THE UPPERCROSS HOUSE HOTEL

Alojamiento modesto pero cómodo en Dublín

 

Portada

 

Ubicado en una de las zonas más tranquilas de la capital irlandesa –el distrito 6-, el “Uppercross” es un hotel modesto pero cómodo, sito en los números 26 y 32 de la Upper Rathmines Road.

Se encuentra próximo a la iglesia de María Inmaculada (Church of Mary Immaculate) y al St. Mary´s College.

No podemos hablar de precios módicos en una ciudad en la que los alquileres y hospedajes están por las nubes pero, visto lo visto, pagar 150 € por noche en habitación doble ó 180 € en habitación triple, estando incluidos los desayunos y el parking gratuito, es para tener en cuenta.

Debo adelantar que las fotografías de la fachada no hacen justicia al establecimiento, mucho más discreto y acogedor de lo que muestran las imágenes.

 

Puerta

 

Así, el mostrador de recepción está rodeado de cómodas zonas comunes que disponen de confortables sofás y sillones, estando también el salón equipado con una gran pantalla plana de televisión, un acuario de respetable tamaño y una máquina de refrescos.

 

Recepcion

 

Salon

 

Acuario

 

Al parking descubierto se accede aproximando la tarjeta-llave de la habitación a un lector óptico, por lo que la primera vez hay que solicitar en recepción que se nos abra la puerta desde allí mismo, dado que todavía no dispondremos de la tarjeta, salvo que hayamos hecho previamente el check-in.

 

Parking

 

La salida del aparcamiento es más sencilla puesto que un sensor de movimiento activa la apertura de la puerta.

 

Parking entrada

 

Con lo que sí hay que tener cuidado al salir del parking es con la poca visibilidad que ofrece dicha salida pues está en ligera rampa y con algunos coches aparcados que pueden dificultarnos la visión del tráfico que nos viene, además, por el lado derecho.

Las habitaciones son bastante espaciosas (incluso las triples) y disponen de cómodas camas equipadas con edredones nórdicos. Para quienes detestamos este tipo de cubrecamas, también es posible solicitar mantas a fin de usarlas junto a las sábanas que envuelven el edredón.

 

Camas

 

Una mesa redonda con una silla; una cómoda sobre la cual se encuentra la pantalla plana de televisión; una segunda silla; un mueble para colocar maletas; y un armario de dos cuerpos -equipado con perchas, varios huecos para prendas largas y caja de seguridad- completan la dotación de la habitación.

 

Pantalla TV

 

Los baños cuentan con bañera larga y cortina corrediza, alcachofa móvil, lavabo, espejo auxiliar para afeitado (el espejo principal es minúsculo y se empaña enseguida), inodoro y los consabidos amenities.

Un aspecto que llama la atención es el cartel que indica que se ha de cerrar la puerta del cuarto de baño mientras se utiliza la ducha, a fin de que no se dispare el detector de incendios. Algo que hasta ahora sólo había visto en Japón.

Los desayunos se sirven en una sala de la primera planta, son tipo bufé y constan de café y leche, croissants, diversos tipos de cereales, zumos (eso sí, artificiales), pan de molde normal e integral (que se puede calentar en una tostadora), mermeladas, yogures y los ingredientes habituales de un desayuno irlandés: huevos escalfados o fritos, salchichas, tomates, morcillas (black pudding si son negras y White pudding si son blancas), patatas rebozadas y judías.

En la planta baja del hotel encontramos un restaurante al que también se puede acceder directamente desde la calle por una puerta independiente.

Su nombre es “Mother Reilly’s” y viene a ser el típico pub irlandés con mesas de madera, televisiones en los extremos y música en directo.

 

Pub mesas

 

La carta gira en torno a paninis, hamburguesas, fish & chips, huevos con patatas y similares pero también ofrecen algún que otro plato algo más elaborado.

 

Pub huevos con patatas

 

Pub carne con arroz

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar