VALENCIA BASKET: 30 AÑOS DE HISTORIA

Parte II - De 2003 a 2016

 

Portada 2

 

MUCHAS MÁS SOMBRAS QUE LUCES

 

La campaña 2003-04 sería la del debut del Pamesa en la Euroliga, para lo cual el equipo se reforzó durante el verano con nombres de postín como Marko Popovic, Dimos Dikoudis y, sobre todo, el francés Antoine Rigaudeau. Por el contrario, ello supuso la despedida de jugadores históricos como Nacho Rodilla (tras 9 temporadas en el club) y Bernard Hopkins.

 

Rigadudeau

 

Cinco años después, en junio de 2008, el número 11 de “Fula” sería retirado en un emotivo acto y su camiseta colgada del techo del Pabellón de la Fuente de San Luis (la popular Fonteta).

 

 

 

Cartel homenaje Rodilla

 

Los valencianos arrancaron con fuerza, venciendo en 5 de sus 6 primeros encuentros de la Euroliga frente a rivales como Benetton Treviso, Olympiakos Pireo o Tau Vitoria y también firmaron un excelente Top’16, derrotando por dos veces al Zalgiris del “retornado” Sabonis o al Ulker Estambul pero la decisión de los Roig de no arriesgar a los jugadores a un viaje a Tel Aviv para enfrentarse al Maccabi en un momento de máxima tensión en Israel le costó al equipo la derrota administrativa y el adiós a sus posibilidades de entrar en la Final Four en el año de su debut euroliguero. Una pena.

Una eliminación copera en el debut frente a los anfitriones del Caja San Fernando sevillano y otra en el primer play-off liguero (se volvía a las andadas) contra el Unicaja Málaga dejaban en el aire una cierta frustración.

Tanta que, tras el verano, Paco Olmos dejaría su puesto en el banquillo a un Pablo Laso demasiado verde todavía como entrenador.

 

Pablo Laso

 

De hecho, no acabaría la temporada y, tras un período con Chechu Mulero en el banco, sería el culturista Ricard Casas quien tomara el relevo al año siguiente.

 

Ricard Casas

 

Sin embargo, esas dos temporadas resultarían nefastas, con el equipo fuera de los play-off por el título, lo que significó estar también dos años sin participar en competiciones europeas.

En esas dos temporadas se brilló más en la Copa del Rey: en 2005 se estuvo a punto de alcanzar la final pero el brutal segundo cuarto protagonizado por Igor Rakocevic y Alex Montecchia con nada menos que 9 triples entre ambos fue contrarrestado tras el descanso por un inmenso Walter Herrmann, que con 30 puntos aniquiló las posibilidades valencianas.

 

Walter Herrmann

 

Un año después, en 2006, se llegó a una nueva final de la Copa del Rey (era la tercera), tras eliminar a Akasvayu Girona y esta vez sí a Unicaja Málaga, en el que de nuevo brilló un Herrmann que, no obstante, no pudo eclipsar el partidazo de Timinskas en las filas valencianas.

En la final, el Tau, que jugaba su cuarta final de Copa en cinco años, salió de forma arrolladora mientras el Pamesa pareció asustado. Como consecuencia, un 29-8 sentenció el choque apenas iniciado. Los valencianos no se rindieron y siguieron intentándolo de la mano de Harrington y Dikoudis especialmente pero les faltó tiempo o una mejor puesta en marcha (85-80).

Peor serían las cosas en la temporada 2006-07, en la que se contrató a los “Rubenes panameños” Douglas y Garcés; fuera de Europa tras la mala campaña anterior, un pésimo arranque deja también a los valencianos por debajo del octavo puesto en el intermedio de la liga, lo que le impide participar en la Copa del Rey.

Cesado Casas en el segundo mes de competición, el griego Fotis Katsikaris asumiría el reto de remedar la temporada pero, aunque el equipo, logró entrar en los play-off por el título, sería eliminado en primera ronda por el Real Madrid (1-3), en la despedida del capitán Víctor Luengo como jugador del Pamesa.

 

Katsikaris y Ruben Garces

 

En septiembre de 2009, la camiseta de Luengo con su número 15 sería retirada en un entrañable acto, uniéndose a la de Rodilla en el techo del pabellón de La Fonteta.. Se trata de las dos únicas camisetas retiradas por el club.

 

Camisetas retiradas Rodilla y Luengo

 

Las dos siguientes temporadas -con Manuel Llorente como presidente, nombrado por el máximo accionista del club Juan Roig- sólo pueden ser calificadas de grises, con resultados mediocres en la liga –siempre eliminados en primera ronda de play-offs (frente a Tau y Barcelona)-, eliminados a las primeras de cambio en la Copa del Rey (contra Joventut y Tau) y tropezando en cuartos de final tanto de la Copa ULEB como de la Eurocup que la sustituiría (frente al Joventut en un año en que la Penya se la tuvo jurada a los valencianos y luego frente al Khimki moscovita).

 

Juan Roig con Llorente

 

Katsikaris fue el entrenador durante la primera de esas campañas pero fue cesado al poco de comenzar la segunda, siendo su sustituto el croata NEVEN SPAHIJA. Éste, pese a haber ganado la ACB con el Tau un año antes, no pudo enmendar gran cosa en principio pero estaba llamado a ser un entrenador importante en la historia del club.

 

Spahija llega al Pamesa

 

Como también RAFA MARTÍNEZ, fichado en ese 2008, estaba llamado a hacer grandes cosas, convirtiéndose en otro ilustre capitán del Valencia Basket, digno heredero de Víctor Luengo.

 

Rafa Martínez

 

Por último, con la temporada iniciada y de forma discreta llegaría el australiano MATT NIELSEN, sustituyendo a un Dikoudis que daba por finalizada su tercera y última etapa en Valencia; de lejos, la menos fructífera.

 

CRECIENDO EN EUROPA

 

La campaña 2009-10 comenzaba con una diferencia significativa: el equipo dejaba de ostentar el nombre de Pamesa Valencia que le había acompañado desde su segundo año de existencia para pasar a ser, sencillamente, Valencia Basket.

Manuel Llorente dejaba de ostentar la presidencia, “emigrando” a la del Valencia CF y, en su lugar, Juan Roig ponía al sobrio y laborioso Vicente Solá.

 

Vicente Sola

 

Apenas un par de meses más tarde, sin embargo, llegaría la esponsorización de Power Electronics, una modesta empresa valenciana del campo de la electrónica que presidía el entonces anónimo Amadeo Salvo, que dejaría de serlo al saltar a la presidencia del Valencia CF en 2013, sustituyendo precisamente a Llorente.

El nuevo Power Electronics Valencia comenzó una temporada que se presumía complicada teniendo que remontar, prórroga incluida, los 15 puntos de desventaja que se trajo de Bélgica, en una ronda clasificatoria previa para la Eurocup.

Finalmente, a pesar del susto, el Dexia Mons quedó atrás y los valencianos completaron una plácida fase regular de la competición europea, saldada con 5-1 aunque la única derrota fuese un humillante 80-44 en la francesa Le Mans.

Tocó remontar en el Top’16, tras caer como locales en el partido inaugural frente al Hapoel Jerusalén. Tres victorias seguidas a domicilio frente a Unics Kazan, Galatasaray Estambul y el propio Hapoel, voltearon la situación, abriendo la puerta de los cuartos de final, donde los de Spahija dieron buena cuenta de un viejo conocido: el Aris Salónica. Como en aquella primera semifinal del 99, los valencianos ganarían los dos encuentros.

La Final Four de la Eurocup se disputaría en Vitoria, siendo los valencianos claros favoritos a alzarse con el título, al igual que los “locales” del Bilbao Basket pero, mientras el Power Electronics hizo sus deberes eliminando al Panellinios griego, los vascos se atascaron frente al sorprendente Alba Berlín, evitando así una final española.

Una hora antes de que empezara el partido, NANDO DE COLO estaba probándose para ver si estaba en condiciones de poder jugar ante el Panellinios. Al descanso, había anotado 20 puntos y el Power Electronics Valencia tenía encarrilado el pase a la final de la Eurocup. Cuando, en el último tramo del encuentro, la ventaja valenciana bajó de los 10 puntos, apareció Nielsen anotando dos triples consecutivos y forzando una falta antideportiva que finalizarían con la resistencia helena (92-80).

 

Nando de Colo

 

Los de Spahija salieron a comerse la cancha y barrieron a los alemanes por 67-44, adjudicándose el SEGUNDO TÍTULO EUROPEO para sus vitrinas, con MATT NIELSEN como MVP de la fase final.

 

Power gana Eurocup 2010

 

Matt Nielsen MVP

 

Tanto el australiano como el técnico croata y también Kelati saldrían del club ese verano debido a la gran elevación de su caché y, tras las vacaciones, el Power Electronics afrontó su segunda participación del club en la cerrada Euroliga, a la que se accedía como campeones de la Eurocup.

El técnico para la campaña 2010-11, con fichajes como los de Savanovic, Javtokas o Augustine, era Manuel Hussein pero el catastrófico inicio de temporada, con el equipo último en Liga ACB (1 victoria en 7 partidos) y en Euroliga (1 en 3, que se convirtió en 1 de 4 antes de completarse el cambio de entrenador), obligó a clausurar por la vía rápida una fase –la del técnico canario en Valencia- que probablemente nunca debió haberse iniciado.

Para arreglar el desaguisado se trajo a un viejo zorro, Svetislav Pesic, que unos años antes había firmado un triplete mágico con el FC Barcelona (ACB, Copa del Rey y Euroliga).

 

Pesic

 

La reacción no se hizo esperar y el equipo llevo a cabo una espectacular remontada que le llevó a clasificarse para la Copa del Rey y para el Top’16 de la Euroliga.

En la Copa madrileña se superó al Fórum de Valladolid antes de caer frente a los anfitriones y en la segunda fase de la Euroliga, además de dejar fuera al Fenerbahce de Spahija, se obtuvo la clasificación para el play-off que abría la puerta de la Final Four.

A pesar de la nefasta tradición del club en los play-off, el Power llegó hasta el quinto partido contra el Real Madrid, que finalmente decidió en su cancha.

Comoquiera que los valencianos volvieron a caer en primera ronda de los play-off por el título ACB –contra el Bilbao Basket en esta ocasión-, se vieron abocados a regresar a la Eurocup al año siguiente, lo que sirvió como excusa para no renovar a un Pesic que había logrado milagros en lo deportivo aunque tal vez a costa de no granjearse demasiadas amistades entre la plantilla y la directiva.

En una temporada –la 2011-12- en la que el equipo recuperó el nombre de Valencia Basket, la sensible baja en el banquillo se pretendió paliar acudiendo a un Paco Olmos que había obtenido el primer título europeo del club pero esta vez la química no funcionó, quedando el equipo fuera de los 8 puestos que posibilitaban la clasificación en la Copa del Rey.

Cesado pues a mitad de temporada, se recordó el excelente resultado de los técnicos balcánicos en Valencia (el bosnio Vukovic, el croata Spahija y el serbio nacionalizado alemán Pesic) y se optó por contratar al croata Velimir Perasovic.

 

Perasovic

 

Con “Peras” el equipo salvó por una vez una ronda de play-offs, contra el Lagun Aro donostiarra, antes de caer en semis frente al FC Barcelona pero sobre todo se alcanzó una nueva final europea –la quinta del club- tras eliminar en la Final Four de Khimki al Lietuvos Rytas lituano, con Valenciunas en sus filas, en una semi que reunía a los dos únicos equipos con dos ULEB-Eurocup en sus vitrinas.

La final iba a ser harina de otro costal pues se disputaba frente al equipo anfitrión. Una vez allí, lo más difícil fue llegar hasta un final apretado pero no fueron los 19 puntos de Planinic los que decidieron entonces ni tampoco el trabajo de los Kelati, Matt Nielsen –ambos campeones con el Valencia dos años antes-, Monya, Fridzon o Gelabale sino la parcial actuación arbitral, especialmente en el último cuarto, en el que los de Perasovic llegaron a ponerse por delante. Infructuoso resultó el partidazo de la estrella de Valencia Basket Nik Caner-Medley con 23 puntos y ¡¡¡38 de valoración!!!

 

Nik Canner Medley

 

Víctor Claver y Nando de Colo volaban a la NBA tras el final de la temporada y Caner-Medley dejaba también el equipo rumbo al Maccabi, dejando todos ellos huecos difíciles de llenar.

 

Victor Claver

 

ASENTADOS EN LA ÉLITE

 

La temporada 2012-13 comenzó “coja” debido a que el equipo había sido estructurado partiendo de un espectacular juego exterior, en los que las estrellas eran el “recuperado” Kelati y el bombardero Clay Tucker pero este último dio la “espantá”, dando muestras de una escasa profesionalidad y dejando al equipo en cuadro justo a punto de iniciarse la campaña. Marko Keselj, su sustituto, tuvo bastante que ver con la no consecución de los objetivos del año.

En cambio, los fichajes de Bojan Dubljevic y, sobre todo, JUSTIN DOELLMAN se revelaron como enormes aciertos.

 

Doellman saludo militar

 

En esta temporada se celebró el homenaje a los héroes del primer ascenso a la ACB, que había tenido lugar 25 años antes. El Valencia Basket vistió en esta ocasión, mientras se enfrentaba al Blanco de Rueda vallisoletano la vieja camiseta blanca de Pamesa.

 

Homenaje a los heroes del ascenso

 

En todo caso, aunque se alcanzó la cuarta final de la Copa del Rey (saldada, como siempre salvo en la primera, con derrota), el equipo sólo llegó ese año a las semifinales de la Eurocup, eliminados por los rusos del Lokomotiv Kuban, liderados en la ida (87-97), disputada en la Fonteta, por el ex Joventut Jasaitis, que anotó 7 triples de 10 intentos.

Un Valencia heroico, que perdió al poco de iniciarse el choque a Doellman y Pietrus, ambos por lesión, llegó a estar 10 puntos arriba a poco del final y ganó el encuentro en Rusia aunque por diferencia insuficiente (63-68) para alcanzar la final.

En los play-off ligueros, sin embargo, se repitieron los errores de casi siempre, siendo eliminados en la primera ronda por el CAI Zaragoza, al que se había triturado (80-42) en el primer encuentro para luego permitir que los maños empataran la serie después de tres prórrogas (122-120).

Lo peor estaba por venir y es que, en el tercer partido, un Valencia Basket nervioso y poco inspirado sufriría la dulce venganza de Pedro Llompart contra sus ex, merendándose de paso a los bases locales Markovic y San Miguel.

 

Llompart se venga

 

El Valencia Basket ejecutó su propia clase de venganza al adquirir, a golpe de talonario, a dos de sus verdugos: el base belga SAM VAN ROSSOM y el ala-pívot granadino Pablo Aguilar.

 

Van Rossom

 

Velimir Perasovic continuaba en el equipo al principio de la temporada 2013-14 y esa era la mejor noticia para un proyecto que comenzaba con derrota mínima (76-75) en el Palau Blaugrana frente al Barcelona y con una importante victoria en Málaga (71-74) en la tercera jornada.

Sería, no obstante, en la Eurocup donde se encontrarían las mayores dificultades, al superar con problemas las dos primeras fases de la competición y verse abocados, tras el Last’32, a una prematura eliminatoria de octavos de final nada menos que contra el Khimki, que se presentaba con una aterradora racha de 31 victorias consecutivas, 15 de ellas en la Eurocup –récord de la competición- y 16 en la Liga Rusa, donde acababan de derrotar al CSKA a domicilio. Un gran parcial de inicio 28-12 permitió dosificar esa ventaja a lo largo del choque, en el que se llegó a estar 24 puntos arriba, que quedaron en unos esperanzadores 16 al final (75-59).

El 9-0 inicial para los rusos en el segundo partido ya presagiaba sufrimiento para los de Perasovic pero lo cierto es que el Valencia, aunque moviéndose al borde del peligro, fue reconduciendo las ventajas locales y pareció llegar con cierta tranquilidad hasta seis minutos antes del final. Un parcial inoportuno puso a los de Kurtinaitis 21 puntos arriba y, cuando peor estaban las cosas, un rebote en ataque de Sato, un triple de Lafayette y una canasta salvadora de Pau Ribas a 9 segundos del final lograron el milagro de la clasificación a pesar de los 7 triples con los que Koponen y Marco Popovic apabullaron. Este último, con muchas ganas a su ex equipo, estuvo a punto de ganar el partido él solo pero probablemente fue él quien lo perdió debido a su individualismo en las últimas jugadas.

 

Pau Ribas en Khimki

 

Rafa Martinez vs Popovic del Khimki

 

Con la moral de esta inesperada clasificación frente al gran favorito de la competición, el Valencia Basket sentenció la siguiente eliminatoria en el primer partido contra el Alba Berlín (86-54), haciendo innecesaria la vuelta.

En cambio, en semifinales y de nuevo con la ida en casa sólo se pudo obtener una modesta renta de 9 puntos (84-75) frente a los rusos del Nizhny Novgorod pero en Rusia el Valencia pasó como un rodillo (53-79) sin llegar a sufrir en ningún momento.

La final iba a conocer idéntico esquema al de las tres rondas previas: ida en casa y vuelta fuera, lo que no había parecido un hándicap insalvable para los valencianos hasta ese momento.

Los de Perasovic llegaron a arrasar al Unics, con quien habían perdido los dos encuentros del Last’32, en tres cuartos primorosos en los que llegarían a estar ¡¡¡33 puntos arriba!!! pero se desfondaron en el último cuarto, perdiendo 20 puntos de renta hasta salvar un todavía prometedor 80-67. Imperial estuvo Doellman con 28 puntos.

Lejos de especular, el Valencia saldría a ganar el partido de vuelta desde el salto inicial y el 3-11 del comienzo ya avisaba a los rusos de lo que podían esperar. Los de Peras llegaron a estar más de 20 puntos arriba y DOELLMAN anotaría otros 26 puntos para obtener el MVP de la final aunque el individualista Goodlock obtuvo el de la competición. TERCERA EUROCUP PARA EL VALENCIA y puerta abierta a la Euroliga para la siguiente campaña.

 

Campeones Eurocup 2014

 

Doellman con titulo europeo y MVP

 

Siguiendo su inercia ganadora, los valencianos quedarían segundos en la fase regular de la liga, pasando la primera ronda de los play-off contra el Cajasol Sevilla aunque con más problemas de los previstos y aprestándose a recibir al FC Barcelona con factor cancha a favor.

En el primer encuentro, sin embargo, un Valencia diezmado por las lesiones de Dubljevic y Aguilar y las molestias de Doellman y Sato (ambos en el quinteto ideal de la Liga, cuyo MVP consiguió también el bueno de Justin) se hundió tras el descanso (58-77).

 

Sato y Doellman Quinteto

 

Doellman MVP

 

La mala fortuna quiso que el Valencia, que con un esfuerzo titánico llegó a dominar el choque por amplias ventajas, sufriera la canasta ganadora de Tomic, tras rebote ofensivo, a falta de dos segundos (59-60), con lo que la eliminatoria quedaba sentenciada pues nunca nadie había remontado un 0-2 como local en playoffs.

Así las cosas, la victoria valenciana en el Palau Blaugrana en el tercer choque (70-74) parecía suponer una anécdota, ya que el Barça pareció demasiado relajado y acabó perdiendo una cómoda ventaja, siendo el partido sentenciado por 4 tiros libres consecutivos de Doellman.

El sorpresón enorme llegaría con la amplia victoria de los de Perasovic (63-81) en un cuarto partido que dominaron Van Rossom, Doellman y el reaparecido Sato y que les permitía empatar la serie y devolverla a Valencia para hacer uso del factor cancha logrado con gran esfuerzo durante la Liga Regular. Los azulgrana fueron despedidos con pañuelos por su afición.

 

Valencia empata a 2 en Barcelona

 

El cruel destino quiso que una CANASTA DE MARCELINHO HUERTAS EN EL ÚLTIMO SEGUNDO fuese el encargado de cerrar la SERIE MÁS SORPRENDENTE DE LA HISTORIA DE LA ACB, CON 5 VICTORIAS VISITANTES EN LOS 5 PARTIDOS. Sería también el ÚLTIMO PARTIDO DE DOELLMAN CON EL VALENCIA, que al año siguiente jugaría como azulgrana precisamente.

 

Canasta de Marcelinho

 

LA RABIOSA ACTUALIDAD

 

La misma Europa que había encumbrado a Perasovic se convirtió en su tumba valenciana.

Y es que la campaña 2014-15 vio la tercera participación del Valencia Basket en la Euroliga (en las tres ocasiones como campéon de la segunda competición continental) cosechando el peor resultado de todas ellas y sumando únicamente 3 victorias en 10 partidos, por lo que quedaba fuera en la primera fase, cosa que no había acontecido hasta el momento.

Afortunadamente para el club valenciano, el nuevo reglamento permitía a los eliminados en la primera fase de la competición “aterrizar” en la amada Eurocup pero un mal comienzo del Last’32 -con derrotas en Rusia contra el Lokomotiv Kuban (74-62) y sobre todo frente al modesto CSU Asesoft rumano y en plena Fonteta (87-92)- suponían la destitución del técnico croata.

Carles Durán, segundo entrenador hasta entonces, asumió el mando hasta el final de la temporada.

 

Carles Duran

 

Y, aunque en la Copa del Rey se cayó contra el Barcelona a las primeras de cambio, en la Eurocup se enderezó el rumbo, logrando la clasificación para los octavos de final, donde esperaba el peligroso Bayern Munich de un ovacionado Svetislav Pesic.

 

Pesic ovacionado en Valencia

 

El inesperado 80-58 contra un equipo que llevaba dos años “dando guerra” en la Euroliga fue redondeado por una nueva y aplastante victoria (60-94) en terreno alemán pero en cuartos de final esperaba nada menos que un Khimki con muchas ganas de revancha.

En la ida, disputada en Valencia, una reacción de orgullo y coraje permitió a los locales perder por la mínima (75-76) un encuentro que iba perdiendo de 13 en el último cuarto. Van Rossom fue el más regular en los locales aunque la resurrección del equipo vino de la mano de Lucic y sobre todo de un tremendo Harangody.

 

Harangody

 

Sin embargo, la gran estrella del choque fue Tyrese Ryce, que anotó 27 puntos. Ryce había sido el MVP de la anterior final de la Euroliga, que su entonces equipo el Maccabi había ganado al Real Madrid y había sido fichado a golpe de talonario por el potente equipo ruso.

Aunque el Valencia lo intentó, lo cierto es que llegó diezmado al encuentro de vuelta, sin Van Rossom ni Lischuck y con varios hombres tocados. El tercer cuarto fue una tortura, con Tyrese Ryce y Sergey Monia haciendo trizas al equipo de Durán. El vigente campeón quedaba eliminado tras volver a perder; esta vez por 76-61.

Finalizada la fase regular, en la que PAU RIBAS tuvo el honor de ser elegido en el Quinteto Ideal de la ACB (algo que ningún jugador del Valencia Basket había logrado hasta el año anterior, con Doellman y Sato), quedaban los play-off, tradicionalmente negativos en la historia del equipo valenciano, que además nunca había superado una ronda con el factor cancha en contra. Justo lo que ahora le esperaba frente al Dominion Bilbao Basket.

 

Pau Ribas Quinteto ACB

 

El 75-91 cosechado en Miribilla parecía terminar con esa maldición pero el segundo partido, disputado en la Fonteta, resultó muy tenso, con el Bilbao imponiendo su mayor dureza, lo que entre otras cosas supuso que el entrenador taronja Carles Durán se enfrentara con su hasta entonces amigo Sito Alonso, técnico del Bilbao mientras que los jugadores Hervelle y Lucic tuvieron que ser separados por sus compañeros en un  momento del choque.

 

Hervelle vs Lucic

 

Un apretado 76-80 devolvía la serie a Bilbao donde, contra todo pronóstico, el El VALENCIA BASKET lograría por PRIMERA VEZ SUPERAR UN PLAY-OFF CON FACTOR CANCHA EN CONTRA en una eliminatoria en la que todos los encuentros se resolvieron con victoria visitante.

Agrandando sus diferencias con Durán, el equipo de Sito Alonso recurrió su derrota por entender que una de las canastas del encuentro –aunque no la última- fue anotada por Harangody fuera de tiempo. El recurso no prosperó.

Esperaba ahora el Real Madrid, que comenzaría respetando el guión e imponiéndose en el primer choque por un claro 81-71. Sin embargo, los valencianos sorprenderían imponiéndose en el segundo por un emocionante 89-93.

El tercer encuentro se antojaba el definitivo y no defraudó. Un triple de Harangody en el último segundo del tiempo reglamentario parecía haber dado al Valencia la decisiva victoria que le ponía 2-1 en la eliminatoria pero la mesa anuló la decisión arbitral y decretó una prórroga. En el último segundo de la misma fue Sergio Llull quien anotó otro tiple pero éste sí valió, dejando a los locales heridos de muerte.

 

Llull anota triple en prorroga

 

Aunque Durán tenía esperanzas de ser el técnico para la temporada 2015-16, dicha responsabilidad fue otorgada al veterano técnico Pedro Martínez.

 

Pedro Martinez

 

La secretaría técnica, por su parte, volvió a estar tan inspirada como en las últimas campañas -algo fundamental para el crecimiento del club, que no puede competir con los presupuestos descomunales de Madrid y Barcelona ni tampoco con los de los equipos rusos y turcos-, fichando a magníficos jugadores como el base francés Antoine Diot, el alero internacional español Fernando San Emeterio y el pívot estadounidense Justin Hamilton.

En esta campaña se llegó al partido 1.000 del Valencia Basket en la ACB. Coincidiendo con dicha efemérides que tuvo lugar el domingo 17 de enero de 2016, el equipo recuperó por un día su antigua camiseta blanca y cuatro de sus jugadores más legendarios –Nacho Rodilla, Víctor Luengo, Berni Álvarez y Sergio Coterón- volvieron a vestir la elástica del club para enfrentarse con varios aficionados en un concurso.

 

4 leyendas en partido 1000

 

Los inicios de Martínez en Valencia no pudieron ser más fulgurantes: 27 victorias consecutivas para comenzar la temporada, 15 en ACB y 12 en Eurocup.

La racha liguera se extendió hasta 18 victorias consecutivas, lo que supuso terminar POR PRIMERA VEZ INVICTOS LA PRIMERA VUELTA.

La pérdida de la imbatibilidad resultó más traumática de lo esperado ya que el Valencia cayó en casa con estrépito (72-92) frente a un equipo, el CSP Limoges, que caía al Last’32 desde la Euroliga, donde había hecho un mal papel.

 

Limoges rompe imbatibilidad

 

Para más inri, lo hacía después de haber perdido sus dos primeros partidos en esta Eurocup que jugaba de rebote pero el técnico de los galos, Dusko Vujosevic, planteó un partido incómodo y muy físico que los locales no supieron neutralizar.

Todo hubiese quedado en anécdota de no ser porque en Limoges los franceses volvieron a imponerse (82-67) tras un partido igualado que se decantó en los últimos minutos. Para el técnico visitante Pedro Martínez ello se debió a que los árbitros, tras señalar una técnica a Vujosevic “se han cagado miserablemente”.

Tras la doble derrota ante los galos todavía se dispuso de una oportunidad más de clasificación pero el Valencia se suicidó colectivamente en Salónica (75-72) en un encuentro en el que le iba la vida frente a un PAOK prácticamente desahuciado, muy inferior y ante un pabellón vacío.

Se lo jugó todo a la carta de los triples, tirando más de 3 que de 2 y con unos paupérrimos porcentajes: 10 de 32, con Vives, Rafa Martínez y San Emeterio sumando ¡¡¡2 aciertos de 14 intentos!!! Mientras, en la zona, el “Baby Shaq” Schortsanitis dictaba su ley.

 

Paok deja KO al Valencia

 

Menos excusas hubo después de caer en los cuartos de final de la Copa del Rey ante el sorprendente Herbalife Gran Canaria de Aíto García Reneses mientras en la liga al Valencia Basket se le escapaba el liderato tras perder ante el Real Madrid (94-95) un partido que tenía más que ganado y que Sergio Llull volteó con un inverosímil “churro” desde 20 metros.

 

El churro de Llull

 

Aunque el FC Barcelona volvió a perder en la Fonteta contra los valencianos, que ya le habían derrotado a domicilio, algunos fallos inesperados frente a Estudiantes o Murcia le costarían a los de Pedro Martínez caer hasta la tercera plaza final en la fase regular.

Una fase, por cierto, en la que JUSTIN HAMILTON fue elegido dentro del Quinteto Ideal de la competición.

 

Hamilton Quinteto ACB

 

Abocados a cruzarse con el Unicaja Málaga en el play-off de cuartos, el Valencia Basket decantó el primer partido como local en un cara o cruz (79-75) gracias a un triplazo del discutido Shurna, que arruinaba las ganas de revancha de los ex valencianistas Nemanja Nedovic y Markovic.

 

Shurna anota triple ganador

 

En el segundo partido, sin embargo, el Valencia Basket fue un rodillo (59-88), sumando su victoria más amplia como visitante en un play-off por el título y haciendo sumar a Unicaja su segunda derrota más severa como local en un partido de dicha fase. JUSTIN HAMILTON, con 22 espectaculares puntos (5/5 en tiros de 2 y 4/4 en triples) se fue hasta los 26 de valoración.

El batacazo vendría en semifinales, con un primer asalto en el que el Real Madrid de Pablo Laso noqueaba (82-57) a un Valencia que batió un récord negativo de la ACB, con 0/15 en triples. Así las cosas, pese a que el equipo de Pedro Martínez llegó milagrosamente vivo al final del tercer cuarto (47-42), el abrumador 35-15 con que concluyó el último parcial, le dejó sin la menor opción.

Más decorosa fue la derrota en el segundo encuentro (97-88), en la que el Real Madrid aprovechó su mayor pegada y la baja por lesión de Rafa Martínez, que se sumaba a las de Van Rossom y Sikma.

El emocionante tercer encuentro sumó otras dos bajas al diezmado equipo de Pedro Martínez, habida cuenta de las nuevas lesiones de Shurna en el primer cuarto y de Diot en el segundo. El Valencia Basket sentenció “a la heroica” en la prórroga con una canasta de Vives a dos segundos del final (88-86).

 

Vives vs R Madrid

  

Aunque el juez único desestimó la petición del Madrid de que se repitieran los 7 últimos minutos del tercer partido (el equipo blanco alegaba que la asignación errónea de una personal acarreó la eliminación prematura de Sergio Llull en el 33’), la serie no volvería a la capital de España porque, a pesar de que el equipo valenciano firmó en el cuarto choque otro partido heroico, en esta ocasión la moneda cayó del lado de la cruz: 80-82.

Ni las espléndidas actuaciones de Sato y Hamilton pudieron hacer olvidar tanta ausencia y pese a que los de Pablo Laso firmaron un mal partido, su profundidad de banquillo y la brillantez de Jaycee Carroll les bastaron para sentenciar la semifinal. Acababa así una temporada extraña para el Valencia Basket, que comenzó la campaña arrollando y la terminó con una tercera posición final que no le sirvió para casi nada una vez cerrada ya a cal y canto la Euroliga.

 

 

 

VALENCIA BASKET 30 AÑOS DE HISTORIA - Parte I: De 1986 a 2003:

http://rincondesinuhe.com/homepage-8/297-valencia-basket-30-anos-de-historia-parte-i

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar