EL PASTORET

Una terraza recomendable en Náquera

 

fachada

 

 

UBICACIÓN

 

            A unos 25 km de Valencia está enclavada la pequeña población de Náquera, con apenas 6.000 habitantes.

            Es un dato engañoso porque el término municipal de esta localidad es probablemente uno de los mayores de la provincia, dando cabida a un buen número de urbanizaciones e incluso a algún polígono industrial.

            Aunque desde hace pocos años existe una circunvalación que permite evitar el paso por el pueblo cuando nos dirigimos hacia Serra y Torres Torres, en esta ocasión sí resulta preferible atravesar Náquera para acudir al restaurante.

            Una vez en el casco, bastará con sobrepasar el puente que cruza sobre el barranco de Carraixet y, tras salvar una rotonda hacia la derecha, recorrer la calle principal del pueblo hasta llegar a una perpendicular hacia la derecha que desciende abruptamente.

            Apenas a diez o quince metros y de nuevo a la derecha encontramos la calle Pi del Salt, en cuyo número 10 se halla el establecimiento que buscamos.

            Suele haber sitio para aparcar pero, de no haberlo, en lugar de entrar en la calle se puede seguir descendiendo hasta cruzar un nuevo puente sobre el Carraixet que termina en el moderno barrio de Vinyes (“viñas”), donde hay sitio de sobra para estacionar.

 

DISTRIBUCIÓN

 

            Al acceder al local, lo primero que vemos es una barra y unas cuantas mesas diseminadas por esa primera sala.

            A la izquierda una puerta conduce al comedor interior, bastante amplio y más apropiado para los meses de invierno aunque también se usa cuando la terraza está llena.

 

interior

 

            A esta última se accede por una puerta situada al fondo a la derecha.

            La terraza cuenta con una docena de mesas que permiten acoger tanto a parejas como a nutridos grupos.

 

terraza

 

            Los manteles son de papel, al igual que las servilletas aunque la disposición de los distintos elementos sobre la mesa resulta más elegante.

            Una fuente acompaña con su musicalidad mientras la ausencia de techado permite contemplar las primeras estribaciones de la Sierra Calderona. Al menos durante las horas diurnas.

 

IMG 20150903 205725

 

montanya

 

 

MENÚ ÚNICO

 

            Una de las peculiaridades de El Pastoret (“el pastorcito”) es el hecho de que sólo sirven un menú único, pudiendo únicamente decidirse el plato principal y la bebida.

            Incluso el postre está predeterminado aunque siempre se puede negociar de antemano cualquier variación.

            Las comidas o cenas se inician con ensaladas de tomate, lechuga, cebolla y aceitunas que cuentan con algún aderezo adicional como una fina capa de kikos de maíz triturados, por ejemplo.

 

ensalada

                        

Simultáneamente se van sirviendo otros platos a modo de entrantes:

- lacón

 

lacon

 

- queso e ibéricos (jamón, lomo embochado, salchichón y chorizo)

 

ibericos

 

- sepia a la plancha

            Los platos principales no son siempre los mismos, pudiendo destacarse entre los habituales:

- el chuletón de buey

 

buey

 

- el chuletón de ternera

- el secreto ibérico

- la dorada

 

pescado

 

- la lubina

            En cuanto al postre, éste consiste en una bandeja que combina frutas como el melón o la piña con el tiramisú, el flan y alguna tarta semifría.

 

postres

 

            El precio de una comida o cena en este restaurante oscila alrededor de los 30 euros más IVA, siempre dependiendo de las bebidas, infusiones, licores o helados que se pidan al margen del menú.

            Cuando alguien decide prescindir del primer plato, el precio se ve sensiblemente reducido hasta los 18 euros más IVA.

            Y también ofrecen la posibilidad de montar platos combinados para los niños, a base de huevos fritos, longanizas, lomo y patatas fritas a un precio por debajo de los 5 euros.

 

            Dos novedades de este último verano (2016):

-          Dado el notable incremento de clientela que ha experimentado este restaurante, ahora se hace necesario precisar que se desea cenar en la terraza descubierta cuando se hace la reserva telefónica; en caso contrario se os ubicará muy probablemente en el restaurante interior.

-          Además del ya descrito Menú de Degustación, se ha incorporado una segunda carta a base de tapas (calamar a la plancha, croquetones de jamón ibérico o de pollo, puntilla) y bocadillos (de pinchos morunos, embutido, sobrasada y cebolla, lomo, pechuga) a precios realmente interesantes. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar