LOS GRANDES PERDEDORES DE LOS

 

OSCAR

 

Films ilustres a la puerta de la gloria

 

 Oscars Portada

 

Las razones por las que algunas de las mejores películas de la Historia del Cine han quedado al margen del galardón más anhelado van desde la mala fortuna de coincidir en el mismo año con algún rival de su misma enjundia hasta la arbitrariedad de los miembros de la Academia encargados de otorgar los votos.

Dando por hecho que la subjetividad es inherente a cualquier juicio artístico y que aquí se trata de establecer el mío, vamos con algunos de los que han sido, a mi entender, algunos de los casos más sangrantes.

 

 

DOCTOR ZHIVAGO  (David Lean, 1965)

 

http://rincondesinuhe.com/homepage-3/124-doctor-zhivago

La excelente cinta épica de David Lean, un realizador acostumbrado a las superproducciones -“El puente sobre el río Kwai”, “Lawrence de Arabia”-, cuenta la vida de Yuri Zhivago, un médico y poeta que sufrirá en sus carnes los rigores de la Segunda Guerra Mundial y de la Revolución rusa.

 

Oscars Doctor Zhivago

 

Es, sobre todo, una de las mayores historias de amor contadas en la gran pantalla y encumbró a sus protagonistas –Omar Shariff y Julie Christie- tanto como a Maurice Jarre, el artífice de su deliciosa banda sonora.

El guión, que adaptaba de forma magnífica la difícil novela del Premio Nobel de Literatura Boris Pasternak, corrió a cargo de Robert Bolt y tanto el guionista como el propio Jarre se alzarían con el Oscar en sus categorías respectivas.

El vestuario, la fotografía (Freddie Young y Nicolas Roeg) y la dirección artística obtendrían también sus correspondientes galardones para alcanzar los 5 Oscar que finalmente conseguiría la cinta.

Sin embargo, los más relevantes –mejor película y mejor dirección para Lean- se irían al limbo junto con los de mejor montaje, mejor sonido y mejor actor secundario (estaba nominado el inglés Tom Courtenay, que interpretaba a Pasha).

Lo peor del caso es constatar que la cinta que privó a “Doctor Zhivago” de la gloria es un musical que no ha envejecido del todo bien: la “SONRISAS Y LÁGRIMAS” de Robert Wise, quien también lograría el Oscar al Mejor Director.

 

 

CHINATOWN  (Roman Polanski, 1974)

 

Muy distinto es el caso de “Chinatown”, un prodigio de cine negro cuya acción se sitúa en la ciudad de Los Angeles en los años 30.

 

Oscars Chinatown

 

La acción arranca con la visita que la esposa del Jefe del Servicio de Aguas de la ciudad realiza al detective privado J.J. Gittes, un especialista en divorcios.

La intención de la dama es que el detective siga a su marido, de quien sospecha que le es infiel. Sin embargo, poco después de que Gittes descubra que su objetivo es también sospechoso de corrupción, una segunda mujer se presentará en su despacho alegando ser la esposa.

Si “Doctor Zhivago” había sido nominada a 10 Oscar, de los que obtuvo la mitad, las 11 nominaciones de “Chinatown” se tradujeron en una solitaria estatuilla: la correspondiente al Mejor Guión Original, obra de Robert Town.

Las candidaturas correspondientes a mejor película, director (Roman Polanski), actor (Jack Nicholson), actriz (Faye Dunaway), montaje, banda sonora (Jerry Goldsmith), sonido, dirección artística, fotografía y vestuario quedaron en agua de borrajas.

No obstante, como ya apuntaba, el caso sería muy distinto al anterior, al haber coincidido su estreno con el de la magistral “EL PADRINO: PARTE II”, la gran triunfadora en los Oscar de ese año. La cinta de Coppola se llevaría los de Mejor Película y Mejor Director entre los 6 que finalmente capitalizó.

 

 

TAXI DRIVER  (Martin Scorsese, 1976)

 

Más difícil de entender resulta que esta auténtica obra maestra hubiera de claudicar frente a un título claramente inferior en un año, eso sí, en el que no proliferaron precisamente los grandes films.

 

Oscars Taxi Driver

 

El protagonista de este sórdido drama es un ex combatiente de la guerra de Vietnam que sobrelleva su insomnio crónico trabajando como taxista por las noches. Su obsesión con la degradación que advierte en su mundo y el rechazo que sufrirá por parte de una rubia de la que está enamorado le empujarán a la acción violenta.

Debido quizás a su dura temática o a su incorrección política –el film también relata los entresijos de la campaña presidencial de un senador-, la película de Scorsese se marchó de vacío tras haber sido nominada a 4 Oscar, entre los que paradójicamente no se encontraba el de mejor director.

Las candidaturas a mejor película, actor (Robert de Niro), actriz de reparto (Jodie Foster) y banda sonora (Bernard Herrman) se quedaron pues en nada mientras “ROCKY” se convertía en la película del año.

Guionizado y protagonizado por Sylvester Stallone, este drama simplemente correcto y ambientado en el mundo del boxeo se alzaba con los reconocimientos a la Mejor Película, Mejor Director (un John G. Avildsen cuya mediocre carrera poco tiene que ver con la de Scorsese) y Mejor Montaje.

 

 

 

APOCALYPSE NOW  (Francis Ford Coppola, 1979)

 

Este macroproyecto ambientado en la guerra de Vietnam y que casi causó la ruina mental y económica de Coppola, resultó el gran derrotado en 1979.

 

Oscars Apocalypse Now

 

Su guion (obra del propio Coppola junto a John Mililus) trasladaba al sudeste asiático la acción de la novela breve de Joseph Conrad “El corazón de las tinieblas”, que transcurría realmente en el África de finales del siglo XIX.

Un joven oficial de la inteligencia estadounidense es enviado a la jungla camboyana para acabar con un ex boina verde que ha organizado su propio ejército y es adorado como un dios por los nativos pero, poco a poco, se convertirá en aquello que debe combatir.

Ocho fueron las nominaciones obtenidas por el film, incluyendo las de mejor película, director, actor (Robert Duvall) y guión adaptado pero habría de conformarse con dos reconocimientos de tipo técnico: los correspondientes a la fotografía (Vittorio Storaro) y el sonido.

El correcto (sin más) drama “KRAMER CONTRA KRAMER” resultaría el sorprendente e incomprensible acaparador de los premios a la Mejor Película, Director (con otro realizador mediocre como Robert Benton), Actor (Dustin Hoffman) y Guión Adaptado.

 

 

EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA  (Steven Spielberg, 1981)

 

http://rincondesinuhe.com/homepage-3/201-en-busca-del-arca-perdida

 

Personalmente es uno de los olvidos que más lamento, dado que se trata del film que revitalizó de una vez y para siempre el género del cine de aventuras, situándolo en un nivel desconocido hasta aquel momento.

 

Oscars En busca del arca perdida

 

El film, primero de una mítica trilogía (mejor nos olvidamos del esperpento que supuso “Indiana Jones y la calavera de cristal”), cuenta las andanzas de un catedrático de Arqueología metido a saqueador de tumbas y tesoros.

Sus andanzas le llevarán a buscar en Egipto nada menos que el Arca de la Alianza, que también persiguen los nazis. Y, entre disparos, enigmas, peligros y deslumbrantes amaneceres en el desierto, no faltará, como cabía esperar, la presencia de una chica tan atractiva y peleona como el héroe protagonista.

Hasta nueve nominaciones acumularía el film –algo impensable para un título inscrito en su género- pero tan sólo se alzaría con nueve Oscar de tipo estrictamente técnico –Dirección Artística, Efectos Visuales, Sonido, Edición de Sonido, además de un reconocimiento especial a Ben Burtt y Richard L. Anderson por este último apartado.

En cambio, los dos principales galardones a los que aspiraba –película y director (Spielberg)-, sufrieron la misma suerte que los correspondientes a la fotografía y la canción original.

El drama deportivo “CARROS DE FUEGO”, tan efectista y bello como aburrido, sería el injusto (siempre según mi opinión) ganador del Oscar a la mejor Película en tanto que Warren Beatty se encargaría de aguarle la fiesta a Spielberg al alzarse con el Oscar al Mejor Director por “ROJOS”.

 

 

 

ARDE MISSISSIPPI  (Alan Parker, 1988)

 

Dramático thriller ambientado en el profundo sur durante la convulsa década de los sesenta, el film de Parker fue otro de los títulos injustamente olvidados por la Academia.

 

Oscars Arde Mississippi

 

La acción se estructura en torno a la desaparición, en el racista estado de Mississippi, de tres activistas por los derechos civiles.

Estamos en 1964 y dos agentes del FBI serán los encargados de esclarecer los hechos mientras el Ku Klux Klan campa a sus anchas con el beneplácito de una significativa parte de la población blanca.

Estuvo nominada a 7 estatuillas, incluyendo las correspondientes a mejor película, director (Alan Parker), actor (Gene Hackman), actriz de reparto (Frances McDormand) pero únicamente conseguiría el dedicado a la Mejor Fotografía (Peter Biziou).

“RAIN MAN”, de Barry Levinson, sería la gran triunfadora ese año, al unir al Oscar a la Mejor Película los relativos al Director (el propio Levinson), actor (Dustin Hoffman) y guión original.

Una vez más nos hallamos ante una buena película pero tremendamente sobrevalorada, salvo por su apartado interpretativo, donde Hoffman sin duda sí se hizo acreedor al Oscar.

 

 

 

LAS AMISTADES PELIGROSAS  (Stephen Frears, 1988)

 

http://rincondesinuhe.com/homepage-3/88-valmont

 

Ese mismo 1988, Stephen Frears estrenaba en la gran pantalla la mejor adaptación nunca vista de la magnífica novela de Choderlos de Laclos.

 

Oscars Las amistades peligrosas

 

Drama de época con sugestiva presencia de un refinado erotismo, el lujo y la seducción se daban la mano en este duelo sensual entre la Marquesa de Merteuil y el Vizconde de Valmont.

Nominada a mejor película aunque no se reconociera la espléndida realización de Frears, las candidaturas del film también comprenderían los apartados de actriz protagonista (Glenn Close), actriz de reparto (Michelle Pfeiffer), banda sonora (George Fenton), Dirección Artística, Vestuario y Guión Adaptado, imponiéndose en los tres últimos.

Como queda dicho, “RAIN MAN” fue la gran triunfadora de ese año.

 

 

EL CLUB DE LOS POETAS MUERTOS  (Peter Weir, 1989)

 

Si el director de la magnífica “Único testigo” había tenido la desgracia de estrenar dicho film en un 1985 dominado con mano de hierro por la “MEMORIAS DE ÁFRICA” de Sidney Pollack, el realizador australiano no tendría mejor fortuna cuatro años después pese a contar con una competidora de calidad más modesta.

 

Oscars El Club de los Poetas Muertos

 

El Club de los Poetas Muertos” narra las andanzas de un grupo de muchachos internos en un elitista colegio de Nueva Inglaterra bajo la tutela de un singular profesor cuyas enseñanzas marcarán sus vidas.

Magnífico drama con pretensiones didácticas, fue nominado a la mejor película, director (Weir) y actor (Robin Williams) pero hubo de conformarse con el de Mejor Guión Original.

En su lugar, el drama con toques de comedia “CONDUCIENDO A MISS DAISY” se alzó con el Oscar al mejor film del año, en tanto que Oliver Stone lograba encumbrarse como director gracias al drama bélico “NACIDO EL CUATRO DE JULIO”.

 

 

JUEGO DE LÁGRIMAS  (Neil Jordan, 1992)

 

No es muy frecuente que un film irlandés concurra a la nominación de la mejor película del año pero así aconteció en 1992 aunque con pocas posibilidades debido a la fuerte competencia existente ese año.

 

Oscars Juego de lagrimas

 

Neil Jordan propone un drama con tintes de suspense que arranca con el secuestro de un soldado británico por parte de un comando del IRA.

La especial relación que se establece entre la víctima y uno los terroristas determinará que éste acabe huyendo de sus compañeros en busca de la novia del soldado, a quien ha jurado proteger.

La trama, tan sorprendente como interesante, le valdría a Jordan el Oscar al Mejor Guión Original, ya que no el de mejor director, que iría a parar a las manos de Clint Eastwood, el gran triunfador de 1992 con su magnífico western crepuscular “SIN PERDÓN”, que también se impondría como mejor película del año.

 

 

PULP FICTION  (Quentin Tarantino, 1994)

 

Negrísima comedia a cargo de una Tarantino que ya había sorprendido enormemente con su opera prima “Reservoir dogs”, su genialidad estriba en mezclar secuencias enormemente divertidas con otras de considerable e incómoda crudeza.

 

Oscars Pulp Fiction

 

La trama, urdida por el propio Tarantino, se articula en torno a un grupo de sicarios que trabajan para un gángster de Los Angeles. Uno de ellos deberá cuidar de la chica del jefe durante una noche muy loca, poco después de que el pistolero haya recuperado, junto a un compañero tan trasnochado como él, un misterioso maletín.

Con sus historias se entrelazan la de un boxeador que desafiará al gángster ganando un combate que debía perder y también la de una pareja de atracadores de poca monta que deciden dar un golpe en una cafetería en la que, casualmente, están comiendo los sicarios.

El film obtuvo 7 nominaciones, incluidos los apartados de mejor película, director (Tarantino), actor (un John Travolta a quien el director trajo “de vuelta”), actor de reparto (Samuel L. Jackson) y actriz de reparto (Uma Thurman) pero, finalmente, sólo se alzó con el de Mejor Guión Original (Roger Avary y el propio Tarantino).

La única causa de que “Pulp Fiction”, una de las mejores películas de todos los tiempos, no triunfara en la Gala de los Oscar fue la sobrevalorada “FORREST GUMP”, una película a la que personalmente nunca le he encontrado la gracia, fuera de la excelsa partitura de Alan Silvestri o de los innovadores efectos especiales utilizados en su rodaje.

 

 

 

SENTIDO Y SENSIBILIDAD  (Ang Lee, 1995)

 

Drama de época basado en una célebre obra de Jane Austen, esta obra de arte dirigida por el chino Ang Lee fue la gran derrotada un año después. El director, de hecho, ni siquiera resultó nominado.

 

Oscars Sentido y sensibilidad

 

Las vicisitudes vitales y amorosas que vivirán dos hermanas, diametralmente opuestas entre sí, cuando la muerte de su padre las arroje a una situación de gran dificultad, es el centro de esta deliciosa película, que contó con un reparto excepcional.

Fue nominada para 7 premios, incluidos los de mejor película, actriz (Emma Thompson) y actriz de reparto (Kate Winslet) pero hubo de conformarse con un merecidísimo Oscar al Mejor Guión Adaptado, firmado por la propia Emma Thompson.

El único problema de este magnífico film fue coincidir en el mismo año en que veía la luz la esplendorosa “BRAVEHEART” de Mel Gibson, la cual se impondría como Mejor Película y Mejor Director (el propio Gibson).

 

 

L.A. CONFIDENTIAL  (Curtis Hanson, 1997)

 

http://rincondesinuhe.com/homepage-3/172-l-a-confidential

 

La mejor adaptación de una novela de James Ellroy coincidía con el regreso a la gran pantalla del cine negro, un género venido a menos en los últimos tiempos y que cobraría nuevo impulso gracias al film de Hanson.

 

Oscars L A Confidential

 

Tres policías de Los Angeles protagonizan esta monumental película ambientada en los años 50: uno está obsesionado con castigar a los maltratadores de mujeres; otro con la celebridad y el dinero, el tercero de ellos, en cambio, está determinado a llegar a los más alto y a limpiar el Departamento de toda corrupción aunque ello le suponga ser tachado de soplón.

La matanza del restaurante “Nite Owl”, en la que morirán seis personas y por la que serán detenidos tres delincuentes de raza negra, será el detonante que cambie el devenir de los acontecimientos. Sobre todo porque los acusados cuentan con una coartada… aunque  resulte terrible.

El film recibiría nada menos que 9 nominaciones –película y director (Curtis Hanson) entre ellas-, pero sólo conseguiría 2: el de Mejor Actriz de Reparto para una renacida Kim Bassinger y el correspondiente a Mejor Guión Adaptado (Brian Helgeland y el propio Hanson).

Paradójicamente, la película que le arrebataría los premios principales sería la infladísima “TITANIC” de James Cameron, un film cuya mayor aportación a la cinematografía estriba en sus impresionantes efectos visuales pero cuyo guión fue significativamente olvidado en las nominaciones.

 

 

TRAFFIC  (Steven Soderbergh, 2000)

 

Cine de autor y de muchísima calidad, la cinta de Soderbergh bucea en el trasfondo del narcotráfico entre México y Estados Unidos, ahondando en las repercusiones morales y personales de todos los implicados: desde los traficantes hasta quienes les combaten, pasando por los entramados familiares de ambos.

 

Oscars Traffic

 

En Estados Unidos un prestigioso juez se convierte en la máxima autoridad en la lucha antidroga sin saber que su propia hija adolescente se ha convertido en drogadicta.

Mientras, en México, un agente de la ley arriesga a diario su vida para enfrentarse al auge cada vez mayor de los cárteles de la droga.

Prueba evidente de la excelsa categoría de “Traffic” es que obtuvo 4 de los 5 Oscars para los que fue nominada: Director (Steven Soderbergh), Actor de Reparto (Benicio del Toro), Guión Adaptado (Stephen Gaghan) y montaje.

Sólo se le escapó el de mejor película, que iría a parar a la monumental “GLADIATOR”, de Ridley Scott aunque a Soderbergh le quedara el consuelo de arrebatarle a Scott el galardón de mejor realizador del año.

 

 

 

EL SEÑOR DE LOS ANILLOS: LA COMUNIDAD DEL ANILLO  (Peter Jackson, 2001)

 

La irrupción del “Universo Tolkien” en el cine, de la mano del realizador neozelandés Peter Jackson, vendría a revolucionar el género fantástico, rompiendo taquillas y aunando como pocas veces el beneplácito de público y crítica.

 

Oscars ESDLA

 

El Señor Oscuro Sauron usurpa el poder de la Tierra Media mediante la forja de un Anillo de poder que ha de subyugar a los que recibieron hombres, elfos y enanos pero su milagrosa derrota acabará con su destrucción.

O eso parece hasta que ciertos signos aparecidos mucho tiempo después hacen sospechar que Sauron pueda estar regresando mientras el Anillo único sigue oculto.

Una insignificante criatura –un hobbit de La Comarca- será, de forma sorprendente, el designado para custodiarlo.

Las 13 nominaciones recibidas por el film hablan con claridad del tremendo impacto que supuso su aparición en las pantallas.

La ligeramente árida “UNA MENTE MARAVILLOSA” de Ron Howard sería la encargada de arruinar las esperanzas de Jackson, al arrebatarle los galardones a mejor película, director (Ron Howard) y hasta guión adaptado (Akiva Goldsman).

La primera parte de “El Señor de los Anillos” sólo alcanzaría 4 de los 13 Oscars a los que aspiraba: Banda Sonora (merecidísimo premio para Howard Shore), Fotografía (Andrew Lesnie), Efectos Visuales y Maquillaje.

Un año después, “El Señor de los Anillos: las Dos Torres” sería también nominada a mejor película (la Academia se olvidó en esta ocasión de Peter Jackson), siendo derrotada por el musical “CHICAGO” mientras Roman Polanski se alzaba con su único Oscar como Director por “El pianista”.

Sin embargo, en 2003, “EL SEÑOR DE LOS ANILLOS: EL RETORNO DEL REY” recolectaría un aluvión de estatuillas que claramente premiaban no sólo al film (aunque sea magnífico) sino a toda la trilogía.

La tercera y última parte de “El Señor de los Anillos” conseguiría los 11 Oscars para los que fue nominada: Película, Director (Peter Jackson), Guión Adaptado (Fran Walsh, Philippa Boyens y Peter Jackson), Banda Sonora (de nuevo Howard Shore), Canción, Diseño de Vestuario, Dirección Artística, Montaje, Maquillaje, Sonido y Efectos Visuales.

 

 

AVATAR  (James Cameron, 2009)

 

Si doce años antes Cameron se había visto beneficiado por la arbitraria decisión de otorgar a su “Titanic” un galardón del que era merecedor “L.A. Confidential”, en 2009 se vería inmerso en la situación contraria, viéndose privado de un Oscar que merecía más que la película que se lo arrebató.

 

Oscars Avatar

 

Estamos en el siglo XXII y los seres humanos explotan el lejano planeta Pandora sin el menor respeto por las costumbres y la dignidad de sus pobladores indígenas.

En ese contexto, un marine que ha perdido la movilidad de sus piernas es reclutado para suplir a su hermano gemelo, trágicamente fallecido, en la conducción de un Avatar, un cuerpo creado a imitación del de de los indígenas de Pandora y al que el soldado deberá manejar con su mente.

Todo un prodigio visual al servicio de una historia no por clásica menos emotiva, “Avatar” recibiría 9 nominaciones, destacando las de mejor película y director,  pero sería derrotada por “EN TIERRA HOSTIL”, un film claramente inferior a cargo precisamente de la ex esposa de Cameron, Kathryn Bigelow, que también obtendría la distinción como mejor realizadora del curso.

 

 

ORIGEN  (Christopher Nolan, 2010)

 

En un año en el que también se estrenaría “La red social” de David Fincher, ambos films serían marginados en favor de uno de esos títulos que un servidor tiende a considerar como sobrevalorados.

 

 Oscars Origen

 

Origen” plantea una compleja historia con varios planos de realidad, obedeciendo a la naturaleza de su protagonista, un proscrito que trafica con los secretos ajenos, arrancándoselos del propio subconsciente.

Aunque la cinta se llevaría 4 de los 8 Oscars para los que estaba nominada (Fotografía -Wally Pfister-, Sonido, Efectos Sonoros y Efectos Visuales), no se alzaría con los más importantes: película, guión original (por el que fue nominado Chris Nolan, olvidado en el apartado de director), banda sonora (pese a la espléndida partitura de Hans Zimmer) y diseño de producción.

La efectista y elegante aunque algo vacua “EL DISCURSO DEL REY” sería la gran vencedora.

 

 

LA NOCHE MÁS OSCURA  (Kathryn Bigelow, 2012)

 

http://rincondesinuhe.com/homepage-3/259-la-noche-mas-oscura-parte-i

 

Mucho más inspirada y redonda que su premiadísima “En tierra hostil”, la Bigelow se vería sin duda perjudicada por el hecho de haber obtenido aquel Oscar apenas tres años antes.

 

Oscars La noche mas oscura

 

El film bucea en las arduas y peligrosas investigaciones realizadas por una agente de la CIA en su persecución de Bin Laden, que se prolongaría durante una década tras los atentados del 11-S.

Excelente cine, bien documentado, mejor fotografiado y con una magnífica interpretación encabezada por Jessica Chastain, el rigor de su trama llevó al film a ser acusado de contar con filtraciones de la propia Agencia.

Obtuvo 5 nominaciones (película, guión original –Mark Boal-, actriz –Chastain- y montaje) pero sólo se haría con el Oscar en el apartado de Mejores Efectos Sonoros.

No fue la mayor derrotada del curso –dicho dudoso honor corresponde a la “Lincoln” de Spielberg, con sólo 2 estatuíllas tras 12 nominaciones- pero el triunfo recayó sobre “ARGO”, de Ben Affleck, siendo el premio al Mejor Director (para el cual no fue nominada Kathryn en esta ocasión) para Ang Lee por “La vida de Pi”.

 

 

DJANGO DESENCADENADO  (Quentin Tarantino, 2012)

 

Tarantino, condenado por la Academia a conformarse con premios exclusivamente por sus guiones, vio cómo su nuevo intento de asaltar los Oscars a mejor película y mejor director volvía a estrellarse en 2012.

 

Oscars Django desencadenado

 

Un cazarrecompensas alemán persigue en Texas a unos asesinos cuyas cabezas tienen un alto precio. Recabará la ayuda de un esclavo negro –Django-, a quien la posibilidad de conseguir la libertad y ganar dinero matando blancos le parecerá el summum de  la felicidad.

Violencia y tensión se alternan de forma magistral con el humor y el suspense, destacando como siempre los magistrales diálogos de sus nada convencionales personajes.

El film se alzó merecidamente con el Oscar al Mejor Guión Original (el segundo que lograba Quentin, tras haberlo logrado también con “Pulp Fiction”) al Mejor Actor de Reparto (un magistral Christoph Waltz, que interpreta al cazarrecompensas teutón) pero se dejó en el tintero los de mejor película (ya hemos comentado que fue a parar a las manos de “ARGO”),  fotografía y efectos sonoros.

Tarantino ni siquiera fue nominado como director.

 

 

LA CIUDAD DE LAS ESTRELLAS (LA LA LAND)  (Damien Chazelle, 2017)

 

El repaso a las grandes damnificadas en la carrera por el Oscar finaliza con la última edición y el musical “La La Land”.

 

Oscars La La Land

 

Este brillante homenaje al Hollywood del star-system y al musical clásico destila belleza e inteligencia a partes iguales.

La historia de amor nada empalagoso entre una camarera aspirante a actriz y un músico que malvive tocando por encargo mientras alimenta el sueño de sacar al jazz de su decadencia está jalonada de diálogos ingeniosos y de excelentes números musicales.

Aunque todo apuntaba a su victoria, sus nada menos que 14 nominaciones no le valieron para obtener el galardón máximo, que fue a parar a uno de esos dramas sociales –“MOONLIGHT” en este caso- que, de vez en cuando, aligeran la mala conciencia de los académicos.

Al menos, Damien Chazelle se alzó con el Oscar al Mejor Director en tanto que Emma Stone lograba el merecidísimo premio a la Mejor Actriz. Fotografía (Linus Sandgren), Banda Sonora (Justin Hurwitz), Canción (“City of Stars”) y Diseño de Producción serían los otros galardones que totalizarían los 6 Oscars cosechados por el film.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar