AGÁRRAME ESOS FANTASMAS

 

Peter Jackson antes de ESDLA

 

Agarrame esos fantasmas J Fox y sus colegas

 

 

PETER JACKSON ANTES DE “EL SEÑOR DE LOS ANILLOS”

 

Para los seguidores del genio neozelandés no es ningún misterio el hecho de que la carrera de Peter Jackson se cimentara en el mundo del “gore”.

Antes de hacerse popular para el gran público, el bueno de Peter ya asustaba y asqueaba (por su exhibición continua de sangre y vísceras, se entiende) a partes iguales a una buena legión de seguidores del género. Entre los cuales, debo aclarar, no me cuento.

Director, productor, guionista y, ocasionalmente, incluso actor (aunque en los últimos tiempos sus apariciones vengan siempre en forma de cameos “a lo Hitchcock”), Jackson ha alcanzado el éxito gracias a su considerable talento a la hora de plasmar en imágenes sus geniales ocurrencias.

EL SECRETO

David Duchovny entre el dolor y el deseo

 

El secreto ante la tumba de Hannah

 

 

UN ATÍPICO FILM FRANCÉS

 

Nadie que no hubiese oído hablar antes de ella podría nunca adivinar que una película coprotagonizada por los estadounidenses David Duchovny (el agente Mulder de la serie "Expediente X" o el libertino Hank Moody de la también televisiva "Californication") y Lili Taylor ("The haunting-La guarida", "Alta fidelidad") pudiera ser una producción francesa rodada en Canadá y dirigida por el actor suizo Vincent Perez pero lo cierto es que así es. Y se trata de una cinta peculiar además.

Para empezar, "Si j'étais toi" (título original de la película) es el remake de una película japonesa (“Himitsu”) rodada ocho años atrás, circunstancia que se anuncia en los propios créditos del film.

LA HABITACIÓN DE FERMAT

 

Matemáticas al cubo

 

La habitacion de Fermat Deliberando

 

 DOS NOVATOS EN LA DIRECCIÓN

 

Luis Piedrahita y Rodrigo Sopeña dirigieron al alimón, en 2007, una película con guión original escrito por ambos también de forma conjunta.

Y no lo hicieron en el terreno de la comedia, al que durante décadas se ha circunscrito casi obligatoriamente nuestro cine, sino en el mucho más arriesgado del suspense.

En mi opinión, el resultado es, más que alentador, brillante. Especialmente si consideramos que se trata de una opera prima y habida cuenta la inexperiencia de los codirectores en el mundo cinematográfico.

LA CONDESA DESCALZA

Eterna Ava

 

La condesa descalza Posando

 

 

MANKIEWICZ

 

            Joseph L. Mankiewicz es uno de los directores más grandes que ha dado el cine americano. Pero es, además, una debilidad personal.

            Entre sus trabajos más admirables destacan con luz propia “Eva al desnudo” (la esencia cinematográfica de Bette Davis), “De repente, el último verano” (una de las películas más desasosegantes y fascinantes que he visto), “Cleopatra” (a pesar de su mastodoncia, válgame el neologismo), su último y genial trabajo “La huella” (que vio recientemente un remake) o esta película que hoy nos ocupa.

PRESUNTO INOCENTE

 

Harrison Ford bajo sospecha

 

Presunto inocente En el taxi

 

 

LA NOVELA DE SCOTT TUROW

 

            Algunos aspectos de la biografía y la obra de Turow revelan que no nos hayamos ante un escritor más sino ante toda una personalidad cuya influencia trasciende la propia Literatura:

            - Nacido en Chicago, Ilinois, como Raymond Chandler o Edgar Rice Burroughs (de quienes también he escrito alguna que otra reseña), estudió en la Universidad de Stanford, de cuyo profesorado pasó luego a formar parte, y se licenció en Derecho en la Harvard Law School.

EL AURA

 

Darín y Bielinsky se reencuentran tras “Nueve reinas”

 

El aura taxidermia

 

 

COMPARACIONES ODIOSAS

 

Bonaerense nacido en 1959, el de Fabián Bienlisnky es un caso ciertamente singular pues sólo dirigió a lo largo de su carrera dos cortometrajes –“El péndulo” (1981) y “La espera” (1983)- y otros dos largometrajes: “Nueve reinas” (2000) y “El aura” (2005). En los tres últimos fue también guionista.

A lo exiguo de su producción cinematográfica contribuyó obviamente su prematura muerte, a los 47 años de edad, víctima de un infarto.

BRUBAKER

 

Junto a "Cadena perpetua", la cima del drama carcelario

 

 

Brubaker Redford

 

 

 

EL DRAMA CARCELARIO, UN SUBGÉNERO EN ALZA

 

            El ámbito carcelario ha sido una fuente interminable de inspiración para novelistas y guionistas por cuanto constituye un contexto muy peculiar, abonado sobre todo al drama.

            Asistir a la diaria existencia de unas personas enclaustradas contra su voluntad, permanentemente añorantes de la libertad y expuestas al abuso tanto de quienes supervisan su encierro como de quienes lo comparten, es un ejercicio que tiene algo de voyeurismo.

            Bien mirado, el drama carcelario entendido como subgénero hasta constituye un notorio antecedente de los realities que se basan en la convivencia forzosa de un grupo de seres que apenas tienen nada en común, lo cual origina un número interminable de conflictos. Al menos, los sujetos que se prestan a participar en inventos del tipo “Gran Hermano” lo hacen de forma voluntaria y son retribuidos monetariamente por ello (y también de otras formas que nunca alcanzaré a comprender).

DOCTOR ZHIVAGO

Recreando Moscú a un paso de Atocha

 

 

Doctor Zhivago la casa en los Urales

 

 

 

PASTERNAK

 

Sería absurdo negar la evidencia de que, sin una gran novela, es improbable obtener un buen guión adaptado y, en ese sentido, no me gustaría que mi comentario fuese una crítica, más o menos velada, al moscovita y Premio Nobel de Literatura Boris Pasternak pero, si habéis leído la novela además de ver la película, entenderéis mejor mi posición.

No me canso de repetir que el lenguaje cinematográfico y el literario son esencialmente distintos por mucho que, en ocasiones, alcancen algún terreno de intersección.

En ese sentido, la adaptación de una obra de las dimensiones de “ElDoctor Zhivago” y con su profusión de personajes significativos representaba un reto de primera magnitud.

ELLA ES ÚNICA

 

Lo mejor de Edward Burns

 

 

Ella es unica Los 5 protas bis

 

 

 

EDWARD BURNS, UNA PROMESA DEFRAUDADA

 

Este neoyorkino apenas un año más joven que un servidor debutó en el cine en 1995 y lo hizo simultáneamente como actor, guionista y director. Ahí es nada.

Contaba entonces veintisiete años y su opera prima -la magnífica “Los hermanos McMullen”- había constituido un brillante debut que le auguraba un futuro realmente prometedor.

“Ella es única”, estrenada apenas un año más tarde, vuelve a traernos a Burns como actor, guionista (de nuevo con un guión original, sin base literaria) y director.