TRILOGÍA BATMAN

                                                  Parte III

 

 Caballero oscuro 2 Portada alternativa

 

Cuatro años tardaría Chris Nolan en poner en las pantallas la tercera y última de sus películas sobre el hombre-murciélago, cerrando de este modo una trilogía ya mítica.

Como no podía ser de otro modo, Christian Bale, Gary Oldman, Morgan Freeman y Michael Caine continuarían con los roles que habían desempeñado desde el principio de la saga, que se veía obligada a un replanteamiento argumental completo tras la trágica desaparición de Heath Ledger.

Descartada por Nolan la posibilidad de que otro actor interpretara al Joker, un nuevo villano debía ocupar su lugar, lo que supondría la incorporación al proyecto de Tom Hardy.

No sería la única incorporación ilustre pues vendría acompañada de las de Anne Hathaway, Joseph Gordon-Levitt, Marion Cotillard o Matthew Modine, entre otros.

 

 

 

EL CABALLERO OSCURO:

LA LEYENDA RENACE

(Christopher Nolan, 2012)

 

LÍNEA ARGUMENTAL

 

Un comando de la CIA rescata de su secuestro en Uzbekistán al doctor Leonid Pavel para entregárselo al agente Bill Wilson junto con sus captores, un grupo de mercenarios al servicio del “hombre de la máscara” a quien llaman Bane.

 

Caballero oscuro 2 Bill Wilson

 

Ya a bordo del avión que los ha de trasladar a Estados Unidos, los secuestradores, a los que llevan atados y cubiertos por capuchas negras, son conminados a delatar a quien les contrató para secuestrar al físico nuclear, so pena de ser lanzados en pleno vuelo.

Tras la pantomima de disparar al aire como si lo hubieran hecho sobre uno de los encapuchados, el segundo de ellos expresará en voz alta sus dudas acerca de la utilidad de abrir fuego contra alguien a quien supuestamente se va a tirar desde un avión.

- No importa quiénes seamos –responderá el mercenario a la pregunta de Wilson-; lo que importa es nuestro plan. A nadie le interesaba quién era hasta que me puse la máscara –añadirá cuando el agente federal le retire la capucha con cierto temor reverencial.

En realidad, dejarse coger formaba parte dicho plan, como confesará el propio Bane. Eso le ha permitido constatar que Pavel no ha revelado todavía nada a los estadounidenses.

Poco después, un segundo avión “capturará” al de la CIA y, mientras Bane abre fuego contra los federales, sus hombres descienden con cuerdas hasta la nave, sembrándola de explosivos que van detonando hasta destruir el aparato.

 

Caballero oscuro 2 Secuestro aereo

 

El hombre de la máscara escapará de los restos del avión sujetando junto a sí al doctor Pavel mientras la nave siniestrada es dejada caer con uno de los mercenarios a bordo, ya que “deben encontrar entre los restos a uno de nosotros”, según explicará Bane al bien dispuesto “hermano”.

Mientras, en Gotham, el alcalde Anthony Garcia preside un acto que pretende preservar la Ley Dent, promulgada ocho antes y que ahora algunos pretenden derogar.

El comisario Gordon ha preparado un discurso para contar al fin la verdad sobre Harry Dent pero, una vez más, llegará a la conclusión de que no es el momento.

Mientras la señorita Miranda Tate intenta inútilmente ser recibida por Bruce Wayne –ausente del acto pese a auspiciarlo-, correrán los rumores acerca del anfitrión, de quien se dice que vive enclaustrado allí mismo a causa de un accidente del que nada se sabe.

El comisario Peter Foley, por su parte, chismorrea con un congresista a costa de Gordon: la mujer de éste se ha llevado a los niños a Cleveland pero quizás pueda reunirse pronto con ellos pues, según parece, el alcalde pretende destituirle al llegar la primavera. “Es un héroe de guerra y son tiempos de paz”.

 

Caballero oscuro 2 Chismorreo poli y congresista

 

Una de las camareras contratadas para el evento recibe el encargo de Albert de llevar una bandeja al ala este de la mansión y dejarla allí pero la chica se dedicará más bien a curiosear hasta que una flecha se clava en una diana a escasos centímetros de ella, haciéndole soltar un respingo.

 

Caballero oscuro 2 Criada ladrona

 

- Perdón, señor Wayne. Es el señor Wayne, ¿verdad? –preguntará ella, aparentemente asustada-. Aunque no tiene las uñas largas ni cicatrices en la cara.

- ¿Eso es lo que dicen de mí? –preguntará a su vez un Bruce algo envejecido, que cojea ostensiblemente y se apoya sobre una bastón.

- Nadie… le ha visto nunca.

Lo que sí ha visto el millonario es que la chica lleva al cuello el collar de perlas de su madre, que ella acaba de sustraer de su supuestamente inexpugnable caja fuerte.

- Vaya –dirá ella, mudando rápidamente de la jovencita tímida que parecía ser a la sofisticada y descarada ladrona que es en realidad-; no sabía que era imposible abrirla.

- Me temo que no puede llevárselo.

- Mire, usted no golpearía a una mujer igual que yo no golpearía a un lisiado. A veces hay que hacer excepciones –añadirá mientras, de una patada, le arrebata el bastón, haciéndole caer al suelo.

La ladrona se despedirá con una sonrisa antes de atravesar la ventana abierta con un salto mortal hacia atrás.

Ya en el jardín, la chica se deshará de los complementos de color blanco que la señalaban como integrante del servicio, quedándose con un elegante traje negro, con el que se introducirá con todo descaro en el coche del congresista que había flirteado con ella en la fiesta.

 

Caballero oscuro 2 Catwoman elegante

 

- ¿Me lleva? –preguntará modosamente.

- Me ha leído la mente –responderá él, con total ignorancia de lo que se le viene encima.

Tras la fiesta, el joven agente Blake abordará al comisario Gordon para informarle de que la esposa del congresista ha denunciado su desaparición.

Eso constituye una novedad no del todo desagradable para la policía en una ciudad en la que apenas queda actividad delictiva.

Pero Blake aprovechará la ocasión para interrogar a su jefe acerca de lo que verdaderamente sucedió la última noche en que se vio a Batman, cuando supuestamente el hombre-murciélago “mató a toda esa gente, acabó con dos equipos SWAT, le partió el cuello a Dent y luego, sin más, desapareció”. Gordon no soltará prenda.

A la mañana siguiente, Albert se sorprenderá gratamente al ver a Bruce fuera de la cama cuando le lleva el desayuno; después de mucho tiempo, Wayne ha bajado a la bat-cueva, intrigado por la criada ladrona de joyas.

 

Caballero oscuro 2 Albert y Bruce 2

 

Para entonces ya ha logrado identificarla, pese a sus huellas falsas, como Selina Kyle.

Las bases de datos, contará Bruce al mayordomo, están llenas de pruebas no concluyentes contra ella, procedentes de chivatazos o de indicios suministrados por diversos peristas a los que han llegado los productos de sus robos.

- Es buena pero se está estrechando el lazo sobre ella.

En cualquier caso, las marcas que Bruce ha encontrado le indican que, aunque a la chica le gustó indudablemente el collar, no era eso lo que perseguía sino sus huellas, que fueron tomadas hábilmente.

En una zona más deprimida de la ciudad, un sin techo aparece muerto dentro de un colector, razón por la cual avisan al agente Blake. Éste reconocerá al chaval como uno de los internos del orfanato Saint Swithin’s a los que suele entrenar.

Puesto en contacto con el sacerdote que dirige la institución, Blake descubrirá que la Fundación Wayne lleva dos años sin facilitar ayuda económica al orfanato.

El hermano menor de la víctima, por otra parte, resultará ser un admirador del desaparecido Batman, a quien no pudo conocer debido a su corta edad. El policía no sabrá qué responder cuando el niño le pregunte si el hombre-murciélago regresará algún día.

Poco después Selina llega, en compañía de un hombre que parece borracho, a la cita con el siniestro Phillip Stryver, un lacayo al servicio de John Daggett, el empresario rival de Bruce Wayne.

Stryver incumplirá el trato al que habían llegado para que la ladrona le consiguiera las huellas digitales de Wayne.

Cuando ella le hace notar que no le ha entregado todavía la del pulgar, el criminal ordenará que la encañonen, de modo que la chica se verá obligada a darle su móvil para que él avise a una amiga de Selina que espera en la puerta con la huella en cuestión.

Una vez comprobada su autenticidad, Selina pide a su amiga que se marche pus aquello está a punto de “animarse”, a la vez que lamenta que Stryver no se haya limitado a darle lo que acordaron a cambio de su trabajo.

- No podemos dejar cabos sueltos. Y, aunque vayas así vestida –añadirá el criminal en alusión al elegante traje negro de la chica-, nadie te va a echar de menos.

- No. Pero a mi amigo de allí ya le echan de menos todos los polis de la ciudad –señalará ella al drogado congresista mientras su fotografía sale a toda pantalla en los noticiarios televisivos.

- Muy lista –sentenciará Stryver con aplomo- pero no van a buscarle en un sitio como éste.

- No sé yo. Acabas de usar su móvil –afirmará Selina mientras indica con un gesto el móvil con el que avisaron a su amiga.

Selina aprovechará la llegada de la policía para deshacerse a golpes y disparos de sus captores, escabulléndose más tarde mientras aparenta ser una víctima histérica y aterrorizada.

 

Caballero oscuro 2 Catwoman vs Stryver

 

Durante la persecución de los presuntos secuestradores del congresista (que son en realidad los hombres de Stryver), el comisario Gordon quedará atrapado en las alcantarillas a causa de varias explosiones provocadas.

Dos mercenarios le llevarán entonces antes Bane, sólo para comprobar que la suya ha sido una pésima idea pues el hombre de la máscara les ejecutará allí mismo.

Gordon escapará lanzándose a las aguas residuales, de donde será rescatado por el agente Blake, que a renglón seguido se dirigirá a la mansión de Bruce Wayne, de quien no le cabe la menor duda de que es Batman.

 

Caballero oscuro 2 Blake salva a Gordon

 

La visita del joven policía dará ocasión a Wayne de escuchar el nombre de Bane por primera vez.

Y, una vez el agente abandona la casa, Albert completará su información, señalando que el tal Bane es un mercenario al que John Daggett contrató para provocar un golpe de Estado en cierto país africano, lo que ha facilitado a Daggett el control de la minería en la zona. Todo parece indicar que ahora ha traído a los mercenarios a Gotham.

Con intención de visitar a Gordon en el hospital en que se halla ingresado, Bruce usará su maltrecha rodilla como excusa aunque las noticias médicas serán altamente desalentadoras: no le queda cartílago en dicha rodilla “y en los codos y hombros, como si no lo tuviera”.

- Teniendo en cuenta eso, el tejido cicatricial en sus riñones, el daño residual provocado en el tejido cerebral y el estado general de su cuerpo lleno de cicatrices –dictaminará el doctor con severidad-, no recomiendo que haga heliesquí, señor Wayne.

Oculto tras un pasamontañas, Bruce visitará pues a Gordon en las mismas instalaciones hospitalarias.

 

Caballero oscuro 2 Gordon en hosptial

 

- Éramos un equipo y desapareciste –se lamentará el dolorido comisario.

- Batman ya no era necesario. Ganamos.

- Gracias a una mentira. Y ahora el mal está resurgiendo de donde lo enterramos. Batman tiene que volver.

- ¿Y si ya no existiera?

En un baile benéfico del que resultará ser anfitriona la señorita Tate y en la que Bruce Wayne sorprende a todos con su presencia, el millonario recupera su collar de perlas del cuello de Selina pero ella se venga robándole el deportivo, por lo que Wayne tendrá que ser recogido por Albert para volver a casa.

A pesar de las advertencias del mayordomo, Bruce comenzará un intensivo entrenamiento para volver a la acción, lo que resultará imperativo cuando Bane y sus secuaces irrumpan violentamente en la Bolsa de Gotham.

 

Caballero oscuro 2 Bane en la Bolsa

 

 

EL LEGADO DE HARVEY DENT

 

La película da inicio con la repetición del discurso que Gordon pronunciaba en el funeral de Harvey Dent, al final de la película anterior.

En él, el comisario glosaba la figura del Caballero Blanco de Gotham, lamentando su pérdida y ocultando al mundo que la ira y el ansia de venganza habían acabado por corromper a la gran esperanza de la ciudad.

Ocho años después y desconocedor todavía del secuestro aéreo perpetrado por Bane y sus mercenarios, el alcalde Garcia pronunciará un nuevo discurso con motivo de la celebración del “Día de Harvey Dent”.

Tal vez no sea nuestra fiesta más antigua pero estamos aquí esta noche –dirá el alcalde- porque es una de las más importantes. La lucha implacable de Harvey Dent contra el crimen organizado ha hecho de Gotham un sitio más seguro de lo que lo era en el momento de su muerte hace 8 años. Esta ciudad ha vivido un cambio histórico: no hay ciudad sin crimen pero ésta es una ciudad sin crimen organizado gracias a que la “Ley Dent” dio armas a las fuerzas del orden para combatirlo. Ahora se está hablando de revocar la Ley Dent y yo digo: «No mientras yo esté aquí».

Tras la preceptiva salva de aplausos, Garcia agradecerá a la Fundación Wayne que haya hecho posible este acto aunque Bruce Wayne no haya podido acompañarles esa noche.

Cederá entonces la palabra a Gordon, quien acaba de escuchar angustiado cómo el alcalde acusaba a Batman de ser “un matón con una máscara y una capa que mostró su verdadera naturaleza al traicionar la confianza de Dent y asesinarlo a sangre fría” pero el comisario no podrá, tampoco en esta ocasión, revelar la verdad.

 

Caballero oscuro 2 Discurso de Gordon 2

 

 “A lo mejor, ahora mismo lo que necesitan saber es que hay mil presos en la prisión de Blackgate como consecuencia directa de la Ley Dent. Son criminales violentos, piezas esenciales de la maquinaria del crimen organizado. Puede que, por ahora, todo lo que debería decir de la muerte de Harry Dent es esto: «no fue en vano».

 

ALBERT Y EL DOLOR

 

Tras el robo sufrido por Wayne a manos de la supuesta criada, el millonario pondrá todo su empeño en dar con su identidad y estudiar su modus operandi.

Sus investigaciones le pondrán en la pista de Selina Kyle y constatarán que la chica no es ninguna aficionada.

- Fascinante –murmurará Albert con escepticismo cuando Bruce comparta con él sus progresos-; deberían quedar para intercambiar impresiones.

- ¿Ahora quieres emparejarme con una ladrona de joyas? –se sorprenderá Wayne.

- A estas alturas le emparejaría con un chimpancé, con tal de que volviera al mundo real.

- No hay nada que me interese ahí fuera.

- Ese es el problema. Colgó la capa y la máscara pero no pasó página. No intentó tener una vida, tener alguien.

- Albert, sí tenía a alguien.

- Sí, lo sé. Y la perdió. Pero en eso consiste vivir, señor. Sin embargo, usted no vive. Está esperando, anhelando, que las cosas vuelvan a ir mal.

El mayordomo le confesará entonces que nunca quiso que él volviera a Gotham; “siempre supe que aquí no había nada para usted salvo dolor y tragedia”.

 

Caballero oscuro 2 Albert

 

Más adelante, desoídos sus consejos y empecinado Bruce en regresar a la acción pese a su mala condición física y mental, Albert advertirá a su señor:

- Si está considerando seriamente volver ahí fuera, debería conocer los rumores que circulan sobra Bane.

- Soy todo oídos –responderá Wayne.

- Hay una prisión en una parte muy antigua del mundo. Un pozo al que los hombres son arrojados para sufrir. Pero a veces un hombre resurge de la oscuridad. A veces el pozo manda algo de vuelta.

- Bane –afirmará Bruce sin preguntar.

- Bane. Nacido y criado en el infierno en la tierra.

- ¿Nació en una prisión?

- Nadie sabe por qué ni cómo escapó pero sí que, cuando lo hizo, fue entrenado por Ra’s al Ghul, su mentor.

- Bane era miembro de la Liga de las Sombras –concluye Wayne, meditabundo.

- Y luego fue expulsado. Con alguien que es demasiado radical para Ra’s al Ghul hay que andarse con mucho ojo.

- ¿Así que ahora tengo fama de no andarme con ojo con los criminales?

- Eso era antes. Y, por mucho que se vende la pierna y se ponga la máscara, no volverá a ser lo que era.

- Si ese hombre es tal y como dices, la ciudad me necesita.

- La ciudad necesita a Bruce Wayne: sus recursos, su conocimiento. No necesita su cuerpo ni su vida. Eso ya es historia.

- Temes que vuelva ahí fuera y fracase.

- Lo que temo es que quiera hacerlo.

 

Caballero oscuro 2 Albert y Bruce

 

En un intento desesperado por detenerle, Albert acabará confesándole que Rachel escribió una carta en la que escogía definitivamente a Harvey en lugar de a Bruce. Una carta que el propio Albert decidió destruir.

Esa revelación, que al principio Bruce se negará a creer, no sólo no lo detendrá sino que abrirá un abismo entre los dos hombres, sellando su definitiva separación, lo que arrancará lágrimas de los ojos del mayordomo, resignado a ser odiado por él y, lo que es peor, a tener que enterrar a un miembro más de la familia Wayne.

 

MORIR O RENACER

 

En palabras del propio Nolan, si “Batman begins” trata sobre el miedo, “El caballero oscuro” lo hace sobre el caos y “El caballero oscuro: la leyenda renace” se centra en el dolor.

El de Bruce Wayne, que a la pérdida de sus padres uniría más tarde la de la mujer que amaba y que, finalmente, incluso perderá a Albert cuando una mentira del pasado –precisamente la ocultación de la carta de Rachel- los separe.

El del propio Albert, cuyo sentimiento paternal hacia Bruce eclosionará de forma definitiva ante el temor de verle morir sin poder evitarlo.

El del comisario Gordon, abandonado por su familia y atormentado por la mentira que sostiene el frágil equilibrio de la ciudad.

El del malvado Bane, que sólo una sustancia analgésica suministrada de forma continua por una máscara logra mitigar.

O el del joven agente Blake, que perdió a su madre en un accidente de coche siendo muy pequeño “pero a mi padre le mataron por una deuda de juego un par de años después y eso sí que lo recuerdo perfectamente”.

El notable acercamiento del director londinense al personaje de Batman concluye con la menos buena de las tres películas que componen su trilogía pero ello no significa, en modo alguno, que se trate de un mal film.

A propósito, cada película es 12 minutos más larga que su predecesora: “Batman Begins” dura 140 minutos; “El caballero oscuro” 152 minutos; y “El caballero oscuro: la leyenda renace” 164 minutos.

Como iba diciendo, todo es criticable y algunos de los giros argumentales de este tercer film o de las decisiones tomadas en la sala de montaje pueden ser cuestionables pero lo cierto es que “El caballero oscuro: la leyenda renace” constituye un broche de oro más que adecuado para clausurar la que para muchos es la mejor saga cinematográfica basada en un superhéroe. Sin duda, soy de esa misma opinión.

Nolan sigue progresando en su tratamiento de las escenas de acción (que nunca fueron su fuerte), a la vez que persevera en su estilo épico y un tanto grandilocuente. Así llegan escenas como la que abre el film –un secuestro aéreo a la altura de una producción “Bond”- o el atentado que sufrirá el estadio de fútbol en pleno partido de los Gotham Rogues.

 

Caballero oscuro 2 Atentado en estadio

 

Pittsburgh, Nueva York y Los Ángeles serían las ciudades escogidas para las localizaciones del rodaje (el edificio de la Bolsa, por ejemplo, está ubicado en el Bajo Manhattan), quedando Chicago por primera vez al margen.

La banda sonora corre a cargo, en esta ocasión, de un Hans Zimmer ya en solitario. Algo de lo que quizás se resienta un tanto. Es muy buena pero resulta menos sutil y, a la vez, más ampulosa.

Hay mucho que comentar, en cualquier caso, sobre esta película que, entre otras cosas, parece abordar la crisis económica global, del mismo modo que toda la saga parece jugar con el terrorismo a gran escala derivado del 11-S.

Del mismo modo, se recupera en cierto modo la atmósfera de la primera película y no sólo porque Bane nos traiga de vuelta a la Liga de las Sombras sino porque su mera concepción como villano resulta diametralmente opuesta a la del Joker, que acaparaba el protagonismo en el segundo film.

Frente a una némesis en toda regla -la que significaba el payaso loco para el hombre murciélago-, el bestial Bane apenas es el resorte que promueve el clima de terror que azotará la ciudad.

Aunque se trate de un personaje brutal y despiadado, no es Bane el verdadero rival de Batman y no sólo porque alguien por encima de él acecha en las sombras sino porque el peligro, tanto el explícito como el latente, se ha estado gestando durante los años en que la mentira gobernó Gotham y ahora amenaza con destruir a la ciudad de forma definitiva.

Ello no quita para que los enfrentamientos entre el corpulento mercenario de la máscara y el hombre-murciélago sean contundentes, brutales y desasosegantes. Una sensación que acentúa la ausencia de música, por cierto.

 

Caballero oscuro 2 Batman vs Bane 2

 

Y es que el tiempo y el sufrimiento han debilitado a Bruce Wayne. Físicamente quebrantado por las muchas heridas recibidas y moralmente atormentado, parecerá dar la razón a Albert cuando los malos vientos que comienzan a soplar en Gotham le lleven a ponerse de nuevo la máscara sin estar verdaderamente preparado para ello.

Ha transcurrido casi una década desde que se vio a Batman por última vez y, de hecho, la ausencia del héroe llena la ciudad más de lo que lo haría su presencia física.

Los adultos lo añoran aunque no siempre lo confiesen. Los jóvenes sólo han oído su leyenda y algunos lamentan no haberlo conocido.

En ese sentido, una escena muy destacable es la que sucede a la intervención armada de Bane en la Bolsa de Gotham.

Dispuesto a ganar tiempo mientras se completa informáticamente la labor de sabotaje bursátil que desembocará en la ruina de Bruce Wayne, el mercenario huirá junto a varios de sus hombres a bordo de sendas motocicletas, llevando consigo a varios rehenes.

En un momento de la persecución, las luces se oscurecerán, despertando la esperanza de los policías veteranos y sembrando el desconcierto entre los más jóvenes: “prepárate, chaval, porque vas a alucinar”, advertirá un agente maduro a su novato compañero.

En efecto, Batman volverá a hacer al fin su aparición, a lomos de su Bat-pod.

 

Caballero oscuro 2 Reaparicion de Batman

 

 

ANNE HATHAWAY, UNA GATA PARA LA HISTORIA

 

Así que esto es lo que se siente”, murmurará el hombre-murciélago cuando “la gata” desaparezca de forma sigilosa ante sus narices.

Tras haber sufrido el robo del collar de perlas en su propia mansión -y, lo que resultará mucho más grave, de sus huellas dactilares- a manos de la sensual Selina Kyle, Bruce recuperará la joya en una fiesta antes de que ella se fugue con su Lamborghini Aventador LP 700-4.

Dispuesto a convertirla en aliada, será sin embargo su traición la que deje a Batman a merced de Bane, que romperá literalmente al murciélago.

 

Caballero oscuro 2 Traicion de Catwoman

 

El personaje –al que en ningún momento, ni siquiera en los créditos, se alude como Catwoman- corre a cargo de una Anne Hathaway que seduciría a propios y extraños (con un servidor no necesitaba hacer mucho esfuerzo), componiendo el papel de una escéptica ladrona con cierta conciencia social.

 

Caballero oscuro 2 Baile

 

Una especie de Robin Hood femenina que roba a los ricos para favorecer a los pobres (además de a sí misma, por supuesto) y que no siente la menor consideración hacia los poderosos.

Individualista y escasamente empática, sus defensas serán sin embargo superadas cuando se tope con un hombre –Bruce Wayne- que es a la vez vulnerable y fuerte, patético y heroico.

Alguien tanto o más hábil que ella misma pero con una incorruptibilidad que no dejará de asombrarla aun cuando su atracción hacia él comprometa la mera existencia de su futuro personal.

La gata de Nolan resulta tan sensual como la Catwoman de Burton (una Michelle Pfeiffer hasta ahora incontestada) pero en esta ocasión se insinúan un tanto sus motivaciones morales y amorales aunque se prescinda, por desgracia, de su pasado.

 

Caballero oscuro 2 Catwoman

 

Siendo uno de los personajes más descuidados por el guión, resulta más meritorio todavía el trabajo de Anne, cuya presencia otorga al film un toque de distinción aunque sus apariciones resulten un tanto intermitentes.

 

Caballero oscuro 2 Catwoman en prision

 

Debe destacarse también su sentido del humor, no muy sofisticado pero sin duda efectivo.

Ahí quedan para demostrarlo la escena en que será sorprendida por Wayne robando en su mansión, aquélla en la que logrará zafarse de Stryver apelando a su ingenio u otra, con la película mucho más avanzada, en la que Lucius Fox alabará su contundencia:

- Señor Wayne, me gusta su novia.

- ¡Qué más quisiera él! –será la desabrida respuesta gatuna.

 

Caballero oscuro 2 Catwoman en moto

 

La actriz de Brooklyn obtendría ese mismo año su primer y hasta ahora único Oscar, como Mejor Actriz de Reparto, gracias a su intervención en “Los Miserables”.

 

UN VILLANO LLAMADO BANE

 

La sombra del payaso loco era muy alargada cuando hizo su aparición en la saga un Bane que no guarda relación alguna con el Joker.

Sin su lunático sentido del humor ni su confesa devoción por el caos, el mercenario luce una máscara que no es un mero aderezo ornamental sino la única forma de sobrevivir a un terrible dolor físico cuyo origen sólo al final conoceremos.

No obstante, la siniestra máscara, unida a la robustez física de Bane, otorga a éste una apariencia inquietante que su voz metalizada y amplificada contribuye a agudizar.

 

Caballero oscuro 2 Bane 2

 

Carente de la menor benevolencia y tan impaciente como implacable, el discurso del mercenario combina la demagogia con el dogmatismo, usando un sonsonete monocorde que descarta cualquier espontaneidad.

En cuanto al contenido de sus discursos, muchos han querido ver en ellos un reflejo del movimiento antisistema, lo que, de ser cierto, supondría una crítica abierta por parte del film hacia los indignados y descontentos y su política de desobediencia civil cuando no de violencia activa.

No me consta que ni David S. Goyer ni los hermanos Christopher y Jonathan Nolan hayan corroborado o desmentido este extremo pero, al margen de que responda o no a los objetivos de los guionistas, tampoco me parecería criticable. Al fin y al cabo, todas las ideologías, desde el neoliberalismo hasta el marxismo, han recibido sus cuotas de crítica en una gran pantalla.

En cualquier caso, Bane, miembro de la antigua Liga de las Sombras, sería efectivamente expulsado de la misma por el ya desaparecido Ra’s al Ghul pero no por los motivos que insinuara Alfred sino por otros que se revelarán en la parte final de la trama.

Y buena prueba de la ausencia de discrepancias ideológicas entre el mercenario y su antiguo líder será el hecho de que Bane pretenda llevar hasta el final el plan original de Ra’s al Ghul para borrar a Gotham de la faz de la Tierra.

 

LAS ÚLTIMAS INCORPORACIONES

 

El actor inglés TOM HARDY interpreta en esta ocasión al villano de la función: Bane, el mercenario de la máscara.

 

Caballero oscuro 2 Bane

 

Hardy no es tan conocido en nuestro país como cabría esperar, a pesar de haber intervenido en producciones tan exitosas como la miniserie “Hermanos de sangre” o los films “Black Hawk derribado”, “Rocknrolla” u “Origen”.

Tras su intervención en la saga “Batman”, donde aparece más musculado que nunca, el actor intervendría también en “El niño 44”, “Mad Max, furia en la carretera” o “El renacido”.

Completando el fantástico elenco del film encontramos también al angelino JOSEPH GORDON-LEVITT, haciendo las veces del agente de policía John Blake.

 

Caballero oscuro 2 Blake 2

 

El río de la vida”, “Coacción a un jurado”, “Cachitos picantes” o “Caos” (donde coincidiría por primera vez con Anne Hathaway) fueron algunos de sus primeros trabajos pero sería su protagonismo en “(500) días juntos”, “Origen”, “50/50”, “Looper” o “Snowden” el que le otorgaría su estatus actual.

Por razones obvias para quien haya visto “El caballero oscuro: la leyenda renace”, se especuló con cierta continuidad cinematográfica para su personaje pero, cinco años después, dichas sospechas no se han materializado.

La actriz francesa MARION COTILLARD interpreta a la acaudalada y atractiva Miranda Tate, el otro personaje femenino que en cierto modo se disputará el amor del protagonista con “la gata”.

 

Caballero oscuro 2 Marion Cotillard

 

La Cotillard, que ha participado en títulos como “Taxi Express”, “Big fish”, “Un buen año” o “Midnight in Paris”, coincidiría con Tom Hardy, Joseph Gordon-Levitt y Cillian Murphy en “Origen”, de nuevo a las órdenes de Chris Nolan.

En cuanto a MATTHEW MODINE, el veterano actor californiano da el verdadero nivel interpretativo de la saga, al hacerse cargo de un papel muy secundario pero aún así relevante: el del comisario Foley, segundo en el mando policial tras Gordon.

 

Caballero oscuro 2 Mathew 2

 

En el considerable curriculum de Modine brillan con luz propia “Birdy”, “La chaqueta metálica”, “Memphis Belle”, “De repente un extraño”, “Short cuts (Vidas cruzadas)”, “Un domingo cualquiera” o “Notting Hill”.

Por último me gustaría citar a BURN GORMAN, que interpreta en el film al traicionero Stryver.

 

Caballero oscuro 2 Stryver

 

Gorman es un actor también californiano con un físico ciertamente peculiar que determina visiblemente sus personajes. Ahí están, sin ir más lejos, el Yuri Podorov de “Los crímenes de Oxford”, el de Gottlieb en “Pacific Rim” o el de Karl Tanner en la televisiva “Juego de Tronos”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar