experta conducción de Griphook hasta llegar a a su destino: la Bóveda de los Lestrange.

Sin embargo, la “Perdición del Ladrón”, una catarata mágica la protege, de modo que todos sus hechizos desaparecen de golpe y el grupo acaba dándose de bruces contra el suelo. Tendrán que renovar a toda prisa la maldición “imperius” sobre Bogrod.

A continuación, los dos duendes salvan la presencia de un enorme dragón que también protege la bóveda y al cual arrinconan con ayuda de unos artilugios que producen cierto sonido que a la bestia han acostumbrado a identificar con el dolor.

En la cámara verán oro, armaduras, pociones y una réplica de la espada de Gryffindor.

 

Reliquias 2 Camara de Bellatrix

 

Allí, Harry “oirá” al horrocrux que Bellatrix guarda para su señor y que no es otro que la Copa del Helga Hufflepuff.

No obstante, cuando Potter intenta alcanzarla se pone en marcha la maldición Geminio, que multiplica cada objeto que se toca, lo que pronto convierte la cámara en una montaña de objetos valiosos que surgen a borbotones, impidiendo el avance del chico.

Harry consigue pese a todo su objetivo pero entonces Griphook hará alarde de su deslealtad –“prometí ayudaros a entrar, no a salir”-, dando la voz de alarma.

En un plan desesperado urdido por Hermione a toda prisa, ella y sus dos amigos suben a lomos del dragón y lo liberan, logrando huir de Gringotts desde su subterráneo hasta la enorme bóveda que la bestia destroza con sus fuertes alas. Finalmente se dejarán caer sobre un lago mientras el dragón sigue su camino.

 

Reliquias 2 Dragon

 

Harry y Hermione llegan a la conclusión, aceptada por Ron, de que deben llegar a Hogsmeade para intentar entrar en Hogwarts.

En el pueblo tendrán que ser salvados in extremis por un desconocido que resultará ser Aberforth Dumbledore, el hermano de Albus.

 

Reliquias 2 Aberforth

 

Descubrirán entonces que es él quien aparece cuando Potter mira en el espejo que Sirius Black le regaló y, por tanto, también es Aberforth quien les envió a Dobby para ayudarles.

Será igualmente el hermano mediano de Albus quien les permita llegar a Hogwarts a través del único pasadizo no vigilado, que ni siquiera aparece en el “Mapa del Merodeador”.

 

FIN DE UNA SAGA MÍTICA

 

Llega el momento del final y es hora de hacer balance no sólo del film que cierra la serie sino de la trayectoria completa de la misma.

Hay que tener en cuenta que el final de una saga –y más de una tan extensa y con tantos adeptos como la de Harry Potter- constituye siempre un gran riesgo por razones que van más allá de lo estrictamente cinematográfico, una vez pasan a formar parte del acerbo cultural de toda una generación.

Con tantos partidarios como detractores, la de Potter constituye un auténtico legado de cine fantástico, razón por la cual no cabe sino felicitar al inmenso (en ambos sentidos) equipo del que han formado parte desde JK Rowling y Steve Kloves hasta los cuatro directores que han dirigido los ocho films, así como los actores, fotógrafos, músicos y técnicos de todo tipo que han participado de los mismos.

Comenzaba –recordaré- la serie potteriana con la sorprendente (sobre todo para quienes desconocíamos al personaje) “Harry Potter y la piedra filosofal”, siendo sucedida por la parcialmente fallida “Harry Potter y la cámara secreta”, que a punto estuvo de desengancharme de la saga ya de inicio.

Luego vendrian la magistral “Harry Potter y el prisionero de Azkabán”, la trepidante “Harry Potter y el cáliz de fuego”, la menos lucida “Harry Potter y la Orden del Fénix” y la sugestiva “Harry Potter y el misterio del príncipe”.

Quedaba para el final el desenlace, articulado en las dos entregas de “Harry Potter y las reliquias de la muerte”, que comenzaban con un ritmo más bien premioso en la Parte I para acabar desbocándose en un carrusel de sensaciones en la definitiva Parte II.

 

Reliquias 2 Batalla en Hogwarts

 

 

Debo confesar que, desde el principio de esta saga cinematográfica, opté por leer los libros después y no antes de ver sus adaptaciones.

Ello sin duda me evitó los sinsabores de ver ignoradas la mayor parte de las subtramas de los libros y también es más que posible que influya en mi benignidad a la hora de juzgar las películas pero lo cierto es que preferí abordar los films desde un punto de vista meramente cinematográfico, dado que la forma habitual en que suelo afrontar las adaptaciones es justo la inversa.

He de admitir también que, en algunas ocasiones, tuve que acudir a toda prisa a las novelas de Rowling, no tanto por las ganas de leer “versiones extendidas” de lo visto en la pantalla (que también) como por el déficit de información que ofrecían los films. Y no cabe duda de que eso es algo negativo y achacable a deficiencias de los guiones de Kloeves tanto como a una labor de montaje algo radical.

Con eso y con todo, el logro de una atmósfera que se aproxima razonablemente a la de los libros y la condensación de los hechos más relevantes de los mismos constituyen, ya de por sí, un notable mérito.

La acertada labor de casting y los muchos medios puestos al servicio de la saga también contribuyen lógicamente a que este macro-proyecto haya llegado a buen puerto pese a sus defectos y limitaciones.

Hablando ya de “Harry Potter y las reliquias de la muerte – Parte II”, lo mínimo que puede afirmarse de ella es que resulta un trabajo digno y también considerablemente espectacular.

 

Reliquias 2 Hogwarts 2

 

Con un ritmo trepidante que hace olvidar la morosidad de la entrega anterior, el film despliega con brillantez su artillería digital y, con su habitual maestría fotográfica, escenográfica y musical, pone el broche de oro a una de las mejores sagas fantásticas de la Historia del Cine.

No es la mejor película de la serie –ese honor recae en la tercera entrega, “Harry Potter y el prisionero de Azkabán”- pero sí es un film espectacular y elegante que remonta hasta ofrecer una conclusión in crescendo, lo cual es de agradecer.

Para el recuerdo quedan escenas como el viaje desaforado por el interior de Gringotts (que poco tiene que envidiar al de Indiana Jones por el interior del “templo maldito”) y el subsiguiente robo en la cámara de Bellatrix.

 

Reliquias 2 Griphook conduce

 

Y, por supuesto, la gran batalla final que, ciertamente, no aguanta la comparación con la de “El Señor de los Anillos: el Retorno del Rey” pero, aun así, tiene su propia épica a un nivel distinto.

 

Reliquias 2 Duelo Voldemort HP

 

Por no hablar de que Harry Potter ha conseguido mantener la tensión durante nada menos que ocho títulos a lo largo de más de una década mientras ESDLA sólo tuvo que lidiar con tres películas en un intervalo de apenas un año entre cada una y la siguiente.

No obstante, tan importante es la decisiva batalla del final como los enigmas que encierran Dumbledore y Snape, cuyos recuerdos sobresaltarán a más de uno si desconoce el desenlace de la trágica historia.

Escena particularmente emotiva, pese a su contención, es la muerte de Snape, que revela su verdadera naturaleza, lo cual tendrá reflejo en el Epílogo.

 

Reliquias 2 Snape y su secreto 2

 

Se pierde en esta última entrega la historia de Ariana, la hermana menor de Albus y Aberforth Dumbledore, de la cual sólo veremos un cuadro en movimiento y una escueta alusión.

Un aspecto que no quedó demasiado claro para quienes no habían leído la última novela de Rowling es el que concierne a la muerte de Griphook pero lo cierto es que,tanto él como el resto de empleados y duendes de Gringotts, serán asesinados por Lord Voldemort como represalia por haber dejado que robaran su horrocrux.

La espada de Gryffindor, por su parte, abandonará de forma espontánea el cuerpo inerte del duende para regresar al sombrero seleccionador de Hogwarts, de donde la obtendrá Neville Longbottom.

La leyenda o moraleja final, en cualquier caso, parece ser que la decisión de Voldemort de preservar su siniestra vida fracturando su alma será la causa de su perdición, enfrentado a un chico normal sin gran talento (Harry) pero con alma incorruptible, valiente y leal pero, sobre todo, capaz de amar.

El final de la saga arroja cierta incertidumbre sobre el futuro cinematográfico de su joven trío protagonista, dedicado en exclusiva a las películas de Harry Potter a lo largo de diez años, con el hándicap que ello puede suponer.

La versátil Emma Watson (Hermione Granger) parece tomar clara ventaja sobre sus ex compañeros, habiendo trabajado ya a las órdenes de Sofia Coppola, Darren Aronofsky o Alejandro Amenábar, entre otros.

 

Reliquias 2 Emma Watson

 

No es que la chica haya estado particularmente inspirada en la elección de películas pues tanto “Noé” como “Regresión” resultan títulos más bien infumables pero es de esperar que el inminente estreno tanto de “The Circle” como de “La bella y la bestia” relance definitivamente su carrera.

En cuanto a Rupert Grint (Ron Weasley), va colocándose paulatinamente en repartos más bien corales como los de la interesante cinta noruega “Perdidos en la nieve” o las más prescindibles “CBGB” (donde volvería a coincidir con Alan Rickman) o “Charlie Countryman” (junto a Shia LaBeouf, Evan Rachel Wood o Vincent D'Onofrio).

 

Reliquias 2 Ron

 

Daniel Radclife, por su parte, es quien en principio tenía más complicado escapar al encasillamiento, habida cuenta de su protagonismo absoluto en la serie pero lo cierto es que el chico se está aplicando para lograrlo.

 

Reliquias 2 HP entra a Hogwarts

 

Hasta ahora ha intervenido en títulos como “Imperium” (que no es una maldición imperdonable sino un drama en el que interpreta el tenso papel de un agente del FBI infiltrado entre neonazis), “Swiss Army Man” (una comedia macabra y soez que particularmente no recomiendo) o “Ahora me ves 2” (donde harás las veces de villano, uniéndose a la troupe formada por los Mark Ruffalo, Woody Harrelson, Jesse Eisenberg y Dave Franco, en una secuela en la que también siguen Morgan Freeman y Michael Caine).

Mención muy especial merece el trabajo –a lo largo de toda la saga pero culminado de forma impresionante en el octavo film- de un Alan Rickman tristemente desaparecido.

 

Reliquias 2 Alan Rickman

 

 

Francamente, no imagino a ningún otro actor en el papel de Severus Snape ni tampoco a la serie sin su imprescindible concurso. El hecho de no haber obtenido siquiera una candidatura al Oscar después de una década dejándonos atónitos desde su cátedra de Hogwarts merece una sincera amonestación para los académicos de Hollywood.

Un error garrafal que cabe señalar en la edición española es el doblaje escogido para el papel de Lord Voldemort, el cual echa un tanto por tierra la magnífica interpretación de Ralph Fiennes.

 

Reliquias 2 Voldemort desatado

 

El título de cierre es también una ocasión para la despedida que la excelente actriz británica Maggie Smith (Minerva McGonagall) no desaprovecharía, aportando uno de los momentos más emotivos de este último film, por el que aparecen brevemente bastantes de los personajes vistos en anteriores entregas, algunos de los cuales perderán la vida en la cruenta batalla final.

 

Reliquias 2 Maggie Smith

 

La fotografía (espléndida) de la película corre, como en la Parte I, a cargo del portugués Eduardo Serra, director de este apartado en producciones tan variopintas como “Más allá de los sueños”, “La joven de la perla” o “Diamante de sangre”.

Al igual que en la entrega anterior, la partitura de Alexandre Desplat vuelve a ser maravillosa, con piezas muy épicas que se alternan con otras más sinfónicas y cargadas de gran sentimiento. Algunos temas –caso del delicioso “Lily’s Theme”- están, en mi modesta opinión, incluso por encima de las bandas sonoras orquestadas por John Williams para los primeros títulos.

 

 

 

 

 

 

 

Universo HARRY POTTER - Parte I:

http://rincondesinuhe.com/homepage-3/369-universo-harry-potter-parte-i

Universo HARRY POTTER - Parte II:

http://rincondesinuhe.com/homepage-3/371-universo-harry-potter-parte-ii

Universo HARRY POTTER - Parte III:

http://rincondesinuhe.com/homepage-3/374-universo-harry-potter-parte-iii

Universo HARRY POTTER - Parte IV:

http://rincondesinuhe.com/homepage-3/375-universo-harry-potter-parte-iv

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar