HOTEL TOSSAL D’ALTEA

Lujo asequible en Altea

 

 Portada

 

Este coqueto hotel se encuentra en la Partida Pla del Castell, un paraje de almendros y naranjos a las afueras de Altea, una bonita localidad alicantina de calles blancas arracimadas en torno a una colina coronada por la iglesia de la Virgen del Consuelo.

 

 Entorno

 

El precio de las habitaciones, que incluye desayunos sorprendentemente selectos, resulta bastante más asequible que, por ejemplo, el cercano “Hotel Villa Gadea”.

Ubicado en una antigua casa de labranza que funcionaba como almazara de aceite, el edificio cuenta con tres siglos de antigüedad.

 

Fachada

 

Precisamente la antigua almazara “bautiza” y preside el comedor principal, además de encabezar este artículo.

 

Comedor Almassera

 

Restaurante

 

Un segundo salón interior –el “Altea”- se utiliza para conferencias y eventos especiales, además de prestar su espacio para la bodega.

Todavía cuenta el hotel con un tercer salón, en forma de terraza exterior cubierta, con capacidad para un centenar de personas.

 

Terraza

 

En la misma zona de la terraza se encuentra la espectacular piscina, desde la cual se obtienen magníficas vistas de los alrededores.

 

Piscina y vistas

 

Piscina

 

Una cafetería con amplia barra, televisión y chimenea para los meses invernales completan la oferta gastronómica del hotel.

Todo el establecimiento está remozado con exquisito gusto, desde los techos hasta los elegantes pasillos.

 

Techo

 

Detalle

 

Pasillos

 

Escalera

 

En cuanto a las habitaciones, las dobles disponen de cama de matrimonio o de camas gemelas, siendo el mobiliario y la decoración marcadamente rústicos.

 

Cama antigua

 

Camas 2 bis

 

Paredes blancas y vigas vistas armonizan con las comodidades más actuales: climatización, wifi, pantallas de televisión, minibar, teléfono o caja fuerte.

Los baños alternan las bañeras y las duchas con marquesina, siendo todos ellos amplios y luminosos.

 

Baño con bañera

 

Baño con ducha

 

El hotel también ofrece una habitación con dosel en la cama y una suite con sauna e hidromasaje.

En cuanto a los desayunos, que se sirven en el salón Altea, son amplios y selectos, destacando la calidad de los embutidos y quesos y la variedad de la bollería (desde croissants a donuts, pasando por todo tipo de pastelillos y dulces).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar